Imágenes de una parte desconocida de nuestro cuerpo: el cérvix

Como estoy interesada en conocer mi ciclo menstrual llevo algunos días buceando la red buscando información sobre el tema. Hoy he encontrado una joya: imágenes del cérvix (cuello uterino) de una chica de 25 años durante todo su ciclo. Si eres de esas personas a las que les da aprensión o asco ver imágenes corporales desde dentro, no hagas click en el enlace. ¡A mi me parecen increibles y muy didácticas! Anda, que a mis 33 años ver por fin un cérvix… Ya me vale, jejeje, :P.

http://www.beautifulcervix.com/cervix-photo-galleries/photos-of-cervix/

Charla en Enmadradas Coslada sobre bebés “sin” pañales

El 28 de mayo estaré en la asociación Enmadradas Coslada hablando sobre Higiene Natural del Bebé. Explicaré lo que he aprendido de los libros de Laurie Boucke e Ingrid Bauer y sobre todo de mi experiencia personal. Si estás embarazada o tienes un bebé de menos de seis meses, es el momento ideal para venir. Si no, quizás te puedan servir algunas cosas a la hora de quitar el pañal a tu bebé o para probar con tu siguiente hijo. Para más información, puedes visitar este enlace. ¡Nos vemos allí!

¿Dónde y cuándo? 28 de mayo, martes, a las 19.15hrs en C/ Dr. Jiménez Díaz 12, Coslada. Es gratis, por supuesto.

Experiencias de Higiene Natural del Bebé – 13 meses.

¡Ya tiene 13 meses! ¡Cómo pasa el tiempo! Llegó el calor a Madrid, se fue, volvieron las lluvias y, entre medias, nosotros hemos podido disfrutar mucho del parque: nos aireamos, jugamos con otros bebés en la arena, vemos perros, disfrutamos en el columpio, en el tobogán, poniéndonos de pie, dando algunos pasos… Una gozada. La casa a veces se nos puede caer encima pero si salimos a la calle todo se ve de otra manera.

Por las noches sigue mamando al acostarse, una vez en mitad de la noche y por la mañana. Mama un montón, o eso me parece a mi, y la verdad es que desaría comenzar con el destete nocturno una vez que lleguen las vacaciones del papá y pueda atenderle todas las noches él. Hemos comprobado que cuando es así no siempre pide teta y se duerme antes. A veces funciona ponerle a hacer pis medio dormido y se queda profundo, pero ahora, al volver a ponerle el pañal, se despierta y da mucha rabia… ¡Nunca se sabe que es mejor! El caso es que no creo que tengamos noches “secas” hasta dentro de muchos meses, cuando se haya destetado y deje de beber tantos líquidos.

Tengo que decir que como todo va por rachas, ha habido una semana que nos costaba un montón que se durmiera. Se ponía de pie o se quedaba sentado en la cuna, aunque estuviera cayéndose de sueño. ¡Antes era tan fácil dormirle en brazos meciéndole! Ahora sólo nos funciona la teta y después una sesión de carrito. Ya no quiere dormirse en brazos ni en fular, por eso me he acordado mucho del famoso “no le cojas tanto en bracitos que después no va a querer otra cosa”. ¡Ja! ¡Cómo me río!

Eso sí, una vez que se duerme, no sé si es porque está creciendo y gasta mucha energía, duerme más horas seguidas. Incluso alguna noche me he despertado en mitad de la noche y he pensado: “¡Pero si sigue durmiendo!”. ¡Qué cosas!

Por el día, todo sigue más o menos igual que hace un mes. Cuando ha desayunado bien, después de la teta le pongo en el orinal y leemos nuestro cuento preferido mientras hace caca. Bueno, hablamos y señalamos los animales de principio a fin.

También cuando jugamos con los ositos, incluimos a veces un momento de preguntarles si quieren hacer pis, les ponemos en un “orinal” con un cacito de plástico o les ponemos un pañal. ¡Es muy divertido!

Como con el pis muy rara vez he notado sus señales sigo poniéndole según los ritmos, horarios, el tiempo que ha pasado desde la última vez, si se acaba de despertar, comer o beber… Esto último es muy curioso ya que he descubierto que hay una relación casi inmediata entre beber y hacer pis. A veces quizás ha pasado poco tiempo desde la última vez que le he puesto, pero si me pide agua y bebe, no es raro que moje el pañal/pantalón poco tiempo después.

Cuando estamos fuera o, por ejemplo, al llegar al parque, le ofrezco la posibilidad de hacer pis en un arbolito. Mientras toca el tronco (le pongo a mi altura, no bajo para que no toque la parte sucia…) o las hojas se relaja y lo hace. Si no tiene ganas, no hace nada y nos vamos. Como utilizamos pañales de tela esto garantiza que va a estar por lo menos una hora sequito y jugando a gusto.

Otra cosa curiosa que he descubierto es que en casa se hace pis encima más veces. En la calle, de paseo o en el parque, es como que está a otra cosa y se mantiene seco más tiempo.

Respecto a cómo nos apañamos con el tema de los pañales, he de decir que los seguimos usando con cobertor impermeable fuera de casa, aunque alguna vez soy osada y salimos sin él en el fular o en el meitai, jejeje. Cuando me parece estresante pensar que se puede mojar, no lo hago.

En casa, sin embargo, como me da más igual cambiarle el pantalón, le dejo sin pañal o con la parte absorvente de algodón sin cobertor. Creo que cada minuto sin pañal es un regalo para su piel y su comodidad. ¿A quién le gustaría estar 24h con un pañal? Debe ser incomodísimo, la verdad, sobre todo por la noche… Ojalá llegue pronto el calor y pueda dejarle solo con una camiseta grande, una sábana de arriba y un par de sábanas impermeables debajo. Así, si se moja la de arriba, la quitaré y quedará otra debajo.

¿Cuándo llegará el momento en el que pida activamente hacer pis? Como sé que puede ser dentro de muchos meses me planteo poner la atención en su comodidad, en tenerle sin pañal en la medida de lo posible.

El otro día, en el parque vi a una familia con dos niños. El papá le pedía al hermano mayor con mucho humor que oliera el culete de su hermano pequeño, de unos tres años o quizás algo más. Dijo: “¡Qué asco! ¡Huele mal!”, riéndose. La mamá le cambió el pañal lleno de caca y todos contentos. Pero yo me quedé reflexionando. ¿Era necesario todo aquello? Mi experiencia personal me decía que no… ¿Realmente el niño había perdido su conciencia corporal o simplemente le gustaba hacerlo en el pañal porque no conocía otra cosa? ¿Y si hubieran sabido que había otra forma? Como siempre, la información nos da la libertad de poder probar, experimentar y elegir.

Si pensamos que quizás nuestro hijo hace pis y caca durante menos de una hora al día y tiene que ir “empaquetado” las 24 horas sólo por no mojar la ropa… Y esto me lleva a otro tema, el de los métodos anticonceptivos femeninos y la fertilidad. ¿Por qué si solamente somos fértiles unos pocos días al mes, gran parte de las mujeres usan métodos hormonales, muchos de ellos agresivos contra nuestros cuerpos y el medio ambiente, que duran todo el ciclo?

Hace poco he estado informándome sobre la fertilidad consciente, sobre conocer nuestro propio ciclo menstrual y sobre métodos anticonceptivos naturales, o mejor dicho, formas de utilizar el conocimiento de la fertilidad para favorecerla o evitarla, según nos interese. Uno de los métodos que me gustaría probar es el sintotérmico, es decir, observar el moco cervical, los cambios en la temperatura, el cuello uterino y otros aspectos.

En realidad no lo voy a usar ni para intentar tener un hijo ni para evitarlo. En esto estamos un poco como lo que se suele decir de los destetes: ni ofrecer ni negar, ni lo uno ni lo otro. Es decir, no utilizamos métodos anticonceptivos ni buscamos otro hijo pero tampoco lo evitamos. Además, tardamos mucho tiempo (un año y medio más o menos) en quedarnos “embarazados” sin buscar días fértiles y sin pensar mucho en el tema, así que no creo que ahora vaya a ser muy diferente.

Quiero usar el método sintotérmico como vía de autoconocimiento, me gustaría saber cuándo ovulo, qué siento antes, durante y después, cómo es mi cuerpo en un aspecto tan desconocido para mí. Quiero tomar conciencia de todo eso para después ver qué quiero hacer con lo aprendido, si utilizarlo en algún momento, guardarlo en la recámara o simplemente olvidarlo poco a poco.

¡Veo tantos puntos en común entre la Higiene Natural del Bebé y la fertilidad/ciclo menstrual consciente! Aprender señales, ritmos, momentos, sensaciones, intuiciones, patrones… pero en lugar de conocer a tu bebé, conocerte a ti misma. ¡Puede ser un viaje apasionante! Ahora que ha vuelto la menstruación es el momento de vivirlo.

Nuevo video sobre “Comunicación de la Evacuación”:

Continuamos la serie de videos explicativos sobre Bebés “Sin” Pañales. En esta ocasión hemos querido mostrar una de las posturas más cómodas con bebés que ya comienza a pesar. Otra posibilidad es el orinal, que tiene la ventaja de poder llevarse al lugar donde está jugando el niño. Cuando son más pequeños se les puede sujetar por los muslos, apoyando su espalda en nuestro cuerpo y poniéndoles encima del orinal, w.c., palangana, lavabo, arbolito por la calle… ¡Lo que se os ocurra!
En el video nuestro hijo tenía 11 meses. A esa edad, quieren tener algo en las manos todo el tiempo, así que se pueden llevar el juguete con el que estaban o darles otro que les guste allí. Por ejemplo, a mi hijo le gusta mucho romper un trozo de papel del w.c. en pedazos cada vez más pequeños, jejeje.
Recordad que la “comunicación de la evacuación” sólo tiene sentido si se empieza con bebés pequeños (menores de 6 meses) que todavía no se han acostumbrado al pañal como única posiblidad para evacuar. Después se pueden adaptar algunos elementos pero se recomienda utilizar un método respetuoso al uso para dejar los pañales. También quiero aclarar que aunque le pongamos a hacer sus necesidades fuera del pañal no quiere decir que no usemos pañales. ¡También mojamos varios al día! ¡Y pantalones, si le llevamos sin pañal! ¡No hay que obsesionarse con el tema!

Beneficios:

– Mayor comunicación con el bebé y receptividad a sus señales.

– Menos irritaciones en la piel del bebé.

– Más higiene, ya que los excrementos no suelen entrar en contacto con el bebé una vez que se han aprendido los ritmos y señales.

– El bebé no tiene que aprender a evacuar fuera del pañal porque ya lo ha hecho así desde pequeñito. Por tanto, no tiene que “desaprender” el uso convencional del pañal.

– Si se utilizan pañales de usar y tirar, la cantidad será significativamente menor.

– Si se utilizan pañales de tela, casi ni se lavarán pañales de caca. Puede que haya etapas en las que utilicemos más pañales de tela que las familias que no practican la C.E. El número de pañales mojados será menor con el tiempo y la práctica, pero lo positivo es que al estar más atentos, el niño no estará casi nunca en contacto con el pañal mojado.

– Si les damos tiempo a los bebés sin ningún tipo de pañal disfrutarán de libertad de movimientos y transpiración. Si se moja el pantalón, lo cambiamos como si fuera un pañal de tela. Si se moja el suelo, fregamos y ya está. Tambie´n se puede utilizar una sábana impermeable para proteger superficies.

Libros sobre “Bebés sin pañales” #4: Laurie Boucke: “Un orinal para mi bebé”

¡Por fin ya hay un libro sobre Comunicación de la Evacuación en castellano y lo puedes encontrar AQUÍ!

Se trata de una versión reducida de Infant Potty Training del cual ya escribí una reseña en este blog. Ya era hora de que alguien lo tradujera y lo ha hecho la editorial Vida Kinesiología. Estoy convencida de que esta publicación va a ayudar a difundir esta práctica y, por tanto, la conexión entre padres y bebés. ¡En La Casita de Algodonales estamos de enhorabuena!

 

Los 7 pecados capitales de la lectura

Madre mía, nunca había recibido un premio entre blogueras y mi compañera Carmen de “Mi Bb Me Mima” me ha dado el primero. ¡Gracias, guapa! ¡Hoy tengo tarea! Bueno, voy a aprovechar que el enano saltarín se ha dormido para ver qué puedo contestar:
1. Avaricia: ¿cuál es tu libro más caro y el más barato?
El libro más caro que me he comprado es uno que me pillé por internet (¡no quiero recordar el precio porque todavía duele!) y que se titula “Bellydance for birth” de Maha al Musa, una profesora de danza oriental para embarazadas que vive en Australia. El más barato es uno sobre la Revolución Rusa que le compré a un viejito a la salida del metro de La Latina. Por cierto, no me lo terminé porque era un peñazo.

2. Ira: ¿con qué autor tienes una relación amor-odio?
Mezcla de amor y odio la tengo con Carlos González, recuerdo que cuando estaba embarazada me dejaron “Bésame Mucho” y me parecía que decía cosas tan obvias que me aburría y lo dejé a la mitad. Luego después, al nacer mi peque, entendí por qué era tan necesario su libro. ¿Hace falta que me explique más? 🙂

De amor, la tengo con todos los libros de crianza basada en el cariño y el respeto. Ahora en concreto me estoy leyendo “El dolor del parto” de Verena Schmid y estoy flipando.

De odio, como habéis comentado las dos, la tengo con Estivill.

3. Gula: ¿qué libro te devoras una vez tras otra?
Últimamente todos los libros sobre “Comunicación de la eliminación” (Laurie Boucke, Ingrid Bauer, Christine Gross-Loh). Me gustaría escribir algún tipo de texto explicativo en castellano y poder darle difusión… ¿Lo conseguiré en algún momento?

4. Pereza: ¿Qué libro no has leído por flojera?

Uno de Isabel Allende que me regalaron (no era la Casa de los Espíritus, ese me encantó) y que, por su argumento y quizás mi momento vital,  no tuve ganas ni de empezar.

5. Orgullo: ¿De qué libro hablas para sonar intelectual?
¿Intelectuaaaa keee eeeee? La verdad es que últimamente hablo poco de libros con la gente y siempre que lo hago lo hago como me sale, desde el corazón y para compartir.

6. Lujuria. ¿Qué encuentras atractivo en los personajes femeninos o masculinos?
Puffff… hace tanto que no encuentro un personaje que active mi lujuria… ¿Alguna sugerencia?

7. Envidia: ¿Qué libro te gustaría recibir cómo regalo?
Aquí sí que me enrollo… ¡Qué mala es la envidia! Jejeje. Me gustaría que me regalaran el libro de estiramientos de Sonia Sampayo, otro sobre el ejercicio durante el embarazo de Rubén Barakat que está agotado y descatalogado y me estoy volviendo loca para encontrarlo.

Bueno, y después de haber superado esta dura prueba, envío el premio a (aún sabiendo que sois mujeres muy ocupadas y sin molestarme en absoluto si no tenéis tiempo de seguir la cadena) a:
* Ileana Medina de Tenemos Tetas
* Marta de La agenda de mamá
* Rocío de Children Are Right
* Mónica de Psicología Infantil y Crianza con Apego
* Leticia de Una mamá para dos

Y aunque solamente se puede reenviar a 5 blogueras quiero premiar a un blog todavía no nacido: Enmadradas Coslada, un proyecto de Verónica…