Fragmento de “La represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión inconsciente”

 

Al igual que he puesto en cuestión algunos de los planteamientos de Casilda* en el post “Pariremos con autenticidad” me gustaría rescatar este fragmento del libro que escribió junto a Ana Cachafeiro porque me parece muy lúcido. No creo en la idealización de los autores sino en rescatar lo que haya de interesante en sus obras y cuestionar lo que haya que revisar. En este sentido, aunque me parece que en algunos aspectos crea de la nada nuevos mitos del origen, en otros da en el clavo, como en la descripción de la simbiosis natural que existe entre madre y bebé al principio de la vida, y cómo esta interdependencia es boicoteada desde todos los frentes.

Andaba buscando un fragmento en el que hablara sobre el chupete como sustituto materno para otro artículo y me he topado con su mención a la “fecundación in vitro” y la ingeniería genética vinculadas directamente con el poder económico. Creo, sin embargo, que no fue capaz de darse cuenta de que, en realidad, la generalización de todos esos fenómenos que cita terminaría implantándose también por la vía del “deseo” y no de la “realidad”, justo al revés de lo que ella proponía. No hay más que ver cómo se protesta por la retirada de la financiación por parte de la sanidad estatal de la inseminación artificial a las mujeres sanas, no estériles, que “desean” tener un hijo pero no “desean” tenerlo con un hombre de carne y hueso (requisito indispensable hasta ahora en la especie humana, no así en las especies animales domesticadas) ni tampoco “desean” inseminarse en casa con una jeringuilla y esperma de catálogo (tan sustitutos del cuerpo masculino como el biberón y la leche en polvo o leche materna congelada lo son del cuerpo femenino).

¿Será que los adultos que hablan de “derechos”, cumplir “deseos” y los que se encargan de mercantilizarlos en realidad nadan en un “mar de carencias” y “robotización”?

Pg. 256 :”La vida humana es una continuidad de procesos y su reproducción se asegura por el principio del placer… o por los sucedáneos tecnico- plastificados inventados por el hombre para controlarla y someterla a los intereses patriarcales, que son lo que hoy constituyen el consabido principio de realidad ya indefectiblemente opuesto al principio del placer. La cuestión estriba en que la realidad que se organiza es un diseño artificial que está arrancando las raíces mismas de la vida, el principio inmanente de la vida, de manera tal que en lugar de ser impulsada por los deseos, es sumergida en un mar de carencias, donde se manipulan y dirigen todos sus movimientos, llegando en los tiempos actuales, gracias al desarrollo de la tecnología, a unos grados de robotización en otros tiempos increíbles. El principio del placer es meramente el respeto a la vida; el principio de la realidad es su robotización. Hoy, en la sociedad occidental, el parto hospitalario, las cesáreas, el chupete de plástico, la cuna y la leche artificial están ya generalizadas; cuando lo estén la fecundación in vitro, la técnicas de desarrollo fetal en laboratorio y la ingeniería genética, es decir, cuando ya ni el coito ni la gestación en el útero materno sean necesarias para la reproducción… ¿a dónde podremos volver la mirada para encontrar algún hálito de vida humana? No es la técnica al servicio de la vida humana, sino la robotización de los seres humanos por medio de la técnica al servicio de la reproducción de los patrimonios y de los capitales”.

 Relacionado:

– Cuando un congreso feminista se opuso a la ingeniería reproductiva y genética en 1985…
http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/04/cuando-un-congreso-feminista-se-opuso.html

– Fragmentos del libro “El útero artificial” de Henri Atlan:
http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/09/fragmentos-del-libro-el-utero.html

– Fragmento del libro “La procreación artificial” de Jacques Testart:
http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/08/fragmento-del-libro-la-procreacion.html 

– La OTAN y las nuevas tecnologías reproductivas:
http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/09/la-otan-y-las-nuevas-tecnologias.html 

Enlace externo: “Mamá, ¿yo tendré papá?” 

*Por cierto, en la web oficial de Casilda hay un verdadero sinsentido sobre una conspiración nazi, el Psoe como salvador y otras chicas del montón. Los nazis es cierto que “ganaron” la guerra en muchos sentidos pero no se puede negar el apoyo del Psoe y del PP (y de muchos otros partidos), precisamente, al tema de la ingeniería genética, los catálogos humanos de reproducción y el adultocentrismo de estas técnicas. Por no hablar de la retirada de las tropas de Irak para llevarlas a la intervención militar imperialista en Afganistán.

4 pensamientos en “Fragmento de “La represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión inconsciente”

  1. Vengo observando las últimas semanas han publicado en El País, diario que consulto en parte para seguir la pista a cómo promocionan descaradamente todo este tipo de tecnologías antihumanas (de tanto en tanto cuelgan un artículos sobre el llamado "transhumanismo", por ejemplo), varios artículos sobre infertilidad o bien sobre maternidad a los cuarenta en que se hablaba de lo que ofrecen las técnicas de reproducción y de la vitrificación de óvulos. Están promocionando que sea algo normal que una mujer se someta a la extracción y congelación de sus óvulos para que pase lo que pase, y después de haber sido explotada como corresponde por la empresa de turno (este servicio lo ofrecen a sus empleadas directamente algunas empresas tecnológicas, como también fue noticia) pueda ser madre, eso sí, previo pago de todos los servicios y mediante técnicas artificiales. Con beneficio para las empresas y con sobrantes con que experimentar, sean óvulos o embriones. Lo último, la noticia de una famosa actriz que al parecer ha hecho esto exactamente.

    Lo mismo ocurre, me parece, con el debate mediático de los vientres de alquiler. Tenemos que ver normal que se vendan seres humanos (si hay dinero de por medio esto es justo lo que es) y que el deseo de alguien de ser padre/madre se convierta en un derecho por encima del derecho de un niño a no ser tratado como mercancía. Y esto hay detrás también de todos estos temas: la persona convertida en un producto, en una "cosa".

    Gracias Tania por tus entradas.

  2. Pingback: ¡Préñame! | Las Interferencias

  3. Pingback: Prostíbulos sexuales, prostíbulos reproductivos | Las Interferencias

  4. Pingback: Contra el regalo de recién nacidos | Las Interferencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *