La Educación Prohibida

Copio y pego una vieja entrada de 2012 de otro de mis blogs:

La Educación Prohibida.

Hoy he visto este trailer a través de “Homeschooling en Madrid” y me he quedado con ganas de saber más de este proyecto y de las cuestiones que plantea. Realmente, son las cuestiones importantes que deberíamos plantearnos, sobre todo teniendo en cuenta el camino que lleva la humanidad. Ahora bien, junto a planteamientos interesantes veo que se ha dado voz a colectivos frente a los que me muestro totalmente escéptica. No sé cuál será el tratamiento final de las entrevistas y confío en que no será una suma sin más de voces sino que se intentará llegar al fondo del asunto, profundizar desde un punto de vista crítico con cada una de las posturas. No valdría criticar la educación oficial “militarizada” y capitalista, tanto la estatal, privada y concertada, para caer en brazos de oscurantismos de nuevo cuño.

Para mí uno de estos nuevos oscurantismos está representado por las escuelas Waldorf que parten de Rudolf Steiner y la antroposofía. Para una breve introducción en este tipo de escuelas recomiendo leer este artículo, aunque no comparta su punto de vista contrario a la no escolarización: http://adepensar.blogspot.com/2009/06/waldorf-la-pedagogia-sarasa.html

Está muy bien que critiquemos la educación que se nos impone desde el estado y el sistema capitalista, su adoctrinamiento, su masacre a la creatividad y las ganas de aprender, ya que su principal función es acostumbrarnos a lo que vendrá después y a ser seres sumisos frente al poder. Ahora bien, la educación debe partir de la verdad, del ansia de verdad al menos. Para mí, pedagogos que creen en la existencia de los ángeles o de Dios, seres que pertenecen al ámbito de las creencias no demostrables, a la intimidad de la fe, pierden toda credibilidad cuando tratan de incluirlos en su método pedagógico. ¿Cómo podemos partir de una mentira o de algo indemostrable que pertenece al ámbito de las creencias personales? Y aquí vuelvo a referemirme a las escuelas Waldorf creadas por Rudolf Steiner y la antroposofía. Esta crítica es extensible a su rama de “banca ética”, Triodos Bank, como podemos ver en el temario de este curso impartido por su subdirector general: http://www.sociedadantroposofica.com/Eventos/Seminario/

Como dato curioso, algunas escuelas Waldorf están asociadas a la UNESCO en su Plan de Escuelas Asociadas creado en 1953: http://es.wikipedia.org/wiki/Pedagog%C3%ADa_Waldorf . Pero lo que creo que más me disgusta y me intriga es su origen. Según la Wikipedia:

“En 1919 Steiner visitó la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, en Stuttgart, Alemania y habló a los trabajadores sobre la necesidad de una renovación social, una nueva forma de organizar la sociedad, su vida política, cultural y económica. Era su propuesta de la llamada Tripartición o Triformación social. El dueño de la fábrica, Emil Molt, le solicitó a Steiner si podría encargarse de establecer y dirigir una escuela para educar a los hijos de los empleados de su empresa en este nuevo sentido social, preservando lo cultural-educativo dentro de la esfera de la Libertad, sin interferencia de lo político ni de lo económico. Así nació la Escuela libre Waldorf. La educación que recibieron estos niños fue tan innovadora y evolucionada que pronto comenzaron a surgir escuelas Waldorf en Alemania y luego el movimiento de escuelas Waldorf se extendió por el resto de Europa y el mundo.”

¿Por qué un empresario querría educar a los hijos de sus empleados “sin interferencia de lo económico”? Como anarquista, creo en la libertad, el apoyo mutuo y la autogestión. Los trabajadores deben asociarse para educarse a sí mismos. ¿Qué clase de valores quería transmitir a los obreros Emil Molt? ¿La sumisión al empresario de una fábrica de un producto tóxico como los cigarrillos Waldorf Astoria? ¿Que no hay razón lógica alguna por la que unos seres humanos acumulan y derrochan mientras otros pasan toda su vida trabajando para otros? ¿Que puede existir una coexistencia pacífica entre empresarios y trabajadores a través de la paz social, espejismos y migajas? ¿Que el sistema económico no debe tocarse aunque cree necesidades falsas (cigarrillos) en la población o se base en la guerra y la muerte como motor de la economía? Esa desde luego no es la educación ni los valores que me gustaría transmitir a las nuevas generaciones si lo que deseamos es un mundo mejor o que simplemente no se autodestruya. Seguiré investigando y leyendo: http://www.rudolfsteinerweb.com/a/emil_molt.php

En fin… lo importante es no perder nunca el espíritu crítico para, como dice la expresión popular, no salir de Málaga para entrar en Malagón.

Por cierto, ¿conocerán los documentalistas la Escuela Libre Paideia?

5 pensamientos en “La Educación Prohibida

  1. Yo llevo a mi hijo a una escuela Waldorf desde los 4 años; y al otro hijo que tengo lo llevaré el año que viene. Ciertamente a mi me chirría la antroposofia, sobre todo por sus orígenes y contaminaciones (aquella época fue muy convulsa), pero he elgido esa educación porque es la menos mala (y la escuela Paideia no está en Madrid).
    Por lo demás te puedo asegurar que la religión que se enseña en esta pedagogía no es digamos "clerical", sino cultural, simbólica, convivencial… ¿Qué tiene de malo celebrar la navidad (o el solsticio de invierno) en familia? ¿Qué tiene de malo enseñar a los niños a que los regalos de esa navidad o cualquier otra celebración no sean comprados en tiendas, sino hechos a mano por las personas? ¿Qué tiene de malo que en primaria no tengan libros o que estos los creen los propios niños a lo largo del curso?
    Para finalizar, te diré que a partir de secundaria el programa escolar viene a ser el mismo que en las escuelas públicas, por lo que llegado ese momento, quizá cambie de colegio a mis hijos, sobre todo si no tengo dinero para seguir pagando la escuela Waldorf…
    También te digo que la educación Waldorf , al menos en España, está muy contaminada por el exterior que le rodea, es decir no es una secta ni puede serlo; en cuanto los niños son mayores se ponen piercings, están obsesionados con los smartphones, etc. Y los profesores, salvo excepciones, no dejan de ser personas normales con sus problemas diarios… El nivel de putrefacción de la sociedad en la que vivimos es tal que ni siquiera las sectas pueden ser impermeables al exterior; y yo por parte creo que la educación Waldorf en infantil y primaria es por ahora un reservorio de aire más o menos limpio…

    En fin, que no hay que dejarse asustar por lo que leemos por ahí… y menos tú, que haces una labor de investigación SUBLIME en el asunto de la MUJER y tienes una gran capacidad de estudio, análisis y reflexión.

    Un saludo

  2. Bueno, la escuela Waldorf, aparte de ser carísima, tiene un perfil absolutamente jerárquico y misógino tal como reflejan los libros de y sobre su fundador, tratados como la verdad absoluta.

    Y tienen un verdadero tufo de la época en que fundaron los primeros centros, como lo de cantar un himno todas las mañanas en alemán, tratar de "don" a los profesores, y no permitir que las chicas lleven minifalda o lo que les apetezca. Por algo son las escuelas privadas con más centros en Alemania. Nada que ver con la pedagogía libertaria ni de la actual Paideia ni de la lejana Escuela Moderna, ni su profesorado, sus métodos y su ideología, que tenerla la tiene y no es precisamente libertaria. Se llaman pedagogía libre, al estilo de los capitalista ultraliberales.

  3. Alex, mis padres me llevaron a una escuela Waldorf madrileña durante unos pocos meses cuando tendría 4-5 años (hasta que se acabó el dinero y me metieron en la pública del barrio…). Tengo buenos recuerdos aunque bastante borrosos, de hacer pan junto a otros niños. No me asusta en absoluto, lo que no quita que considere que su filosofía es nociva y errónea tanto cuando se trata de un banco como Triodos como cuando se trata de una escuela. Por circunstancias biográficas y familiares conozco bastante bien el mundo de la Nueva Era. No me asusta ni lo considero alternativa a nada, pero eso no quita que los niños puedan estar bien, también muchos lo están en las guarderías estatales. Pero hay algo más… Un abrazo.

  4. Los niños también "están bien" jugando a las maquinitas todo el día, si tienes dudas pregúntaselo a ellos…, por lo tanto que "estén bien" en las guarderías estatales no significa nada; son los padres, que para eso lo son, además de adultos y responsables, los que deben decidir que es lo bueno para sus hijos, y a todas luces, la educación infantil y primaria de las escuelas waldorf es mejor que la de las escuelas públicas (donde ya amenazan con meter maquinitas también). Ah, y la antroposofia no es la nueva era; otra cosa es que la nueva era beba de esa fuente, y de otras (sin ton ni son). Y te lo digo yo, que me chirría la antroposofia. Por lo demás, a mi no se me ocurriría, por ejemplo, compararte con Rafapal porque compartís desprecio por la nueva era. El mundo en el que vivimos es muy complejo y está lleno de sutilezas y de extraños compañeros de viaje… Y la VERDAD es como las pepitas de oro: ambas están diseminadas por todas partes y en diminutas partículas. Se trata, por tanto, de localizarlas sin descartar en su totalidad ningún posible yacimiento. En la antroposofia, aunque nos chirríe, seguro que hay pepitas de verdad.

  5. "pepitas de verdad" hay hasta en el islán y eso no hace buenas a las madrasas coránicas ni a las escuelas solo para niños del afganistán talibán. !que a ti te gustan más las escuelas Waldorf, me parece muy bien, pero eso no las hace mejor que cualquier otra por el hecho de ser "estatales" "catolicas" o de cualquier otro palo idológico-adoctrinador proselitista!. Eso si, la gestión de las dos escuelas del tipo que te gustan y que están en Madrid es la de cualquier empresa privada, con criterios empresariales primando sobre los educativos y sociales. No deja de ser un tipo de educación elitista y excluyente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *