La mujer del pueblo domesticada

En este video de eldiario.es sobre “micromachismos” lo que me parece más preocupante es ver a una mujer apocada, sin energía vital, incapaz de defenderse por sí misma o simplemente incapaz de expresar sus deseos, ideas y convicciones de una manera normal, incapaz de decir “esta boca es mía” en el trabajo o con un marido pasota (situación en la que muchas veces es al revés, son nuestras parejas masculinas las que más hacen en casa y nosotras las que hacemos menos…) o de decirle a un chico que quiere ligar que no está interesada (he vivido el acoso de babosos y el chico de ese video no creo que pueda catalogarse como tal. ¿Cualquier intento de ligue es micromachismo?).

En resumen, en este video veo al fruto de la domesticación de la mujer tras años de adoctrinamiento y sumisión desde el nacimiento, desde los consejos de expertos e instituciones de poder. Han conseguido extender el modelo de mujer reprimida de las clases altas a la mujer del pueblo, que nunca fue así y además tenía redes de apoyo de mujeres y hombres para defenderse. Apuesto a que una mujer como esta que se describe aquí reaccionaría en todas estas situaciones de una forma bastante diferente:
 
“De esta suerte proceden las mas de las Amas: criadas con entera libertad entre la plebe, sin instrucción, sin principios morales, sin decoro, sin urbanidad, no conocen más razón que los caprichos de su alvedrío”. http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2014/05/nodrizas-y-autonomia-personal.html

Sobre cómo el Estado impuso la autorización marital en ciertas profesiones. No fue una petición popular de los maridos ni de los padres: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2014/05/he-encontrado-en-el-libro-criadas.html 

Y este sobre cuando existían decretos-leyes en España contra las mujeres que decían obscenidades a los viandantes. ¡Oh, cielos! ¡Mujeres del pueblo diciendo burradas por la calle a los hombres y quizás también a otras mujeres!:
http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2014/05/las-lavanderas.html
  
Ahora me gustaría incluir esta carta de Federico García Lorca a “las muchachas” (las nodrizas de su casa). ¿Alguien se imagina a Dolores, la Colorina, reaccionando como la mujer de este video en estas situaciones frente a los hombres? Si tenían que tragar con injusticias, era por las diferencias de clase, unas servían y otros y otras eran servidos:
 
“Aquí están, Anilla la Juanera y Dolores, la Colorina
Sobre todo mi Dolores, por lo buenísima que es
Vino a amamantar a mi hermano Paco y se quedó,
Habla mucho, se ríe mucho, cuenta historias sin parar
Como si hubiese vivido treinta vidas.
Es analfabeta porque nadie ha sabido enseñarle
A leer, mi madre lo intentó sin resultado,
Pero sabe más que todos nosotros.
En lo que se refiere al sexo, tiene una moral natural
Sin hipocresías, ni severidades.
Ella me ha enseñado a vivir…también Víctor Hugo, Galdós, Verlaine,
Juan Ramón Jiménez, Machado y sobre todo Rubén Darío.
Ellas, las criadas “muchachas” traen a los niños ricos, canciones
Romances y cuentos.
El niño tiene la marca
De la mujer pobre, que le da al mismo tiempo
En su cándida leche silvestre, la médula del país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *