Indefensión desaprendida

Año 2009. Poco antes de la ejecución de la sentencia en el que se obligaba a la UNED a readmitirme en mi puesto de trabajo yo andaba trabajando en un bar cercano a mi casa, un bar como tantos otros bares que existen en el centro de Madrid. No duré más de una semana ya que las condiciones eran esclavistas, pero antes de dejarlo decidí dejar un regalito en forma de carta a inspección de trabajo, otra carta a mi jefe y una copia del convenio a los compañeros. En este sitio las horas extras no es que se pagaran en negro, es que no se pagaban en absoluto.

Mis compañeros tenían eso que se llama “indefensión aprendida” que básicamente, en el ámbito laboral, consiste en no protestar porque a) no merece la pena luchar y b) mejor esto que nada. Este tipo de indefensión aprendida está extendida entre los trabajadores en general, ya sean españoles o inmigrantes. Es más, en mis años en CNT he visto a trabajadores de fuera luchar por sus derechos laborales como no hacían sus compañeros españoles en la misma empresa. Con esto quiero decir que “unos por otros, la casa sin barrer”.  Y la casa tiene que comenzar a ser barrida YA. Es preferible que la unión se dé en la lucha que no en la cola de reparto de alimentos de Cáritas.

Desafiando la creencia actual general de que no sirve de nada luchar, con esta pequeña acción, una minucia por hacer cumplir simplemente “lo legal” que no me costó absolutamente nada de dinero, conseguí que al menos a mí se me pagara el dinero de horas extras que realicé durante esa semana. El jefe “no quería problemas” y me pagó lo que me debía. La Inspección de Trabajo no valió para nada porque a los meses me llegó la respuesta y lo que ocurrió es que el inspector preguntó a los trabajadores si se les pagaban las horas extras y ellos dijeron que sí. De nuevo la cobardía… Por supuesto, el inspector podía y debía haber hecho sus cuentas y se habría dado cuenta de que era incompatible el horario de apertura del local con el número de trabajadores. Pero, claro, no podemos seguir pensando que otras personas, otras figuras paternales, nos tienen que salvar y solucionar la vida.

Vienen tiempos muy grises, victimistas y autoritarios. A día de hoy esto está pasando, me atrevería a decir, en la mitad o incluso en la mayoría de bares de Madrid. ¿Dónde está la lucha? En la queja inútil, en señalar la inacción de terceros, en lo malos o cobardes que son los demás… ¿Y tú? ¿Qué estás haciendo tú?

La indefensión aprendida es una consecuencia del proceso de doma del ser humano. Primero, es necesario minar la autoestima del sujeto: “Tú no vales, tú no lo mereces, tú no mereces que te paguen lo que se te debe, tú mereces ser explotado”. Segundo, esa falta de autoestima se interioriza y, además, está relacionada con el aislamiento y la falta de vínculos: “Tú no vales, tú estás sola, nadie te apoyará, no encontrarás otro trabajo mejor porque todos son iguales”. Y, tercero, la indefensión aprendida engancha porque es cómodo pensar, por contradictorio que parezca, que la vida está en manos de otras personas, los ganaderos, y que yo ni puedo ni debo mover un dedo por salir del sometimiento externo. Salir de la indefensión aprendida cuesta y requiere un esfuerzo. Hay que mover el culo y actuar, tomar decisiones, arriesgar, comunicar, ser creativo… Estas son cualidades de liderazgo personal, muy valoradas en las escuelas de negocio de prestigio o en las escuelas militares, pero que no se aprenden ni se valoran en el mundo de los asalariados y de los que reciben órdenes y tienen que obedecer.

Si lo analizamos bien, veremos que esta actitud de sumisión en el mundo laboral es la misma que existe en las relaciones de maltrato en el ámbito personal, ya sea con un padre, una madre, una pareja, una hermana.

¿Y cómo romper con la indefensión aprendida? En mi experiencia personal lo básico fue asociarme con otras personas, buscar red, buscar comunidad. Pero no cualquier grupo de personas sino un grupo de personas QUE LUCHAN, es decir, gente que, a pesar de las domesticaciones previas, tienen esa chispita en el corazón de la rebeldía ardiendo en el corazón. Busqué el sindicato que yo creía que era el más combativo, el más horizontal, un sindicato independiente que no aceptara subvenciones. La vida sindical me dio fuerza y seguridad para aprender de otros conflictos, ser solidaria con otras personas y, poco a poco, ir ganando autoestima laboral: “Yo sí que valgo, yo sí merezco ser pagada por mi trabajo, yo sí merezco ser respetada”.

Por tanto, incluso las personas que han sido maltratadas en el ámbito familiar, personal o laboral pueden salir de esa espiral de baja autoestima y victimización a base de crear vínculos virtuosos con personas que tengan esas cualidades de seguridad y solidaridad a las que se quiere tender, cualidades innatas o que hayan sido construidas por sus experiencias vitales. La indefensión se puede desaprender. Por supuesto, la gente con vínculos fuertes y criada con presencia, mimo y cariño crece con esa sensación de saberse arropado y saber que tiene una valía intrínseca por lo que es, pero, aún así, tendrá que aprender a vivir y moverse en ambientes mucho más hostiles. Las personas que no hemos tenido esas infancias, a pesar de tener que aceptar que la cicatriz es imborrable, podemos aprender a construirnos esos vínculos y esa autoestima a lo largo de la vida.

Es importante también relativizar el miedo y racionalizarlo. ¿A qué tengo miedo? ¿A perder esta mierda de trabajo? ¿Y qué pasaría si me echaran? ¿Sería tan horrible? ¿Pero acaso no me van a echar igualmente? ¿No es mejor irme luchando que irme escurriendo el bulto y dejarle el marrón al siguiente? ¿Tengo miedo de estar en una lista negra y que no me contraten en ningún sitio? Bueno, ¿y sería tan malo? ¿Merece la pena seguir en un sector laboral tan esclavista y lleno de gente conformista? ¿No será mejor trabajar en otro sector en el que todavía los convenios se respeten? Es, por tanto, una forma de vida, una actitud que huye de la depresión, porque no lo olvidemos, la indefensión aprendida es depresión. Y esa nueva actitud ante los problemas se va a trasladar a otros ámbitos y se va a proyectar hacia el exterior. Curiosamente, las personas más sumisas y que menos luchan son las que después, en otras esferas personales, intentan aparentar seguridad aplastando a otras, riéndose de los demás, o buscando chivos expiatorios… En este caso, como en tantos otros, no valen los discursos y la retórica sino los actos, las acciones. Muéstrame lo que haces y veré quién eres. Las palabras se las lleva el viento.

En este “conflicto” no hizo falta que interviniera el sindicato. Una carta bastó. ¿Tan poco basta? No siempre es tan sencillo pero por algo hay que empezar. Así que desde aquí, desde internet, que no deja de ser el campo de batalla que nos brinda el enemigo, te digo que te atrevas, bajo tu propia responsabilidad, a luchar.

Relacionado:

Fragmento de “Los anarquistas españoles” de Murray Bookchin

Contra el regalo de recién nacidos

Como veréis, escribo cada vez menos en este blog, ya que me he dado cuenta de su inutilidad (o incluso su perniciosidad…). No se puede contestar a un mensaje unidireccional adoctrinador que llega desde 30.000 fuentes a la vez desde un único lugar y con medios y herramientas del propio poder. Es una batalla perdida de antemano y yo renuncio a lucharla. Por otro lado, tener un blog es trabajar para las personas que dirigen empresas como Google y similares. ¿Por qué digo esto? Pues porque si pensamos en Google como un gran periódico digital, en realidad, yo, tonta útil más, lo único que estoy haciendo es generando contenidos para esta entidad, haciendo que la gente pase tiempo en internet en lugar de haciendo cosas más importantes y que siga circulando por las grandes autopistas de la información, viendo anuncios, realizando búsquedas, entregando su alma al Big Data, convirtiéndose en cyborgs alienados pegados al móvil y demás… Realmente, las personas que dirigen el tinglado de internet creo que tienen una psicopatología, siento si les suena a insulto, pero considerar que todo es un instrumento para ganar poder, control y dinero es enfermizo y les pasará factura en su propia salud. No habrá solución transhumanista sanitaria posible en un mundo con cada vez mayor entropía y caos. Lo siento, amos del mundo.

Dicho esto paso a exponer mi postura respecto a la subrogación o vientres de alquiler en un ámbito que ahora se presenta como alternativo o positivo: la gratuidad. La primera vez que leí sobre estos casos fue en un blog del enfermero Armando Bastida (aquí o aquí), pero ayer leí cómo se hablaba bien de estas prácticas “altruistas”(1) que surgen “desde el cariño y el vínculo” en el blog de Ibone Olza.

Sobre este tema debo decir que los bebés no son objetos con lo cual no se pueden vender y, por consiguiente, mucho menos regalar porque a los adultos les haga mucha ilusión. La legalidad o ilegalidad de esta práctica no tengo muy claro si es lo realmente importante en el momento actual, ya que la prohibición solamente hace que la gente se vaya a otros países (España es, por ejemplo, un paraíso turístico de la reproducción artificial). O dicho de otro modo, si se ilegaliza aquí tiene que ser ilegal también irse a otro país donde es legal comprar niños.

Lo que sí me gustaría es que la gente dejara de cosificar a los bebés y dejara de banalizar la maternidad, la paternidad, la gestación y el parto de las mujeres. Me alejo de lo políticamente correcto al estigmatizar todas estas barbaridades y espero que los niños y niñas al crecer aporten luz y pongan las cosas en su sitio, aunque tendrán que luchar con la inercia habitual de proteger y no querer hacer daño a las personas que les han criado. Aún así mi postura es pesimista y creo que todas estas aberraciones sociales ya son imparables y son una muestra más del desplome psíquico y físico de los sujetos en la sociedad actual. Lo que la bola de nieve una vez lanzada nos traerá después, lo desconocemos.

La postura de Ibone Olza me parece, haciendo un paralelismo, como si alguien que se opusiera a la prostitución estuviera de acuerdo con follar con un amigo a modo de “regalo” o “favor”, aunque no existiera ningún deseo por parte de la persona que se “ofrece”, pero con una gran comprensión y empatía hacia sus “necesidades”. Con la grandísima diferencia de que aquí hablamos de que existe un bebé de por medio.

En el embarazo se mueven muchas cosas a todos los niveles, no solo se pone el cuerpo, la sangre, los nutrientes sino que se pone el alma, los sentimientos, los recuerdos de la propia niñez, las emociones… Renunciar a eso es renunciar a nuestra humanidad y es colaborar, desde un discurso aparentemente contrario a la legitimación de los vientres de alquiler, con la normalización de prácticas poshumanas o transhumanas. Vamos directos al útero artificial e incluso a que el Estado fabrique a sus propios ciudadanos (genéticamente modificados) desde la concepción, acariciando el sueño de Platón en la República en su versión moderna. ¿Acaso no hay ya miles de embriones congelados en hospitales públicos? ¿No existen ya bancos públicos de gametos  en los que, vulnerando todo código ético, se está estimulando ováricamente, anestesiando y extrayendo óvulos a mujeres sanas, poniéndolas en riesgo, para que “donen” para otras? ¿Dónde quedó aquel “primero, no dañar”?  La excusa para las peores distopías comienza desde las “mejores intenciones”, el altruismo y lo terapéutico. Mientras, por el camino, los niños huérfanos de padre o madre, muchos de ellos con prematuridad causada por implantar más de un embrión, naciendo por puro egoísmo y mentalidad productivista industrial de los adultos.

Por tanto, estoy en contra de la práctica de tener hijos entre amigos sin ningún vínculo erótico (que de “maternidad subversiva” tiene bien poco…) como también estoy en contra de que se tengan hijos para alguien, por hacerle un favor. El favor hay que hacérselo a los bebés y a los niños, no a los adultos. No se puede pedir a una madre, a una prima o a una tía que geste a un bebé como algo altruista porque para el bebé en ese momento su madre es la que le acaba de parir y con la que ha estado 9 meses. No se puede pedir a estas mujeres que se estimulen los ovarios, que tomen hormonas, que sufran anestesias, epidurales, cesáreas, que asuman los riesgos de una gestación y un parto por “amor”. Eso no es un acto de amor sino un abuso. No es ético. Además, la donación de un riñón salva una vida y aquí lo que se está cumpliendo es la fantasía reproductiva de alguien que no corre ningún riesgo de morir. Es más, si alguien corre ese riesgo, aunque sea mínimo, es la persona que gesta y la gestada (la mayor parte de partos de vientre de alquiler son por cesárea programada antes de la fecha probable de parto), no la que desea.

Una vez más, estamos ante una situación en la que los principales partidos de derechas e izquierdas coinciden, lo que indica que la legalización es inminente y estos son meros debates conceptuales sobre detalles sin importancia, pasos previos o graduales, para evitar shocks, y que se vaya normalizando poco a poco lo que nunca debió ser normal. Es muy posible que se legalicen solamente los casos “altruistas” para después, en un tiempo prudencial, abrir la veda a la mercantilización.

Ahora se rasgan las vestiduras algunas feministas y dicen que “no somos vasijas”. Bien que callaron y apoyaron la venta de esperma anónima o su “donación” gratuita para crear niños sin padre. Sí, a algunas hijas nos gusta mucho haber podido conocer a nuestro padre y nos hubiera gustado pasar más tiempo con él incluso. La crítica al “neoliberalismo sexual” se acaba en la prostitución, a veces ni eso.

Ejemplos:

AMELIA VALCÁRCEL: Pregunta: Los avances médicos que facilitan a las
mujeres no necesitar a los hombres para tener hijos, como la
inseminación artificial, ¿qué consecuencias cree que
pueden tener en cien años? Respuesta: Me parece una opción excelente
para las personas que quieren utilizarla y que refuerza, sin
ninguna duda, la independencia de la mujer. Pero de ninguna
manera creo que en cien años se generalice… http://elpais.com/elpais/2015/07/01/eps/1435764462_081667.html

BEATRIZ GIMENO: La gestación subrogada no es una
“técnica”, como dicen sus partidarios más acérrimos. La
inseminación artificial sí lo es, pero la gestación y el
parto son procesos vitales con implicaciones importantes en
la salud física y psíquica de las mujeres, implicaciones
que dejan huellas en todo caso, antes y después. No es un
proceso del que se desprenda que determina obligatoriamente
el ejercicio de la maternidad, pero no es un proceso que se
puede obviar como si se tratara de una técnica más que
pueda someterse a un contrato de arrendamiento de servicios.
Como tal proceso vital con importantes implicaciones
físicas y psicológicas, no es posible asegurar previamente
con un contrato férreo la voluntad de una mujer –aun no
embarazada- sobre un futuro embarazo y parto. http://www.eldiario.es/tribunaabierta/Gestacion-subrogada-propuesta-sensata_6_497010308.html

Y en otro artículo en el que obvia la espinosa cuestión de que la donación de semen es prostitución masculina (se paga a un hombre para masturbarse delante de un video porno)  consumida por mujeres:

Pero en el caso de los óvulos y bajo el eufemismo de “donación”, subyace crudamente la desigualdad de género. Una muestra de esta desigualdad es el tratamiento que se da a esta “donación” en la publicidad y en la información social y técnica, como equivalente a la donación de esperma. Se ha construido así un imaginario en el que supone lo mismo donar óvulos que esperma, lo cual es una desinformación interesada que vulnera los derechos de las mujeres, sin que hasta ahora la ley, ni el feminismo, hayan mostrado mucho interés en esto.
http://www.pikaramagazine.com/2016/03/la-industria-oculta-de-los-ovulos/#sthash.d8AcrKra.dpuf

Artículo de 2012 firmado por, entre otras muchas personas, Ana de Miguel (autora del libro “Neoliberalismo Sexual), Raquel Platero (Ahora Madrid),
Yayo (Sagrario) Herrero (Ecologistas en Acción):
Cuando una pareja de lesbianas decide tener hijos tiene
diferentes opciones, siendo la más conocida el recurrir a
la inseminación artificial con semen de un donante
desconocido. Esta vía se lleva a cabo a menudo en la
sanidad privada, dadas las limitaciones que existen para que
una pareja de lesbianas pueda recurrir a la inseminación
artificial en la sanidad pública. Las limitaciones eran
hasta ahora de hecho, por la aplicación arbitraria de la
ley que contemplaba esta posibilidad. En la actualidad, el
gobierno ha planteado reducir esta opción a las parejas
heterosexuales que demuestren que el varón tiene problemas
de infertilidad, lo que discriminaría claramente a las
parejas lesbianas y a las mujeres que quieran ser madres en
solitario. Debido a estas dificultades y a que muchas
mujeres no quieren medicalizar un proceso que en el fondo es
muy sencillo, algunas parejas de lesbianas recurren a un
amigo, en muchas ocasiones gay, para inseminarse (Pichardo,
J.I., 2009).

ALICIA MURILLO:
La primera es que reclamar la presencia del padre en la
crianza es además heterosexista porque presupone que hay un
marido. ¿Dónde quedan las lesbianas para los miembros de
la PPiiNA? ¿Dónde las madres por inseminación artificial
sin pareja? ¿Dónde las familias poliamorosas y queer? –
See more at: http://www.pikaramagazine.com/2016/04/y-donde-esta-el-padre-corresponsabilidad-social-no-heterosexual/#sthash.Ibr4xWTS.dpuf

ESTHER VIVAS: La semana pasada el Gobierno proponía a las comunidades autónomas vetar, en la sanidad pública, los tratamientos de reproducción asistida (inseminación artificial y fecundación in vitro) a lesbianas y mujeres solas. Una medida que atenta contra la igualdad de acceso a los servicios públicos y discrimina a quienes se salen de la estricta “norma” heteropatriarcal. Si eres mujer, pobre, lesbiana o no tienes pareja, prohibido quedarte embarazada. Para el PP, sin hombres no hay hijos. Y la derecha impone, así, su arquetipo de familia: una, hetero y unida.

Nos encontramos frente a un Gobierno que se escandaliza porque dos mujeres puedan ser madres, dos hombres padres, de que una mujer sola pueda tener hijas e hijos, pero que no siente la más mínima vergüenza en aplicar unas políticas generadoras de hambre, paro y desahucios. La doble moral de quienes no tiene principios. Obedientes sólo a la doctrina del capitalismo y el patriarcado. https://esthervivas.com/2013/07/23/nos-quieren-pobres-calladas-y-heterosexuales/

Relacionado:

(1) Gestación subrogada, una propuesta sensata, Beatriz Gimeno: “Que la subrogación tenga carácter altruista, es algo que parece que importa a todos los partidos, con lo que podemos asegurar que estamos hablando de una condición básica”: http://www.eldiario.es/tribunaabierta/Gestacion-subrogada-propuesta-sensata_6_497010308.html

Impresionante todo el documental entero. Muy ilustrativa y gráfica explicación sobre la inseminación artificial y sus cosificaciones, a partir del minuto 5:

Ausencias, carencias…

Los lectores de este blog saben que llevo mucho tiempo escribiendo sobre los vínculos más primarios desde el lado más racional, investigando, leyendo… Hoy, sin embargo, quiero dejar salir los sentimientos:

Ausencias, carencias…

Hoy lloran los hijos de Rousseau, abandonados en orfanatos del Estado.

Hoy llora el hijo de María Montessori, criado por una nodriza y sin derecho a su verdadera identidad.

Hoy llora el hijo que tuvo Marx con su “sierva” Helene Dumuth.

Hoy lloran los hermanos de Shulamith Firestone en su entierro.

Hoy escucho el llanto de un bebé llamado Martin, el hijo de Alice Miller.

Hoy veo las lágrimas invisibles de una niña llamada Simone de Beauvoir.

Hoy, la sirvienta de Virginia Wolf, habla y le dice: “Una mujer no debería necesitar una criada propia si desea escribir ficción”.

También leo sus libros y los libros de sus padres y madres, con sus bonitas palabras y discursos, sus verdades, sus proyectos, sus llamadas a los grandes cambios, sus distopías, sus trabajos, su formación…

Les faltó tiempo, les faltó ser y estar.

Faltó la verdad.

Tenían tanto que hacer… Y aquello era tan importante… ¿Qué sería el mundo sin sus palabras y sin sus textos?

Era mucho más importante escribir que cuidar, que tener presencia, que poner el cuerpo y el alma.

Era mucho más importante el qué dirán de una sociedad enferma, que otorga mayor estatus a las ideas grandilocuentes que a los actos más necesarios y básicos,

muchas veces realizados en silencio.

¿Podría ser yo como ellos? Seguramente no tengo sus capacidades intelectuales…

Pero la realidad es que no quiero.

¡Qué pena no ser capaz de sacrificio alguno en la verdadera revolución de la vida!

Aquella que jamás quedará reflejada en los libros de historia y que se oculta en aquel cambio de pañal, aquel cuento antes de dormir, aquel ir a buscar al colegio, aquel ir al parque o al campo, aquella tetada, aquella comida rica cocinada en casa, aquel cuidar a tus familiares ancianos…

Todos los libros y artículos que no escribiré serán cada uno de ellos un momento cotidiano junto a las personas que amo.

La alienación es eso, no estar donde uno tendría que estar,

haciendo lo que solamente uno puede hacer,

con placer o con esfuerzo.

Y ese instante ya no vuelve.

El verdadero sentido trágico de la vida,

y a la vez la salvación y la gloria,

secreta e íntima.

Una vida libre de tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

Tendréis que pasar cerca de las sirenas que encantan a cuantos hombres se les acercan. ¡Loco será quién se detenga a escuchar sus cánticos pues nunca festejaran su mujer y sus hijos su regreso al hogar! Las sirenas les encantarán con sus frescas voces. Pasa sin detenerte después de taponar con blanda cera las orejas de tus compañeros, ¡qué ni uno solo las oiga!. Tu solo podrás oírlas si quieres , pero con los pies y las manos atados y en pie sobre la carlinga , hazte amarrar al mástil para saborear el placer de oír su canción. La Odisea.

Va siendo necesario empezar a crear espacios y relaciones libres de móviles, redes sociales, “me gustas”, fotos e internet. Ello quizá suponga estigmatizar el uso de TIC como si de consumo de heroína en público se tratara. Al igual que hay casas okupas que ponen aquello de “espacio libre de drogas” habrá que crear “espacios libres de TIC”. Bien, eso hay que ponerlo sobre la mesa. Empezar a exigir a las amistades que cuando estén con nosotros no miren el móvil ni contesten mensajes. Explicar a la gente que eso es una falta de cortesía y de educación. Sí, que son unos maleducados (o bien educados en el capitalismo actual). Hay que volver a las buenas costumbres de la soledad reflexiva y la compañía enriquecedora que estos dispositivos y redes nos han robado. Nos han robado la convivencia y sin convivencia no hay nada. Es la muerte del yo y del colectivo, la muerte de la psique y de la comunidad.

Como ratones en una jaula, adictos a un nuevo fármaco o droga en experimentación, así estamos.
Las necesidades que suplen son reales, son evolutivas: la necesidad de aceptación del grupo, de estatus, de reconocimiento y de comunicarnos con el otro. Pero al igual que la llamada de teléfono no puede sustituir al hablar cara a cara, el mensaje de WhatsApp no puede sustituir a la capacidad de concretar una cita hablando. No estamos adaptados para este tipo de comunicación que crea enfrentamientos artificiales de las maneras más tontas y malos entendidos. Son, pues, herramientas que crean conflictos en lugar de solucionarlos.

Hay que empezar a decir con valentía “No, no tengo facebook”, “No, no tengo WhatsApp” e incluso los más atrevidos y revolucionarios “No, no tengo teléfono móvil” o “No, no tengo internet en casa, solamente en el trabajo”. Porque de eso se trata, si hay que usarlos en el trabajo, se usan durante el horario laboral, pero, ¿cómo es posible que hayamos dejado entrar a la empresa en casa y en nuestras relaciones sociales? Esto es una revolución pendiente. Un proceso de descolonización y de desintoxicación en toda regla, con su respectivo combate y síndrome de abstinencia. Prepárate para atarte al mástil, como Ulises frente a las sirenas. Y que no te seduzcan ni las grandes compañías de telecomunicaciones ni las falsas alternativas que pretenden usar el móvil para todo, incluso para la “autogestión”, la “participación” y la “transparencia”. Alguna sirena que otra pensará: “Sí, sí, rebeláos, organizad hasta vuestra propia moneda alternativa virtual, vuestras asambleas, vuestros espacios comunales. Eso sí, el móvil con internet usadlo, usadlo mucho”.

Prepárate para la incomprensión.

Yo, me declaro en guerra, en primer lugar conmigo misma, con la mujer adulta de 36 años adicta a estas tecnologías y que ha perdido la capacidad de vivir sin ellas, como hizo hasta los 20 años de edad. ¿Cómo es posible que nos hayan engañado tanto? ¿Es que acaso antes la vida no existía? ¿Es que acaso antes no éramos capaces de quedar un grupo de amigos para vernos? Claro que sí, nos llamábamos unos a otros y hablábamos para citarnos a una hora y en un lugar. Cada tecnología te roba algo que antes eras capaz de hacer sin ella. Y cuando digo “roba” es que hay una parte de tu cerebro, de tu forma de pensar y sentir, de tu corazón y pensamiento, que ya no usas o, peor aún, usas de una forma diferente. Lo que no se usa se atrofia. Así que sí, te estás convirtiendo en un robot y ni siquiera te has dado cuenta. Adiós, ser humano. Bienvenida, pequeña máquina estandarizada conectada en red.

Y tú, ¿has sido alguna vez parte de la disidencia controlada?

Que la fortuna de uno de los hombres más millonarios del mundo se dedique parcialmente a becas para el activismo social o proyectos independientes es una evidente paradoja, aunque sea habitual en fundaciones de grandes empresas o de filantropía personal.  Juan Luis Sánchez, Cofundador y subdirector de eldiario.es y miembro del Consejo Asesor Europeo de la Open Society de George Soros. Por cierto, aunque ese periódico tenga un blog que se llama “Interferencias”, tengo que aclarar que yo creé el mío en blogspot en el año 2009 y no tenemos, afortunadamente, nada que ver.

Hoy dejo en el blog un post muy interesante y que puede servir para reflexionar sobre lo acaecido en los últimos años. Está escrito por “Andrei Kononov” y se llama:

INFILTRADOS 2.0: EL VERDADERO ORIGEN DEL 15-M Y EL COMPLOT DE PODEMOS

También son recomendables todos los posts del blog referentes al 15-m, los “papeles de Soros”, la Open Society, Open Government (gobiernos “abiertos”), Medialab-Prado, los ayuntamientos del “cambio” y la participación ciudadana a través de internet…

Confundir deseos con realidades hace que caigamos en todas las trampas que suenan bien y nos convirtamos en la famosa “disidencia controlada”. Yo tropiezo una y otra vez en la misma piedra por esa misma razón y supongo que no he sido la única. Pienso que el 15-m fue en gran parte planeado y en una pequeña parte espontáneo, caótico y azaroso. Yo sí pensé que, a pesar del carácter socialdemócrata, reformista y prosistémico de muchas de las propuestas que se podían escuchar en las asambleas de Sol y cercanías, el mero hecho de sentarnos a hablar y debatir por las plazas ya era positivo en sí mismo. Lo que no veía es que, en gran medida, estábamos formando parte de un gran experimento de ingeniería social en el que las redes sociales y las nuevas tecnologías, los nodos y la cibernética, iban a tener un papel fundamental. Y sí, me vuelvo a caer del guindo: he sido parte de la disidencia controlada, una tonta útil más. Y, lo que es peor aún… Si lo he sido en el pasado, ¿en qué más cosas me estaré equivocando en el presente?

Yo fui de esas personas que creí de verdad que en Túnez las protestas de la población eran legítimas y no estaban siendo manipuladas por entidades externas o imperialistas. Después llegaron más “primaveras árabes” y las apoyé. Denuncié todas las injusticias y falta de libertades de todos los lugares donde fuera necesario. Hasta que después vi que había otras versiones que no cuadraban con lo que nos estaban contando, que las cosas no estaban tan claras, que había financiación externa, armas, extremistas religiosos de por medio, sobre todo en la invasión de Libia. También me olió muy mal un video muy bien grabado que quería hacernos creer que lo que estaba sucediendo en el Euromaidan era algo parecido a lo del 15-m en Sol. Con Siria ya no piqué, aún así le di a “me gusta” en facebook a no sé qué grupo de “luchadores” por la libertad en aquel país hasta que cantaba demasiado que era un grupo creado posiblemente por servicios secretos occidentales a modo de propaganda y guerra cultural.

En fin… Errare humanum est, aunque nos sintamos ridículos y mal después al reconocer nuestros fallos y debilidades, cargadas de buenas intenciones y carentes de una visión global y estratégica. Por eso, no escribo esto con el dedo señalando hacia fuera, sino también reconociendo que cualquier persona puede picar. En otros casos, directamente no es inconsciencia sino ambición de poder, dinero, un puesto de trabajo molón o una subvención jugosa. Cuando pedimos una subvención (y yo las he pedido) tenemos que adaptarnos a lo que se espera de nosotros para recibirla, de esta forma nos controlan. Otras veces vender nuestras capacidades intelectuales al diablo forma parte de la supervivencia laboral. Yo misma tengo que poner imágenes a videos basados en guiones que defienden los transgénicos durante el horario laboral. Pero, claro, la mayor parte de los trabajos son una mierda y lo único que podemos pedir es no vender el alma y denunciar la alienación del trabajo asalariado, un tiempo y un lugar en el que no somos libres.

Pensar de qué forma podemos denunciar los abusos de políticos y tiranos sin que esa crítica sea aprovechada por otro nuevo político y tirano igual o peor sigue siendo uno de los puntos clave de reflexión.

Un bando geopolítico saca los trapos sucios del otro bando, pero quizás en la Guerra ¿Fría? 2.0. los únicos bandos que existen son el pueblo (o los pueblos del mundo) y los dirigentes, los expertos,  los tecnócratas, los utópicos, los ilustrados, los que se creen con la potestad de pastorearnos a su voluntad. O vete tú a saber, yo solo sé que no se nada.

Ten cuidado con lo que sueñas, puede que se convierta en realidad. Y tu sueño de “transparencia”, “horizontalidad”, “democracia directa” sea solamente una nueva cara que esconda una dictadura todavía más refinada y psicopolítica. ¿Cómo denunciar la injusticia sin ser utilizado por el poder y sin caer en dar apoyo a otra injusticia o dobles morales respecto a otros países? En definidas cuentas, ¿cómo no ser parte de la “disidencia controlada”?

“Hay que crear un partido”, se escuchaba una y otra vez en las asambleas del 15-m. Y el partido se creó y fue una copia de la campaña de Obama en EEUU, hasta en el nombre. Tecnología, redes sociales, internet, todo ello formará parte del gran teatro de la participación, en el que sentirás que estás decidiendo algo aunque no estés decidiendo nada. Podemos es el partido del sistema, es el partido de la OTAN aunque podría ser también el partido de otro bloque geopolítico en otro momento porque, en realidad, es el partido del poder actual, que es líquido, flexible y muta. Es el partido que encumbra el voto electrónico manipulable cual votación de Operación Triunfo, es el partido que aúna toda la filosofía de George Soros y la Fundación Ford. Es decir, la izquierda actual no es anticapitalista, es el culmen del capitalismo, el Estado y el (neo)liberalismo, su refinamiento más perfecto. Es más, todos los partidos del Congreso son simplemente diferentes facciones de un mismo régimen, ya que votes a quien votes, el sistema permanece.

Como parte de la inteligencia popular (sea lo que quiera decir eso a la luz del tenebroso concepto de “inteligencia colectiva” del que habla el artículo de Andrei Kononov) voy a aportar mi pequeño granito de arena a este lamentable espectáculo. Es sobre una noticia de 2012 en la que aparece una megasubvención de la Fundación Santander al Museo Reina Sofía de Madrid para programas “pedagógicos” (véase: adoctrinamiento). ¿Y a quién vemos en algunos de los proyectos pagados por el gran capital? A gente muy “subversiva” como Beatriz Preciado y al Observatorio Metropolitano de Madrid, al que pertenece o pertenecían varias personas vinculadas al Ayuntamiento de Manuela Carmena, como Pablo Carmona,  miembro de Ahora Madrid y Ganemos, y actual concejal del distrito de los barrios de Salamanca y Moratalaz. Esta noticia, hay que relacionarla con esta otra de 2013, año en el que entran 8 vocales de grandes empresas IBEX en el patronato del Museo Reina Sofía:

banco_santander_observatorio

Es decir, el Banco Santander financia seminarios de “pensamiento crítico” y sobre “el cuerpo”, entendido desde la denominada “teoría” queer. Esta “teoría” defiende que las categorías “hombre” y “mujer” son ficticias y las mete dentro del mismo saco que las de “heterosexualidad” u “homosexualidad”, categorías que sí tienen una base artificial/cultural y que nacieron desde el ámbito de la medicina, la biopolítica de las elites, la psiquiatría, los códigos penales y demás… Está bien saber que unas charlas sobre resistencia al “neoliberalismo” organizadas por Preciado están financiadas por este selecto grupo de personas de la subversiva y anticapitalista Fundación Banco Santander, con mucha transparencia y poco pudor. A mí se me caería la cara de vergüenza.

Ojo a la participación de Raquel/Lucas Platero, que iba en el equipo y candidatura de Pablo Carmona (Observatorio Metropolitano de Madrid) en Madrid en Movimiento.

neoliberal

neolibera2l

La subvención en cuestión es de 1.750.000 euros durante los próximos cinco años, es decir, que en teoría acabaría 2017 y todavía estaría vigente. Por supuesto, se trata de una suma a repartir entre muchos proyectos diferentes, no solamente los citados, pero no deja de ser paradójico que desde posturas “críticas” con el capitalismo neoliberal se acepte dinero de una de las entidades financieras capitalistas más importantes de este país. Dice la Fundación Banco Santander que, por supuesto, esta ayuda es “absolutamente desinteresada”. Claro. Y nosotros les creemos, claro. Es obvio que a una entidad bancaria como aquella le interesa tener controlada a la pseudodisidencia y la pseudosubversión, mucho mejor cuando esta está totalmente alineada en sus contenidos con el capitalismo, sobre todo a través de su adoración a la tecnología “participativa”, el culto a lo artificial/cultural que supuestamente nos “libera” de la biología y da pie a todo lo “trans”génico y deconstructivo (el biohackeo), a la medicalización de los cuerpos y su castración a través de los productos hormonales que nos vende la industria farmaceútica (testosterona, la píldora anticonceptiva con estrógenos y progesterona), la reivindicación de la reproducción artificial como algo subversivo y liberador (libre mercado de gametos, consumismo reproductivo, medicalización de procesos fisiológicos, eugenesia, catálogos humanos, cosificación, explotación y prostitución reproductiva…). Son más neoliberales que los neoliberales oficiales, vaya.

En el caso concreto del Observatorio Metropolitano (en facebook vemos que tiene su sede en la librería Traficantes de Sueños) los títulos de los proyectos financiados por el Santander (banco al que tildan de “tiburón financiero” en el artículo “Madrid, ciudad global”) son, por ejemplo, Prospecciones para un pasaje De la crisis a la democracia, impartido en el año 2014. En el curso de 2015 ya no aparece el logo del Santander, no sabemos si porque dejaron de financiar o porque se prefirió que no apareciera. Es el año también en el que varios miembros del Observatorio Metropolitano pasan a trabajar en las instituciones políticas madrileñas.

neolibera2

Miembros del Observatorio Metropolitano son, si seguimos algunos nombres del libro “Madrid: ¿la suma de todos? Globalización, territorio, desigualdad”:

Habría que hacer un inciso para leer lo que decía Jesús Montero (Podemos), técnico de la Universidad Complutense vinculado a Universia (Banco Santander), en este artículo: “Sin Podemos no hay Ahora Madrid, habría habido Ganemos. Ahora Madrid existe porque existe Podemos”, afirma Montero. “Podemos es la parte que impulsa, y por tanto la que debe decidir qué impulso se le va a dar”, asegura. “Vamos a construir nuestro modelo para organizar Ahora Madrid y luego hablaremos con ellos. Pero dentro de cuatro años queremos presentarnos como Ahora Madrid y no Podemos. Nuestra concepción del municipalismo se fundamenta en candidaturas ciudadanas, no en partidos”, zanja.

La Fundación Banco Santander también financió a la Fundación de los Comunes, vinculada al Observatorio Metropolitano y a Traficantes, en 2015 subvencionando un puesto de trabajo.

Es curioso que la reflexión que establecen en esta petición de crowdfounding vía goteo/planoniq (organización financiada por la Comisión Europea y European Cultural Foundation de la que también habla Kononov) ponga de manifiesto que son conscientes del papel de la Fundación Banco Santander dentro de la universidad: “en España es un banco como el Santander, a través de su fundación, es el que escribe las directrices para una buena universidad”. ¿No deberíamos pensar, entonces, y por equivalencia, que un banco como el Santander podría estar escribiendo las directrices del Observatorio Metropolitano o de la Fundación de los Comunes?

 

Dentro de la Fundación de los Comunes nos encontramos, al menos en el año 2012, a una organización mencionada por Andrei Kononov, “X.net”.

Y aquí volvemos a otro de los artículos de Andrei Kononov. Varios miembros del Observatorio Metropolitano han acudido a Zemos98, “un encuentro anual sobre educación expandida, comunicación en beta y audiovisual integrado que se celebra en Sevilla”.  En un artículo de eldiario.es sobre Zemos98 hablan un poco más del tema de las subvenciones y de por qué ya no habrá más ediciones. Todo muy contracultural, progre, de izquierdas, alternativo y moderno, pero cuando vamos a ver sus patrocinadores nos volvemos a encontrar al viejo conocido capitalista George Soros con su Open Society y a la European Cultural Foundation, presidida por una princesa holandesa, Lorenza de los Países Bajos. Esta princesa es consejera del Puerto de Rotterdam, el mayor puerto europeo, y está emparentada directamente con los mayores inversores de la petrolera Royal Dutch Shell. Su marido, el príncipe Constantin, trabajaba hasta hace poco para la RAND Corporation (think tank de las fuerzas armadas de EEUU) y la Comisión Europea. No en vano, la ECF es una institución vinculada a las elites “Bilderberg” (foro que no es en absoluto “transparente” ni “participativo”). La ECF agradece en su web (abajo del todo) el patronazgo del Fondo Cultural del Príncipe Bernardo.

Mención aparte merece el tema del apoyo de la ECF al tema de los “comunes” (en España a través de Platoniq-Goteo). La realeza más casposa y el gran capital promocionando “modelos alternativos de democracia a un nivel europeo”.

En Hola podemos enterarnos más sobre los intereses empresariales e ideológicos de Constantino y Lorenza de Holanda (Laurentien).

“Desde el pasado marzo el príncipe Constantino no trabaja ya en la Comisión Europea, si bien sigue manteniendo algunas tareas de asesoramiento en el terreno de legislación sobre Internet. En Holanda, además de su agenda oficial como miembro de la Casa Real, el Príncipe es parte importante de la iniciativa StartupDelta, que pretende mejorar el clima empresarial holandés y facilitar la puesta en marcha de nuevos negocios. Por su parte la princesa Laurentien es consejera del Puerto de Rótterdam y directora de la fundación Missing Chapter. También, desde hace años, en su condición de Presidenta de Honor de la fundación holandesa Leer y Escribir y como embajadora especial de la Unesco, se dedica a llamar la atención sobre el analfabetismo tanto en Holanda como en el resto del mundo.”

holanda

Aquí la princesa Lorenza (European Cultural Foundation) y el príncipe Constantino promocionando un poco “los comunes”, el empoderamiento y la participación ciudadana… Todo ello con financiación del Fondo Cultural del Príncipe Bernardo, creado en 1942 para comprar material de guerra para el gobierno británico y holandés.

9a8cfdc8133c9333255d8c9054644748

El “ecologista” príncipe Bernard, creador de la “ong” WWF y del  “transparente” y “participativo” Club Bilderberg, cazando en África.

images

La monarquía holandesa sigue siendo la mayor inversora de la petrolera Royal Dutch Shell.

La monarquía holandesa está vinculada a la Open Society de George Soros también a través de Mabel de Orange Nassau (cuñada de la presidenta del European Cultural Fund), que trabajó en Bruselas en esa institución y también en Londres hasta el 2008.

Ojo, la web de la European Cultural Foundation tiene más información jugosa que proporcionarnos. Hay un nombre español por ahí abajo, un tal Juan Freire (fundador de Teamlabs) que es “biólogo, emprendedor y profesor”. Juan Freire está en el “venture board” de Ashoka España, una ONG utilizada por el capitalismo para cooptar movimientos sociales, según este artículo colaborativo titulado “Multinacionales y movimientos sociales: resistir al “lobby oculto”” (Por cierto, uno de los autores del texto, Jorge Riechmann, está en la lista de Podemos, una pena que solamente sea capaz de ver la paja en el ojo ajeno):

A por los movimientos sociales de Resistencia

Dos fundaciones muy activas en este capítulo nos sirven para ilustrar cómo opera el gran capital en este apartado de su plan B. Se trata de las llamadas AVINA y Ashoka, que tienen su espacio de operaciones preferente en España y Latinoamérica. No son las únicas.

Estas dos entidades, aparecidas en 1994 y 1981 respectivamente, están íntimamente relacionadas entre sí. En 1993, Stephan Schmidheiny, fundador de AVINA, y Bill Drayton, fundador de Ashoka, percibieron que tenían visiones muy afines sobre cómo contribuir a un cambio profundo en el mundo y, a través de los años, AVINA y Ashoka han identificado y promovido múltiples formas de colaboración local y global. También Ashoka es financiada por AVINA: por ejemplo, hasta 2007 le ha pagado a más de 400 emprendedores sociales. Según Drayton, “Ashoka no tiene un co emprendedor o aliado más cercano o duradero que AVINA para apoyar el vuelo de las más poderosas y nuevas ideas y sus promotores”.

Ambas fundaciones están inequívocamente vinculadas al gran capital. En el caso de AVINA, el fundador único ya citado es el magnate del amianto, una de las mayores fortunas del mundo, amasadas con el negocio del mineral asesino a costa de la salud y de la vida de cientos de miles de personas en todo el planeta. El pasado 13 de febrero, Schmidheiny fue condenado a 16 de años de cárcel por un tribunal de Turín por los delitos de “desastre ambiental doloso permanente” y “por omisión de medidas de seguridad “en el trabajo, provocados por una fábrica de amianto de su propiedad instalada en el pueblo de Casale Monferrato, a causa de la cual ya han muerto más de dos mil personas y han enfermado cerca de mil.

Además, Schmidheiny ha sido directivo de Nestlé, de la Unión de Bancos Suizos, y de ABS Brown, entre otras multinacionales. Del mismo modo, el actual presidente de AVINA procede de la multinacional química DuPont. En el caso de Ashoka, la fundación en España está presidida por un ex directivo de la banca JP Morgan (10), la empresa más poderosa del mundo según la lista Forbes, y otros fundadores han estado vinculados a la consultora McKinsey&Co. o a General Electric.

Estas fundaciones del gran capital entran en los movimientos sociales y ONGs con una filosofía definida y que no engaña a nadie. Se trata de considerar “a los mercados como los canales legítimos para el cambio social”. (11) Por eso AVINA se define como “una fundación que se asocia con líderes de la sociedad civil y del empresariado de América Latina en sus iniciativas por el desarrollo sostenible”. (12) En el caso de Ashoka, el objetivo es más claro si cabe. Según declara María Zapata, su directora en España: “para las empresas, el mercado potencial que ofrece la población que está viviendo con menos de dos dólares al día, la base de la pirámide, es de 4 billones de dólares (…).Los emprendedores sociales trabajan con esas poblaciones y su labor es acercar a las multinacionales hasta ellas, mientras salvaguardan los intereses de éstas”. (13)

Para eso financian y se alían a líderes de los movimientos sociales, incluso a los anticapitalistas, para que legitimen desde dentro el sistema empresarial realmente existente, y para moldear los límites de esa disidencia. En efecto, AVINA cuenta entre sus socios destacados al argentino Gustavo Grobocopatel (14) considerado el empresario número uno y referente indiscutido a nivel mundial en el terreno de la soja transgénica. Cultiva más de 280.000 hectáreas.

Ya sabemos que el cultivo de la soja “es el monocultivo de la década, el cultivo que más tierras deforesta, que más bosques tala, que más asesinatos y esclavitud produce, que más fumigaciones provoca, y finalmente que más pobreza genera”, según el Informe del Worldwatch Institute de 2011. (15)

Claro, que en Latinoamérica, lugar privilegiado de sus actuaciones, ya se han percatado de la naturaleza de estas fundaciones. En la pasada reunión de Cancún sobre cambio climático (diciembre de 2010), el Grupo de Reflexión Rural argentino (GRR) ha detectado la infiltración de AVINA en los distintos movimientos alternativos que han acudido a la contracumbre y denuncian que: “Las grandes corporaciones y las fundaciones que las acompañan, han estado trabajando sigilosamente para escurrirse entre los espacios alternativos. La fundación AVINA, del millonario suizo Stephan Schmidheiny, de larga y siniestra trayectoria en nuestra América Mestiza, por comprar voluntades detrás de proyectos supuestamente beneficiosos para nuestros pueblos y comunidades, ofreció una dádiva económica para la organización de Klimaforum 10. (…) Fundaciones como AVINA y Ashoka son el enemigo de la Tierra Madre y de las poblaciones oprimidas”. (16)

Como no podía ser de otra forma Juan Freire también está vinculado a Zemos98 con la celebración de un congreso sobre “educación expandida”. De nuevo vuelvo a los textos de Andrei Kononov y al profético evento precursor del 15-m del Medialab-Prado (minuto 5.28) en el que aparece esta misma persona:

Juan Freire también ha participado en multitud de eventos de Medialab-Prado (Andrei Kononov también habla de ello):

Ciudad y procomún es un nuevo grupo que se inicia dentro del Laboratorio del Procomún de Medialab-Prado en 2012 coordinado por Juan Freire y César García Sáez. Este grupo es abierto y aspira a integrar a numerosas personas y grupos que trabajan activamente en temas como el espacio público y la participación ciudadana y que deseen generar un espacio de encuentro para desarrollar proyectos y pensar alrededor de la confluencia de ciudad, tecnología y gobernanza.

Así que vemos al profesor Juan Freire vinculado al gran capital mediante Ashoka, a la monarquía holandesa dueña de Royal Dutch Shell en el European Cultural Foundation, y a la disidencia controlada izquierdista y pseudoparticipativa del multimillonario George Soros (Open Foundation) a través de Zemos98 y Medialab Prado (esta última institución se financia con fondos del Ayuntamiento pero muchos de sus colaboradores sí reciben financiación de entidades ya mencionadas). Ashoka defiende el uso de transgénicos. ¿Cuál es la postura de Medialab-Prado en referencia a este asunto? ¿Defenderían los campos masivos de soja transgénica como “procomún”? Ashoka se ha aliado con la fundación de Bill y Melinda Gates. ¿Pero no eran tan defensores del software “libre”?

Como bien explica este artículo de Isidro Bustamante cuando esta gente habla de “procomún” se refieren a privatización de los bienes comunales y cuando hablan de “transparencia” están viajando a algún paraíso fiscal a guardar su dinero. El mismo George Soros tiene en Nueva York la sede de su empresa Soros Fund Management pero, sin embargo, su Quantum Fund está establecido en Curazao y las Islas Caimán.

Ashoka cuenta en su estructura con un órgano denominado “Academia Global”, que es el encargado de representar y asesorar a los Emprendedores Sociales. Este órgano está formado por una serie de economistas neoliberales y por otros miembros, entre quienes se puede destacar a Hernando de Soto, quien fue el asesor personal de Fujimori en su etapa presidencial del Perú, y que a su vez asesoró al presidente peruano Alan García en los conflictos con los indígenas del Amazonas, recomendándole la privatización de los bienes comunales de dichas comunidades. También puede destacarse al banquero adalid de los microcréditos en el mundo, Muhammad Yunus, de Grameen Bank (India). O Peter Eigen, el fundador de la ONG Transparencia Internacional, cuyo fin es luchar contra la corrupción, pero cuyo mencionado fundador administra un paraíso fiscal en las Islas Vírgenes. Por cierto, el director en España de Transparencia Internacional es Antonio Garrigues Walker, quien, a su vez, presidió el Jurado que concedió el Premio Príncipe de Asturias 2011 al fundador de Ashoka.

 

TECNOPOLÍTICA, TECNOUTOPÍA

Si nos fijamos, la constante de todos estos vínculos cibernéticos y nodos es la adoración por las llamadas nuevas tecnologías, internet y redes sociales. Ellas nos salvarán, supuestamente, nos traerán la “participación” ciudadana, la “transparencia”, la democracia 2.0., el voto electrónico y demás. Hablemos claro: internet y los teléfonos móviles son una herramienta del ejército, el capitalismo y el Estado para exprimir y dominar el mundo y sus gentes. El medio es el mensaje. No es neutral. Es control y dominación 2.0. Es desmovilización. Sirve para controlar a la gente hasta un punto antes insospechado, hacer listas de disidentes, controlar quién se está rebelando contra qué, distraer, confundir… Pedir transparencia a los políticos mientras se ocultan los tejemanejes de Soros y el imperio EEUU a escondidas mediante la infiltración de los movimientos con personajes de sus ONGs no es de recibo. Pedir transparencia cuando las élites se reunen en eventos ultrasecretos como los “Bilderberg” es de traca. El poder necesita del secreto y de la mentira para ejercerse.

La filtración de “los papeles de Soros”, al revelar información interna, o los artículos de Andrei Kononov al conectar las piezas que parecían inconexas y aisladas a simple vista, al menos han aportado otro punto de vista y han desvelado la manipulación. Porque es cierto que la información estaba ahí, era accesible, abierta y transparente, pero hacía falta conectar los nodos para ver que existe una estrategia coordinada y esa estrategia es jerárquica y parte de unos puntos muy concretos de financiación. En resumen, podríamos decir que se basa en:

  • La confluencia del capitalismo con la izquierda moderna. La derecha, por supuesto, también está controlada.
  • Neolengua. Donde dicen “participación” es pseudoparticipación. Participas en lo que nosotros te dejamos que participes, minucias y tonterías mientras lo gordo e importante sigue decidiéndose en lugares muy concretos donde tú no vas a estar. Elijes de un menú previamente fijado pero, además, se te engaña creando la ilusión de que estás decidiendo tú. ¡Como a niños!
  • El concepto promovido desde las élites financiadoras de disidencia controlada poco tiene que ver con la autogestión real y la democracia directa. Es más, de eso se trata, de enredarte en una mentira patrocinada para que la autogestión real sea imposible.

Lo único que puedo echar en cara a los autores de los artículos que me han hecho reflexionar tanto es que hagan lo mismo que denuncian. Es decir, al criticar o sacar los trapos sucios de la OTAN y la CIA favorecen al supuesto otro “bando” geopolítico, que sería la Rusia de Putin. De alguna forma, podríamos decir que los autores del informe son también “disidencia controlada”, ya que jamás criticarían nada de Al Assad, o Putin.

Pero mi visión es todavía más pesimista. No hay lucha de bandos. No hay buenos y malos. Como en todas las guerras del pasado y como en todas las estrategias, una vez que descubres que el arma de tu contrincante funciona quieres imitarle. O, mejor dicho, para defenderte de una estrategia concreta, te ves obligado o tentado a usarla también y ponerte al nivel del oponente. ¿O es que alguien realmente cree que Rusia o China no están haciendo lo mismo que Snowden denunció de EEUU, por ejemplo? Cuando alguien descubre una nueva arma o estrategia de biocontrol, el resto de los “jugadores” también ansían tenerla. Pasó con la bomba atómica o la carrera espacial. Todos querían llegar a la Luna, todos quieren tener una bomba atómica y todos quieren controlar a su población ya sea con videovigilancia, internet, los móviles, voto o dinero electrónico… De hecho, las calles de La Habana, en la Cuba de los Castro, están llenas de cámaras de seguridad y ese país ha colaborado en un programa de control biométrico de los ciudadanos argentinos, por ejemplo. No hay bandos.

Quienes se benefician realmente de la lucha misma, de la guerra misma son otros. Por ejemplo, los que ganan gane quien gane, los que compran todos los números de la lotería, los que fabrican las armas que todos los pseudobandos usarán, los que tienen el tiempo y el dinero para planificar todos los escenarios posibles a corto y largo plazo.

Este artículo no tiene conclusión, ni positiva ni negativa. Es un asunto complejísimo del que ni siquera tengo claro que habría que debatir en internet. ¿Para qué? ¿Para seguir colaborando con el Big Data del que habla el filósofo Byung-Chul Han? He perdido cierta ingenuidad y no voy a regalar mi tiempo a causas perdidas en pos de la “transparencia” y la “inteligencia colectiva”.

Internet y la virtualidad son una trampa en todas sus vertientes, ya sea dinero electrónico, voto electrónico o un blog. Datos y bio/psicocontrol. Tecnocracia. Guerras por el coltán en el Congo y lineas de ensamblaje en China. Quien defienda estas tecnologías, incluso disfrazándose de organización contracultural o subversiva, no está más que apuntalando el sistema que dice criticar. No nos autoengañemos.

Quedémonos con lo único que es importante: las relaciones humanas auténticas. Aquellas de carne y hueso, aquellas que no se teclean ni se ven a través de la pantalla de un ordenador. Y el amor que ni se compra ni se vende. Aquí y ahora.

Enlaces complementarios:

Relacionado:

George Soros y sus inversiones ideológicas

El poder es retorcido. ¿Intentamos comprenderlo? Algunos apuntes para empezar.

Fragmentos de “La CIA y la guerra fría cultural” de Frances Stonor Saunders

Estrategias de dominación: desconectar, fragmentar y manipular

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Y decíamos hace un año más o menos…

Historia del “25 de Noviembre”: de un acto de terrorismo de Estado a símbolo de la violencia contra la mujer

Resumo, por si alguien no tiene tiempo de leer el artículo completo:

  • Las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz fueron asesinados no por ser mujeres, evidentemente, sino por ser opositores al dictador Trujillo.
  • El movimiento feminista dominicano de la época colaboraba con el régimen de Trujillo, la persona que mandó asesinar a quienes ahora son reivindicados por el movimiento feminista internacional y la ONU.
  • No hay constancia de que las hermanas Mirabal fueran feministas.
  • Minerva Mirabal fue puesta en el punto de mira por la represión del dictador cuando mostró su solidaridad con un disidente político, un hombre comunista.
  • Las hermanas Mirabal fueron asesinadas cuando iban a visitar a sus maridos, también represaliados, a la cárcel.
  • El movimiento feminista internacional y la ONU han borrado del mapa a Rufino de la Cruz, la persona que conducía el coche y que pagó con su vida su compromiso, porque no cuadra con sus intereses políticos.
  • El 25-n, manipulado y adulterado, se celebra en todo el mundo gracias a que Leonel Fernández, un político responsable del endeudamiento masivo de República Dominicana, lo llevó a la palestra internacional.
  • El 25-n, si tiene que simbolizar algo, debería ser símbolo de amor, valentía y solidaridad entre hombres y mujeres frente a los dictadores y sus colaboradores, entre los que podemos encontrar al colaboracionismo feminista.

Estoy dispuesta a debatir o presentar este artículo en los foros en los que sea necesario, siendo de especial interés los lugares autodenominados feministas de Madrid.

10920959_807503429285029_7230882985153787837_n

Damas llamadas Sufraguistas,Posando en las escalinatas de la antigua Mansión Presidencial. Santo Domingo R.D Decada del 40 Fuente : AGN / conrado Tomado de Facebook con el siguiente texto: (…) “La foto corresponde al momento en que luego de este evento protocolar, todas se dirigieron a la Mansión Presidencial para otorgar la Medalla de Gratitud a Trujillo. Isabel Mayer, amiga de Trujillo, fue propuesta por él como candidata a Senadora por Montecristi. Atrás y al fondo con un tocado negro, collar de perla y vestido negro, está doña Celeste Woss y Gil, del feminismo de vanguardia.”

 

Año 2016, en Madrid:
twitter_montse

Relacionado:

http://elmasacre.com/noticias/nacionales/7327/hija-de-rufino-de-la-cruz-heroe-y-martir-afirma-que-ha-sido-opacado-y-olvidado.html

Pobreza espiritual

Mientras como en la cafetería del trabajo leo un revista gratuita. Hay un artículo sobre una mujer, una anciana que ha muerto sola en un incendio en su casa. La conclusión del artículo y de cierto partido político es que todo se debe a que no tenía electricidad en la casa y tenía que usar velas. Hay que manifestarse a las puertas de Gas Natural. La mujer no vivía sola, vivía con ella una nieta, pero en ese momento no se encontraba en casa. Familia desestructurada, dicen en el artículo.

Pero, ¿es tan difícil ver la manipulación ideológica? No todo se reduce a problemas económicos y materiales. Lo grave del asunto es que la gente se está muriendo sola. La pobreza material no implica morir solo. Hay familias okupas que pinchan la luz o que se buscan la vida en esos aspectos. Que un anciano muera solo es algo terrible. Incluso hay familias, como las de los amish, que rechazan la luz eléctrica por motivos religiosos y no mueren en incendios. Pero están unidos, no están solos, no dejan a sus ancianos solos en casa con velas. Se cuidan. Están unidos.

Nada de esto puede ver un partido patético como Podemos, que a lo sumo se manifiesta contra la “pobreza energética” cuando lo que tienen ellos es una gran “pobreza espiritual”. Si fuera mal pensada pensaría que esas concentraciones a las puertas de las empresas de Isidro Fainé hasta le vienen bien. Después se podrá justificar que el Estado financie o subvencione la factura eléctrica de empresas privadas para evitar la “pobreza energética”. Patéticos al servicio del Estado y el Capital.

Queréis luz pero vivís en la sombra.

aaaa

Relacionado:

http://www.publico.es/culturas/suecia-caida-libre-hacia-aburrimiento.html

http://www.20minutos.es/noticia/2893312/0/municipio-dinamarca-vecinos-demencias-dinamarca/

Documental “El silencio de los pandas”

Documental sobre la ong WWF, fundada por Bernardo de Lippe-Biesterfeld (príncipe de los Países Bajos y creador del Club Bilderberg), el Príncipe Felipe Duque de Edimburgo (marido de la actual reina de Inglaterra) y Julian Huxley (Director general de la Unesco y hermano mayor de Aldous Huxley):

Le silence des pandas (ce que le WWF ne dit pas) – HQ from Deep Green Resistance France on Vimeo.

Bibliografía relacionada:

Horrores cotidianos

Hace unos años, cuando mi hijo estaba en la guardería, presencié uno de esos momentos reveladores, que dicen más que cien libros de psicología o ingeniería social. Era durante una etapa del curso en la que se nos invitaba a los padres a asistir a un día de clase a contar un cuento o proponer cualquier otra actividad (un ejemplo del cambio de paradigma actual, de la “pasividad” hacia la “participación” controlada que vemos en todas las facetas de lo político). El día que fui pude vivir, de alguna forma, lo que era un día de guardería, salvando todas las distancias.

Nos sentamos en círculo (o más bien nos sentaron) y lo llamaron “asamblea” (cualquier parecido es pura coincidencia…) pero lo peor estaba por llegar. Un detalle inadvertido. Un niño llegó tarde, más tarde de la hora oficial de llegada. Por cierto, la que llegó tarde fue su madre, obviamente, no el niño. La profesora de apoyo le dijo que se sentara en el círculo. El niño dijo que quería beber agua (los niños tenían su propio vaso y se supone que bebían cuando querían). La profesora le dijo que no, que no podía porque “no era el momento”, era el momento de la “asamblea”. El niño se sentó.

Yo no entendía nada y sin embargo no pude articular palabra. Hoy ha vuelto ese momento a mi cabeza. ¿Cómo es posible que no se pueda beber cuando uno tiene sed simplemente porque “no es el momento”? ¿Acaso molestaba a alguien? No, pero debía aprender a obedecer y reprimir todo impulso humano natural, sano y que ni siquiera afectaba a los demás, como la sed. Eso es el curriculum oculto. Tan oculto como mi silencio y pasividad.

Curiosamente, en la facultad podíamos beber agua en clase y mucha gente se llevaba su propia botella. Allí ya no había normas absurdas, ya llevábamos años de curriculums ocultos y ya no hacía falta prohibir beber a determinadas horas o en determinadas tareas. Esa parte de la domesticación ya la habíamos aprobado y ahora tocaba aprender otra lección, en este caso de degradación personal y de aceptación de la mediocridad como algo normal.

Otro momento, un año después.

Voy a buscar a mi hijo a las 12.30 al colegio. Esta vez no se queda en el comedor porque vamos al médico. Veo pasar a una fila de niños con miradas tristes agarrados unos detrás de otros por las camisetas en una especie de trenecito sin ninguna energía vital. Van a comer. Es humillante, aunque nadie parece verlo. Me dan ganas de gritarlo a los cuatro vientos. Callo. Las camisetas se van estirando y acortando según los pasos entre los niños son cortos o rápidos. ¿Es necesario toda esta escenificación? Seguramente es eficiente y se ahorra tiempo, pero parecen ganado industrial…

Cuanto más protestas, peor. Más se refina el sistema. Cuanto más protestas, más te proponen para cargos políticos internos. ¿Quieres una escuela diferente? Ten cuidado de lo que sueñas, puede que se convierta en realidad. De la escuela fordista pasaremos a la escuela toyotista, flexible, creativa, ecologista, sostenible… Porque como con el parto y la lactancia, ya no se puede destruir más y se intentan recuperar parcelas como reservas naturales en medio del colapso.

Si el Kindergarten era un jardín en el que el profesor experto era el jardinero y los niños las flores (el ganado), en la escuela ecologista estatal se obligará a plantar en el huerto, seguramente en preparación de la época pospetrolera y neofeudal y neoesclavista. Supongo que quieren que las nuevas generaciones vayan haciéndose a cultivar huertos estatales, a cultivar para los dirigentes, para los expertos, para los déspotas que siempre saben más que los demás. Pobrecitos de nosotros, siempre sin rumbo, siempre con tanta necesidad de estimulación e intervención a la hora de aprender a ser y existir. Y yo, colaboro con todo ello.

Sueño con la desescolarización, pero no es posible vivir con un sueldo. Y no, no mencionemos el típico discurso del empoderamiento, del emprendimiento, de que toda madre que lo desee puede montar su propio negocio y trabajar y criar en casa a sus hijos. Eso es falso, eso es el sueño americano, tan falso y podrido como todo lo demás. Lo consigue una persona, vendiendo su alma al mejor postor, y cien se quedan por el camino.

¿Hay salida? Si la hay, no será televisada, ni facebookeada, ni retuiteada. Mucho menos estará escrita con letras digitales en un blog. La única salida posible, por ahora, es la libertad de la conciencia.

Buenas noches y buen silencio.

Relacionado: