Mi vida laboral después de un intento fallido de sanción de empleo y sueldo de varios años, una excedencia voluntaria por cuidado de hijos y una media jornada…

Soy mujer. Después del permiso de maternidad me tomé otros 10 meses de excedencia por cuidado de hijos y después un año a media jornada, todo gracias a mis propios ahorros… Ahora me entero de que hay mucha gente preocupada por mí, realizando estudios sesudos para entender mi comportamiento, preocupados por las consecuencias negativas que todo esto pudo tener en mi “carrera profesional” e intentando paliar mi terrible situación con “más servicios” que logren liberarme de tanta penuria y desgracia. ¡Gracias por el interés pero sé defenderme bastante bien! Yo me preocuparía más bien porque hubiera flexibilidad real de conciliación en los trabajos, que pudiéramos (o no) llevar a los niños en algunos momentos o días, que existieran guarderías flexibles en las empresas para quien deseara usarlas, que el permiso de maternidad se alargara a voluntad hasta los 12 meses, que la jornada semanal se redujera a la mitad, que nuestra energía vital se enfocara hacia tareas que merecieran la pena y no hacia la destrucción del mundo o en fabricar tonterías, que por fin se tuvieran en cuenta las necesidades fundamentales del ser humano (comenzando por las de los bebés)…

 Aquí os dejo algunos de los videos que he realizado en la UNED desde mi reincorporación:

24-10-2014. Lactancia materna, mucho más que leche:

Lactancia materna. ¿Cómo hacer que las cosas sucedan?

06-02-2015.

Los cuidados del bebé prematuro: una nueva mirada:

13-02-2015.

Nacer y ser padres antes de tiempo: una aventura en compañía:


27-03-2015. Un cambio de paradigma en la asistencia al parto (I): la mirada profesional:

Un cambio de paradigma en la asistencia al parto (II). Experiencias de madres: