La madre patriarcal

No está de moda admitir que gran parte de las mujeres ha sido corresponsables en el mantenimiento del patriarcado y, más en concreto, en el control de la sexualidad y maternidad de sus hijas. Acabo de encontrar un ejemplo histórico en el que se ve como una madre patriarcal romana y un “experto” opinan y discuten entre ellos sobre lo que tiene que hacer una hija y un bebé con su lactancia. La madre castra la simbiosis madre-bebé con el argumento del “porsubien” (por el bien de la hija). El experto ajeno a la familia lo hace con otro argumento del “porsubien” (por el bien del bebé), en este caso un argumento bioclasista/racista, ya que el bebé se podría “contaminar” a través de la leche del pueblo. Todos eran de clase aristocrática y vivían bajo el patriarcado legal y social romano. El experto además era lo que hoy llamaríamos intersexual, demostrando que eran argumentos que estaban implantados en la clase alta en general, no solamente en los “hombres”:

“No todo el mundo aprobaba la práctica de usar nodrizas, pero estaba bien implantado. Aulus Gellius recuerda cómo acompañó al filósofo Favorinus a visitar a uno de sus últimos alumnos, un senador de una familia noble. Su mujer acababa de tener un hijo, y Favorinus deseaba darle la enhorabuena: “Cuando le dijeron lo largo que había sido el parto, lo difícil que había sido, y que la chica, superada por los esfuerzos y la falta de sueño estaba ahora durmiendo, él comenzó a hablar. “Sin duda, dijo, “¿ella amamantará a su hijo con su propia leche?”. Pero la madre de la chica dijo que tuvo que ser salvada de esto, y hubo que conseguir nodrizas para que la cansada y difícil tarea de amamantar no se sumara a los dolores que había sufrido durante el parto”. Esto enfureció a Favorinus, “¿te crees que la Naturaleza proveyó a las mujeres con pezones como si fueran lunares?” Y siguió así por un rato. Los argumentos que usó eran un poco falaces ya que argumentaba que: “si de la que piensas proveerte de leche es una esclava o una persona de antecedentes serviles, y, como suele pasar, de origen extranjero y bárbaro, si es deshonesta, fea, inmodesta, bebedora,” algunas de sus cualidades desafortunadas podrían ser transferidas al niño que alimenta, a través de la leche. Las autoridades modernas podrían estar de acuerdo en principio, aunque el efecto que postularían sería psicológico más que fisiológico. Favorinus, un Galo Helenizado de Arles, del que se decía fehacientemente que era hermadrodita, era un filósofo prominente en el reino de Adriano y en la primera parte del reinado de Antoninus Pius.”

Tanta empatía mal enfocada, tanto “porsubien” ignorante, peligroso para la salud de ambos y que iniciaba una relación de mutua desconexión que se transmitía de generación en generación en las clases gobernantes…

Creo que es necesario estudiar el papel de la madre patriarcal para evitar sesgos sexistas en el estudio del patriarcado (por ejemplo, cuando se dice que es “el hombre” en abstracto el que ha intentado siempre controlar la sexualidad de la mujer). En la aristocracia romana eran las madres las que educaban a los hijos como futuros líderes durante sus primeros años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *