Manuela Malasaña Oñoro, una mujer del pueblo

Leonardo Alenza, “La muerte de Daoíz en el Parque de Artillería de Monteleón” (óleo sobre lienzo, 1835)

 Manuela Malasaña, bordadora madrileña, fue asesinada el día del levantamiento popular del 2 de mayo de 1808 contra la invasión militar francesa cuando tenía 15-17 años. 

Existen varias versiones sobre su muerte, todas míticas, ya que jamás podremos saber qué ocurrió en realidad. Aún así, estas versiones pueden ser analizadas a nivel simbólico, ya que muestran una determinada visión de la mujer popular muy diferente de la actual
 
– Fue herida de muerte mientras luchaba frente al ejército napoleónico junto a su padre Y SU MADRE, María Oñoro.

 
– Se defendió de unos soldados que la querían violar con su herramienta de trabajo como costurera, las tijeras, y fue ejecutada. Los soldados, por supuesto, eran personajes adoctrinados y sumisos a su vez al poder del Estado, en este caso el imperialista francés.

 
– Volviendo del trabajo unos soldados la encontraron y la acusaron de portar armas (tijeras) y fue ejecutada sin más. Parece extraño, sin embargo, que un día como ese de levantamiento popular las mujeres hubieran ido a trabajar como cualquier otro día. Esta es la versión en la que Manuela es más pasiva, aún así sus verdugos la consideraron ser humano autónomo capaz de luchar y agredir, lo que dice mucho sobre la visión que se tenía en la época sobre las mujeres “de armas tomar”. Hoy en día, la situación más bien es la contraria. Somos víctimas siempre.

 

En este pequeño fragmento de la lista de víctimas podemos ver solamente un nombre femenino, el de Manuela. Obviamente, las mujeres no ocuparon los puestos de más riesgo en la batalla, ya que en los sistemas patriarcales los hombres y las mujeres tienen roles diferentes. Esto también implica que las mujeres perdamos a nuestros hijos, hermanos, padres y compañeros en los conflictos violentos pero preservemos en mayor medida nuestras vidas, a pesar de que podamos sufrir un mayor número de violaciones u otro tipo de agresiones no siempre mortales. Por estos motivos en ocasiones es inútil comparar de forma cuantitativa los diferentes tipos de violencia porque la forma de ejercerla y padecerla es cualitativamente diferente.

Documentación:
http://www.elmundo.es/ladh/numero83/miheroe.html
http://madridafondo.blogspot.com.es/2011/02/manuel-malasana-la-heroina-de-1808.html
https://sites.google.com/site/iesmalasana/centro/m-malasana
http://leyendasyfabulas.com/manuela-malasana-onoro-heroina-del-2-de-mayo/ 
http://mismentirasfavoritasdiego.blogspot.com.es/2014/05/manuela-malasana-murio-luchando-junto.html