Lactancia artificial para las mujeres trabajadoras.

En la Calle San Bernardo, 89, estuvo el consultorio de "La Gota de Leche".

En la Calle San Bernardo, 89, estuvo el consultorio de “La Gota de Leche” de Madrid.

En el “Más allá del parque #1” visité la casa del barrio de Malasaña que albergó la Gota de Leche, uno de los primeros lugares en Madrid en los que se comenzaron a distribuir biberones de leche de vaca “adaptada”. En todos los artículos que he leído al respecto dicen que los biberones eran para los niños pobres que no podían tener nodriza, cuyas madres no podían amamantar. Pero, ¿por qué no podían amamantar?

Siempre pensé que cuando se afirmaba esto en referencia a esta institución se referían a los mismos problemas físicos en el establecimiento de la lactancia que encontramos hoy en día: malos agarres, frenillos en los bebés, hipotiroidismos no tratados u otras enfermedades de la madre, poca producción por poca estimulación durante los primeros días, separaciones tempranas madre-bebé…

La Gota de Leche de Madrid en 1904.

Sin embargo, cuando me he ido a las fuentes originales, por ejemplo, textos del propio León Dufour, creador de las Gotas de Leche, me he encontrado otra cosa (pg 222):

“Aún así, si la lactancia materna es el mejor remedio para todos los médicos, algunos, como Dufour o Variot, se diferencian de sus hermanos, están convencidos de que la lactancia artificial es inevitable, dada la miseria obrera y el trabajo de las mujeres:

“En Fécamp, ciudad donde la industria pesquera ocupa el primer lugar y es ocupada en su mayoría por mujeres… las madres que amamantan a sus hijos… son siempre pocas … y eso es comprensible, la madre a veces trabaja desde las 5 am hasta medianoche, si no más en algunas estaciones…

También es una industria que parece tener… un efecto desastroso sobre la lactancia, es el secado de bacalao… Algunas mujeres dicen que es la sal lo que les corta la leche. Otros dicen que el niño huye del pecho debido al fuerte peculiar olor que exhala toda su persona…”

La alimentación artificial “es un mal que con el que hay que contar… y debemos tratar de mitigar sus daños”. Es por tanto por “defecto” que hay que organizar la lactancia artificial, para que sea menos letal, “a falta de algo mejor”, como dice el eslogan de la Gota de Leche .”

 León Dufour no estaba vendido a la industria de la leche artificial (¡no existía todavía!) y vivió una vida de austeridad y modestia, según sus biógrafos. Sin embargo, su trabajo está cargado de ideología, ya que considera la explotación obrera y la consiguiente separación temprana madre-bebé como algo inevitable. Por tanto, se conformaba con realismo con que los derechos del empresario estuvieran por encima de los de las madres y los bebés de la clase obrera.Su trabajo es ambivalente, ya que es cierto que al aceptar el statu quo laboral buscó la única solución dentro de “lo posible” para que dejaran de morir tantos niños por no ser amamantados. Estos bebés estaban siendo alimentados con biberones que acumulaban bacterias, llenos de leche de vaca sin adaptar, demasiado fuerte e indigesta para el estómago de los pequeños bebés y sin esterilizar. Es decir, ante una situación dramática, en lugar de luchar por solucionar las causas del problema de las muertes infantiles, decidió conformarse con la solución posible dentro del sistema: hacer más digerible y segura la leche de vaca.

Lo cierto es que los niños murieron muchísimo menos en las ciudades después de la creación de las diferentes “Gotas de Leche”, pero también se escogió el camino que hizo que se perdiera la cultura del amamantamiento, los trucos y sabidurías femeninos para amamantar que ahora volvemos a intentar recuperar.

Según este otro texto, podemos leer que:
“El origen de la creación de “El trabajo de la Goutte de Lait” es en 1894. El primer objetivo es “luchar contra la mortalidad infantil.” Dr. Dufour aboga por la importancia y la calidad de la lactancia materna, pero es consciente de la dificultad, si no imposibilidad que enfrentan las madres jóvenes que trabajan en el taller. Por lo tanto, es “a falta de algo mejor” – este es el lema de la nueva obra – que se propone garantizar una dieta equilibrada lo más parecida posible a la lactancia materna: todos los días, en las instalaciones de la “Gota de Leche”, Calle de la Preciosa Sangre, se asegura la preparación de pequeñas cestas con de 8 a 10 biberones, la ración diaria para un recién nacido. No sólo la leche es cuidadosamente seleccionada, sino que es “humanizada” para hacerla más digerible y más pasteurizada. Las familias que lo necesiten pueden retirar gratuitamente estos biberones.”
De aquí se desprende algo impresionante: la lactancia materna es lo mejor pero las mujeres asalariadas no pueden amamantar. ¡Y no por un mal agarre o poca producción, sino porque no se puede parar de trabajar para amamantar! Las mujeres deben por tanto entregar su cuerpo a la empresa, cuidar y mimar a la empresa por encima de sus bebés. ¿Nos suena de algo?
 En este otro artículo leemos que:
“Cuando el doctor Léon Dufour llega a Fécamp, en 1881, un niño de cada cuatro moría antes de un año, esencialmente en los ambientes pobres de esta ciudad de cerca de 14.000 habitantes. La causa principal de una mortalidad superior a la media francesa: la gastrointeritis. La lactancia artificial se desarrolló fuertemente con la industrialización (industria del pescado en Fécamp), lo que obligó a las mujeres a dejar a sus niños en cuidado (de otras personas) para ir trabajar”.

Pero, ¿se ayudaba a las mujeres a amamantar, si ese era su deseo?

“Leon Dufour, a su vez, en una cruzada en contra “la mortalidad infantil” fundó en 1894 el trabajo de la Gota de Leche de Fécamp. Se abrieron consultas abiertas para bebés, con pesaje semanal y visitas médicas, y, si bien la lactancia materna es alentada entre las mujeres de la clase obrera por bonificaciones, se prepara y distribuye leche a las madres que no pueden amamantar. Las tarifas son proporcionales a los ingresos.”

¿Qué es eso de “bonificaciones”? ¿He leído bien? ¿El Estado daba premios o ayudas económicas a las mujeres que amamantaban?  En el texto “Higiene social de la infancia” se afirma que a finales del siglo XIX en Francia las cosas tampoco eran tan “blancas o negras”:

“Solamente en 1890 en Nancy, Hergott abre, al lado de su servicio de partos, consultas semanales. Su objetivo era apoyar la lactancia materna. Los niños eran examinados y pesados. Había primas atribuidas a las madres con mayores méritos. (…)

Por último, algunos empresarios distribuyen bonificaciones de apoyo a las madres lactantes, en forma de ayudas en especie (ropa, canastillas, buena carne, leche, etc.) o  asistencia en efectivo (pago o libreta de caja de ahorros de 100 francos después de un año de lactancia). (…)

(Las ayudas) En París, se les concede por el departamento de los niños necesitados, en
la Administración Central de la Asistencia Pública, y con frecuencia pagados por las oficinas de beneficencia para facilitar su distribución. Estas ayudas pueden ser de muchos tipos: Ayuda con dinero, primas de lactancia, primas de asistencia a los controles del niño, ayuda en especie, transporte gratuito en ferrocarril.

Como vemos, era una época de grandes contradicciones en cuanto a la lactancia de las mujeres trabajadoras: se hacía imposible o muy complicada, por un lado, y se bonificaba, por el otro. En cualquiera de los casos, la mortalidad infantil era un problema muy grande para el estado y el capitalismo industrial, se morían sus futuros trabajadores y soldados. ¡Entramos de lleno en el campo de la biopolítica! Leemos en un artículo del periódico Liberation:

“Además, desde 1865, el biberón de tubo largo que el niño puede aspirar constantemente experimentó una gran popularidad. Pronto se le denominó “el infanticidio”, pero la ley que prohibía su venta no se promulgó hasta 1910. Desde la medicina, el tema se convirtió en político. En el contexto vengativo de la posguerra, se plantea el espectro de una despoblación francesa frente al dinamismo demográfico de los alemanes y comenzó a ser preocupante la masacre de bebés que ocurría en Francia.”

¿Cuándo los seres humanos seremos sujetos de nuestra propia historia y no la elegida y marcada por otros? Con esta reflexión me despido hasta otro día. ¡Un abrazo!

EDITO A 26 DE ABRIL DE 2014:

Del libro de Silvia Tubert, “Figuras de la madre” (pg 106):

“Sin embargo, en Francia, la “industria de la nodriza” no amengua. Por el contrario, hacia el final del siglo XVIII, los estratos sociales modestos de las ciudades también recurren a ella. ¿Por qué? Porque la primera revolución industrial hacía pagar a los artesanos por la creciente competencia de los talleres mecánicos. Las esposas de los artesanos, obligadas a trabajar cada vez más para ayudar a sus maridos, ya no tenían tiempo para ocuparse de su progenitura. Amamantaban al primero o a los primeros hijos y confíaban los siguientes a otras mujeres que vivían en la misma ciudad o en el suburbio próximo. Pero sus escasos recursos no les permitían retribuir convenientemente a la nodriza, que también era pobre. Mal atendido, el bebé tenía pocas posibilidades de sobrevivir. Este desarreglo persistió hasta el triunfo de la higiene preconizada por Pasteur.”

Del libro “Criados, nodrizas y amos. El servicio doméstico en la formación del mercado de trabajo madrileño, 1758-1868″:

“La hija del proletariado, desarrollada en un miserable ambiente, llega a ser madre y siempre ha de criar a sus hijos y transcurridos los cuatro o cinco meses en que necesariamente ha de declinar su poder lactativo, comienza a ayudarse con leche que adquiere en los puestos de la calle o en las lecherías”.  (1903. El Progreso Agrícola y Pecuario).

Red de apoyo mutuo entre madres y padres

1625732_792185177461502_1717686160_n

Tomada de http://www.vallecastodocultura.org/cabecera/HISTORIA/Marina%20Garcia%20Cardiel/Barrio%20familia/Barrio.htm

¿Hay por ahí mamás y papás de la zona de Tetuán o cercanías que tengan niños pequeños y no les estén llevando a guarderías? ¿Gente interesada en criar en la vida diaria, quedar o crear una red de apoyo mutuo convivencial, horizontal, desenfadada y gratuita? Estoy conspirando para romper el binomio “o guardería o soledad”, si os interesa que conspiremos en compañía escribidme a info@lacasitadealgodonales.com

prosperidad-19061

http://www.secretosdemadrid.es/fotos-antiguas-juegos-de-ninos/

¿Y por qué pongo fotos de antaño? Porque ya no hay niños jugando por las calles, porque estamos todos aislados en nuestras casas o en el trabajo y solamente nos han dejado los parques cerrados para relacionarnos.

Me gustaría contactar con mamás y papás de esta zona para recuperar la vida vecinal que tanto ayudaba a la crianza. Podemos quedar cada día en una casa o buscar un lugar para conocernos y relacionarnos en otros espacios. Ojalá podamos construir una red en la que, más allá de un grupo de crianza en el que compartir nuestras dudas o problemas, podamos tejer esas relaciones de apoyo mutuo REAL, es decir, de ayudarnos en la vida cotidiana pero también convivir, jugar, charlar… No hace falta que lleguemos a ser mejores amigos (si ocurre, genial), simplemente personas, vecinos que se respetan y se echan una mano desde el afecto. ¡Es muy revolucionario y tan viejo a la vez! Pero no podemos volver al pasado, hay que crear algo nuevo.

Siempre que mi suegra me habla de cómo se ayudaban entre las vecinas del barrio con sus hijos me muero de la envidia. A veces los niños estaban en casa de una vecina, otros en otra, jugaban juntos en el patio, los adultos podían hacer sus cosas con los niños al lado, era raro ver a un niño solo… ¿Dónde quedó todo eso? Ahora todo el mundo está aislado. ¿Y qué ocurre con las personas que no llevamos a los peques a la guardería? ¿Tenemos que estar solamente en casa o en el parque? ¿No hay forma de relacionarnos fuera de lo institucional o monetarizado?

Por otro lado, he puesto arriba que me gustaría crear junto a otros “conspiradores” una red desenfadada. ¿Por qué? Porque creo que el mundillo de la crianza, al menos en internet, está plagado de teorías, expertos, estudios científicos, educaciones del tipo patatín y patatán y creo que hace falta aire fresco. ¡Que corra el aire que me ahogo! ¡Tanta pedagogía teórica, tanta psicología y tanta etiqueta me reprime y agobia! ¿Dónde quedó la espontaneidad y el dejarse llevar por la simple ética y la empatía?

A pesar de que lo estoy difundiendo de el blog de la tienda online La Casita de Algodonales para dar esta idea a conocer, este es un proyecto autónomo y que por su propia naturaleza debería ser ajeno a lo comercial, así que toma un rumbo propio y horizontal (yo participo como una madre más). Si sabes de alguien (aunque no sea del barrio de Tetuán o lleve a la guarde o cole a sus peques) interesado en formar parte de esta red, difúndelo. Un abrazo.

El empoderamiento al desnudo

Lo que los lectores tienen ante sí no es un estudio pormenorizado del “empoderamiento” sino una investigación viva y en marcha sobre el mismo. Pretendo ser lo más objetiva posible al tratar el tema, ciñéndome a la realidad concreta y a lo que expresan los autores de los temas que trato. Aún así, expreso mis preguntas, reflexiones, cosmovisión e ideología. He intentado traducir, como si de un diccionario de idiomas se tratara, el discurso capitalista y estatalista al lenguaje del pueblo llano desde una óptica libertaria, tarea quizás algo pretenciosa pero necesaria. Sé que no es la única visión posible y que habrá muchas otras que me encantará conocer en los comentarios. Pasen y lean, piensen y escriban. Ha llegado la hora de comenzar a quitar la careta a ciertos conceptos que están siendo utilizados para dominar y que han calado profundamente entre personas que incluso se consideran críticas o antisistema. Empecemos a pensar por nosotros mismos y no esperemos a que vengan a empoderarnos. ¡Emancipémonos por nosotros y nosotras mismas JUNTOS!

El empoderamiento en el contexto social

A pesar de que en internet muchos textos citan a Paulo Freire como uno de los orígenes del término “empoderamiento”, el pedagogo brasileño nunca utilizó esta palabra sino que habló de concienciación y emancipación, conceptos mucho más liberadores y críticos con el poder.

La primera vez que alguien utilizó la palabra “empowerment” fue en 1976 en el libro “Black Empowerment: Social Work in Oppressed Communities” de la trabajadora social Barbara Solomon. En él se definía el concepto como un proceso mediante el cual las personas que pertenecen a una categoría social estigmatizada durante toda su vida pueden ser ayudadas a desarrollar y mejorar las habilidades en el ejercicio de la influencia interpersonal y el desempeño de roles sociales valiosos “. Se trataría de ayudar al colectivo estigmatizado a superar los sentimientos de desempoderamiento y la valoración negativa de la cultura dominante, según el libro “An empowering approach to managing social service organizations”. Barbara Solomon se centró en el empoderamiento negro y de las minorías. De hecho, en su labor universitaria una de sus preocupaciones fundamentales era que las minorías accedieran en mayor número a la universidad. Es comprensible, ya que la educación universitaria es una de las formas de acceso principales a los puestos de poder y alta remuneración de la sociedad estadounidense, aunque no el único.

La propia Universidad del Sur de California habla de Barbara Solomon en estos términos con motivo de la recepción de un premio: En la USC, sus ideas sobre la manera de aumentar el número de estudiantes de minorías en la escuela llevó a la formación de la Iniciativa Académica de Barrio, un programa ampliamente elogiado que prepara a los estudiantes de escuelas secundarias locales para la educación superior“.

Lanzo unas preguntas iniciales para la reflexión… ¿No sería más lógico cuestionar que haya gente pasando hambre o viviendo en la miseria mientras hay altos funcionarios y directivos con cifras astronómicas en sus cuentas? ¿No sería más lógico intentar crear nuevas formas de vida más allá de las opciones de pobreza o riqueza que ofrece el sistema actual? Creo que muchos podríamos estar de acuerdo en que no necesitamos ser ricos para vivir de una forma saludable en todos los planos de la existencia y que la opresión del sistema va mucho más allá de lo monetario, es decir, si nos subieran el sueldo y se mantuvieran las mismas condiciones vitales alienantes seguiríamos siendo igual de miserables. Es más, mucha gente preferiría ganar menos y poder disponer de más tiempo y libertad para dedicarlo a otras actividades, como tejer relaciones interpersonales fuertes o construir un mundo mejor. A pesar de ello, el sistema nos aboca a tener que trabajar más y más horas para pagar hipotecas, alquileres, impuestos, comida basura y los vicios destructivos promocionados por el mismo orden social.

Como vemos, es interesante observar que el “empowerment” no trata de ir contra el sistema de opresión en su conjunto y de que nos rebelemos de forma global y colectiva contra él. Además, en este concepto inicial ya está reflejado el rol pasivo de la persona que es “empoderada” por otros, además de aparecer ya el objetivo final del “empoderamiento” que es medrar y alcanzar puestos de poder de la “cultura dominante” en lugar de cuestionar la mera existencia de la pirámide jerárquica o su sustitución por sistemas horizontales en los que no haya roles sociales más valiosos que otros o sea necesario mejorar la influencia personal sobre los demás para ascender.

Estamos ante el clásico lema del capitalismo y la falsa democracia en el que “todo el mundo puede llegar a ser presidente de su país” o “todo el mundo puede ser millonario si trabaja lo suficientemente duro”. Añado yo, y supuestamente todo esto es posible y más si a uno le empoderan bien. De hecho, el mejor ejemplo de empoderamiento negro lo tendríamos, según estas teorías, en el Presidente Barack Obama, un hombre empoderado por las elites capitalistas porque ninguna persona llega a ese cargo si no es impulsado por ellas.

Otros autores citan al psicólogo comunitario Julian Rappaport como precursor en este tema con su propuesta de modelo del “empowerment” desarrollada a finales de los años setenta. Este autor lo define en 1987 de la siguiente manera:

“El concepto sugiere tanto la determinación individual de cada uno sobre su propia vida como la participación democrática en la vida de la propia comunidad, generalmente realizada a través de estructuras tales como las escuelas, el vecindari o, la iglesia y otras organizaciones de voluntarios. En el empowerment convergen el sentimiento de control personal y el interés por la influencia social real, el poder político y los derechos legales (Rappaport, 1987)”.

A pesar de las buenas intenciones en cuanto a la autodeterminación de las personas y el dejar de ser meros entes pasivos frente a los expertos, médicos o psicólogos, Rappaport no deja de conformarse con la realidad del sistema sin cuestionarlo en su conjunto. Es más, la participación democrática en las estructuras que cita es virtualmente inexistente. ¿Qué participación es posible en la escuela más allá del manido delegacionismo de las elecciones al claustro, un parlamento en miniatura que impide cualquier atisbo de verdadera democracia?

A pesar de su uso corriente hoy en día y en diferentes contextos, el “empowerment” sigue siendo un término ambiguo y de difícil definición o, más bien, con múltiples definiciones a medida para todos los gustos e intereses.

El empoderamiento corporativo

Para empezar a investigar el significado profundo de este concepto debemos después de conocer su origen histórico, saber cuál es el papel de este “palabro” dentro del mundo de la empresa. La primera vez que aparece el “empowerment” en el mundo del capitalismo empresarial es de la mano del experto Kenneth Blanchard y el científico conductista Paul Hersey en su libro “Management of Organizational Behavior” publicado en 1988. Otras fuentes señalan también en el mismo año el artículo que Jay A. Conger y Rabindra N. Kanungo escribieron sobre “El proceso de empoderamiento: integrando teoría y práctica” en Academy of Management Review.

Lo que más llama la atención cuando una estudia este concepto es que el empoderamiento es algo que es promovido por la dirección de la empresa, es decir, por los superiores jerárquicos, nunca parte de los trabajadores mismos. En teoría, se trata de que los directivos creen un ambiente en el cual los empleados y subordinados sientan que ellos tienen la capacidad de influir en la calidad y la eficiencia del negocio y se hagan responsables de los resultados.

Desde la óptica de una crítica libertaria anticapitalista y antiestatista podríamos traducir esta teoría a algo mucho más simple y comprensible: el objetivo del “empoderamiento” es que los trabajadores fusionen sus propios objetivos vitales con los de la empresa, es decir, con los de sus explotadores. El modelo ideal de trabajador “empoderado” es, por tanto, el que coloquialmente conocemos como el que trabaja “como si la empresa fuera suya”. Es simple y llanamente un lavado de cerebro en el que se otorga a los subordinados cierto poder de decisión y acción para hacerlos responsables de los pormenores de la empresa y que sientan como suyas las metas y objetivos que los superiores han elegido para ellos, por ejemplo, el de maximizar los beneficios de los directivos.

Este lavado de cerebro también consiste en hacer creer a los trabajadores que son dueños de su propio trabajo, es decir, trata de introducir un pequeño empresario dentro del cerebro del asalariado a base de darle más responsabilidades, poder, recursos materiales, información y competencias.

Este es un verdadero cambio de paradigma dentro del capitalismo corporativo. Si antes la autoridad se mostraba pornográficamente desnuda, después del empowerment lo hará de forma mucho más sutil. Ya no se desea que los trabajadores se limiten a seguir órdenes, obedecer y callar. Ya no es suficiente con explotar su cuerpo sino que el capital quiere también controlar su mente, sus ideas, su alma y su mundo espiritual. Es importante señalar que hasta los mismos intelectuales que definen el empowerment son conscientes de que se trata de que el trabajador crea y piense como ellos lo desean, no de que piense por sí mismo o llegue a sus propias conclusiones, por eso creo que llamarlo “lavado de cerebro” es lo más apropiado.

El ejemplo clásico de medida de “empowerment” en la empresa es la del empleado del mes de Mc Donalds. Y, por ejemplo, en la empresa en la que yo trabajo un buen ejemplo serían los premios del Consejo Social de la UNED en el que los miembros de esta entidad, presidida en estos momentos por Cesar Alierta, Presidente de Telefónica, premian a los trabajadores por su labor.

Las pioneras en el empoderamiento de las mujeres

Después de entender el concepto desde lo social, político y económico vamos de lleno al campo feminista, donde todos estos aspectos confluyen.

En este contexto el concepto entró y se popularizó en 1989 cuando la antropóloga Caroline Moser lo utilizó por primera vez en su obra “GenderPlanning in the Third World: Meeting Practical and Strategic Gender Needs”. Esta feminista, subvencionada y premiada de forma habitual por la capitalista Fundación Ford y que trabajó durante años para el imperialista Banco Mundial, cita a su vez un documento de la red DAWN, Development Alternatives with Women for a New Era (Desarrollo Alternativo con Mujeres para una Nueva Era), como texto pionero en el concepto de empoderamiento de las mujeres.

Las investigadoras Gita Sen (India) y Caren Grown (EEUU) escribieron para DAWN en 1987 el libro “Development, Crises,and Alternative Visions. Third World Women’s Perspectives” en el que desarrollan algunas ideas interesantes.

La diferencia principal entre Sen-Grown y Moser, según la tesis de la investigadora Katharina Kronhuber, es que esta última centra el problema en el nivel del individuo y la comunidad y no en las relaciones globales a nivel internacional. Otra diferencia es que las autoras de DAWN hablan de auto-empoderamiento y Moser considera el empoderamiento como un resultado de la intervención externa de las instituciones de desarrollo y expertos, es decir, el que nos empodera como mujeres es el Estado, el poder político jerárquico y autoritario. Sin embargo, como veremos desde un punto de vista libertario, sus diferencias son muy superficiales dada la vinculación de todas ellas con los organismos autoritarios internacionales y nacionales, capitalistas y estatales, que deciden por las mujeres y los hombres lo que deben ser, lo que deben desear, en lo que deben trabajar y cómo deben vivir. Por tanto, la noción de auto-empoderamiento de Sen y Grown es simplemente la forma en la que se refieren al adoctrinamiento externo cuando este ya ha sido interiorizado, es decir, cuando se desea lo que otros quieren que desees y se piensa que se ha llegado a determinadas conclusiones por uno mismo. ¿Habíamos hablado ya de lavados de cerebro?

Caroline Moser afirma cosas como esta:

“La Planificación de Género no es un fin en sí mismo sino un medio por el cual las mujeres, a través de un proceso de empoderamiento, pueden emanciparse. Sostengo que esto se logra mejor a través de un proceso de debate negociado sobre la redistribución del poder y los recursos dentro del hogar, la sociedad civil y el Estado. Obviamente, en ese debate la participación de las mujeres, las organizaciones de género y los planificadores son esenciales (Moser 1993: 190)”.

¡Viva el despotismo ilustrado! No es extraño que el Banco Mundial la contratara, a la vista de estas afirmaciones. Viene a decir que eso de debatir dentro del hogar su propio funcionamiento está muy bien, pero en el debate tienen que entrar también el Estado, las feministas y los planificadores “de arriba”. ¡Toma ya! Al menos habla claro. Solamente pensar en que alguien de fuera viniera a mi casa a decirme cómo tengo que organizarme con mi familia me produce repulsión, pero claro, eso ya no es ciencia ficción, se ha convertido en realidad a la luz de alguno de los planes de igualdad existententes en empresas como El Corte Inglés, por ejemplo. Por supuesto la autodeterminación y la autogestión dentro de las empresas capitalistas es algo que ni se plantea, no vaya a ser que tuviéramos que poner de cajero a Isidoro Álvarez para repartir el trabajo, igualar el salario y la toma de decisiones entre todas y todos los trabajadores de El Corte Inglés.

Por otra parte, el concepto de empoderamiento de Gita Sen se basa en el trabajo de la feminista hindú Srilatha Batliwala sobre el poder. Es importante notar aquí que la trayectoria laboral de Batliwala se desarrolla fundamentalmente dentro de las llamadas “organizaciones sin ánimo de lucro” aunque entre ellas habría que resaltar el de Coordinadora de Programa de la Fundación Ford de Nueva York (1997-2000), emblema máximo del capitalismo. Batliwala, en palabras de Gita Sen, “define el poder como algo que tiene dos aspectos centrales – control de los recursos (físicos, humanos, intelectuales, financieros, y sobre uno mismo), y el control sobre la ideología (creencias, valores y actitudes)”.

Gita Sen, por su parte, fue una de las fundadoras de DAWN y se graduó como economista en la elitista Universidad de Stanford (EEUU). Ha aceptado, como otras tantas ilustres feministas dinero de la Fundación Ford y de la Fundación Rockefeller, lo que no impide que sea interesante y válido lo que tengan que aportar, pero es muestra clara de que su mensaje es apoyado por el capitalismo al más alto nivel, que las premia y anima a seguir en su línea ideológica. Su trabajo también es pagado por el Estado, India en este caso concreto, y ha trabajado también como Asesora Externa en proyectos para el imperialista Banco Mundial y en diferentes cargos para la ONU. También es miembro del Consejo Asesor Global de la Fundación Open Society del multimillonario capitalista George Soros. En cualquier caso, el contenido de sus libros o teorías tendrán que ser analizados por sí mismos, no en función de quién le paga, lo que haré a continuación.

El concepto de “empowerment” de Gita Sen puede consultarse en el texto “Empowerment as an aproach to poverty” pero me gustaría resaltar un párrafo que me parece clave:

“Debe quedar claro de lo anterior que el empoderamiento no es algo que se puede hacer a una persona por parte de otra persona. Los cambios en la conciencia y la percepción de sí mismo son propios de uno mismo, y cuando ocurren, pueden ser las transformaciones más explosivamente creativas y liberadoras de energía, de las que a menudo no hay vuelta atrás. (…) Los agentes externos de cambio pueden ser necesarios como los catalizadores esenciales que lo comienzan, pero el impulso del proceso de empoderamiento es fijado por la extensión y la rapidez con la que las personas se cambian a sí mismas. Lo que esto significa es que los gobiernos no empoderan a la gente, la gente se empodera a sí misma. Las políticas y las acciones de los gobiernos lo que pueden hacer es crear un ambiente de apoyo o actuar como una barrera para el proceso de empoderamiento.”

Como he comentado anteriormente, los agentes externos, como los llama Sen, son fundamentales ya que si no lo fueran se dejaría a la gente pensar y actuar en libertad, lo que es sumamente peligroso para el sistema actual. De hecho, suele ser la intervención del poder y la sumisión de los dominados los elementos fundamentales que explican que las relaciones entre los seres humanos cada vez sean más explotadoras, violentas y destructivas. Pero no me gusta hablar solamente en planos teóricos y abstractos. Creo que lo mejor es verlo en ejemplos concretos que todos podemos entender.

Si las entidades fundamentales del estado y del capitalismo están de acuerdo en que hay que empoderar a las mujeres con discriminación positiva, cuotas en el acceso al poder o a los cargos de mayor responsabilidad política y económica, y es necesario crear leyes que fomenten la desigualdad y el sexismo es porque no exista ningún tipo de interés en que los hombres y las mujeres piensen por sí mismos en libertad de conciencia. Es más, las propias legislaciones impuestas desde arriba hacen muy difícil tener libertad para pensar y desear, ya que disponen de altos presupuestos para crear adoctrinamientos machacones y repetitivos a través de los medios de manipulación de masas. Una vez que estos mensajes únicos (nunca se dan puntos de vista diversos) son interiorizados por el sujeto acrítico, la gente corriente repite una y otra vez en las conversaciones más banales los mismos lugares comunes sin ningún fundamento.

¿Qué capacidad de desear tiene una mujer hoy en día algo diferente a lo que se espera que desee? Si en la empresa la están animando a ascender en la jerarquía corporativa con cuotas y a la vez vivimos en una sociedad que todo el tiempo está inventando nuevas y más caras necesidades. ¿Qué ideología se está fomentando? La del dinero, el medro, la de ascender por encima de todo, incluso por encima de amigos, compañeros y familiares.

Lo mejor es que lo veamos con un tema clave: la maternidad. ¿Qué capacidad tiene hoy en día una mujer joven de querer tener un hijo si todo el tiempo la está diciendo su madre que tiene que ir a la universidad, que ella no pudo estudiar porque la tuvo a ella, que tiene que ser una mujer de provecho y demás? ¿Qué deseo materno puede tener esta joven de 18 años si se le está diciendo continuamente que tener un hijo es una responsabilidad sobrehumana carísima que no será capaz de ejercer y que ahora le toca prolongar la adolescencia, estudiar, trabajar y “disfrutar” del ocio consumista que la han preparado para “la mejor etapa de su vida”? ¿Qué vida creativa y fértil, en el sentido más amplio de la palabra, puede esperarle a esta joven si desde los organismos internacionales y capitalistas machaconamente se le está diciendo que el único camino válido en la vida es el trabajo asalariado, ser “productiva” y ascender para algún día poder explotar a otros con la misma saña? ¿Qué decisiones se pueden tomar en libertad si se desconoce, por ejemplo, que no tener hijos cuando se es joven y no amamantarlos eleva el riesgo de cáncer de mama?

Pero también se puede ver en otro ejemplo: ¿Qué capacidad tiene hoy en día una mujer joven de negarse a aceptar el mundo asalariado como liberador y emancipador? ¿Qué capacidad de crear nuevas realidades puede tener si desde pequeña, como a los hombres, se la ha educado en la sumisión al profesor o profesora, a que tiene que estudiar lo que la manden y contestar a las preguntas lo que ellos esperan escuchar? ¿Si no se le ha permitido aprender a pensar por sí misma (nadie tiene que enseñarte, basta con que no te lo prohiban)? ¿Qué capacidad de luchar por un mundo mejor puede tener si ha asumido que este es el mejor de los mundos posibles y, de facto, le han enseñado en una bandeja las alternativas controladas dentro del sistema a las que puede optar?

Puedo explicar esto con otro ejemplo de la vida diaria. Los padres y madres muchas veces, desde el amor a nuestros hijos, empleamos técnicas manipulativas algo similares a estas, lo queramos o no reconocer. Por ejemplo: si mi hijo de dos años no quiere ponerse el abrigo cuando vamos a salir a la calle y hace 3 grados. ¿Qué haré? Pues ponerle el abrigo al lado y decirle “tú solito”, para ver si así, aprovechando el deseo de autonomía de los niños, decide ponérselo. La diferencia de este ejemplo con el paternalismo de las instituciones autoritarias que nos dominan es que no lo hacen desde una relación de desigualdad natural como es el acceso a la experiencia y la información en grado diferente en los niños y los padres, sino que se hace desde el odio y el afán de explotación de los demás. Los bebés acaban de llegar al mundo y no sobrevivirían sin nuestro cuidado, pero las mujeres y hombres adultos del mundo no somos niñas y niños. Somos capaces de decidir sobre nuestra vida en libertad si tenemos acceso a toda la información disponible sobre cada tema y podemos debatir en plano de igualdad. Además, el hacer las cosas desde el amor o el odio es también una diferencia fundamental. ¿Se hacen porque no quieres que tu hijo enferme de frío porque le amas, o una medida política se toma porque pretendes que la mujer sacrifique su tiempo, energía y salud en honor de tu sacrosanta productividad y porque desde lo monetarizado puedes explotarla mejor?

Caren Grown, otra de las precursoras del “empowerment” en las mujeres, es hoy en día Senior Gender Advisor en la organización estadounidense USAID, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (algo así como el equivalente a la AECI española) desde la que promueve el empoderamiento de las mujeres a base de acceso a la propiedad privada con dinero procedente de créditos bancarios (nueva esclavitud) y una constante sed de riqueza y poder.

Como sabemos los anticapitalistas y antiestatistas esa es una postura totalmente equivocada y nociva, sumisa en grado máximo con el poder, ya que no cuestiona su mera existencia ni la de las jerarquías de dominación. Pero, ¿cómo las iba a cuestionar si ella misma es parte del poder opresor?

En uno de sus artículos se alinea y vanagloria de las políticas de género promovidas por Hillary Clinton, la ONU, el Banco Mundial y Obama. Este artículo se puede resumir en que “invertir en mujeres es un imperativo económico”, lo que se traduce en que hay que mejorar el acceso de las mujeres al capital y los mercados, apoyar a las mujeres-líderes en el capitalismo y en el estado. En palabras de Hillary Clinton: “Porque cuando todo el mundo tiene la oportunidad de participar en la vida económica de una nación, todos podemos ser más ricos”. El artículo también se hace eco de la postura del gobierno estadounidense en un evento de la ONU y señala que las campesinas son menos productivas que los campesinos porque no tienen acceso a fertilizantes, herramientas, formación, tierra y sobre todo menos tiempo porque hacen las tareas de la casa. Esto último es lo que para ellos es un verdadero desastre porque hay que aumentar la productividad y el llamado trabajo que se hace en casa sin dinero de por medio no la aumenta. El Banco Mundial, por su parte, señala que la productividad aumentaría si se explotara mejor a las mujeres (en su terminología, si se usaran sus “habilidades y talentos”) evitando que las mujeres trabajaran en ciertos sectores. En todo momento se pone por encima de las mujeres a la Diosa Productividad.

Los empoderadores, por su parte, deben empoderar a las mujeres y, además, hacer que llegue a las conclusiones deseables como si hubiera sido ella misma la que lo hubiera deseado en primer lugar. Su modelo de mujer empoderada dedicará menos trabajo a las tareas del hogar simplemente porque es lo que el poder le ha inculcado que debe desear en este momento histórico concreto (no siempre fue así). Por cierto, tal y como antes ya se lo había inculcado al hombre, ya que sabemos que en el mundo pre-industrial las dos famosas esferas del capitalismo no existían (público-privado) y en los hogares hombres y mujeres realizaban tareas reproductivas no remuneradas o trabajos externos en los que no mediaba el dinero como modo de intercambio económico.

1631 – Autor: Adriaen Brouwer. Obra: Unangenehme Vaterpflichten (Los deberes desagradables del padre).

El trueque, simplemente el lema “De cada cual según su capacidad; a cada cual según sus necesidades”, o cualquier tipo de tarea o relación interpersonal donde no medie el dinero son experiencias vitales inaceptables para el Banco Mundial, la ONU, el FMI, los estados y el capitalismo y sus Fundaciones. Por eso su objetivo es acabar con las relaciones humanas que todavía se basan en el comunismo libertario como la familia, el amor, la amistad y el compañerismo (lo que no quiere decir que estas relaciones humanas sean siempre perfectas e ideales, de hecho están muy dañadas).

Vemos como el empoderamiento, para una de sus pioneras alineada con el imperialismo estadounidense, es evitar que las mujeres se dediquen a tareas todavía no monetarizadas por el sistema capitalista y se lancen de lleno a ganar dinero, a hipotecarse, a poseer y a consumir. No se cuestiona el trabajo asalariado, no se cuestiona el capitalismo, no se cuestiona el imperialismo de estas organizaciones internacionales, no se cuestiona que unos pocos decidan sobre las vidas de otros, no se cuestiona la libertad de las mujeres y hombres para decidir por ellas y ellos mismos y, por último, no se cuestiona el uso de la fuerza del sistema capitalista-estatal para imponer su “ordeno y mando” por el mundo a través de las guerras. Simplemente por el hecho de que estos entes “empoderadores” apoyan la violencia y la guerra contra seres inocentes debería ser suficiente para al menos desconfiar de su interesada ayuda. Sin embargo, sus ideas son aplaudidas e interiorizadas en todos los ambientes, desde los más institucionales hasta los más antisistema.

Pero volvamos a los años ochenta. Es importante reseñar que tanto las ideas de DAWN como las de Caroline Moser se presentaron en la Conferencia Mundial de las Mujeres de Nairobi (ONU) en 1985, en esos tiempos incluso fueron vistas como críticas contra la opresión neocolonial, algo sorprendente dada la trayectoria laboral de algunas de sus promotoras y el contenido de su filosofía cuando se analiza de forma reflexiva.

Durante los años 90 el concepto de empoderamiento se generalizó y perdió su supuesta “radicalidad” hasta la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Pekín, 1995) de la que salió la Declaración firmada por los diferentes gobiernos del mundo y en la que se puede leer, a lo largo de su contenido, la palabra “empower” o en su variante “enpowerment” en diez ocasiones.

La representante española y portavoz de la Unión Europea en este ilustre e ilustrado evento fue Cristina Alberdi (ex Ministra con el PSOE y ex militante de ese partido), que resalta de su balance sobre la Declaración de Pekín que “la participación equilibrada de mujeres y hombres en la toma de decisiones políticas” sea considerada parte del empoderamiento femenino. Desde el anarquismo se le podría contestar a la ex política profesional que las mujeres y los hombres del pueblo no necesitamos representantes para decidir por nosotros durante 4 años. Los hombres y mujeres nos representamos a nosotros mismos en la única democracia posible: en la horizontalidad de la asamblea con cargos revocables en todo momento.

En el balance de Cristina Alberdi también podemos leer que “La Plataforma afirma explícitamente que los partidos políticos, los Gobiernos, los sindicatos y todo tipo de organizaciones privadas deben adoptar medidas de acción positiva para permitir que las mujeres adquieran capacitación como líderes, ejecutivas y directivas. Los desafíos para el futuro de las mujeres: la plena participación económica y política”. Es decir, en Pekín se aprobaron las medidas de discriminación sexista y cuotas que años después han conseguido implantar paulatinamente, como la llamada “Ley de Igualdad” o la Ley de Violencia de Género. Estas medidas tienen como único objetivo evitar el cuestionamiento del poder y la consecución de la igualdad en un sentido real y profundo, es decir, que vivamos en una sociedad igualitaria, sin gente que decide y gente que obedece, sin gente que vive del esfuerzo de otros y gente explotada, sin dominantes ni dominados. Y, sobre todo, evitar que hombres y mujeres se unan para derrocarles y construir esa sociedad fraternal en la que muchas queremos vivir. Por cierto, Esperanza Aguirre (PP) nombró a Cristina Alberdi Presidenta del Consejo Asesor contra la Violencia de Genero de la Comunidad de Madrid en 2004.

Esto que parece tan obvio es muy difícil de comprender, ya que la gente sigue pensando que cuando ellos pronuncian la palabra igualdad realmente están hablando de la igualdad que todos conocemos. Nada más lejos de la realidad. Si oyes a un político hablar de igualdad es muy probable que lo que esté describiendo en lo concreto sea algo totalmente desigual y discriminatorio. Bienvenidos al mundo que tan bien describió George Orwell.

La insumisión debería darse ante TODO tipo de autoridad, no solamente refiriéndose a la subordinación de la mujer frente al hombre. Nos encontramos ante una verdadera “explosión controlada”, ya que los poderosos temen por encima de todo que el “empoderamiento” vaya más allá del debate de género y se enfrente al PODER con mayúsculas. Todo lo que se salga de ahí es intocable, por eso se esfuerzan en que el pensamiento sea monolítico, acrítico y repetitivo. Y para ello están dispuestos a gastarse mucho dinero, como saben bien las fundaciones capitalistas que hemos citado (las cifras de los proyectos subvencionados son sorprendentes, ver pg. 4 del cv de Caroline Moser).

El empoderamiento de los pobres, según el Banco Mundial

Un libro editado por Deepa Narayan, 2009
Publicado por Palgrave y el Banco Mundial

El empoderamiento según esa institución tan bonita y maravillosa, tan imperialista y creadora de deudas odiosas y corrupción llamada Banco Mundial es descrita en su libro “Empowerment and Poverty Reduction:A Sourcebook”, escrito por Deepa Narayan en 2002:

“El empoderamiento es la expansión de los medios y capacidades de los pobres para participar en, negociar con, influir, controlar y responsabilizar a las instituciones que afectan a sus vidas”.

El Banco Mundial no habla de trabajadores y campesinos, habla de “pobres” para evitar cualquier tipo de visión que tome en cuenta la estratificación en clases sociales. Es un término ideológico. Por supuesto, no podemos ser tan ilusos de pensar que el Banco Mundial se ha convertido de repente en una entidad anticapitalista o igualitaria.

¿Y cómo se empoderan “los pobres” según el Banco Mundial, responsable principal de que muchos de ellos tengan que dedicar, gracias a los políticos corruptos que les endeudan, toda su energía en pagar ingentes intereses? ¿Se empoderan acaso rebelándose contra la injusticia? ¿Denunciando la deuda odiosa? No. Es el Banco Mundial el que supuestamente les “empodera”, eso sí, después de aplicarles un plan de ajuste estructural y robarles cualquier tipo de autodeterminación personal y colectiva.

Viene bien recordar las palabras de John Perkins, el famoso “gangster económico”:
 “Los gángsteres económicos (Economic Hit Men, EHM) son profesionales generosamente pagados que estafan billones de dólares a países de todo el mundo. Canalizan el dinero del Banco Mundial, de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) y de otras organizaciones internacionales de ‘ayuda’ hacia las arcas de las grandes corporaciones y los bolsillos del puñado de familias ricas que controlan los recursos naturales del planeta. Entre sus instrumentos figuran los dictámenes financieros fraudulentos, las elecciones amañadas, los sobornos, las extorsiones, las trampas sexuales y el asesinato. Ese juego es tan antiguo como los imperios, pero adquiere nuevas y terroríficas dimensiones en nuestra era de la globalización. Yo lo sé bien, porque yo he sido un gángster económico”.

También conviene recordar al criminal Alberto Fujimori que anunció en la Cuarta Conferencia de Beijing su programa de Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria (AQV), según refleja Diagonal (la negrita es mía):

“Para Tamayo todo el programa era una cuestión de recursos: “Era más barato esterilizar mujeres que invertir en anticoncepción y educación. Era la forma más rápida para reducir los indicadores de mortalidad materna y la tasa de natalidad, que se veían mal para el Banco Mundial, para todos los criterios de modernidad. La tasa de fecundidad tenía que ser reducida drásticamente. Y eso entraba dentro de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional”. En ese momento se estaba renegociando el pago de la deuda y la obtención de créditos y, en una interpretación neo-maltusiana de los motivos de la pobreza, la demografía cobra fuerza: demasiadas personas y pocos recursos. Fujimori, profesor de matemáticas devenido dictador, echó sus cuentas.”

Pareciera como si para llegar a un mismo destino deseable por los poderosos (reducir los nacimientos) hubiera dos formas de llegar: la directa, violenta y autoritaria de Fujimori, o la vía “suave” de la inversión en anticoncepción y educación. Pero, un momento, ¿alguien se ha preguntado si las mujeres quieren ser “salvadas” por el despotismo ilustrado de la supuesta esclavitud de la maternidad? Porque una cosa es difundir información sobre nuestro cuerpo entre iguales para tomar decisiones libres, y otra es llegar de misión pedagógica del Banco Mundial a los pueblos a imponer su verdad revelada sobre la supuesta necesidad de reducir los nacimientos. Por supuesto, lo primero es un crimen porque se realiza una operación de forma involuntaria que impedirá a esa mujer ser madre de por vida. Lo segundo, simplemente presiona para que sean las propias mujeres las que se estirilicen de forma temporal. Una postura emancipadora no tendría nada que ver ni con lo uno ni con lo otro, sino con la capacidad de las mujeres y los hombres (también hubo vasectomías) de tomar decisiones informadas en libertad de conciencia, analizando todas las posibilidades y valorando por una misma.

Es legítimo intentar convencer a la gente sobre lo que uno cree, pero diciendo TODA la verdad. Por ejemplo: “Señora, le estoy hablando de anticonceptivos no porque me importe un pimiento su vida sexual o libre albedrío sino porque hay una imposición del BM y el FMI para que usted no tenga hijos. ¿Le enseño como funciona un preservativo?”. Como vemos, algo bastante diferente a “Los preservativos sirven para esto y se usan así y asá. ¿Te interesa utilizarlos? También hay otros métodos como A, B o Z, y otros naturales para controlar tu propia fertilidad como C y W. También hay gente que no controla su natalidad y también hay mujeres que utilizan el amamantamiento en exclusiva como método para prolongar el tiempo entre nacimientos. Te muestro el abanico de posibilidades en cuanto a tu propia fertilidad para que tú elijas”. 

Es muy distinto decir “Hay que promover la educación superior en las mujeres porque de esta forma tienen menos hijos, como sabemos los demógrafos del Banco Mundial, y ese es uno de nuestros objetivos prioritarios biopolíticos a escala global” que decir “Nuestras políticas irán dirigidas a incrementar el número de licenciadas para que las mujeres accedan a la igualdad de género en educación o puedan empoderarse mejor”. Como vemos, lo segundo está omitiendo información relevante, como los objetivos últimos por los que se promocionan ciertas cosas u otras.

Alberto Fujimori es el autor intelectual de este crimen pero los empoderadores Banco Mundial y el FMI son los autores ideológicos:

 

El empoderamiento desde ONU Mujeres

Reproduzco de la página web oficial de la ONU Mujeres (la negrita es mía): http://www.unwomen.org/es/partnerships/businesses-and-foundations/womens-empowerment-principles

“Las investigaciones recientes demuestran que la diversidad de género ayuda a las empresas a mejorar sus resultados, y señalan que el interés personal y el interés común pueden ir de la mano. Sin embargo, para garantizar la inclusión del talento, las aptitudes y la energía de las mujeres —desde las oficinas ejecutivas hasta las fábricas y la cadena de suministro— es necesario adoptar medidas y políticas específicamente dirigidas al logro de ese objetivo”.

Otro fragmento interesante que deja entrever por donde van los tiros:
“Las mujeres contribuyen de manera muy significativa a las economías, ya sea en empresas, granjas, como emprendedoras o empleadas o trabajando como cuidadoras domésticas no remuneradas.”

En ese énfasis al hablar de lo “no remunerado” vemos como se trata de un mensaje repetido hasta la saciedad. De hecho, aunque no lo he encontrado en la web de la ONU se trata de una reivindicación de ciertos sectores feministas desde hace años. Parece ser que el ideal sería que todas las relaciones humanas fueran remuneradas y que ninguna actividad personal quedara fuera del manejo de dinero. Incluso en los medios de comunicación, cada año nos cuentan lo carísimo que es criar a un niño y se dan cifras. No sé si pretenden que algún día los padres y las madres les emitamos a nuestros hijos una factura por los “servicios” de crianza o terminemos alquilando “amistades” y pagándolas por horas por pasar una tarde con nosotros. Ese es el futuro. 

Y otro:
“Otro aspecto a considerar es que el grueso de las tareas domésticas recae en las mujeres, por lo que suelen tener poco tiempo libre para aprovechar oportunidades económicas.

¡Es buenísimo cuando al final hablan claro! Les importa un rábano que no haya reparto de tareas domésticas entre hombres y mujeres para, por ejemplo, las mujeres puedan descansar más o dedicarse a más tareas vitales creadoras e importantes. Aunque, por cierto, es necesario aclarar y reivindicar que las tareas domésticas son labores dignísimas y que deberían merecer todo el respeto y la más alta valoración social, como criar niños y administrar un hogar, cosa que los poderosos desprecian, desde su mentalidad de aristócratas o de la alta burguesía que son. La lástima es que, como tantos otros vicios de esas clases sociales, como pueblo hayamos ido adoptando e interiorizado su ideología y vida depravada, primero los hombres del pueblo y años después las mujeres. Sería muy interesante analizar las causas de que las mujeres tengan esa sobrecarga de trabajo. ¿No será porque sus parejas, que en el mundo pre-industrial también hacían trabajo reproductivo, y que al introducir la industrialización y el capitalismo la dualidad público-privado, raptó primero a los hombres para trabajar en las fábricas antes de dedicarse a raptar a las mujeres?

Por tanto, después de leer su web vemos que lo único que quieren conseguir es que las mujeres sustituyan un tipo de trabajo no monetario por uno en el que medie el dinero y sea explotable por el mundo de la empresa y el estado o, como otra posibilidad aceptada y permitida por los poderosos, las mujeres se endeuden para crear un negocio y poder explotar a otros.

Otro aspecto a considerar es que el grueso de las tareas domésticas recae en las mujeres, por lo que suelen tener poco tiempo libre para aprovechar oportunidades económicas. – See more at: http://www.unwomen.org/es/what-we-do/economic-empowerment#sthash.9Abe1kR1.dpuf
Las investigaciones recientes demuestran que la diversidad de género ayuda a las empresas a mejorar sus resultados, y señalan que el interés personal y el interés común pueden ir de la mano. Sin embargo, para garantizar la inclusión del talento, las aptitudes y la energía de las mujeres —desde las oficinas ejecutivas hasta las fábricas y la cadena de suministro— es necesario adoptar medidas y políticas específicamente dirigidas al logro de ese objetivo. – See more at: http://www.unwomen.org/es/partnerships/businesses-and-foundations/womens-empowerment-principles#sthash.BrsTiSDJ.dpuf
Las investigaciones recientes demuestran que la diversidad de género ayuda a las empresas a mejorar sus resultados, y señalan que el interés personal y el interés común pueden ir de la mano. Sin embargo, para garantizar la inclusión del talento, las aptitudes y la energía de las mujeres —desde las oficinas ejecutivas hasta las fábricas y la cadena de suministro— es necesario adoptar medidas y políticas específicamente dirigidas al logro de ese objetivo. – See more at: http://www.unwomen.org/es/partnerships/businesses-and-foundations/womens-empowerment-principles#sthash.BrsTiSDJ.dpuf

¿Empoderamiento o emancipación?

Érase una vez un tiempo, hace muchos, muchos años, antes de que se hablara de empoderamiento, en el que en el movimiento obrero se hablaba de emancipación del ser humano, de la clase trabajadora, emancipación de los hombres y las mujeres. Ese tiempo lejano, tan lejano que muchos intelectuales e intelectualoides creen superado, tiene mucho que enseñarnos.

Este análisis que acabo de hacer quizás no es el más perfecto o el más acertado, pero al menos lo he realizado para sacar a la luz lo que está ocurriendo y que me parece muy grave. No podemos seguir permitiendo la interferencia de los poderosos en nuestras vidas y deseos. Debemos sacar a la pequeña capitalista y presidenta de estado que han metido en nuestras cabezas y que nosotras, por comodidad o pereza, hemos dejado crecer allí. Porque, como ellos bien saben, una mujer fuerte, reflexiva e insumisa ante el poder no se deja maltratar por NADIE, ni por su marido, ni por su padre ni su madre (en estos casos concretos todos somos mucho más indefensos porque todavía no tenemos herramientas para defendernos), ni por su hijo, ni por su compañero, ni por su ginecóloga o matrona, ni su profesora, ni por su presidenta del gobierno, ni por su jefa ni por su empresaria. Una mujer inteligente, reflexiva, enérgica e insumisa ante la autoridad y las jerarquías puede con todo porque conoce sus fuerzas y debilidades, sus posibilidades y sus defectos. Una mujer así se hace responsable de su vida, para lo bueno y lo malo. ¡No pueden permitirlo! De ahí que afirme que los dominadores prefieren una “explosión controlada” de una parte de las relaciones de subordinación que el poder mismo creó con sus leyes a que se cuestionen TODAS ellas y puedan crearse alianzas y vínculos fuertes entre nosotros.

A medida que iba escribiendo este texto una frase rondaba mi mente: ¿Cómo es posible que algo tan obvio pase desapercibido y ni siquiera se discuta por el propio movimiento feminista en alguna de sus variantes actuales?

Quiero agradecer a Prado Esteban por haber hecho que prestara atención a todo lo referente al feminismo, doctrina que antes de ser madre no me había interesado demasiado.

Siempre me gusta terminar con un punto personal, quizás no demasiado adecuado para dar esa visión objetiva y científica que se le suele dar a este tipo de artículos. Aún así, lo voy a hacer. Yo también me he vendido al sistema, también he vendido mi alma simplemente por conseguir cosas materiales y les he dicho a los poderosos lo que querían escuchar solo por conseguir sus premios. Pero nunca en mi fuero interior me lo creí ni me fusioné con ellos. Siempre supe que estaba contándoles “rollos”, aunque mi postura fuese muy poco ética. Hoy veo con estupor como gente que se supone crítica, incluso antisistema, traga con todo lo que le tienen preparado los poderosos. ¿Hasta cuándo? Tú tienes la respuesta.

Bibliografía:

http://www.slashdocs.com/szhzt/conger-kanungo-1988-the-empowerment-process-integrating-thery-and-practice.html

http://www.uv.es/~lisis/sofia/7buelga.pdf

– Un estudio crítico con el “empowerment” es http://www.margen.org/suscri/margen61/betancor.pdf

– La educación para el empoderamiento y sus desafíos. Analí Torres: http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1317-58152009000100005&lng=es&nrm=is

– “Knitting for EmPOWERment? – The challenge of power relations through the organization of women homeworkers in Turkey”. Tesis de Katharina Kronhuber de la Universidad de Viena: http://www.oeh.univie.ac.at/fileadmin/FilesQUEERFEM/DA_Kronhuber.pdf

– La Conferencia de Pekín: Una nueva forma de ver el poder.

– El empoderamiento. Cristina Alberdi: http://www.nodo50.org/mujeresred/beijing-alberdi-balance.html

– Curso Básico de Empoderamiento y Liderazgo de la Escuela Municipal de Formación Feminista de Córdoba: http://eoepsabi.educa.aragon.es/descargas/H_Recursos/h_1_Psicol_Educacion/h_1.2.Aspectos_sociales/2.4.Empoderamiento_y_liderazgo.pdf

– Biografía C.V. de Caroline Moser: http://www.carolinemoser.co.uk/wp-content/uploads/2012/08/Caroline_Moser_CV_2012-13.pdf

“Hypertube” y el despotismo ilustrado en Tetuán

  Imagen tomada del facebook de PKMN Arquitectures. https://fbexternal-a.akamaihd.net/safe_image.php?d=AQAVAY0pzyc0lA4G&w=377&h=197&url=http%3A%2F%2Fintermediae.es%2Fimage%2F4009%2Fmaxsize%2F500&cfs=1
Foto enlazada de http://intermediae.es/project/blog_del_proyecto_paisaje_tetuan/blog/hypertube_una_intervencion_de_pkmn_y_taller_de_casqueria_para_proyectotetuan

 Este es un reportaje informal (grabado con mi bebé a la espalda) sobre lo que piensan los vecinos de los 6 tubos de cemento que han depositado dos colectivos (PKMN y Taller de Casquería) en un descampado-plaza del barrio de Tetuán dentro de un proyecto colectivo más amplio financiado por el Ayuntamiento de Madrid con 59.800 euros en el marco del Plan Estratégico de Cultura del Ayuntamiento de Madrid 2012-2015 – PECAM. Aunque en este caso el dinero es casi lo de menos (no es nada comparado con la deuda de Madrid Río, la M-30 o la Ciudad de la Justicia), lo peor es el desprecio y que se rían de nosotros en nuestra cara:

 
“Hypertube” y el despotismo ilustrado en Tetuán from tgalvez on Vimeo.

Este video, autogestionado y grabado en plano secuencia de 9 minutos sin cortes, es producto del enfado de una vecina ante lo que considera una obra de arte en honor a la burbuja inmobiliaria, al servicio del poder, propia del más rancio despotismo ilustrado y sobre todo, una burla al vecindario de Tetuán. ¡Vecinos y vecinas, recuperemos la convivencialidad en el barrio! ¡Señalemos estas obras de arte como lo que son, obras al servicio de los poderosos que nos oprimen, multan y exprimen! Lo que ellos llaman “participación ciudadana” no es más que un espejismo, no es más que un intento de controlar la hipotética disidencia, de dar la impresión de que se decide algo cuando no decidimos NADA… Por eso el despotismo ilustrado moderno es el más perverso que puede existir. No colaboremos o, al menos, no les riamos la gracia, porque nos están faltando al respeto. Y hablamos también de perversidad porque a las personas que trabajan para los poderosos (y encima creen en lo que hacen) les gusta aquello de “que hablen de mí, aunque sea mal”. Por lo tanto, tanto si callas como si les criticas o alabas, les sigues el juego. No importa. Es mejor intentar ser aquel niño que gritó que el rey estaba desnudo que caer en el silencio cómplice o la parodia.

El hueco peligroso entre barandillas ha sido tapado con mucho “arte”. Foto  tomada el 17-01-2014
Foto oficial del proyecto en la web de Intermediae sin precinto: http://intermediae.es/image/4024/maxsize/500

Quizás dentro de poco vengan las misiones pedagógicas a Tetuán a ilustrarnos y ayudarnos a entender cómo 6 cilindros que podrían haber sobrado de alguna obra faraónica y creadora de deuda del Ayuntamiento pueden servir para decorar una plaza. Desde mi punto de vista como mujer del pueblo lo único que puedo decir es que es fruto de su tiempo y que mejor título hubiera sido “Monumento a la Burbuja Inmobiliaria, la Especulación y la Decadencia Moral del Ser Humano”. Donde antes había cacas de perro ahora hay una gran caca de hormigón, metáfora de la situación actual.

Esta es la otra instalación de la plaza.

Si en Tetuán hubiera vida vecinal real esto no hubiera pasado, construyámosla desde la autogestión y no dejemos que nos preparen una a la medida para súbditos o esclavos. Esa es la autocrítica que debemos hacer como vecinos, no hemos sido capaces de recrear las redes auténticas y críticas que hacen falta en estos tiempos tan difíciles, a pesar de que sé que hay valientes que luchan por ello.

Más información en la web de sus creadores: http://intermediae.es/project/blog_del_proyecto_paisaje_tetuan/blog/hypertube_una_intervencion_de_pkmn_y_taller_de_casqueria_para_proyectotetuan

Es difícil leerlo sin que provoque un ataque de grima pero allá va (la negrita es mía). ¿El banco en el parque es un concepto “manido y obsoleto”? ¿Están invitando los artistas al botellón en un barrio con muuuuuucho problema de alcoholismo y drogas, como sabemos los vecinos? ¿A qué se refieren con “Demasiado interesadas” motivaciones vecinales? ¿Tetuán Power?

HYPERTUBE apuesta por:

 #01 Buscar “otras” soluciones en contra de la homogeneización del espacio público… entre el banco para el abuelo y el jardín de juegos para los niños (clichés por cierto bastante manidos y obsoletos) existen una multitud de situaciones intermedias con las que poder trabajar actualmente en nuestro espacio público.

 #02 La generación de (infra) estructuras urbanas básicas que puedan ser implementadas con el tiempo. En contra de las “obras totalmente terminadas”, el proyecto apuesta por la posibilidad de evolución, cambio… mejora y por qué no… desaparición.

 #03 La búsqueda de “usuarios” y “estéticas” no representadas en el espacio público. Parece que Hypertube se va colonizando por “adolescentes” que se hacen fotos en él, charlan con un poco de intimidad en el nivel superior e incluso se beben aquí sus primeras cervezas… ¿Por qué no??? Basta ya de “puritanismos” maniqueos… Estamos trabajando en la implementación de Hypertube, para que pueda ser un recolector de situaciones urbanas heterogéneas…

 #04 La inserción de nuevos elementos en el imaginario colectivo asociado al espacio público… Deseamos lo que vemos y la amplificación de la heterogeneidad visual del paisaje urbano de la ciudad (en este caso del barrio de Tetuán) nos parece fundamental…

 #05 Convertirse en el punto de partida de la remodelación de un solar municipal con un contexto excepcional para convertirse en una plaza para el barrio… tiene un árbol magnífico a uno de sus lados, es lugar de paso del interior del barrio a la concurrida Bravo Murillo, tiene una piscina municipal al lado y varios equipamientos públicos cerca… ¿alguien da más?

 #06 La evaluación a través de unos diseñadores y constructores (Taller de Casquería y PKMN, es decir nosotros), que somos a la vez vecinos del barrio… que vamos al lugar a “ver qué pasa”… y que creemos en la participación más allá de la pregunta directa, la encuesta o las a veces “demasiado interesadas” motivaciones vecinales… El proceso sólo ha comenzado… (no nos pongamos nerviosos…)

 #07 Una monumentalización habitable es posible… que la gente se fotografíe en su barrio como lo hace en el Centro… ¡Tetuán Power!Alguien criticaba la intervención como un pintalabios para el barrio… ¡Qué vivan los pintalabios! Pues ya lo decía la Grado en “Todo sobre mi madre de Almodóvar”: Una es más auténtica cuánto más se parece a lo que ha soñado ser!!” No queremos una ciudad de luto…

 Cuelga tus fotos en Hypertube con el hashtag #hypertube”

  Si después de leer esto no has vomitado o se han despertado en ti impulsos violentos es que tienes un estómago a prueba de bombas y agresiones verbales postmodernas. Me gustaría terminar con una reflexión final. ¿Para quién es el Hypertube? ¿Está pensado para los ancianos del barrio? No, porque dudo mucho que quieran sentarse en el suelo de alguno de los tubos o sean capaces de subir por la escalera vertical al “piso de arriba”. Yo lo intenté con un bebé en brazos y fue imposible. ¿Está pensado para que jueguen los niños, como dicen algunos vecinos en el video? No, porque hay un inquietante hueco entre las barandillas tapado con cinta para precintar que se les debió pasar a los que idearon y diseñaron la caca de hormigón de la que estamos hablando. Es un verdadero peligro para los niños pequeños. Es más, no sería extraño que algún día se precintara por completo por el mismo Ayuntamiento, ya que es obvio que no mantiene las más mínimas medidas de seguridad para los peques del barrio. ¿Está pensado para que lo usen los vecinos jóvenes y maduros capaces de escalar hasta arriba? No, porque la mayoría de ellos no sabe ni lo que es y piensa que es para los niños. Por cierto, la escalera inicial de la primera foto parece al menos un poco más segura que lo que finalmente encargaron, por lo menos no contemplaba agujeros ni saltos al vacío. ¿Está pensado para la gente joven? Sí, parece ser que para que se inicien a gusto en los placeres del botellón. ¿Para quién está realmente diseñado? Os diré mi hipótesis: además de todo lo expuesto a nivel político, ético y económico, para engrandecer el ego de sus creadores.

Un abrazo a los vecinos y vecinas, os dejo mi e-mail y gracias a las personas que han participado en el video con sus respuestas: galvezsanjose@yahoo.es

Este post fue actualizado y ampliado el 17 de enero.

Experiencias enseñando a usar el orinal a un niño de 20 meses.

La crónica de este mes va a ser muy breve ya que ha habido pocos cambios. Los más fundamentales han sido que aguanta más entre pises, ha empezado a ensayar a sentarse solo en el orinal y hemos pasado de utilizar 3-4 pañales en algunos días a que muchos otros el mismo pañal de tela permanezca seco desde por la mañana hasta por la tarde-noche o tengamos que hacer un solo cambio en todo el día.

El 15 de diciembre (¡me quedé con la fecha y todo!) de repente en lugar de ponerle yo en el orinal le dije que probara a bajarse los pantalones y a sentarse “él solito”. ¡Le encantó! Se tiró todo la tarde ensayando y haciendo pis el sólo. Algunas veces hacía pis y otras veces solamente se sentaba, estaba un ratito y se volvía a levantar para jugar.  Al día siguiente sin embargo no volvió a hacerlo por sí mismo y solamente lo ha vuelto a hacer un par de veces más durante el mes.

Durante este mes he comprobado que sigue sin avisar demasiado, aunque suele decírnoslo mucho más si estamos fuera de casa o en el coche que si está en el salón jugando. Es curioso porque aunque habla mucho sigue comunicándose con el ya clásico “puaj, puaj” en lugar de decir “pis” o “caca”.

Como no avisa siempre hay que estar pendiente del tiempo o de sus señales. Una señal clara es cuando se empieza a poner nervioso e inquieto al jugar, y empieza a “liarla parda” con cosas de la casa peligrosas para él y con las que no queremos que juegue. En esos momentos en los que digo “¡qué trasto!” a veces me doy cuenta de que está a punto de hacer pis y le llevo el orinal al lugar donde esté jugando. Si está muy nervioso no se sentará pero con un poco de distracción (un juguete o su libro preferido) sí se sienta y lo hace.  Si no quiere, como siempre, se levanta y se va.

Lo que sí que hace a veces es avisar a posteriori cuando se siente mojado, o dice “puaj, puaj” justo cuando se lo está haciendo o con poquísima antelación. Yo le sigo diciendo de vez en cuando, sobre todo si le pregunto y me dice que no tiene ganas, que avise a mamá, que avise a papá o a la abuela cuando lo necesite. Sé que en algún momento lo entenderá y será capaz. Y él también lo sabe.

Hubo unos días de virus con diarrea y catarro en los que se hizo la caca en el pañal en lugar de avisar o esperar a que le pusiéramos en el w.c. con el reductor o en el orinal.

Por las noches le ponemos un pañal y a dormir todos. Poco a poco por fin hay más noches sin despertares. ¡No me lo puedo creer ni yo con lo mal que lo he pasado con ese tema!

Fuera de casa durante este mes hemos utilizado pañales porque ha hecho muchísimo frío y no queríamos arriesgarnos a que se acatarrara si había un escape. Al final de mes, sin embargo, hemos vuelto a los calzoncillos confiados en que nos avisará o sabremos detectarlo a tiempo.

Todavía estamos lejos de que él avise el 100% de las veces, pero más o menos nos apañamos. Si la persona que le cuida está distraida y no le pone, él se lo hace encima como cualquier otro niño, pero estoy animada porque creo que vamos por un camino lento pero seguro, y sobre todo coherente. ¡Es un aprendizaje mutuo!

¡Hasta el próximo mes!

Investigando: Xenoestrógenos y cáncer de mama

Después de leer el análisis (reduccionista y simplista, en mi opinión) que hace Alicia Puleo desde el ecofeminismo he decidido informarme más sobre los xenoestrógenos.
 

Y aquí un artículo para leer con calma sobre un tema complejo dados los fuertes intereses económicos que existen en todo lo que amenace o cuestione los peligros de la industrialización. Nadie puede negar que esto afecta a la “objetividad” de la ciencia.

Y otros artículos:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9557209?dopt=Abstract

Contaminación ambiental y salud de las mujeres.

Aborto, Yvonne Knibiehler y Pikara Magazine

Dice la historiadora feminista Yvonne Knibiehler en esta interesante entrevista cosas como esta (la negrita es mía):

“-A más de treinta años de la ley Veil que autorizó el aborto en Francia, ¿las mujeres se apropiaron realmente del control de su fecundidad?

-El hecho de que la libertad de dar o no a luz un hijo esté inscrita en la ley evidentemente es fundamental en el plano simbólico. Pero esa libertad jurídica es formal si falta la libertad psicológica. Tomemos el ejemplo de Holanda: es el país que tiene la ley más liberal en materia de aborto, y al mismo tiempo la tasa de abortos más baja del mundo… Lo cual prueba que ambas cosas no son contradictorias. En Francia, en cambio, el número de Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVG en la sigla original) se mantiene anormalmente alto (13 a 14 por mil mujeres en edad de procrear). ¿Por qué? Porque no se les dice lo suficiente a las mujeres que se trata también de una prueba, física y moral. Mientras la IVG siga siendo para las mujeres un símbolo de liberación, la soportarán sin protestar, por desagradable que sea. Y lo mismo vale para la anticoncepción. Los productos que necesitan las mujeres para controlar su fecundidad son fabricados por multinacionales dirigidas por hombres que se preocupan mucho más por las ganancias de esas fabricaciones que por la liberación de las mujeres. En tanto eso no cambie, las feministas no podrán jactarse de haber conquistado el control de su fecundidad.”

 Después leo en Pikara Magazine su sección “Yo aborté, y no soy víctima” y discrepo totalmente de su enfoque frívolo y reduccionista del problema del aborto, que limitan a, tal y como se lee en la foto que acompaña la sección, al lema “ABORTO PORQUE ME SALE DEL COÑO”. Incluso hablan de “bienestar” y “satisfacción” asociados al hecho de abortar.

Y vuelvo a ver el video de Federica Montseny, la ministra anarquista (contradicción horrible, por cierto) que quiso ampliar la territorialidad del decreto del aborto catalán durante la Guerra Civil y del que ya hablé en este post

Dice Gallardón que “la mujer es víctima del aborto y nunca será culpable”. Hemos pedido a través de las redes sociales a las mujeres que han abortado que cuenten su historia, para impedir que el relato de los anti-elección sea el único que se escuche. Son historias diversas: a los 16 años, siendo mayores de edad; por malformación del feto; con Misoprostol en países en los que está penalizado… Pero todas las historias destacan que lo traumático no es abortar sino estar embarazada sin desearlo. Que lo doloroso es sentirte juzgada y cuestionada. Que lo duro es no poder contarlo porque es un tabú. Que víctimas son, en todo caso (de violencia institucional), las mujeres a  las que los Estados niegan sus derechos sexuales y reproductivos. Y todas estas mujeres subrayan también la satisfacción, la sensación de independencia, autoderminación y bienestar que da poder decidir sobre sus cuerpos, sobre sus vidas. – See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/12/yo-aborte-y-no-soy-victima/#sthash.BDulW4B9.dpuf
Las lectoras de Pikara cuentan sus experiencias de interrupción voluntaria del embarazo, vivencias diversas que coinciden en destacar la satisfacción de haber decidido sobre sus cuerpos y sus vidas – See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/12/yo-aborte-y-no-soy-victima/#sthash.BDulW4B9.dpuf
Yo aborté, y no soy víctima
Yo aborté, y no soy víctima

Y pienso, definitivamente, que hacen faltan hombres y mujeres que quieran abordar el tema del aborto DESDE LA LEGALIDAD pero sin la frivolidad de este sector feminista, oponiéndonos tanto a los prohibicionistas como a los que se quedan en la mera legalización mientras los abortos no dejan de aumentar sin “causa” aparente. ¿A nadie le parece extraño? ¿Debemos pensar que es normal y dormir tranquilos? ¿Debemos obviar las causas sociales del aborto? ¿Aunque seamos ateos no podemos hablar de planteamientos éticos en el aborto? ¿Aunque apoyemos la legalización del aborto debemos pensar que es algo maravilloso y que un feto humano es igual a un mosquito o un trozo de carne?  Hay mucho trabajo por delante, no sé si me seremos pocos los que pensemos así o no, pero no debemos tener miedo a la soledad cuando se trata de expresar un punto de vista.

– Aborto LEGAL para evitar más muertes, porque hay casos en los que no queda otra opción y porque una mujer que quiere abortar lo hará de la forma que sea, mejor con garantías.

– Partir de esa legalidad para intentar autoformarnos como hombres y mujeres que conocen su fertilidad y dejan de temerla como si fuera una enfermedad venerea. La reproducción, el parto, la lactancia y la crianza no son enfermedades.

– Libertad para ser madres y padres, libertad para no serlo.

– Apoyo de la colectividad y de las redes entre iguales para ser madres y padres, apoyo de la colectividad si decidimos no serlo.

– Información sobre fertilidad consciente, anticoncepción natural y artificial.

– Reflexión colectiva sobre la maternidad y la paternidad en la sociedad actual y sobre la no maternidad-paternidad.

– Investigación sobre los intereses de los estados en la demografía de los diferentes países a nivel mundial.

– Y libertad de pensamiento y conciencia para salirnos de las sectas ideológicas que nos están destruyendo. Denunciar el uso partidista, hipócrita e interesado de este tema por parte de toda la clase política.

Feminismo y cáncer de mama

Antes de leer este post, recomiendo la lectura de un artículo anterior “Decisiones informadas: los riesgos de no ser una madre joven”.

Interesada por conocer las razones por las que desde todos los ámbitos se obvian una y otra vez las causas del cáncer de mama relacionadas con los hábitos reproductivos y sexuales de las sociedades industrializadas he decidido profundizar, después de escribir este extenso post sobre los riesgos de no ser una madre joven, en la postura que se tiene sobre este tema desde el feminismo. En concreto, desde una autora del ámbito del ecofeminismo. Para ello he seleccionado algunas citas de Alicia Puleo que reproduzco a continuación, con su correspondiente análisis (la negrita es mía):

Alicia Puleo
, Profesora de Filosofía Moral y Política en la Universidad de Valladolid, directora de la Cátedra de Estudios de Género de esa misma Universidad y miembro del Consejo científico de EcoPolítica:

“Otro punto de contacto es, por ejemplo, la incidencia de los pesticidas en las trabajadoras del campo. Los xenoestrógenos son sustancias químicas que por ser similares a los estrógenos producen patologías especiales en las mujeres. Algunos investigadores relacionan el gran aumento del cáncer de mama en las dos últimas décadas con la exposición a xenoestrógenos presentes en pesticidas, en las dioxinas liberadas al medio ambiente por las incineradoras, en las resinas sintéticas de barnices y pinturas, en los envoltorios de plástico y en numerosos productos de cosmética. Ahí tenemos, pues, un aspecto muy específico de la cuestión de porqué la ecología les tiene que interesar particularmente alas mujeres.” http://www.mujeresenred.net/spip.php?article1249

Análisis: No lo pongo en duda pero sería conveniente cada vez que se cita un artículo poner la referencia o los autores para que otras personas pudiéramos también consultar sus fuentes. Obvia las causas relacionadas con la salud reproductiva.


“Las sustancias  tóxicas presentes en ambientadores, material informático, plásticos, pinturas,  plaguicidas, etc. actúan como disruptores endocrinos peligrosos que afectan en primer lugar -aunque no exclusivamente- a la salud de mujeres y de niñas y niños incluso durante la vida fetal. Los xenoestrógenos (sustancias químicamente similares al estrógeno femenino natural) parecen tener un papel fundamental en el incremento del cáncer de mama en los últimos cincuenta años. Como puede inferirse, la preocupación feminista  por la salud de las mujeres en la sociedad química conecta con los objetivos ecologistas.” http://www.ecopolitica.org/index.php?option=com_content&view=article&id=107%3Aecofeminismo-la-perspectiva-de-genero-en-la-conciencia-ecologista-&catid=25%3Aecofeminismo&Itemid=1

Análisis: En el anterior texto hablba de los últimos veinte años, aquí sin embargo se refiere a los últimos cincuenta años. Sigue centrándose solamente en las causas medioambientales y obvia las causas relacionadas con la salud reproductiva.

 “El incremento del cáncer de mama en los últimos cincuenta años se debe principalmente
a los xenoestrógenos, sustancias químicamente similares a las hormonas femeninas (pesticidas
organoclorados, dioxinas de las incineradoras, resinas sintéticas y otras sustancias contenidas
en productos de limpieza, envoltorios de plástico, pinturas, etc.). La ecofeminista Karen Warren
pregunta ¿qué problema puede ser considerado un problema feminista? Y responde: cualquiera
que afecte a las mujeres (Warren, 1996). Por lo tanto, el problema de la salud deteriorada por
la contaminación es un problema feminista.” “Mujeres por un mundo sostenible”.


Análisis: La autora sigue insistiendo en que el aumento de cáncer de mama se debe “principalmente” a los xenoestrógenos y obvia la exposición a los propios estrógenos y a la falta de amamantamiento. Si el cáncer de mama es un problema feminista no se comprende que no se estudien todas sus causas por igual, incluso las que cuestionan los pilares del pensamiento feminista. Ante algo así, no se debería huir sino intentar comprender el fenómeno y cuestionar su validez con argumentos, porque en la ciencia médica ninguna verdad es inmutable.


“En el curso del año 2002, la Red Medioambiental de Mujeres, con sede en Londres, ha denunciado que poco se dice y se hace por combatir el alarmante aumento del cáncer de mama que en los últimos cincuenta años tiene su principal causa en la exposición a xenoestrógenos, es decir, a sustancias químicamente similares a estas hormonas femeninas (pesticidas organoclorados, dioxinas de las incineradoras, resinas sintéticas y otras sustancias contenidas en productos de limpieza, envoltorios de plástico, pinturas, etc.). La atención pública es desviada hacia los factores genéticos, que sólo explican entre el 8 y el 10% de los casos, o culpabilizan a las propias mujeres insistiendo en los estilos de vida (por ejemplo, en la falta de ejercicio físico) cuando la principal causa es totalmente ajena a la decisión individual y proviene de una alimentación y un medio ambiente tóxicos.” Puleo, Alicia H.: “El ecofeminismo y salud de las mujeres”, Revista Meridiam nº 30, Instituto Andaluz de la Mujer, octubre de 2003

Análisis: De nuevo evita colgar los enlaces de los estudios sobre xenoestrógenos que tanto nos ayudarían a acceder a la información de forma directa y sin mediaciones. Después señala que informar de que los estilos de vida afectan al cáncer es “culpabilizar” a las mujeres. Esto no es cierto, se podrá cuestionar la veracidad o falsedad de lo que afirme el paradigma oficial del cáncer pero de ningún modo informar es culpabilizar a las mujeres. Es como si yo dijera que se quiere culpabilizar a los fumadores por fumar cuando se les dice que fumar causa cáncer. Si efectivamente la comida que comemos es veneno puro hay que decirlo, eso no es culpabilizar a las personas que compran en el supermercado sino señalar el problema. Si la falta de ejercicio físico es mala para la salud y se ha visto que hay una relación entre obesidad y cáncer de mama, decirlo no es culpabilizar a las personas obesas. ¿O es mejor que no lo sepan? ¿Es mejor vivir sin “culpa” y en la ignorancia? ¿Por qué no en vez de hablar de “culpa” hablamos de “responsabilidad” sobre la propia vida? No soy libre para comprar comida orgánica porque no tengo los medios para comprarla, pero puedo denunciar la contaminación y puedo luchar por modos de vida autogestionados.

Llama la atención, por otra parte, que se traiga a colación el tema de los estilos de vida y no se incluyan los hábitos reproductivos del mundo industrializado en el debate (no tener hijos, tenerlos muy tardiamente y no amamantarlos). ¿Hablar de esto también es culpabilizar? No se trata de culpabilizar a las mujeres sino de informarlas y creer en que somos seres humanos libres y responsables para tomar decisiones y para rebelarnos contra las situaciones injustas. La culpabilidad se siente cuando se ha hecho lo que no se debía, cuando se ha hecho algo en lo que no se creía. Cuando se ha hecho lo que tu conciencia y deber ético te señalaban, la conciencia está muy limpia. Por ejemplo, cuando una mujer se ve con 40 años triste por no haber podido ser madre cuando era lo que quería y no hizo en su momento por las razones que sean, no tiene por qué sentirse culpable. Hizo lo que pudo con la información que tenía. Y si no lo hizo y se siente mal, es un duelo muy personal que cada cuál debe pasar lo mejor acompañada posible. En ningún caso se debe huir de la verdad, por muy dolorosa que sea. Peor es vivir creyendo en mentiras piadosas para no sufrir. El sufrimiento no debería ser capaz de autodestruirnos sino servir para hacernos más fuertes y canalizar esa frustración por otras vías creativas. Cada persona encontrará su camino y se puede ser madre de muchas maneras. 

Hay que denunciar tanto la contaminación alimenticia como la ideológica. Las dos matan. Y, por cierto, ya que la publicación está financiada por el Instituto Andaluz de la Mujer quizás podríamos pedir responsabilidades políticas respecto al tema de los xenoestrógenos y exigir una investigación de los cultivos andaluces, por ejemplo, de los monocultivos del olivo o de los invernaderos de Almería, etcétera. ¿Por qué el Instituto Andaluz de la Mujer publica este tipo de informaciones y después no mueve un dedo para evitar la contaminación ambiental de la alimentación? ¿No tiene ningún tipo de responsabilidad en el asunto?

“La primera tiene que ver con nuestros propios cuerpos. Se trata de la relación entre contaminación y salud. Según diversos estudios, el alarmante aumento del cáncer de mama en los últimos cincuenta años se debe principalmente a la contaminación medioambiental con xenoestrógenos, sustancias así llamadas por ser químicamente similares al estrógeno. Se encuentran en los alimentos cuando contienen restos de pesticidas organoclorados o dioxinas provenientes de incineradoras, en pinturas de muebles y paredes de nuestras casas, en numerosos productos de limpieza y perfumería que se encuentran en nuestros baños, en los envoltorios de plástico, en las resinas sintéticas… la lista es infinita. En la leche humana materna se han detectado parafinas cloradas y pirorretardantes bromados. Sin embargo, se habla poco de estas causas medioambientales de enfermedad. ¿Hemos de relacionar este relativo silencio con la reciente constatación de que la mayor parte de los estudios clínicos que muestran resultados que no agradan a los sponsors no son publicados? (Jones, Handler, Crowell, Keil, Weaver, Platts-Mills, 2013). Vemos aquí una razón más para evitar la total dependencia de la investigación universitaria con respecto a las empresas privadas que tanto se está impulsando como factor de competitividad, dinamismo y modernización.

El alarmante aumento del cáncer de mama se debe principalmente a la contaminación medioambiental
Salvo honrosas excepciones (entre ellas, el informe presentado en el Senado francés, en 2012, por 2500 médicos y que ha llevado al informe del INSERN de 2013), la medicina se concentra mayoritariamente en estudiar los factores genéticos que explican únicamente el 10 % de los casos de cáncer de mama y culpabiliza incluso a las propias mujeres por no practicar deportes como medio preventivo. La manipulación de insecticidas y herbicidas (en la agricultura, en el cuidado doméstico de plantas de interior y exterior), pero también su presencia en los alimentos es causa de un serio incremento del riesgo de sufrir desde asma hasta Parkinson, linfomas y otros cánceres. Las preguntas que tenemos que formularnos son muchas. A modo de ejemplo: ¿Por qué no se dice que la persona que no consume alimentos de producción ecológica puede llegar a ingerir hasta cincuenta variedades de pesticidas por día? ¿Por qué no se alerta contra la aplicación de insecticidas en el interior de las casas? ¿Por qué se reconoce y se publicita que una sustancia es nociva sólo cuando se quiere lanzar una nueva al mercado en reemplazo de la anterior? Los afectados por la sociedad química son trabajadores y consumidores de ambos sexos, pero como las sustancias tóxicas se fijan mejor en la grasa, el mayor porcentaje de grasa del cuerpo femenino y su mayor inestabilidad hormonal nos hace particularmente sensibles a la contaminación (Valls-Llobet, 2009, 2010). Esta es la causa que explica el mayor número de mujeres entre los afectados por el síndrome de hipersensibilidad química múltiple (SHQM), un cuadro patológico que el desconcierto médico suele diagnosticar como alergia a las gramíneas o al pelo de algún animal doméstico. La química industrial que nos rodea queda, así, fuera de toda sospecha. Ante esta situación, con suma pertinencia, el informe del INSERN aconseja dar mayor formación sobre toxicidad medioambiental al cuerpo médico. Algunos grupos feministas anglosajones han lanzado en los últimos años campañas informativas sobre la relación entre contaminación y salud de las mujeres. Pero, faltos de medios, su voz ha tenido escasa repercusión.” http://revista.conlaa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=554&Itemid=593



Análisis: Se habla poco de las causas medioambientales del cáncer de mama, pero tampoco se habla de las causas reproductivas y de los estrógenos endógenos, los que producimos nosotras mismas durante la fase fértil de nuestra vida. Desde el ecofeminismo tampoco se habla de esto. Haciendo un paralelismo con lo que ella misma señala podríamos preguntarnos si al igual que lo que no agrada a los sponsors no es publicado, lo que no agrada al feminismo en relación a las causas del cáncer de mama es también silenciado por razones ideológicas relacionadas con la maternidad. Cabría también ampliar la crítica sobre la dependencia universitaria a la financiación privada a la financiación estatal, que también financia lo que le interesa, al igual que hacen las empresas. ¿O acaso el pensamiento crítico no debería ser también independiente del Estado y sus instituciones, como el Instituto de la Mujer o los Institutos Universitarios?

Es cierto que se le está dando muchísima publicidad a los factores genéticos del cáncer (causantes de un 10% de los cánceres de mama) mientras que al resto de factores no se les da la misma importancia porque de la prevención no se puede hacer negocio. Ahora comprobamos que desde la visión ecofeminista de esta autora tampoco se quiere hablar de las consecuencias de no tener hijos cuando somos jóvenes y de no amamantar. ¿Por qué ese miedo a hablar de la maternidad y la sexualidad reproductiva de las mujeres? ¿Por qué tirar balones fuera solamente centrándose en los factores medioambientales? ¿Sigue siendo un tabú la maternidad para el feminismo? Por supuesto que hay que denunciar la contaminación y el uso de pesticidas, pero hay mucho más de lo que hablar. Por cierto, George Soros, subvencionador mundial de estudios y entidades feministas, tiene 312.6 millones de dólares invertidos en Monsanto, el creador del pesticida Round Up que contamina nuestros suelos y aguas.

Las monjas

El primer argumento para rebatir la promoción de informaciones tergiversadas respecto al cáncer de mama lo proporcionan las monjas. Antes de los pesticidas y la llegada del plástico y la industrialización masiva ya se sabía que las monjas tenían muchos más casos de cáncer de mama que las casadas. ¿Y qué hacemos con este dato? ¿Cómo no cuadra con nuestros postulados lo ocultamos? O, mejor aún, ¿resaltamos en el artículo algo que no es cierto y sobre lo que no se aporta ninguna prueba como que “El alarmante aumento del cáncer de mama se debe principalmente a la contaminación medioambiental”? 

El cáncer de mama no se debe principalmente a la contaminación medioambiental, aunque no niego que sea una de las causas de ese aumento (como es un tema que no he estudiado todavía, prefiero no hablar de lo que desconozco). Lo que pongo en duda es que sea la razón principal. Sabemos que los países aumentan sus tasas de cáncer de mama al industrializarse ya que este proceso es mucho más que utilizar procesos productivos con máquinas o pesticidas. Es una forma de vida, una forma de no tener hijos o retrasar su nacimiento, una forma de alimentarse y de respirar, una forma determinada de  relacionarnos con el resto de seres humanos, animales y con la naturaleza. La industrialización, tal y como se ha producido, evita y causa muertes a la vez. Desconozco cuál es el saldo de esta triste resta. 


El hecho de que mueran cada año 6.000 mujeres por cáncer de mama en nuestro país y que muchas de esas muertes podrían haberse evitado si hubieran sido madres jóvenes nos debería conducir a algún tipo de reflexión. Más cuando el desconocimiento sobre este tema es total en la sociedad (no así en el ámbito médico), lo que contrasta con los abundantes mensajes que sí recibimos sobre la importancia de la detección precoz y de las mamografías. Un ejemplo más de que en este sistema gana siempre la opción más cara y que más dinero mueva. 


La información debe fluir y
ser debatida en el espacio público para que después se puedan tomar decisiones informadas en la vida privada, tanto si se quieren tener hijos como si no. Flaco favor se hace a la salud de las mujeres cuando se seleccionan los argumentos para evitar hablar de algo que podría cuestionar el modelo de mujer actual que se promociona desde las instituciones estatales y desde las empresas capitalistas, una mujer sin hijos (o con uno muy tardío) y que prioriza su explotación laboral o consumista antes que la construcción de relaciones humanas fuertes o la lucha por un mundo mejor. Si es debido al desconocimiento, es grave, pero si es debido a una ocultación deliberada de información sería mucho más grave.

Creo que estos temas deberían estar en el centro del debate sobre las causas del cáncer de mama para impedir que siga aumentando esta enfermedad y que las mujeres se autoresponsabilicen de su propia salud y, a la vez, responsabilicemos a los que contaminan nuestros campos, cuerpos y mentes. Por eso, termino con las palabras de Emilio Alba, miembro de la junta directiva del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM): 

para Emilio Alba, miembro de la junta directiva del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM), el factor más importante es el reproductivo. “El cáncer ocurre en algún momento entre la primera regla y el primer embarazo y ese periodo ha aumentado mucho en nuestro país: A principios del siglo XX, la primera regla ocurría en torno a los 14 años y la primera gestación sobre los 18, mientras que ahora la edad de inicio de la menstruación se ha adelantado, probablemente debido a una alimentación más calórica, y la edad media de la maternidad está en los 32“.

Con la menstruación empiezan a dividirse las células del conducto mamario que no dejan de hacerlo hasta el primer trimestre del embarazo. “Debido a la exposición a un gran número de hormonas al inicio de la gestación, las células mamarias dejan de dividirse para el resto de la vida, ya que en ese momento se diferencian a células secretoras y transportadoras de la leche. Y sin división, no hay cáncer”, explica Alba.

Esto no quiere decir que la mujer que haya tenido hijos no vaya a tener cáncer, pues las células tumorales pueden haber aparecido antes y su desarrollo -y detección- ser posterior, sino que la maternidad temprana disminuye el riesgo de esta enfermedad.

Además, hay que añadir a ese factor otros como el uso de la píldora anticonceptiva. “El 70% de los tumores de mama tiene un criterio hormono-dependiente y tiene su origen en una causa hormonal”, apunta el vocal de la SEOM. El sobrepeso se suma a esta lista de factores condicionantes a la enfermedad. “Está vinculado a una mayor incidencia y, una vez diagnosticado, a un peor pronóstico”, añade Alba.”

ACTUALIZACIÓN 29/09/2015: 
 Mujeres trabajadoras y cáncer de mama:
El estudio ha tenido en cuenta el sesgo que incluye el retraso de la edad de maternidad en algunas profesiones, ya que es en sí mismo, un factor de riesgo para el cáncer de mama.”
http://www.breastcancerfund.org/assets/pdfs/publications/working-women-and-breast-cancer.pdf  

George Soros y sus inversiones ideológicas

Fragmento de una entrevista a Heleno Saña (Periódico CNT):

“P.- Hoy, ¿los oprimidos saben quiénes son los opresores?
R.- El estado de autoalienación en que se encuentra el individuo medio le impide ver con claridad los hilos de la trama. Lo que por inercia mental seguimos denominado democracia se ha convertido en realidad en un sistema minado y manejado cada vez por los lobbies que el gran capital ha introducido en todos los puntos neurálgicos del organismo social, también en los ministerios y organismos oficiales encargados de servir al bien común. Por supuesto, el ciudadano de a pie ignora la identidad de los protagonistas de esta función, uno de cuyos principios básicos es el de actuar en la sombra y al margen de toda mirada y control públicos. Detrás de las leyes y decisiones que de puertas afuera aparecen como emanadas de los poderes públicos, están casi siempre, los intereses de los grupos de presión.
Lo que desde Raymund R. Popper viene denominándose open society es en realidad dominada por los manejos urdidos a puerta cerrada por los lobbies que operan en todos los confines del planeta. Su tarea consiste precisamente en lograr a escondidas lo que a plena luz del día difícilmente podrían conseguir. El oscurantismo que reinaba en la Edad Media en el plano de la ciencia, la cultura y el conocimiento en general, ha sido sustituido en la Edad Moderna por el oscurantismo económico, al  que pertenecen también los paraísos fiscales, las fugas de capital, las especulaciones bursátiles, las tramas bancarias y los acuerdos secretos de los oligopolios para manipular los precios y burlar las leyes de la competencia. ”

Todavía sigo preguntándome por qué el multimillonario George Soros, accionista de Monsanto (transgénicos y pesticidas) con 312.6 millones de dólares, Carlyle Group (undécima contratista de defensa más importante del mundo) con más de 100 millones de dólares y ahora con el 3% de las acciones de FCC (burbuja inmobiliaria, subcontratas de basura y limpieza urbana…) valoradas en 72,5 millones de euros, financia estudios o campañas relacionadas con los derechos humanos. ¿Por qué alguien que se preocupa por los DD.HH. aceptaría su dinero en lugar de denunciar los crímenes contra la humanidad y la Naturaleza que llevan a cabo estas empresas en todo el mundo?

http://globalresearch.ca/articles/TAL307A.html

Creo que debería ser motivo de reflexión el preguntarse qué está pasando para que el activismo (el que tenga cada uno) coincida con los planteamientos que promueven y subvencionan este tipo de personajes y su fundación “Open Society”. Yo me preocuparía. Al menos hay tres explicaciones posibles: 

a) Es un lavado de imagen, como el resto de la llamada “Responsabilidad Social Corporativa”. 

b) (Mucho más retorcida, por lo tanto, más adaptada a la forma de pensar de esta gente) Ideológicamente lo que subvencionan les interesa apoyarlo por alguna razón más allá de lo estético. Es decir, facilita su penetración en el mercado de un país después del shock producido por la crisis económica que ellos mismos han producido o, al menos, prepara el terreno a la compra de activos de un país (¿no lo llama “la doctrina del schock” Naomi Klein?). En este sentido, es interesante entender los pasos anteriores que se han producido en otros países, como en Yugoslavia. Hay que tener en cuenta que el gran capital a veces actúa “a lo Bush”, enseñando su monstruosidad más o menos a cara descubierta, y a veces actúa “a lo Soros”, con dobles y triples intenciones, de tapadillo o actuando en el plano ideologico (criticando o subvencionando la lucha contra lo que ellos mismos promueven y provocan y, a la vez, controlando la disidencia). Y luego acaban los Bush y los Soros invirtiendo juntitos en empresas como Carlyle. Entiendo que todos tenemos que comer y algunos vendemos nuestros principios todos los días, yo la primera (de hecho si no lo hiciéramos acabaríamos viviendo bajo un puente), pero lo realmente peligroso es creernos nuestras propias mentiras o fusionarnos acríticamente con quien nos paga. 

La opción c) Todavía está por descubrir y a mí se me escapa.

 Traducción del artículo de Karen Talbot:

George Soros: Profeta de una “Sociedad Abierta”. Karen Talbot  www.globalresearch.ca 04 de julio 2003 

La URL de este artículo es: http://globalresearch.ca/articles/TAL307A.html

    George Soros: “El comerciante multimillonario se ha convertido en el rey sin corona de la Europa del este y el profeta de la “sociedad abierta”. Pero, ¿abierta a qué? Neil Clark, New Statesman, 02 de junio 2003

    Una revisión realizada por Karen Talbot:

    George Soros, es conocido como un filántropo emigrante húngaro, un defensor de los derechos humanos y de la “sociedad abierta”, y, por cierto, un financiero – uno de los hombres más ricos del mundo. Soros criticó recientemente a George W. Bush diciendo en un artículo del Financial Times de Londres que las políticas de Irak de su gobierno eran “fundamentalmente equivocadas” y que se basaban en la “falsa ideología de que EE.UU tiene el derecho de imponer su voluntad sobre la del mundo”. Muchos de nosotros en el movimiento por la paz diríamos: “¡Tiene razón!” y podríamos estar inclinados a alabarlo y a creer que esto confirma que en realidad es un “bienhechor” – una imagen, que por cierto él cultiva con cuidado, especialmente a través de diversas organizaciones no gubernamentales. De hecho numerosas organizaciones sin ánimo de lucro han recibido fondos de su fundación porque han tenido esa percepción.

    Pero echemos un vistazo más de cerca para ver lo que está motivando a Soros. Neil Clark, que escribe un artículo incisivo en el New Statesman (2 de junio de 2003) señala que Soros “ganó miles de millones en la caída de las monedas del Este en 1997”, y que fue multado el año pasado “por tráfico de influencias por un tribunal de Francia”. De hecho la especulación monetaria es su modus operandi y si esto contradice así sus declaraciones contra el “fundamentalismo de mercado” y a favor de la “sociedad civil”, que así sea. De hecho, Clark informó que cuando se le preguntó acerca de la crisis que su especulación causó a las economías del Lejano Oriente en 1997, Soros respondió: “Como participante en el mercado, no necesito preocuparme por las consecuencias de mis acciones”.

    Pero todo esto es sólo la punta del iceberg. ¿Qué pasa con las ONG que Soros establece y financia? ¿Quiénes son los otros líderes de estos grupos? Clark nos informa de que en Human Rights Watch, por ejemplo, está Morton Abramowitz, EE.UU, Secretario de Estado adjunto para la inteligencia y de investigación de 1985-1989  y miembro actual del Consejo de Relaciones Exteriores; Warren Zimmerman ex embajador “cuyo hechizo en Yugoslavia coincidió con la ruptura de ese país”, y Paul Goble, director de comunicaciones de la radio creada por la CIA, Radio Free Europe / Radio Liberty (que Soros también financia).

    Según Clark, el “Grupo Internacional de Crisis” de Soros, cuenta con tales “lumbreras independientes como los ex consejeros de seguridad nacionales Zbigniew Brzezinki y Richard Allen, así como el general Wesley Clark, una vez comandante supremo aliado de la OTAN para Europa. El Vicepresidente del grupo es el ex congresista Stephen Solarz, una vez descrito como “jefe estratega del lobby legislativo de Israel len el Capitolio” y signatario, junto a personas de la talla de Richard Perle y Paul Wolfowitz, y el firmante de una famosa carta al presidente Clinton en 1998 que llamaba a una “estrategia política y militar global para echar abajo a Saddam y su régimen””.

    Esto en cuanto a la oposición de Soros a las políticas de Bush en Irak.

    ¡Hay más! ¿Quiénes son los socios de negocios de Soros en el Grupo Carlyle – uno de los fondos de capital privado más grandes del mundo, que obtiene su mayor parte de los beneficios de los contratos de defensa? Incluyen al ex secretario de Estado James Baker y Frank Carlucci, ex secretario de Defensa, George Bush, Sr., y ” hasta hace poco tiempo, a los familiares de Osama Bin Laden distanciados.” Soros ha invertido más de 100 millones de dólares en Carlyle, afirma Clark.

    También señala que “Soros no puede, como a veces se sugiere, ser un agente a sueldo de la CIA. Pero que sus corporaciones y ONGs están estrechamente envueltas en el expansionismo de EE.UU no puede ponerse en duda seriamente”.

    Esto nos lleva de nuevo a la pregunta, “¿por qué ha criticado Soros a Bush”. La respuesta está en el entendimiento de que, más que nunca, dentro de la élite del poder de Wall Street puede haber diferencias en la táctica, pero rara vez hay diferencias significativas en el objetivo final – abrir el camino hacia la maximización de los beneficios corporativos en todo el mundo. Hoy en día, hay básicamente unidad en el propósito de la promoción de la dominación imperial de los EE.UU, y en el proceso, un intento de resolver una profunda crisis económica mundial controlando los menguantes recursos de petróleo y energía.

    ¿De qué manera esta obra se lleva a cabo en lo que respecta Soros? Como Clark señala “Soros está enfadado no con los objetivos de Bush – de expansión de la Pax Americana y hacer que el mundo sea seguro para capitalistas globales como él -, sino con la forma burda y torpe de Bush de llegar a ello. Al mostrar las ambiciones de Estados Unidos tan claras, la pandilla de Bush ha cometido el pecado capital de revelar la estrategia. Durante años, Soros y sus ONG han hecho su trabajo de ampliar los límites del “mundo libre” con tanta habilidad que casi nadie se ha dado cuenta. Ahora un paleto de Texas y una banda de neoconservadores con exceso de celo lo han echado a perder”.

    El estilo de Soros es usar un par de millones de dólares, algunas ONG y un “guiño del departamento de Estado de EE.UU” para derrocar gobiernos extranjeros que son “malos para los negocios” para apoderarse de los bienes de una nación, e incluso obtener las gracias por su benevolencia'”, según Clark. Este método ha funcionado para Soros y sus secuaces.

    Tome el colapso de la Unión Soviética, por ejemplo. Clark señala que “el papel de Soros fue crucial: “A partir de 1979, se distribuyeron 3 millones de dólares al año a los disidentes, incluidos los movimientos de solidaridad de Polonia, la Carta 77 en Checoslovaquia y Andrei Sajarov en la Unión Soviética. En 1984, fundó el primer Instituto de la Open Society en Hungría y bombeó millones de dólares a los movimientos de oposición y medios de comunicación independientes. Aparentemente destinadas a la construcción de una “sociedad civil”, estas iniciativas fueron diseñadas para debilitar las estructuras políticas existentes y preparar el camino para la eventual explotación de Europa oriental por el capital global. Soros afirma ahora con su falta de modestia característica, que fue responsable de la “americanización” de Europa del Este “.

    Más reciente es el caso de Yugoslavia. Como Clark afirma:

    Los yugoslavos permanecieron tercamente resistentes y repetidamente devolvieron al Partido Socialista reformado de Slobodan Milosevic al gobierno. Soros estuvo a la altura del desafío. Desde 1991, su Open Society Institute canalizó más de 100 millones de dólares a las arcas de la oposición anti-Milosevic, la financiación de los partidos políticos, editoriales y medios de comunicación “independientes” como Radio B92, la pequeña y valiente estación de radio estudiantil de la mitología occidental, que era en realidad financiada por uno de los hombres más ricos del mundo en nombre de la nación más poderosa del mundo. Con Slobo finalmente derrocado en 2000 en un golpe de estado financiado, planeado y ejecutado en Washington lo único que quedaba era llevar al ex líder yugoslavo al tribunal de La Haya, co-financiado por Soros, junto con otros custodios de los derechos humanos, como Time Warner Corporation y Disney. Se enfrentó a acusaciones de crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio, basados ​​en la evidencia principal en gran parte anecdótica de (lo has adivinado) Human Rights Watch “.

    Clark señala que “desde la caída de Milosevic, Serbia, bajo los auspicios de los reformadores apoyados por Soros”, se ha vuelto menos, no más, libre. El recientemente levantado estado de emergencia vio a más de 4.000 personas detenidas, muchos de ellos sin cargos, los partidos políticos amenazados con prohibiciones y periódicos críticos cerraron”. Esto ha sido tan evidente que fue condenado por la Comisión de Derechos Humanos y de el británico Grupo de Helsinki.

    “Soros ha hecho dinero en todos los países que ha ayudado a “abrir”. En Kosovo, por ejemplo, ha invertido 50 millones de dólares en un intento de hacerse con el control del complejo minero de Trepca, donde existen grandes reservas de oro, plata, plomo y otros minerales con un valor estimado en la región de 5 mil millones de dólares. Él, por lo tanto, copia el patrón que ha desplegado con gran efecto sobre el conjunto de Europa del Este de defender la “terapia de choque’ y ‘reformas económicas’, y luego precipitarse con sus socios para comprar activos estatales valiosos a precios de saldo”, según Clark . *

    En Hungría , Soros es el benefactor del partido Demócratas Libres “, que ha seguido la agenda clásica de Soros de privatización y liberalización económica – que conduce a una brecha cada vez mayor entre ricos y pobres “, dice Clark.

    “La estrategia de Soros para extender la Pax Americana difiere del modelo de Bush, sobre todo en su sutileza. Pero es igual de ambicioso y mortal”, concluye Clark .

    Por supuesto, en el caso de Yugoslavia, en última instancia, el enfoque de Soros no fue suficiente para que el abrumador poder de los militares de EE.UU se pusiera en juego.*

    Para obtener información de fondo sobre la antigua Yugoslavia , vea ” las verdaderas razones de la guerra en Yugoslavia : Copia de seguridad de la Globalización con el poder militar “, de Karen Talbot, http://icpj.org/military_build.html

El artículo de Neil Clark que se cita es este: http://www.newstatesman.com/node/145568

Relacionada: – El poder es retorcido. ¿Intentamos comprenderlo? Algunos apuntes para empezar: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2013/12/el-poder-es-retorcido-intentamos.html