“Conócete a ti mismo”

La famosa frase del Templo de Apolo de Delfos viene a mi mente después de haber escrito sobre el empoderamiento.

“Conócete a ti mismo”, “Conócete a ti misma”… Para enfrentarnos a los problemas derivados de esta forma de vida y las formas de control y dominación actuales hay que empezar por ahí, por conocernos desde la honestidad, sin autoengaños ni mentiras piadosas.

Conocernos, en lugar de debilitarnos, nos hace más fuertes o, al menos, nos hace conscientes de nuestras debilidades.

γνῶθι σεαυτόν