Últimos trabajos

El trabajo asalariado siempre es una prostitución del cuerpo y la mente en la que nos entregamos por pura supervivencia, dentro de esta granja humana en la que vivimos, a ser el intrumento de una instancia superior, donde nos sometemos a los deseos superficiales de otros y donde muchas veces tenemos que hacer cosas en las que no creemos o que van incluso contra nuestros propios valores. Sí, por dinero. Incluso en las mejores condiciones laborales, la autocensura existe porque existe el castigo ejemplar y los expedientes disciplinarios para quien sobrepasa las normas.

Sin embargo, para quien le pueda interesar, aquí os dejo algunos de los últimos videos que he realizado en esta última etapa laboral que me parecen interesantes por la temática, las personas que intervienen en ellos o las reflexiones que puedan suscitar: