Reflexiones en torno al documental Citizenfour

 “El terrorismo siempre ha sido, como llamamos en el mundo de la inteligencia, una cobertura para la acción. El terrorismo es algo que provoca una respuesta emocional que permite a las personas racionalizar y autorizar poderes y programas que no tendrían de otra manera”. Edward Snowden en el minuto 22 de esta charla TED

Este fin de semana vi el documental Citizenfour, en el que se cuenta la historia del informático de la CIA Edward Snowden y su forma de contactar con la documentalista Laura Poitras y el periodista Glen Greenwald para soltar la noticia-bombazo de que el gobierno de EEUU, con la complicidad de varias empresas de telecomunicaciones e internet, estaba (está) espiando a toda la población. Además el documental filma la construcción de las instalaciones en Utah en las que se está acumulando toda la información, en el llamado Intelligence Community Comprehensive National Cybersecurity Initiative Data Center.

Me ha gustado mucho el documental y los planteamientos éticos de Snowden, a pesar de que creo que parte de un utopismo legalista sobre el “Estado de Derecho” y las libertades primigenias garantizadas por el poder que creo que son irreales y nunca han existido.

El sueño del control total sobre la población, sobre la vida, sobre las conciencias, sobre los cuerpos, sobre las semillas, sobre las comunicaciones va poco a poco haciéndose realidad y es una golosina demasiado apetitosa incluso para los que ganaron las elecciones desde el empoderante “yes, we can” o el miedo a las políticas criminales de Bush. Ojalá este documental sirviera para desenmascarar a todos los Obama (y a todos los Podemos) del mundo que llegan al poder y no sólo no terminan con los guantánamos sino que se sirven de las nuevas tecnologías para tratar de crear una ilusión de mayor democracia y participación (voto electrónico, propuestas votadas por internet…).

El feminismo no se queda tampoco atrás. Hace unos años, cuando el enemigo público número 1 era ETA, creo que nadie hubiese imaginado que el mayor empuje hacia el estado policial lo fuera a dar ahora el feminismo institucional con el concepto de “terrorismo machista” y su petición de más recursos (dinero), “cuestiones de Estado” (Ada Colau va a la vanguardia en este sentido) y represión policial para evitar las violencias contra las mujeres (ver manifiesto 7N).  Por supuesto, no estoy diciendo que no haya que denunciar los actos de violencia o los crímenes a la policía, sino que el Estado no debería ser presentado como el ÚNICO salvador, su implicación la ÚNICA reivindicación posible para solucionar un problema o que el cambio de valores tenga que suceden ÚNICAMENTE a base de adoctrinamiento en las escuelas y cursos de formación dirigidos a funcionarios o asociaciones culturales subvencionadas.

Añado: He vivido violencias ejercidas por hombres pero eso no me impide darme cuenta de que prevenirlas o evitarlas está muy relacionado con el sistema en el que vivimos de una forma global y holística. Y que parte del problema jamás podrá ser la solución (Estado capitalista).

Tomado de: http://violenciadgenerada.blogspot.com.es/2013/10/el-terrorismo-de-genero-mata-y-ha.html

Cuando el PP y la extrema derecha agitaban el tema del terrorismo de ETA a muchos nos parecía totalitario, electoralista y parcial en su visión de la violencia. Nos parecía que se manipulaba y jugaba con el dolor para polarizar los debates y ocultar otras violencias, todas execrables, unas y otras. ¿Y ahora qué? Ahora tenemos a Hollande en Francia reviviendo el espíritu Bush y su Patriot Act después de unos sangrientos ataques terroristas en los que habría mucho que aclarar, con millones de franceses dispuestos a abandonar sus libertades en nombre de la seguridad y protección del patriarca Estado.

Al leer “El Reino de las Mujeres”, un libro sobre las Mosuo (una sociedad matrilineal) y su ausencia de violencia de género tal y como la conocemos aquí, solamente podía pensar que tendríamos mucho que aprender sobre esa clase de sociedades tradicionales, sin idealizarlas. Crear una sociedad con mucha menos violencia es posible sin dinero ni adoctrinamiento escolar o institucional. No es una cuestión monetaria ni dirigida de arriba a abajo sino convivencial, horizontal, social, cultural, de valores.

Nuevas tecnologías y tecnolatría

Para el feminismo institucional las nuevas tecnologías y el Estado son los encargados de liberar a las mujeres de la lacra de la violencia de género (ya sea vía aplicaciones telefónicas como la de “Libres”, el recurso a los brazaletes-chip y las denuncias). Creo que mucha gente no se da cuenta de que, a la vez, están cayendo en brazos del patriarca Estado, el que espía sus comunicaciones con fines comerciales y, peor aún, políticos y represivos.

 

Ojo al detalle de este anuncio. Lo normal sería que ante la situación descrita por la adolescente con su novio la chica pudiera resolverla por ella misma y con apoyo de su entorno: amiga, madre, padre, familiares… En el anuncio, sin embargo, su amiga le cuenta un caso similar en el que habló con su madre y juntas, en lugar de resolverlo de forma directa, ¡llamaron al 016! Este anuncio es un insulto a las mujeres y su capacidad para autogestionar sus relaciones.

¿Acaso no se dice en este anuncio que espiar el móvil es maltrato? Entonces, cuando no son nuestros novios celosos los que espían nuestros teléfonos sino el Estado el que controla cada uno de nuestros movimientos, nuestras búsquedas en internet, nos graban con cámaras de videovigilancia, sabe a qué manifestaciones vamos y a cuál no vamos… ¿Cómo llamamos a eso? ¿Una institución que nos espía y controla puede tener la cara de decirnos que recurramos a él cuando una pareja sentimental nos espía el móvil para controlarnos? Reflexionemos sobre este punto porque es clave.

Relacionadas:

– Paralelismos entre terrorismo y violencia machista: estudio. “Miguel Lorente constató, ya en 2001, que hay elementos comunes entre terrorismo político y de género, y los caracteres fundamentales de la definición de terrorismo del FBI son aplicables a la violencia de género, aunque existan matices diferenciadores, como los hay entre distintos grupos terroristas.”
Recordemos que Miguel Lorente fue “Becado por el Comité Científico de la OTAN para desarrollar un estudio sobre los aspectos bioéticos del uso de la información genética y las bases de datos genéticas.” y se formó en el “Centro de Investigación y Formación Forense (FSRTC) de la Academia del FBI. Quantico, Virgina.EE.UU. Desde 1992 un total aproximado de unos 2 años.” según http://www.nuevaeconomiaforum.org/ponentes/miguel-lorente . La OTAN tiene una triste tradición de violencias contra las mujeres: http://elpais.com/diario/2004/05/07/internacional/1083880811_850215.html

– Rajoy dice que la lucha contra la violencia de género es “cuestión de Estado”:
http://www.20minutos.es/noticia/2425850/0/rajoy-dice-que-lucha-contra-violencia-genero-es-cuestion-estado-dice-victimas-que-no-estan-solas/ 

“Precisamente este test elaborado por la Directora del Máster en Malos Tratos y Violencia de Género de la UNED ha sido incluido en la campaña “Libres” del Ministerio Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. “Libres” es la primera aplicación para teléfonos móviles diseñada expresamente para ayudar a prevenir la violencia de género“. http://portal.uned.es/portal/page?_pageid=93,31330273&_dad=portal&_schema=PORTAL 

“En la presentación que ha tenido lugar hoy en la sede madrileña de Telefónica España, colaboradora principal de esta iniciativa, su presidente, Luis Miguel Gilpérez, ha destacado que está aplicación “nos pone a la vanguardia en materia de prevención”. http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/24/espana/1374670549.html

– El terrorismo de género mata y ha matado más que E.T.A. en España: http://violenciadgenerada.blogspot.com.es/2013/10/el-terrorismo-de-genero-mata-y-ha.html

– Proponen brazaletes para alejar a hombres violentos: “La directora ejecutiva del Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) propuso ayer el uso generalizado de brazaletes electrónicos para incluir a hombres que tienen orden de alejamiento expedida por reclamo de sus parejas, una medida que evitaría los feminicidios”. http://diariode3.com/proponen-brazaletes-para-alejar-a-hombres-violentos/

– Lidia Falcón sobre Rosa Díez (marzo 2013): “Esa  señora  que  lleva  clamando  contra  la  política  de  los  sucesivos  gobier nos  de  España, en alguno de los cuales participó y que fue cabeza de lista en las elecciones  al  Parlamento  Europeo  por  el  Partido  Socialista  en  el  año  1999,  respecto  a  las  medidas que han tomado ante el terrorismo de ETA, considera que el maltrato a las  mujeres no es tema suficientemente importante para que desde su altura de miras y  preocupaciones deba pronunciarse. 
Teniendo  en  cuenta  que  en  los  últimos  treinta  años  contamos  con  2.400  mujeres  asesinadas,  lo  que  triplica  las  víctimas  de  ETA  en  cincuenta  años;  que  con  un  cálculo   prudente  son   2.500.000   las   maltratadas   habitualmente,   que  alcanzan  15.000  las  violadas  cada  año,  y  que  en  esta  sangrienta  saga  hemos  de  incluir  los  menores  apaleados,  abusados,  asesinados  y  desparecidos,  de  los  que  ni  siquiera  tenemo s cifras, el desdén que muestra la Sra. Díez por esta masacre es inadmisible”. http://blogs.publico.es/dominiopublico/6624/terrorismo-machista/

– Lidia Falcón (noviembre 2015): “Porque la violencia machista es tan terrorismo como el etarra o el islámico, pero no se considera un asunto de Estado ya que las víctimas solo son mujeres.” http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2015/11/05/la-violencia-machista-es-terrorismo/

– “No hay que olvidar que el maltratador no tiene porque ser siempre una persona con convicciones machistas”. http://www.teinteresa.es/espana/agresor-victima-autoestima-violencia-genero_0_554346539.html

Relacionadas (dentro de este blog):

– Richard Stallman y el voto electrónico: http://www.lasinterferencias.com/2011/11/15/richard-stallman-en-madrid-y-el-voto-electronico/ 

– Historia del 25 de noviembre (ver la parte relativa a Magaly Pineda y las nuevas tecnologías): http://www.lasinterferencias.com/2015/11/15/historia-del-25-de-noviembre-de-un-acto-de-terrorismo-de-estado-a-simbolo-de-la-violencia-contra-la-mujer/ 

ACTUALIZACIÓN 11-12-2015:

Acabo de ver esta entrevista de Al Jazeera a Snowden y me ha llamado la atención el momento en el que el periodista le muestra unas declaraciones de alabanza a Rusia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, que tendrían su “gratitud y respeto”. Entiendo que lo diga de Rusia ya que, por la cuenta que le trae, es el país que le ha acogido, pero él sabe perfectamente que esos otros países también están usando o les gustaría usar estas tecnologías de control sobre la población. Como muestra un botón:

“También se ha sabido hace poco que agentes cubanos estaban en China junto a venezolanos, estudiando las bondades de la tecnología RFID para triangular y localizar a personas. Por supuesto, la aplicación de dicha tecnología que se busca es aberrante: para incluirla en los carnet de identidad de las personas. Y llegados a este puntos nos preguntamos, donde se libra realmente la “Guerra Cibernética Cubana????” https://www.taringa.net/posts/noticias/15675662/Cuba-invierte-millones-para-vigilar-a-todos-los-ciudadanos.html

¿Cuándo nos daremos cuenta de que todos los bandos de esta guerra son malos? No es una cuestión de ideologías o naciones, lo que está en juego es un paradigma, una forma de ver el mundo, una forma de vivir, un intento de controlar e imitar todo lo vivo, de dominar la Naturaleza y sus recursos. Los Estados están librando una guerra contra los súbditos, los llamados ciudadanos y los no ciudadanos. Está fomentando la guerra de todos contra todos.

ACTUALIZACIÓN 21/12/2015:

CIBERFEMINISMO (2)

http://mujeressinfonterasysinbozal.blogspot.com.es/2015/12/apptivismo-tecnologia-feminista-para.html

Contra la manipulación de la violencia y el dolor por parte del Estado

Hoy he recordado aquellos días de mi adolescencia en los que había que hacer aquellos “minutos de silencio” politizados y nada inocentes por los asesinatos de ETA. Parecía que quien no los hacíamos éramos proetarras, que no estábamos al lado de las víctimas. En realidad, yo al menos, condenaba y condeno cualquier asesinato, más aún los asesinatos cobardes y en los que no es ni siquiera posible la autodefensa. Condenaba (y condeno) esos asesinatos etarras execrables, ese dolor, esas familias rotas, esos niños huérfanos o mutilados, pero me negaba a ser una fantoche de los señores y señoras del poder político y económico que querían utilizar el sufrimiento y los crímenes para servir a los intereses de sus propias agendas políticas y económicas, para ocultar la guerra sucia y el terrorismo de Estado (GAL-Gladio) que todavía sigue impune, de la manipulación para tapar la violencia que se ha ejercido contra muchas personas en el País Vasco simplemente por sus ideas, para tapar otras violencias, corrupciones y guerras. Por otro lado, en los guettos políticos de la izquierda decir que sentías solidaridad con las víctimas etarras podía suponer recibir miradas de recelo y suspicacia o ser catalogada inmediatamente con otras etiquetas ideológicas. Puedo estar equivocada o no, rectificar ante los errores, pero nunca me he callado ante la injusticia desde que siendo una niña la profesora de religión dijo que la homosexualidad era una enfermedad y la rebatí hasta el final.