Historia del “25 de Noviembre”: de un acto de terrorismo de Estado a símbolo de la violencia contra la mujer

“Se arriesga la vida sin pensar en posibles beneficios personales, ya que el principal motivo por el cual luchamos es la anulación completa de los privilegios“.  María Teresa Mirabal

Imagen tomada del blog Mi tamboril digital

1. Historia de un asesinato político con forma de “accidente”

El origen histórico del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer está marcado por el asesinato político de tres mujeres y un hombre en República Dominicana el 25 de noviembre de 1960. Ellas eran las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y el hombre, olvidado por la Historia, se llamaba Rufino de la Cruz. Tanto ellas como él eran activistas políticos contra la dictadura de Trujillo y formaban parte del “Movimiento Revolucionario 14 de junio”. Ellas eran hijas de un rico hacendado y él era campesino y transportista. Tanto ellas como él tenían hijos pequeños en el momento de su muerte violenta. Las cuatro víctimas fueron torturadas y después lanzadas en el vehículo con el que viajaban por un precipicio para que pareciera un accidente.

El ideólogo y autor intelectual del cuádruple asesinato fue el tirano Rafael Leónidas Trujillo. Ellas, que en ningún momento hay constancia de que sufrieran violencia o agresiones por parte de sus parejas masculinas, volvían precisamente de visitarlos a la cárcel, donde estaban presos por delitos políticos contra el régimen. Ir a visitarlos era a la vez un valiente acto de amor y de disidencia contra la dictadura, ya que sabían que estaban en el punto de mira de Trujillo.

El resto de autores operativos no fueron “hombres” en abstracto. Eran militares a las órdenes del dictador. Por orden jerárquico:

General Pupo Román, Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra Mayor
Cándido Torres Tejada y Johnny Abbes
Teniente Víctor Alicinio Peña Rivera. 
 

Los autores materiales del crimen fueron cinco miembros del Servicio de Inteligencia Militar:

– El cabo de la Policía Nacional Ciriaco de La Rosa, asesino de Patria Mirabal.
– Ramón Emilio Rojas Lora, asesino de María Teresa Mirabal.
– Alfonso Cruz Valerio, asesino de Minerva.
– Emilio Estrada Malleta, asesino de Rufino de la Cruz.
– Néstor Antonio Pérez Terrero.

Imagen del juicio del cuádruple asesinato en junio de 1962
tomada del facebook Historia Dominicana en Gráficas

“El SIM fue una poderosa organización que aterrorizaba a la población con crímenes y torturas, teniendo en su nómina a miles de agentes secretos diseminados en todo el país, entre los que había desde limpiabotas y altos funcionarios hasta oficiales militares, médicos, periodistas, fotógrafos y abogados. Entre sus funciones estaban las de vigilar a la población para atemorizarla, delatar a los detractores de Trujillo y torturarles, en miles de casos hasta la muerte. El SIM tenía varios centros de torturas donde se sometía a los prisioneros a los más crueles e infernales suplicios ordenados por Johnny Abbes. El más terrorífico de ellos era la cárcel de La 40, donde se encuentra hoy el barrio Las Flores, al norte de Santo Domingo.  

La crueldad y del sadismo de Abbes García eran legendarios. Por órdenes suyas fueron torturados y asesinados muchos de los disidentes que fueron encarcelados por los servicios de inteligencia dominicanos, principalmente los miembros del Movimiento Clandestino 14 de Junio, apresados en una redada nacional en enero de 1960. Durante los últimos tres años de la dictadura, Johnny Abbes era la persona que más influía sobre Trujillo y el que mejor armonizó con los perversos sentimientos del dictador.” http://www.diariolibre.com/opinion/lecturas/johnny-abbes-garca-un-torturador-implacable-BJDL235958

2. Sobre el sexo/género de los asesinos

Trujillo con su segunda esposa Bienvenida Ricardo en 1934

En República Dominicana se implantó el ultramachista código civil napoleónico (1804) en el año 1845. Los asesinos militares eran todos hombres al servicio de otro hombre poderoso. ¿Por qué todos hombres? ¿Por qué no había “asesinas” en el Servicio de Inteligencia Militar? ¿Por qué en lugar de un Rafael Trujillo no había una Rafaela Trujillo? Muy sencillo. El Ejército y el servicio militar obligatorio en República Dominicana no se componían de ninguna mujer en esa época. Las fuerzas armadas seleccionaban, admitían, secuestraban u obligaba a formar parte, como queramos verlo, a hombres. Siempre hombres. Solamente hombres. La primera mujer en ingresar en una institución militar dominicana fue María Isabel Mercedes, hoy capitán retirada, en 1985. El principal motivo de incorporar a las mujeres, según este artículo de la revista Nueva Sociedad, fue dar “una respuesta a la necesidad de ganar legitimidad”, ya que “los militares deben fortalecer su imagen tras una historia de gobiernos autoritarios”. De nuevo, se nos utiliza a las mujeres para legitimar lo ilegitimable. Esto es otra forma de cosificación, esta vez como mujer-objeto legitimador.

La Ley No. 1520 del año 1947, durante el segundo mandato de Trujillo, fue la que estableció una de las disposiciones más odiadas por la población, la del servicio militar obligatorio para los varones (recordemos que en España también son históricas las revueltas contra “las quintas” del s.XIX y todo el movimiento de insumisión a finales del s.XX). No ha sido hasta el año 2009 cuando por fin se explicita en sus leyes que es un deber, para hombres y mujeres, prestar los servicios militares que la Patria requiera. El servicio militar ahora es voluntario para hombres y mujeres pero ya hay candidatos presidenciales que lo quieren hacer obligatorio como con Trujillo:

“De acuerdo a lo estipulado en la ley 548 del articulo 13 que dice lo siguiente:  Todo varón dominicano está obligado a definir situación militar a partir de la fecha en que cumpla su mayoría de edad, a excepción de los estudiantes de bachillerato, quienes definirán cuando obtengan su título de bachiller.”

Lynndie England, torturadora de la prisión de Abu Graib (Irak). Tomado de un artículo del Daily Mail.

Es decir, de haber una dictadura en el futuro en cualquier país en el que hay mujeres soldado habrá mujeres militares al servicio del dictador o dictadora de turno para cumplir los trabajos que encarguen sus superiores, como en el ejemplo del crimen que nos ocupa.

3. Cronología: del crimen político-militar al Día Internacional proclamado por la ONU

a) Año 1949, fiesta de la alta sociedad en el Hotel Montaña de Jarabacoa en 1949. Trujillo intenta ligar con Minerva Mirabal durante el baile. Minerva no le sigue el juego y además le dice que deje en paz al comunista Pericles Franco, lo que desata las iras de Trujillo contra ella, su familia y su entorno. Es decir, que una mujer mostrase solidaridad con un hombre disidente, fue el comienzo del acoso del dictador.

b) Entre 1959 y 1960 Minerva Mirabal y su marido Manuel Aurelio Tavárez Justo fundan el Movimiento Revolucionario 14 de Junio, con el objetivo de liberar al pueblo dominicano de la dictadura, instaurada en el año de 1930 por Rafael Leonidas Trujillo Molina. Iniciada la lucha clandestina, el movimiento fue infiltrado y delatado. Manolo y cientos de hombres y mujeres que integraban el movimiento clandestino 14 de Junio fueron encarcelados, torturados y asesinados por la dictadura. Encontrándose en la cárcel, su esposa Minerva Mirabal fue asesinada, junto a sus hermanas Patria y María Teresa, por órdenes de Trujillo en noviembre de 1960.”

 

c) El 25 de noviembre de 1960 se produce el asesinato político de Patria, Minerva, María Teresa y Rufino en República Dominicana. Volvían de visitar a sus maridos en la cárcel:

“Cinco miembros del Servicio de Inteligencia Militar detuvieron el jeep en el que regresaban de la prisión, las introdujeron a empujones en un coche y las llevaron a un lugar previamente escogido, cerca de La Cumbre. Eran aproximadamente las 19.30 horas.
Allí mismo las mataron a golpes y colocaron sus cadáveres en el jeep, antes de arrojarlo por un precipicio.” http://www.abc.es/20111125/archivo/abci-asesinato-hermanas-mirabal-trujillo-201111251135.html

d)  El 21 de noviembre de 1963 es fusilado el marido de Minerva, Manolo Tavárez Justo, después de haberse levantado en armas junto a otros activistas.

e) En julio de 1981, en el marco del Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe celebrado en Bogotá, nos cuenta la historiadora Marysa Navarro:

“El encuentro empezó con presentaciones de las distintas delegaciones (aparte de la colombiana, la más numerosa era la de República Dominicana, 16 personas) y con informes sobre el movimiento feminista en cada uno de los países representados.”(…)
Además, la propuesta de organizar actos en toda América Latina contra la violencia que sufre la mujer se concretó en la decisión de declarar el 25 de noviembre el Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer. Esa fecha fue adoptada en memoria de tres mujeres dominicanas, Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, asesinadas en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo.”

Según el artículo “El día de no más”:

“El Día Internacional No Más Violencia Contra las Mujeres, que todos los años da origen a diversas acciones públicas, fue creado durante el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en julio de 1981 en Bogotá, Colombia. Sus promotoras recuerdan este hecho. 
Ellas son las dominicanas Magali Pineda y Angela Hernández que casi al finalizar la plenaria del Encuentro, pidieron declarar el 25 de noviembre, como el “Día Internacional de No Más Violencia Contra las Mujeres”, en memoria de tres valientes mujeres dominicanas, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, asesinadas por la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, en 1960. 

De las dos, Magali era ya en aquellos años una conocida activista política que durante su etapa universitaria se unió al movimiento de resistencia contra la dictadura de Trujillo. En el decenio de 1970 representaba la avanzada de un incipiente discurso feminista, afincado en el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF)* del que fue su creadora. 
Al regreso del Encuentro, Magali propuso un espacio de coordinación nacional para realizar la primera actividad pública del 25 de noviembre en República Dominicana. “Fue muy interesante porque al llegar aquí, mucha gente no quería que se hablara sobre el tema de violencia contra la mujer. Había mucho temor. Entonces se hizo una semana de denuncia, pero incorporando también violencia en el trabajo, violencia social, y se dedicó un día a la violencia sexual y otro día a la violencia doméstica” Posteriormente, una diputada, Gladys Gutiérrez, presentó la propuesta de darle carácter oficial al 25 de noviembre. Su propuesta fue aprobada por la Cámara de Diputados.”  http://agendadelasmujeres.com.ar/notadesplegada.php?id=3093

Como vemos, es la primera vez que se borra de la Historia el hecho importante y clave de que hubo un hombre militante también asesinado, Rufino de la Cruz, un compañero de lucha de las hermanas Mirabal. Esta omisión es fundamental. Además se transforma un acto de terrorismo de Estado en símbolo de violencia contra la mujer por el mero hecho de serlo. Esta tergiversación también es muy significativa.

f) En 1993 la ONU asume en la “Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer” que no contempla de ningún modo la violencia mujer-mujer (de la mujer-hombre ya ni hablamos…) como algo posible o dañino para las mujeres pero sí contempla sorprendentemente la violencia ejercida por el Estado, que puede estar dirigido, como sabemos, por personas de ambos sexos. Estas son otras dos grandes contradicciones y omisiones, como paso a analizar a continuación:

“Reconociendo que la violencia contra la mujer constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de la mujer, y que la violencia contra la mujer es uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación respecto del hombre,”

A este respecto podríamos preguntarnos: ¿Si me maltrata o mutila una mujer ginecóloga o comadrona en mi parto o posparto es porque estoy en una situación de subordinación respecto del hombre y estoy dominada por él? No. Estoy en una situación de subordinación respecto a esa mujer con poder institucional y autoridad médica sobre mí en un momento vulnerable, debido a todos los adoctrinamientos institucionales y familiares que cargo en mi mochila biográfica. Cada persona tiene que hacerse responsable de SUS propias acciones a pesar de las “estructuras” o los “sistemas”. ¿Alguien se imagina que esto se usara como argumento para la defensa de una acusada de violencia obstétrica contra una mujer? La definición de “violencia contra la mujer” es parcial y está mál planteada. Es imposible luchar contra algo que está mal definido.

Por ejemplo, quizás lo entendamos mejor si comprendemos que la violencia obstétrico-pediátrica hacia mujeres y bebés de ambos sexos tiene su origen concreto en nuestro país en los planes de estudios universitarios y en los hospitales tecnólatras creados por Franco. Estos hospitales se inspiraron en el futurismo fascista italiano y sus protocolos eran dirigidos en última instancia por militares. Las modas obstétrico-pediátricas como la de los “nidos”, la separación madre-bebé, el excesivo intervencionismo eran modas importadas desde los centros de poder, donde se creaban las investigaciones más “punteras”. Su diseminación por el mundo sigue el rumbo del imperialismo y tiene como objeto el control absoluto de la Vida en el sentido más amplio posible. Este tema está más desarrollado en este post. Pensar que el Estado, que por Naturaleza es maquiavélico y solamente vela por los intereses de las oligarquías, ya sean de izquierdas o de derechas, nos va a salvar de sí mismo es todo un acto de fé.

La definición de “violencia contra la mujer” del Artículo 1 afirma, teniendo en cuenta el sexo de la víctima pero no el del posible agresor o agresora, que es:

“todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga, o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública o privada”.

Como bien explica después el Artículo 2, estas violencias incluyen ámbitos en los que pueden ser ejercidas por mujeres agresoras, como la familia, la realización de la ablación u otras prácticas, la vida pública, el trabajo, las instituciones escolares u otros lugares (podríamos meter aquí la violencia obstétrica realizada por matronas o ginecólogas, por ejemplo) y, por último la perpetrada por el Estado. Como en todos estos ámbitos hay mujeres profesoras, matronas, madres, abuelas, jefas, empresarias, políticas, que pueden ser agresivas o violentas contra las mujeres sería lógico que se entendiera que la violencia que sufren las mujeres puede venir tanto de hombres como de mujeres, como de hecho sucede en la vida real. Es más, la mutilación genital femenina es realizada de forma abrumadora por mujeres. Sin embargo, esto se omite de forma deliberada. Quien oculta y tergiversa es cómplice de la violencia.

g)  En diciembre de 1999, a propuesta del Estado de República Dominicana y con el apoyo de 60 países se aprueba en la Asamblea General de las Naciones Unidas que se conmemore cada año el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, “En honor a estas tres valientes hermanas asesinadas a garrotazos, que se habían convertido en auténticas heroínas de la lucha clandestina antitrujillista”. Gladys Gutiérrez, fundadora de la Secretaría de la Mujer del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Secretaria de Estado de la Mujer fue también la promotora de que se aprobara en Naciones Unidas este Día.

De nuevo se olvida (y el olvido es un segundo asesinato) al hombre que fue asesinado con ellas, Rufino de la Cruz. Como explica la web de la ONU:

“Desde 1981, las militantes en favor del derecho de la mujer observan el 25 de noviembre como el día contra la violencia. La fecha fue elegida como conmemoración del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo (1930-1961).”
http://www.un.org/es/events/endviolenceday/background.shtml

“La fecha del 25 de noviembre se escogió para honrar a las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo (1930-1961).”
http://www.un.org/es/events/endviolenceday/

 
Es en 1999 cuando la ONU une dos caminos que confluyen de forma bastante forzada. Por un lado, su definición parcial de la violencia contra la mujer y la separación de las violencias que sufren las mujeres de las que sufren los hombres (quedan separadas para que no comprendamos todo lo que las conecta e interrelaciona y evitar la mutua solidaridad). Por otro lado, une el asesinato político de las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz con la idea de “la violencia contra la mujer” por el mero hecho de ser mujer. Y, para ello, había que hacer desaparecer a nivel histórico y mitológico, a su compañero de lucha Rufino de la Cruz y todo lo que simbolizaba.

h)  29 de diciembre de 2004: se publica en el BOE la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que tiene como objeto (olvidando el resto de violencias):

“1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.”

i)  7 de noviembre de 2015 en Madrid se convoca una manifestación en la que se pide, en su manifiesto, que se amplíe esta Ley al resto de violencias de hombres contra mujeres que se producen fuera de la pareja: “Que se desarrolle e implemente el Convenio de Estambul y el cumplimiento de las recomendaciones de la CEDAW, y se reforme la ley 1/2004 para que estén reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres.” Esta normativa, recordemos, es sexista y contraria a la igualdad entre hombres y mujeres ante la ley. Plantea privilegios legales para las mujeres y por este motivo debería ser rechazada como machista.Y, lo más importante, no funciona para solucionar el objetivo planteado.

Ante estas tergiversaciones de la Historia, ante la segregación que se impone entre los mundos de las mujeres y los hombres desde las instituciones y la ONU (los Estados del mundo), ante el concepto parcial de violencia que se propone podemos afirmar que:

La violencia de ciertas mujeres hacia otras mujeres es una realidad, tan real como que existe la violencia de ciertos hombres hacia ciertas mujeres. Si una es estructural la otra también lo es. Si una no es estructural tampoco lo será la otra. Cualquier sistema es sostenido por hombres y por mujeres. El funcionamiento del patriarcado no puede ser comprendido sin analizar el papel de las mujeres y madres patriarcales.

– Las hermanas Mirabal (y Rufino de la Cruz) no fueron asesinadas por el mero hecho de ser mujeres sino por oponerse al Estado dirigido por Trujillo. Lo hicieron por sí mismas y junto a muchos hombres, también asesinados y torturados. Afirmar que las mataron por mujeres es deslegitimar su lucha política y su activismo. ¿Será eso lo que en última instancia pretenden los estados que conforman la ONU y el feminismo institucional? ¿Que las mujeres pensemos que no somos nada más que nuestro sexo? ¿Que no podemos pensar por nosotras mismas y luchar por lo que creemos porque siempre seguiremos siendo simples “mujeres” y todo lo que nos pase será por esa única condición?

– No es el dinero del Estado ni sus instituciones los que acabarán con la discriminación de la mujer creada por años de legislaciones patriarcales y adoctrinamientos educativos, como la educación para niñas fomentada por Carlos III y las precursoras del feminismo de la “Junta de Damas” cuyo único propósito era el de crear seres humanos que sirvieran mejor al Estado y sus incipientes empresas capitalistas. No es, por tanto, al Estado al que tenemos que pedir que se haga cargo de las violencias contra las mujeres. Tan sólo podemos pedirle que deje de fomentarla desde la injusticia y la desigualdad jurídica.

– Lo más grave del asunto es presentar una lucha conjunta de hombres y mujeres unidos contra un dictador patriarcal como un símbolo de la violencia de género, como pasamos a analizar a continuación.

4. De violencia de Estado a violencia de los hombres contra las mujeres

Minerva Mirabal se enfrentó a Trujillo por defender a un hombre (Pericles Franco), se casó con un hombre con el que cofundó el movimiento “14 de junio” (Manolo) y fue asesinada junto a otro hombre cuando volvía de visitar a su marido a la cárcel (Rufino).

¿Dónde está la conexión entre unos asesinatos políticos de Estado y la “cultura de discriminación e inequidad histórica” del hombre contra la mujer? A ellas las mataron porque no hicieron discriminación por ser mujeres, como si tuvieron el “detalle” de no matarlas el día que iban sus hijos en el coche, por ejemplo. Ellas eran luchadoras antitrujillistas que contaban en el momento de su muerte con cerca de una década de activismo político. Al silenciar su actividad de resistencia a Trujillo las estamos victimizando y ocultando su valentía. No fueron víctimas de género, es más, pudieron estudiar una carrera universitaria dada su pertenencia a la alta sociedad, lo que Rufino de la Cruz no pudo hacer ni remotamente.

El propio régimen de Trujillo concedió el voto a la mujer en 1942:

“Sin embargo, no fue hasta 1942 cuando se hizo realidad este reclamo del derecho al voto de las feministas de la época encabezadas por Abigaíl Mejía, quien en 1931 había fundado la Acción Feminista Dominicana junto a otras militantes. La paradoja de este hecho es que fue logrado en la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, quien lo usó para legitimar su régimen de oprobio y represión en las elecciones del 16 de agosto de ese año.”http://hoy.com.do/mujeres-yelecciones-70-anos-votando-y-ninguna-mujer-ha-sido-presidenta/

Además, las hermanas Mirabal, por su clase social, no se veían afectadas por la legislación machista y patriarcal napoleónica:

http://www.pciudadana.org/documentos/publicaciones/11_(2004)44.Compilacion_leyes_toman_cuenta_mujer.pdf

5. Implicaciones políticas

“En el marco de los 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres, cabe recordar que el 25 de noviembre fue reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como la fecha oficial del Día Internacional de la No Violencia hacia las Mujeres después de una petición que Magali Pineda y Ángela Hernández, representantes de República Dominicana, presentaron en 1999 ante la Asamblea General de la ONU”. http://www.cimacnoticias.com.mx/node/35493

El presidente de República Dominicana en 1999, cuando se presenta a la ONU la propuesta de celebrar el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer en honor a las hermanas Mirabal, era Leonel Fernández. La etiqueta ideológica oficial de su partido, el PLD, es la de “progresista” o de “centroizquierda” y tiene simpatías mutuas con el PSOE.

Foto: Carmen Suárez/Acento.com.do/ “Leonel llama a eliminar violencia contra la mujer y a promover la equidad”

Es decir, por si alguien se había perdido, la propuesta de fecha a la ONU, que tiene su origen en el encuentro feminista de 1981 es llevada a la ONU para su internacionalización en 1999 por un gobierno de “centro-izquierda” que, ahora sabemos, lleva años endeudando al país e hipotecando su futuro al FMI:

“Sus planteamientos son propios del neopopulismo crítico del orden capitalista, pero formulados en tierras extranjeras no tienen un objetivo político local.
Por el contrario, en la República Dominicana, el presidente Fernández sigue las prescripciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), ha mantenido acuerdos con el Fondo durante los últimos siete años, y en estos momentos el gobierno promueve una nueva reforma fiscal con el propósito de estabilizar las finanzas públicas para que el país pueda seguir accediendo a los préstamos internacionales hasta que un día la deuda externa explote como sucede ahora en Grecia.
Es decir, Fernández ha sido parte de lo que él critica en los círculos internacionales, y en la República Dominicana nunca ha utilizado el discurso neopopulista para movilizar las masas, como sí han hecho Chávez, Correa y Morales, independientemente de que se esté o no de acuerdo con las estrategias de estos líderes neopopulistas.” http://hoy.com.do/neopopulismo-retorico-de-leonel-fernandez/

“Ciertamente ha resultado muy difícil dar a conocer la verdad. Se ha necesitado de un intenso y prolongado proceso de denuncias y de hechos que han permitido apreciar su certeza, para que en el exterior se capte la esencia neoliberal y corrupta del Gobierno de Leonel Fernández.
Esta dificultad tiene su razón en la gran capacidad de simulación y habilidad de del presidente Fernández para convertir sus maniobras en recursos mediáticos impactantes, desplegando y reciclando constantemente sus dotes de comunicador y simulador experimentado.” http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102217

El feminismo convierte a nivel simbólico la resistencia política de las hermanas Mirabal en una exclusiva cuestión “de género” (y los medios de comunicación lo siguen haciendo hasta ahora, como en este ejemplo) y el PLD hace que la tergiversación se haga mundial a través de Naciones Unidas y de arriba hacia abajo, en una estructura jerárquica de adoctrinamiento estatal. Además de crear en 2010 el “Ministerio de la Mujer” dirigido por Alejandrina Germán, una mujer acusada por una periodista de construirse una lujosa mansión en Jarabacoa y tener unos gastos que sobrepasan su salario como funcionaria del Estado.

Y hasta aquí esta parte del análisis de lo que fue vendido por Trujillo como un “trágico accidente” y lo que es vendido ahora por el feminismo (si existe algún grupo feminista que esté denunciando esto que hable o calle para siempre) y los Estados del mundo como un emblema de la victimización por el mero hecho de ser mujer.  Y no es que las mujeres no suframos violencia por parte de algunos o muchos hombres, que la sufrimos y muchísimas mujeres han sido y siguen siendo asesinadas. Es que a lo largo de nuestra vida la violencia viene de múltiples lugares y formas, muchas veces interconectadas. La violencia que sufrimos tiene que ser importante para los hombres, así como las violencias que sufren los hombres también deberían ser importantes para nosotras, sin entrar en guerras de cifras cuantitativas.

6. Vamos a hablar de patriarcado, machismo y feminismo

Trujillo era un “buen” militar criado en un país regido por el código civil napoleónico y machista. Por eso, en una de esas fiestas que celebraba la alta sociedad, invitó a bailar a Minerva para “galantearla” y, según cuentan los biógrafos, se encontró con una chica rica rebelde que se negaba a someterse tanto al Trujillo hombre como al Trujillo dictador. Él intentó ligar con ella (como ya lo había intentado en otras fiestas y a través de “celestinos”) y ella le dijo que él era un hombre casado y ella “esperaba al príncipe azul con que toda joven sueña”, tratándole como a un hombre normal y no como a un “Dios en la Tierra”, aunque utilizando el mito del amor romántico como excusa. Como cuenta William Galván en “Minerva Mirabal: Historia de una heroína”. Trujillo le contestó: “Pues te mandaré jóvenes para que te conquisten.” Y ella le respondió a Trujillo “Y si yo los conquisto a ellos”.

Después la conversación entró de lleno en el campo político y ahí sí que el dictador se puso furioso. Minerva le dijo que dejara en paz al joven comunista Pericles Franco: “También Trujillo le dijo a ella que las únicas personas que no lo querían a él eran los comunistas, que si acaso ella era comunista. Entonces Minerva le contestó: “¿qué comunista? ¡Tan comunista como usted!”

Dice el biógrafo de Minerva que desde ese momento puso a toda la familia en su punto de mira y, como buen hombre patriarcal, en lugar de encarcelarla a ella encarceló primero al padre, un rico y explotador hacendado.

La película “En el tiempo de las mariposas” protagonizada por Salma Hayek,  está inspirada no en la realidad histórica sino en una novela de ficción de la escritora dominicana Julia Álvarez sobre la vida de las tres hermanas. Repito, es una novela, no tiene por qué ajustarse a la realidad (recordemos este post sobre la visión de “la Roldana” que difundía la feminista Alicia Murillo…). En ella se dice, por ejemplo, que durante ese baile, Minerva le dice que quiere estudiar en la Universidad y Trujillo le dice que a las mujeres no se les permite estudiar en la escuela de derecho (min.31.32). Esto es falso, ya que esta institución elitista lo que no permitía era su acceso a la gente sin los ingresos suficientes.

Sí es cierto que su padre no quería separarse de ella por sobreprotección y porque tenía miedo a que estudiara en la capital por el posible daño que podía hacerle el Dictador, dada la trayectoria que llevaba la familia. La realidad es que no tuvo ningún problema por ser mujer y matricularse para estudiar, sí los tuvo durante su segundo año de carrera porque Trujillo la boicoteó por su disidencia política y trató de impedir que pudiera matricularse si no escribía una carta de desagravio al tirano. Él buscaba su sumisión.

Minerva en ningún momento se destacó como activista de la causa feminista. Es más, la propia dictadura fue quien incorporó la demanda del voto femenino a su legislación (como aquí lo hizo la dictadura de Primo de Rivera antes que la República) y había varias mujeres en el mundo de la política dentro del régimen, como Isabel Mayer, la primera senadora de la República. Pero, como bien aclara el biógrafo de Minerva Mirabal, las feministas de Estado dominicanas en ese momento “actuaron favorecidas por la protección y los privilegios que otorgaba la causa trujillista” (el texto se amplía haciendo click sobre él):

Este punto es especialmente importante. ¿Cuál fue el papel de las feministas y las sufragistas respecto al Régimen de Trujillo? ¿No debiera el primer encuentro feminista de Latinoamérica y el Caribe  haber reivindicado su figura en lugar de utilizar como símbolo a una mujer que no era feminista, que no fue asesinada por el hecho de ser mujer y que lo hizo junto a sus hermanas y Rufino de la Cruz? ¿O reniegan de la propia historia del feminismo dominicano y su apoyo a Trujillo?

Ejemplos de feministas colaboracionistas con Trujillo:
– Minerva Bernardino: representante internacional en las conferencias feministas internacionales, también en la firma de la Carta de las Naciones Unidas en 1945.
– Isabel Mayer: miembro del Partido Trujillista, primera senadora del país, por la provincia de Montecristi.
– Milady Félix de L’official: abogada constitucionalista, miembro del Partido Trujillista, sucesora de Minerva Bernardino en las conferencias feministas internacionales y primera diputada.

Tomado del libro de Valentina Peguero: The Militarization of Culture in the Dominican Republic

“Por ello no es sorpresa que en los años 1943, 1945 y 1947, el gobierno auspiciara la celebración de tres congresos dedicados a exaltar la participación de la mujer como votante en las elecciones de 1942, gracias a la reforma electoral que le concedió la “igualdad política” con los hombres.” http://www.diariolibre.com/opinion/lecturas/sufragistas-y-feministas-IODL170118

“La vacuidad ideológica de votar sin elección parecía irrelevante o al menos secundaria a los roles que las mujeres asumían en la “Patria Nueva”. Avances, como aquellos conseguidos por la hermana de Bernardino (aclaro: había sido nombrada profesora de Ginecología en la Universidad) abrían camino para mayores involucraciones en política incluso aunque fueran encumbradas por la dictadura. No todo el mundo lo sentía así, pero sus voces fueron calladas tanto por parte de la dictadura como por las alabanzas clamorosas de mujeres como Bernardino y Landestoy.” Tomado del libro “Poner un grano de arena”.

“La reavivación del discurso racista y antihaitiano tras la subida de Rafael Leonidas Trujillo al poder—derivado del periodo de dominación haitiana en el siglo XIX y la notable presencia de trabajadores del país vecino en la industria de la caña—llevaría a algunas de las feministas a aceptar la política racial del régimen. La conformidad con el gobierno de Trujillo probaría a ser nefasta para el movimiento feminista”. Ortiz-Loyola, Brenda. (2013). En busca de la solidaridad: feminismo y nación en el Caribe hispano, 1880-1940. UCLA: Hispanic Languages and Literatures 0426. Retrieved from: http://escholarship.org/uc/item/0x63r40z

DESFILE DE LAS SUFRAGISTAS ; CALLE EL CONDE
Calle El Conde , Ciudad Trujillo
República Dominicana.
Imagen de julio de 1941.
Fuente : AGN / Conrado / Imágenes de Nuestra Historia. Tomado de Facebook Imágenes de Nuestra Historia R.D.

“En noviembre de 1940 María Cristina Roque de Despradel,(2da. de derecha a izquierda-Madre de Fidelio Despradel), entregó al entonces presidente del Senado, Porfirio Herrera, el proyecto de ley que enviara a RLTM para conceder a la mujer dominicana los Derechos Civiles. Este Proyecto de Ley estuvo basado en las propuestas que en el año de 1932 iniciara Abigail Mejía, enriquecida, posteriormente, por las juristas Milady Félix Miranda y Margarita Peynado como parte de las estrategias desde la Acción Feminista Dominicana para eliminar la desigualdad entre el hombre y la mujer.
El 14 de diciembre de 1940, se promulga la Ley Número 390 que dotó de Cédula Personal de Identidad a las mujeres mayores de 18 años. Mediante esta ley, la mujer dominicana adquirió plena capacidad ciudadana. Se modificaron 28 artículos del Código Civil, donde las mujeres aparecían con incapacidades totales o parciales. Desde entonces, la mujer puede ejercer libremente un oficio o profesión, sin necesidad de autorización de su marido, otorgar testamento y ser tutora.
Para julio del 1941, las nuevas líderes del feminismo oficialista eran: Isabel Mayer, Carmita Landestoy, Carmen Lara Fernández, Silveria Rodríguez de Demorizi, las abogadas constitucionalistas Margarita Peynado y Milady Félix de L’ Oficial. Celeste Woss y Gil y Delia Weber pasaron a un segundo plano.
Estas mujeres, llamadas “representantes del feminismo de la República Dominicana”, fueron homenajeadas con una recepción en las Cámaras Legislativas, donde reiteraron sus sentimientos de gratitud a Trujillo, por el mensaje que él dirigió a los congresistas para que reformaran la Constitución y se les reconocieran sus derechos como ciudadanas.”
Tomado de Facebook de Imágenes de Nuestra Historia R.D.

Hay feministas de Estado dominicanas como Ylonka Nacidit Perdomo (poeta y ex directora del Centro de Documentación y Género de la Secretaría de Estado de la Mujer), que piensan algo así como que había un feminismo que se vendió a Trujillo y otro que se rebeló ante él. Después de leer su artículo “La vanguardia feminista y la conquista del derecho al voto” en la Revista Global nº39 prologada por el ex presidente Leonel Férnandez (que es también el director de la revista) sigo sin encontrar el feminismo combativo contra Trujillo. ¿Dónde estaban?

Damas llamadas Sufraguistas,Posando en las escalinatas de la antigua Mansión Presidencial.
Santo Domingo R.D
Decada del 40
Fuente : AGN / conrado Tomado de Facebook con el siguiente texto: (…)

“La foto corresponde al momento en que luego de este evento protocolar, todas se dirigieron a la Mansión Presidencial para otorgar la Medalla de Gratitud a Trujillo. Isabel Mayer, amiga de Trujillo, fue propuesta por él como candidata a Senadora por Montecristi.
Atrás y al fondo con un tocado negro, collar de perla y vestido negro, está doña Celeste Woss y Gil, del feminismo de vanguardia.”
 

Sí me parece rescatable de su artículo esto, que aunque ella lo aplica a Trujillo bien podría aplicarse a la realidad actual (obviamente ella trabaja y dirije las políticas estatales actuales hacia la mujer y no puede acusarse a sí misma):

“El ejercicio del derecho al voto de la mujer, en 1942, significó a nuestro modo de ver, la gestación y aceptación de una “ciudadanía” femenina basada en la responsabilidad histórica de obedecer el orden del Estado capitalista, lo cual entonces significaba abandonarse al Estado por medio de la obligatoriedad de respetar la política de coerción y de retribuir al tirano con el “cumplimiento” de las leyes y de la Constitución, por parte de la mujer elevada a la categoría de ciudadana.”

7. Clase social.

Como bien explica William Galván, biógrafo de Minerva Mirabal, ésta no era una activista revolucionaria por los derechos de los trabajadores y campesinos. Era una “luchadora política liberal, democrática moderada”, que tampoco se veía discriminada como mujer, ya que era la principal socia comercial del hacendado “Don Enrique”, su padre. El conflicto que tenía la familia Mirabal con Trujillo era un conflicto intraclase:

“Esta participación de Don Enrique y Minerva en el sistema de producción y comercialización de productos le permitieron amasar una fortuna que para entonces era estimada en unos RD$400,000.00 (Cuatrocientos mil pesos).”
(…)
“Tenían algunos bienes tan importantes como eran una factoría de café, otra de arroz, almacenes de productos agrícolas, crianzas de cerdo, fincas agropecuarias los cuales eran administrados por más de veinte empleados. Estos trabajaban también en las actividades comerciales relacionadas con la comercialización de los más importantes productos agropecuarios de la región; así como con productos importados y procedentes de otros lugares del país.” Tomado de “Minerva Mirabal: Historia de una heroína”.

8. Algunas conclusiones posibles: 

El origen actual del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer está marcado por el feminismo y su reinterpretación del crimen político de las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz. También está marcado por la internacionalización que le otorga el gobierno de Leonel Fernández a través de la ONU y la previa resignificación y parcialidad del concepto de “violencia contra la mujer” (escindiendo de forma irreconciliable el mundo de las mujeres del de los hombres y viceversa).

Con el símbolo de las hermanas Mirabal y el olvido de Rufino de la Cruz el feminismo manipula un asesinato político y divide la resistencia a las tiranías en las que luchan hombres y mujeres juntos. Es más, en muchas ocasiones eran más los hombres los que se jugaron la vida contra estos tiranos y murieron en mayor número que nosotras. También esto es patriarcado. Peor aún, muchas de las personas que decían luchar por los derechos igualitarios de las mujeres colaboraron con las tiranías o se hicieron tiranas ellas mismas, como en el caso del feminismo dominicano. ¿Qué responsabilidad tiene las feministas en el poder junto a Trujillo en el asesinato de las hermanas Mirabal y Rufino de la Cruz?

Con la intervención de los Estados de la ONU y la política de los días internacionales temáticos (hay también un día de la televisión y otro para el retrete) se consigue dividir a la población y adoctrinar de forma machacona en todos los medios de comunicación, haciendo que el pensamiento libre sea imposible. El feminismo actual, en convocatorias como la del 7N sigue en esa misma dirección, manifestando como objetivo prioritario el aumento de los recursos económicos destinados a, en teoría, acabar con la violencia que sufren las mujeres y la ampliación de la Ley de Violencia de Género. ¿Cómo es posible que hayamos llegado a un punto en el que el debate sobre la violencia contra las mujeres haya sido reducido a un mero asunto de dinero (presupuestos generales del Estado, subvenciones…) y represión estatal (más policía, más juzgados especializados, más asignaturas, más adoctrinamiento para los funcionarios, más tecnología “liberadora”, más brazaletes electrónicos, más aplicaciones de Telefónica “Libres”…)?

Yo no considero que deba existir un día de la “Eliminación de la Violencia contra la Mujer” ni un “Día del niño” o un “Día del Hombre” sino un gran debate social sobre las causas profundas y últimas de esas violencias, de todas y cada una de ellas, de las ejercidas por hombres y por mujeres, de las sufridas por hombres y por mujeres de toda condición. Esa investigacion y esas preguntas deben ser planteadas y tratar de ser respondidas por la gente común. Es posible que estemos de acuerdo en parte del diagnóstico pero no lo estemos en las soluciones o las causas. Seamos radicales y vayamos al origen. Desenmascaremos estas mentiras oficiales.

El origen del “25 de noviembre” es una tergiversación, una manipulación.  Es el “divide et impera” del que habla Prado Esteban Diezma. Es un olvido que mata doblemente. Es el ocultamiento de las vergüenzas del feminismo durante el régimen de Trujillo. Es la legitimidad de un gobierno como el de Leonel Fernández y su deuda. Es el adoctrinamiento de la ONU. Es ingenuidad. Es impedir que los problemas de los hombres sean los problemas de las mujeres y viceversa. Es el control y vigilancia total de la vida. Es el triunfo del patriarcado. La eterna lucha del bien contra el mal, la verdad frente a la mentira, la justicia contra la injusticia no tiene género, color ni edad.

Minerva Mirabal se mudó a Santo Domingo -capital del país- para inscribirse en la Universidad Autónoma de Santo Domingo para el año lectivo 1952-1953. 

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/news/A-89-anos-del-natalicio-de-la-revolucionaria-Minerva-Mirabal-20150312-0051.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

9. Algunos ejemplos de cómo se ha incorporado el 25-n como símbolo al discurso:

“Mucho antes de la implicación política de las hermanas, la familia Mirabal ya sufrió violencia de género de parte del dictador dominicano. En 1949 eran invitados a acudir a la inauguración del Hotel Montaña de Jarabacoa, algo que marcaría el destino de los seis miembros. Esa noche, Trujillo ya puso los ojos sobre Minerva, la tercera de cuatro hermanas. Unos meses después, el dictador forzó un nuevo encuentro con la joven en otra fiesta, a la que ya se sintieron obligados a ir el padre y las hijas por miedos a represalias. Pero Minerva, que se convertiría en una de las primeras abogadas del país, rechazó las insinuaciones de Trujillo e incluso se ‘atrevió’ a pedir que liberaran a un joven opositor. La ira no se hizo esperar: al día siguiente detenían a Enrique, el padre, y Minerva, su madre y tres amigas más de la joven fueron retenidas en el hotel.” 
http://www.publicoscopia.com/opinion-sociedad-vidas-gentes-medio-ambiente-ciencias-salud/item/2499-25-n-hablemos-de-las-hermanas-mirabal.html

Sin embargo, el verdadero motivo del acoso inicial a Minerva fue su defensa de un comunista, como bien explica su biógrafo y por esta razón encerró a su padre, a su madre, a ella misma e incluso a algunas amigas con el pretexto de investigar sobre la relación de Minerva con miembros del Partido Socialista Popular y Pericles Franco.  El motivo de su asesinato en 1960 no fue que 11 años antes no quisiera tener relaciones sexuales con él sino su insumisión política, su atrevimiento al hablarle de igual a igual, defender a un disidente político y su posterior militancia antitrujillista.

– “25 de noviembre, solemnidad, la clase política durante cinco minutos sale a la calle. Las instituciones realizan un llamamiento a la sociedad para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Promueven la imagen de una sociedad cohesionada, unida bajo un objetivo común e instan a la comunidad a que, durante cinco minutos, muestre su rechazo a la violencia machista. Cinco minutos simbólicos. Para nosotras cinco minutos de hipocresía, que dicen mucho”. (…) “No quieren destinar recursos económicos, los presupuestos para la igualdad son irrisorios (en 2012 representaban el 0,090% de los presupuestos de Ayuntamiento de Gasteiz), en comparación con el porcentaje de población sobre el que deberían incidir (mínimo el 50%) y la gravedad de las consecuencias que padecemos. En cambio continúan transfiriendo cifras desorbitadas a las entidades bancarias y grandes intereses;”

No quieren destinar recursos económicos, los presupuestos para la igualdad son irrisorios (en 2012 representaban el 0,090% de los presupuestos de Ayuntamiento de Gasteiz), en comparación con el porcentaje de población sobre el que deberían incidir (mínimo el 50%) y la gravedad de las consecuencias que padecemos. En cambio continúan transfiriendo cifras desorbitadas a las entidades bancarias y grandes intereses; – See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/11/el-25-n-las-instituciones-y-sus-politicas-de-igualdad/#sthash.zbetYYBv.dpuf
25 de noviembre, solemnidad, la clase política durante cinco minutos sale a la calle. Las instituciones realizan un llamamiento a la sociedad para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. Promueven la imagen de una sociedad cohesionada, unida bajo un objetivo común e instan a la comunidad a que, durante cinco minutos, muestre su rechazo a la violencia machista. Cinco minutos simbólicos. Para nosotras cinco minutos de hipocresía, que dicen mucho. – See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/11/el-25-n-las-instituciones-y-sus-politicas-de-igualdad/#sthash.zbetYYBv.dpuf

 http://www.pikaramagazine.com/2013/11/el-25-n-las-instituciones-y-sus-politicas-de-igualdad/ 

– El Día por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se transforma en la web de la CGT en “Día Internacional contra la Violencia Machista”. Deberíamos reflexionar sobre esto: ¿Toda violencia sobre la mujer es machista, aunque sea la violencia de una matrona durante un parto, siguiendo el ejemplo antes citado? ¿O hay otras violencias que sufrimos las mujeres que no son machistas? http://www.cgt.org.es/secciones/mujer/25-de-noviembre-dia-internacional-contra-la-violencia-machista

– En la web de CNT Valladolid este día es llamado: “Día internacional contra la violencia de género machista y patriarcal” http://www.cntvalladolid.es/25-noviembre-concentracion-dia

– Especialmente interesante es esta explicación de IU en 2010 sobre este día, intentando hilar el asesinato político de las hermanas Mirabal (y obviando por supuesto al conductor y agricultor del pueblo Rufino de la Cruz) con la “violencia sexista” y la violencia “por el solo hecho de ser mujeres”: http://izquierda-unida.es/sites/default/files/doc/Mocion_tipo_25nov_10.doc

– Manifiesto del Partido Popular en el 25 de noviembre del 2014 en el que se habla de “violencia de género” tal y como está recogida en la Ley de Violencia de Género, es decir, solamente es violencia hacia la mujer la que practican algunos hombres dentro de la relación afectiva de pareja: http://www.pp.es/actualidad-noticia/manifiesto-pp-dia-internacional-eliminacion-violencia-contra-mujer

Los hijos de los días. Eduardo Galeano:  “O sea: contra la violencia de los trujillitos que ejercen la dictadura dentro de cada casa”.

Relacionadas (fuentes externas): 

– Asesinos de las hermanas Mirabal nunca cumplieron condena: http://eldia.com.do/asesinos-de-las-hermanas-mirabal-nunca-cumplieron-condena/
– Documental sobre las feministas y sufragistas dominicanas. http://www.diariolibre.com/opinion/lecturas/sufragistas-y-feministas-IODL170118
Poner Un Grano de Arena: Gender and Women’s Political Participation Under Authoritarian Rule in the Dominican Republic, 1928–1978
En busca de la solidaridad: feminismo y nación en el Caribe hispano, 1880-1940 http://escholarship.org/uc/item/0x63r40z#page-179 
– El día de no más: http://agendadelasmujeres.com.ar/notadesplegada.php?id=3093 
– Entrevista a Cris Suaza, una feminista colombiana de 69 años, organizadora del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC). “Los socialistas y también los otros hablaban de una expresión que es “la recuperación”. Es que tu tienes una actitud frente a tus derechos y ¿qué hace el sistema? Absorve tu queja y tu ganancia y la coge como propia. Por ejemplo, el día de la no violencia contra las mujeres, que salió del primer encuentro (feminista), ahora es de Naciones Unidas, entonces ya perdió el carácter revolucionario, subversivo de lo que fue inicialmente; se vuelve una cosa que está en la cultura, peso sin mayor profundidad y la juventud muchas veces no sabe esto”.(…) “Le está sobrando institucionalidad, en muchos países hallás la oficina de la mujer, la consejería, la secretaría, la no sé qué. Tal vez podría decir cosas que no deberíamos hacer como aceptar que el Estado nos absorba, nos chupe y que de ahí salgan cosas que deberían ser asumidas no solo por mujeres, porque en ese caso para mí, no son (acciones) necesariamente feministas”

Los socialistas y también los otros hablaban de una expresión que es “la recuperación”. Es que tu tienes una actitud frente a tus derechos y ¿qué hace el sistema? Absorve tu queja y tu ganancia y la coge como propia. Por ejemplo, el día de la no violencia contra las mujeres, que salió del primer encuentro (feminista), ahora es de Naciones Unidas, entonces ya perdió el carácter revolucionario, subversivo de lo que fue inicialmente; se vuelve una cosa que está en la cultura, peso sin mayor profundidad y la juventud muchas veces no sabe esto. – See more at: http://lacorrientenicaragua.org/cris-suaza/#sthash.Lx5PruJd.dpuf

http://lacorrientenicaragua.org/cris-suaza/

*El CIPAF hoy en día, dirigido por Magali Pineda (recordemos, la persona que propuso el 25-nov en el primer encuentro feminista) se dedica a promover la tecnolatría entre las mujeres y su uso relacionado con la violencia de género: http://www.elcaribe.com.do/2014/12/17/uit-onu-mujeres-otorgan-premio-magaly-pineda-cipaf.
Ver también: “La directora ejecutiva del Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) propuso ayer el uso generalizado de brazaletes electrónicos para incluir a hombres que tienen orden de alejamiento expedida por reclamo de sus parejas, una medida que evitaría los feminicidios.” http://www.cipaf.org.do/index.php/recursos/noticias/item/175-proponen-brazaletes-para-alejar-a-hombres-violentos#.Vkdx2r9RJqA
Y también los concursos para crear aplicaciones para móviles relacionadas con la violencia de género (como la que ya existe en España llamada “Libres”, desarrollada por Telefónica): http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=368595

ACTUALIZACIÓN 26-11-2015
He recordado este fragmento de Bartolomé de las Casas sobre lo que vio en lo que ahora llamamos República Dominicana y me ha parecido que podría venir bien recordarlo:

“Historia de las Indias (1517): “No tenían orden ni ley en los matrimonios; tomaban ellos cuantas querían y ellas también, y dejábanse cuando les placía, sin que a ninguno se haga injuria ni la reciba del otro. No eran celosos ellos ni ellas, sino todos vivían a su placer, sin recibir enojo del otro. Multiplicábanse mucho, y las mujeres preñadas no por eso dejan de trabajar; cuando paren tienen muy chicos y cuasi insensibles dolores. Si hoy paren, mañana se levantan tan sin pena, como si no parieran; en pariendo, vanse luego al río a lavar y luego se hallan limpias y sanas. Si se enojan de sus maridos, fácilmente con ciertas hierbas o zumos abortan, echando muertas las criaturas; y aunque andan desnudas todo el cuerpo, lo que es vergonzoso de tal manera lo tienen cubierto con hojas o con tela o con cierto trapillo de algodón, que no se parece. Y los hombres y las mujeres no se mueven más porque todo lo secreto y vergonzoso se vea o ande descubierto, que nosotros nos movemos viendo los rostros o manos de los hombres. Son limpísimos en todos sus cuerpos ellos y ellas, por lavarse muchas veces.”

¿Crees que pudieron hacerte esto durante tus primeros minutos de vida? Lo (bio)político es personal

La violencia hacia la madre no puede ser separada de la violencia hacia el bebé. Por ejemplo, del video que enlazo abajo me gustaría destacar lo que podemos ver en las imágenes sobre el minuto 10.42. Se trata de un verdadero ritual antropológico, un bautizo rutinario y tecno-médico-industrial que da la bienvenida a un nuevo ser humano convirtiéndolo en objeto de una cadena de montaje. Hoy en día, se explicita en la nueva “estrategia de atención al parto normal”, no están recomendadas estas prácticas de forma rutinaria (sí en casos que sea extrictamente necesario).

Cuando supe que esto se había estado haciendo en los hospitales solamente podía pensar en una cosa: una violación del cuerpo de los más indefensos en el momento en el que solamente buscan a su madre. Por no decir que hoy en día hasta las endoscopias se suelen hacer con sedación (yo me tuve que hacer una sin sedación hace años y fue muy, muy desagradable).

Estas políticas sobre el nacimiento tienen unos responsables concretos. En este caso, quedarnos en una mera denuncia de un abstracto “patriarcado” evita que podamos llegar a conocer quién o quiénes promovieron estos protocolos médicos en el mundo y, más concretamente, en España. ¿Alguien se anima a ayudarme a rastrear esta información?

“Tras la Guerra Civil española, las competencias sanitarias regresaron al Ministerio de la Gobernación hasta 1977” , por eso, a lo máximo que he llegado en el conocimiento del franquismo obstétrico-pediátrico ha sido llegar a este cuadro, en el que podemos ver que el Ministerio de Gobernación estaba dirigido, por ejemplo, durante la inauguración del hospital de La Paz en 1964 por un tal “Camilo Alonso Vega” y un tal “Vicente Fernández Bascarán” como interino. Ambos eran altos cargos militares. Es decir, eran miembros dirigentes del Ejército los que decidían en última instancia cómo debían nacer los niños y las niñas, cómo debían parir las mujeres, y cómo debía ser asistido el nacimiento por parte del personal sanitario de los hospitales.

Me gustaría encontrar el nombre de los altos funcionarios franquistas y demás cargos intermedios responsables de los protocolos hospitalarios en referencia al parto (sin quitar responsabilidad a esas personas que simplemente “seguían órdenes”). ¿Alguien tiene alguna pista? También busco a los responsables de esos mismos protocolos en otros países, principalmente en EEUU, ya que es probable que, a raíz del Plan de Estabilización de 1959 (“diseñado por los tecnócratas del Opus Dei, que habían accedido al gobierno en 1957, este plan económico fue elaborado siguiendo las indicaciones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI)”)  también se exportaran “modas” obstétricas hacia aquí, tal y como se hizo en otros países de América Central y Sudamérica (ver mi post sobre “Maternar a la madre” en referencia a las doulas y la investigación de Klaus y Kenell en Guatemala):

“Todavía es más interesante, si cabe, que en el libro se mencione que estos protocolos hospitalarios que impedían cualquier tipo de acompañamiento eran una simple traslación por parte de autoridades médicas estadounidenses de los modelos obstétricos norteamericanos de los años 50 a los protocolos hospitalarios guatemaltecos varias décadas después. Es decir, estamos ante un caso de imperialismo médico que destruye una situación previa para, después, dejar un problema que otros médicos estadounidenses (Klaus y Kennell), con la mejor de las intenciones, intentan paliar con una figura como la de la doula. En ningún momento se plantea la reflexión de qué se puede hacer para unir lo que se ha roto entre las generaciones de mujeres y sus redes de reciprocidad y aprovechar lo positivo que puedan tener los avances médicos cuando son realmente necesarios y no iatrogénicos. Tampoco se pone sobre la mesa una reflexión profunda sobre las causas sociales, culturales y biopolíticas que nos han llevado a la situación actual, donde el aislamiento y la fragmentación es uno de los mayores problemas de la maternidad actual y la crianza cooperativa. Supongo que tratar este tema daría para que los autores hubieran escrito otro libro completo, llegar a conclusiones políticamente incorrectas y ya sabemos que el ser humano es especialista en huir hacia delante.”

La biografía de Francisco Franco, hijo de un General Intendente de la Armada alcohólico que maltrataba física y psicológicamente a toda la familia (maltrató también a la esposa durante el embarazo), que nació 3 años después de la implantación del código civil patriarcal español de 1889, quizás poco nos pueda decir sobre la atención al parto durante la dictadura… ¿O sí?

La Paz (Madrid)

 

Torre Balilla

Si tiramos de ciertos hilos se entienden muchas cosas. La maternidad de La Paz se inspiró arquitectónicamente en la Torre Balilla, un edificio futurista de la FIAT de la Italia fascista (1933) pensada por Agnelli para los hijos de los operarios de la empresa de coches. Como explica muy bien el trabajo del arquitecto Alberto Pieláin Álvarez-Arenas en “Los hospitales de Franco”: 

“Hacía falta una imagen nueva, pero que representara a unos inmutables ideales de justicia social que después de dar vida a la Cruzada habían vuelto a consagrarse como Principios del Movimiento Nacional’ en una revisión católica del ideario fascista. Parecía oportuno, por tanto, rescatar para la causa española la imagen de una emblemática obra social de la Italia de entreguerras”.

Colonia de verano de Torre Balilla/Torre Fiat

“La Torre Balilla era el  albergue  de  lo  que  entonces  se  denominaba  una  colonia  infantil  de  vacaciones  por  eufemismo  de  su  verdadero  cometido  como  casa  de  salud  para  niños  pretuberculosos.  La  colonia  de  vacaciones  era  a  la  vez  sanatorio  y  escuela  de  higiene;  y  durante  el  fascismo  fue  además  centro  de  adoctrinamiento.  Sin  esa  connotación  de  propaganda,  un  programa  tan  modesto  como  el  de  albergue  juvenil  no  habría  ocasionado  una  arquitectura  tan  fantástica  como  la  de  la  Torre  Balilla”.

“Para los hijos del pueblo”

Siguiendo ese hilo también podemos entender el concepto de hospital como fábrica de partos y bebés (y a su vez el modelo de fábrica como cárcel y como ejército…): “Esa obra, como otras de Bonade, parece inspirada por la factoría turinesa de automóviles, el Lingotto de su antecesor al frente del servicio de construcciones de la Fiat, Giacom o Matté Trucco*, y aunque contiene un sencillo programa de albergue comunitario, es un enorme cilindro de 52 metros de altura y 25 de diámetro”.
 

El Lingotto en Turín

  

“Lingotto es un barrio de Turin, Italia, pero el nombre se asocia más con el Edificio Lingotto, sito en la Via Nizza, que fue en su época una enorme fábrica de coches, construida por Fiat.

Por otro lado, siempre he sido muy inocentona y había pensado que el nombre de “La Paz” venía de la capital boliviana. Sin embargo, el nombre de  “La Ciudad Sanitaria “La Paz” de Madrid” conmemoraba y conmemora (nunca se ha cambiado el nombre y hace bien, se agradece la sinceridad al mostrar la biopolítica ante todo…) el 25 aniversario de la victoria de la sublevación militar). De nuevo, vemos que se inspiraron en la obra social de una empresa fascista para construir un hospital que celebraba una victoria militar. ¿Quizás la victoria de la erradicación del parto no hospitalario ni estandarizado en paralelo? Esto ya es mucho especular, pero ahí lo dejo como hipótesis.

Colonia Fiat, Torre Balilla.

“El proyecto de enfermería redonda había nacido con la doble intención de reducir recorridos y mejorar la relación visual entre las habitaciones y el puesto de control de enfermería, pero aquí no se logró ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario. Los desplazamientos de las enfermeras se vieron doblemente aumentados, tanto porque con la adopción literal de la enfermería redonda se incrementaron las distancias entre control y habitaciones como porque con la fragmentación del nido en 64 habitáculos distribuidos de ocho en ocho a lo alto del hospital se multiplicó el número de los desplazamientos’* . Y la supervisión también se hizo más difícil, porque en el núcleo solo quedó un pequeño rincón para el puesto de control de enfermería y el resto se macizó de cosas , en lugar de permanecer vacío conforme a su principio panóptico, lo que no produjo más que el efecto contrario del que se buscaba , pues en los esquemas lineales de enfermería el pasillo al menos siempre había sido visible desde el control , y ahora quedaba casi totalmente oculto detrás del propio núcleo de servicio”.

Mussolini recibe al senador Giovanni Agnelli que le presenta el nuevo modelo de coche FIAT Balilla (el nombre que después le pondrá a la torre que inspirará la Maternidad de La Paz, en Madrid)

Fascismo militar corporativo y panóptico victoriano

Como vemos, en lo concreto podemos ver que las inspiraciones arquitectónicas de la maternidad de La Paz son el Futurismo fascista corporativo (“un arte que imaginaba el futuro sin olvidar el pasado romano”.  Pasado romano patriarcal, podríamos añadir) y la idea de enfermería redonda victoriana. “Marcide se valió del esquema de enfermería redonda, una solución que ya había tenido antecedentes ilustres en la etapa victoriana^* y que desde su actualización en los primeros años cincuenta se había hecho habituales en los proyectos de hospitales”. (…) 

Pg. 93 http://oa.upm.es/4331/1/ALBERTO_PIELTAIN_ALVAREZ_ARENAS_b.pdf

 

Pg. 103 http://oa.upm.es/4331/1/ALBERTO_PIELTAIN_ALVAREZ_ARENAS_b.pdf

Lo (bio)político es personal/ “La Paz” es Guerra

La atención al parto en el Hospital de La Paz, por seguir con el ejemplo, sigue siendo muy deficiente, más si se tiene la “suerte” de caer en manos de ciertos y ciertas profesionales que más parecen sargentos en el cuartel que personas que atienden el momento de nacer de seres humanos. No en vano, la matrona y varias ginecólogas que me atendieron en La Paz se comportaban como militares en una guerra en el trato y en el maltrato (salvo una honrosa excepción, un verdadero ángel de mujer que se cruzó en nuestro camino por las trincheras/cadenas de montaje y me enseñó a amamantar). 

Cuando después del nacimiento de mi hijo en casa acudimos allí para expulsar con seguridad la placenta retenida (dada la evolución del parto mi tanto la matrona como nosotros valoramos que era más seguro expulsarla en un hospital y poder comprobar que no quedaban restos con el ecógrafo) fuimos tratados con desprecio; se me dijo que “no me riera” que esto era serio y que lo mismo me tenían que hacer un legrado con anestesia general (la placenta salió simplemente tirando de ella sin problema y, como todo el mundo comprenderá, yo no me estaba riendo precisamente sino intentando sonreir ante la adversidad); se nos cuestionó nuestra legítima opción a parir en casa durante toda la estancia; se nos habló mal; se me intentó culpabilizar, se me dijo literalmente que “sólo sabía molestar” delante de la visita de una amiga; se me ordenó ducharme aunque me sintiera débil y anémica al estilo de “la mili”; se entraba en la habitación encendiendo luces y hablando alto cuando llevábamos dos noches sin dormir… Todas las agresiones verbales, comentarios hirientes y faltas de respeto fueron dados por mujeres y todo ello en el momento más vulnerable de mi vida y la de mi hijo. He tardado tres años y medio en poder hablar de ello de forma pública. Y no pienso pasar página y hacer como si no hubiera pasado nada porque se dá la circunstancia que este hospital está financiado con los impuestos que el Estado nos retiene de forma obligatoria a todo el mundo y una mujer que pare en casa de forma voluntaria o imprevista tiene el derecho a ser atendida igual que una que lo hace en un hospital (a lo mejor es que “igual” significa “igual de mal” en el trato). Por cierto, tuve que volver tres semanas después al hospital con una hemoglobina de 7.5 y una anemia galopante de la que nadie me había advertido al alta. Fue mi médico de cabecera el que dada mi palidez y síntomas me mandó hacer análisis. Esto tiene que cambiar y, para ello, debemos comprender estos fenómenos en su totalidad y de forma global. 
 
(Iré actualizando este post a medida que avance la investigación hasta llegar a la actualidad de este régimen posfranquista).

Faltaría el hospital y la fábrica y en primer lugar el origen de todo: el ejército. Tomado del facebook de David Wolfe: https://www.facebook.com/DavidAvocadoWolfe/photos/a.10150364951666512.342374.102515706511/10153043076226512/?type=3&theater

ACTUALIZACIÓN 26/10/2015:

Tomado de una entrevista al Director de la Maternidad de La Paz hasta tiempos muy recientes, el Dr. Antonio González: http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2012/09/02/oigo-parto-agua-ponen-pelos-punta/624293.html

“-La Paz era un hospital de mucho prestigio, desde su apertura.

-Fue en el año 1965. Nació como una maternidad especial, modelo, inauguraba un ciclo hospitalario en España nunca visto, y a partir de ahí fueron surgiendo centros con la misma filosofía en otros puntos de España. Desde entonces se desarrolló la medicina socializada.


-¿Qué novedad aportó La Paz?


-Fue una forma de atender el parto, integrada, segura, razonable, aséptica, científica, y sobre todo aportó una enorme seguridad, tanto a la madre como a los hijos. Los bebés entonces tenían una mortalidad bastante más alta de la de ahora y se empezó a practicar una medicina excelente que se reflejó en el descenso de la morbilidad y mortalidad fetales. Pasamos de veinte muertos por mil nacidos a tres que estamos ahora, prácticamente irreducible ya. También la mortalidad materna disminuyó.”

 

 

ACTUALIZACIÓN A 19/09/2016:

Cita de Margaret Mead del libro “The Vital Touch: How Intimate Contact With Your Baby Leads To Happier…” Escrito por Sharon Heller

sharon_heller
Enlaces externos: 

Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Norma
Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud 
“Mi historia de coraje en el hospital La Paz”: http://marisoldiez.blogspot.com.es/2014/06/mi-historia-de-coraje-en-el-hospital-la.html 
“Los hospitales de Franco. La versión autóctona de una arquitectura moderna”. Autor: Alberto Pieláin Álvarez-Arenas, arquitecto. Director: Justo Fernández-Trapa de Isasi, doctor arquitecto. http://oa.upm.es/4331/1/ALBERTO_PIELTAIN_ALVAREZ_ARENAS_b.pdf

Pensando sobre eso que llaman “estrategia”

 El poder, el mal y la dominación no tienen un rostro fijo. Tienen la capacidad de mutar, absorber o crear su propia disidencia. Pu e d en seguir una corriente ideológica en un momento y su aparente contraria de forma conse cu t iva o simultánea. Pueden vestirse con el disfraz que convenga en cada ocasión. Pueden financiar a los dos ba n dos de una disputa. Pueden crear la disputa misma. Se alimentan y expanden de nuestr o peor lado, de nuestras carencias emocional es y vicios, como el de aquel viejo “pecado capital”, el de la pereza. Por eso, es imposible vencer por ahora al “capitalismo”, al “Estado”, a cualquier régimen dictatorial, que la guerra termine, acabar con todos los “…cidios”, con la explotación laboral o la esclavitud moderna sin que vuelvan a resurgir con formas más refinadas o más crueles . Y a la vez, los verdugos son víctimas . Quizás por ahí se encuentre un flanco de vulnerabilidad . Es posible que no pueda inventarse una estrategia militar al uso cuando el campo de batalla es el propio ser humano .

Carta a Alice Miller: “Feminismo”

Carta tomada de la web de Alice Miller, una de las psicoanalistas que más estudió el maltrato infantil. Durante su vida terminó apostatando del propio psicoanálisis, prefirió ser denominada “investigadora de la infancia” y reconociendo que ella misma había sufrido maltrato. Años más tarde, su hijo, Martin Miller confesó en un libro que subrió abusos paternos y que su madre hizo con él todo lo contrario de lo que decía en sus libros pero que, paradójicamente, sus teorías eran válidas y a él le ayudaron a sobrevivir. Las diferencias entre lo que decían autores como Rousseau, Miller o Montessori sobre los niños y lo que hicieron con sus hijos es abismal. Prometo un breve artículo en este blog sobre el tema, pero por ahora me quedo con las reflexiones de una mujer maltratada en la niñez y a la vez madre abusadora, según su hijo.

Recojo y traduzco una de las cartas que le enviaron y que se puede leer en su página web porque me parece que plantea una hipótesis interesante sobre los ciclos de los abusos y una crítica al silencio que existe sobre las violencias ejercidas por las madres.

http://www.alice-miller.com/readersmail_en.php?lang=en&nid=2531&grp=0309
(los subrayados en negrita son míos)

Feminismo – Sábado 14 de marzo de 2009

 Querida Alice Miller, en los últimos 3 años he comenzado a poner en marcha la recuperación de mi vida gracias a tu trabajo, tus libros y tu página web. He sido emocional, física y sexualmente abusada por mis padres en la infancia, y cuando llegué a la edad adulta era una persona rota. Mi proceso de curación es una tortura y muy doloroso, y a veces parece que nunca llegará a su fin, porque los horrores de mi infancia eran infinitos, pero a la vez ya he empezado a degustar el fruto del éxito. En estos años he perdido más de 15 Kg sin ningún esfuerzo, conseguí completamente librarme del dolor de espalda crónico que padecía desde que tenía 19 años, y la depresión que sufría durante toda mi vida se convirtió en una tormenta emocional, que me hace sentir mucho más viva. Además, puedo identificar mucho mejor lo que REALMENTE quiero, lo que es adecuado para mí. Esta es una sensación totalmente nueva y todavía me resulta difícil confiar en ella.  

Recientemente he empezado a buscar un terapeuta, de acuerdo con tus recomendaciones reveladoras. Le pregunté a los candidatos muchas preguntas, y no podía creer la cantidad de resistencia que despertaron mis preguntas directas. Ni siquiera uno de los terapeutas que he conocido ha querido discutir conmigo mis preguntas pertinentes. La mayoría de ellos las evaden y me hicieron sentir que era maleducada y estaba “cruzando la línea”. Es una experiencia muy desesperante. 

 Un amigo me sugirió que fuera a una terapia feminista, que no tenía ni idea de lo que significaba, así que leí algunos artículos actualizados acerca de la terapia feminista, y hablé con algunas terapeutas que se identificaban como feministas, y decepcionada me doy cuenta de que no están familiarizadas con tu trabajo. Por otra parte: están atrapadas tan profundamente en su agenda de género, que ven el incesto como delito contra las mujeres en lugar de un crimen contra los niños. A sus ojos, la perspectiva feminista es la única explicación para el silenciamiento del incesto y del abuso sexual en la sociedad. Son totalmente ciegas a la gran injusticia y el mal hacia los NIÑOS, como la población más indefensa y desprotegida. Lo toman todo como una cuestión de género, de crímenes que los varones cometen contra las mujeres y, por tanto, silenciados. ¡Esto es tan indignante y frustrante! Me hace estar muy enojada. ¿Cómo alguien puede coger la revolución más importante del siglo XX y utilizarla de manera tan manipuladora para escapar de la verdad? Escribí sobre ello a una de las escritoras feministas conocidas en mi país, pero no me respondió. Gracias por tu valentía y honestidad. Gracias por salvarme la vida, G. 
Pd: puede publicar esta carta en su página web si le resulta útil para los demás.


AM: gracias por tu carta, me alegro mucho por ti por tener los ojos muy abiertos y tener el coraje de revisar la valentía de los terapeutas con los que estás hablando para que no te conviertas en una víctima de las ilusiones. Puedes comprobar a 20 de ellos, probablemente obtendrás las mismas respuestas, llenas de evasión pero tal vez encontrarás finalmente alguien que responderá a tus preguntas con honestidad. Si no, habrás aprendido mucho, y te puedes beneficiar de esta experiencia. En cuanto a las terapeutas feministas estoy de acuerdo contigo completamente. Ya escribí hace 30 años que las mujeres pueden abusar de sus bebés, infantes y niños pequeños con total impunidad, nadie las controla. Pueden volcar en sus hijos todas las humillaciones que sufrieron de los hombres en nuestra sociedad. Más tarde, sus hijos (masculino, en inglés) que “aman” a sus madres pueden transferir su rabia hacia sus hijas u otras mujeres o hacer la guerra y violar mujeres, pero a la vez adorar, defender y respetar a sus madres, porque lo que sufrieron como niños pequeños se queda inconsciente, totalmente reprimido. Y muchos de nosotros parecemos necesitar durante mucho tiempo la ilusión de haber tenido una madre maravillosa. Tiene usted razón, la tragedia comienza con la madre que está protegida por todas las sociedades y honrada en la mayoría de las religiones como la santa inocente. En alemán existen ya algunos libros que rompieron con este tabú pero para las publicaciones en inglés debes buscar en Google. El libro de Bass y Davis es muy útil para las víctimas de abuso sexual infantil, pero lamentablemente las autoras que son feministas escriben que son muy pocas las mujeres que abusan de los niños. Esto es absolutamente falso. Al parecer, hay también mujeres pederastas que viven con niños de 10 a 12 años y dicen que esto es (¡¡¡para ellas!!!) una hermosa “relación”. No ser conscientes de la utilización de los niños para vengar los propios traumas y arruinar su vida es no sólo la actitud de los hombres, sino de ambos géneros, mientras el maltrato infantil siga siendo un tema evitado por toda la sociedad ignorante.

————————————

Una amiga muy lúcida de facebook ha hecho una importante matización con la que estoy totalmente de acuerdo. Comenta que se puede hacer una conexión mucho más justa y equilibrada si se establece un vínculo entre esta carta y esta entrevista a la antropóloga y primatóloga Sarah Blaffer Hrdy.  Y yo añado: “Estoy totalmente de acuerdo contigo. No solamente complementarlo con esa entrevista a Hrdy, sino también conectarlo con el maltrato institucional, político, del propio contexto histórico y cultural de cada momento. Por ejemplo, el hijo de Alice Miller habla de los traumas de su madre respecto a los nazis, un incidente violento-sexual con un hombre de la gestapo… Y, por supuesto, luego está el tema de la responsabilidad personal y la construcción del propio camino“.

 

La agresividad intragrupo en “El Vacío de la Maternidad” de Victoria Sau

La psicóloga feminista Victoria Sau repite a lo largo de su libro, financiado por el Instituto de la Mujer y publicado en 1995, que la Madre ha sido fagocitada por el Padre, que es una pmadre (madre-función del Padre). Uno de los grandes aciertos de la autora es constatar un hecho indiscutible: todo ser humano es hijo o hija, aunque no todo el mundo sea madre o padre o quiera serlo. Por tanto, la maternidad y todo lo que la rodea son algo que nos toca de lleno a todos en lo más íntimo.

Al final del texto, en el capítulo titulado “reconciliación”, llama a las hijas a reconciliarse con “la madre” típica del patriarcado moderno, a perdonarla, a comprender que ella también sufrió mucho, que no pudo hacer las cosas de otro modo: “Poder amar a la madre es tener libertad para poder amar a todas las mujeres”. Cuando habla de esta “madre”, hay que entender que se está refiriendo a las madres de su generación, muy diferentes a las de la mía, por ejemplo. Ella, se entiende, se está refiriendo a las madres dedicadas de forma íntegra a las funciones domésticas y dependientes, monetariamente hablando, de los maridos. Sin embargo, es curioso que la propia madre de la autora tampoco se ajustara a este rol: cuando murió el padre ella mantuvo a toda la familia cosiendo.

Según ella, es el Padre el que dice aquello de “La peor enemiga de la mujer es la mujer misma” mientras el resto de mujeres a coro lo repiten. Dice también:

Pg 111: “En todo grupo oprimido, cuando no se le ve salida a la opresión, la agresividad intragrupo aumenta porque la mayoría se identifican con el opresor y buscan en cambio en sus iguales los defectos que aquel les atribuye. Un grupo oprimido, si no ve escapatoria a su situación, cae en estado de indefensión y ve reducida su capacidad de razonamiento. Culpar a la persona más inmediata y acusarla además de presentar los rasgos que el opresor ha previamente atribuido y más tarde reforzado en los oprimidos, hasta moldearlos como él quiere, es poco inteligente y es carencia de amor. Es quedarse en la pura inmediatez de las cosas. Porque inteligencia y amor se refuerzan mutuamente y no al contrario, como quiere engañosamente hacer creer el discurso patriarcal. Son la agresividad y el odio las que bloquean las facultades intelectuales. 
“Qui té amigues té fatigues” dice un refrán catalán, uno más de los que todos los refraneros tienen para educar a las jóvenes en la desconfianza hacia su propio sexo
Es por esto que, como dice F. Collin (1977) “la resurrección de la mujer es la derrota de la pmère”… Dicho de otra manera, liberarse la mujer, en sentido retroactivo, liberar a la madre, el mayor acto de amor que pueda darse. Porque la propia liberación indica que la madre-función-del-Padre no ganó la partida, de modo que quien la ganó en parte alícuota fue la huérfana que había en ella, la mujer sin más. Es como si la hija feminista – toda liberación humana pasa por el feminismo lo reconozca algunos/as o no – hubiese pagado la fianza para sacar a su madre de la cárcel, independientemente de que algunas madres no lo entiendan así y prefieran seguir en ella. 
(…)
Entre tanto las mujeres se hacen de madres de sí mismas, pero no como víctimas sino porque ese es el punto de partida hacia la nueva Maternidad”. 

El discurso de Sau es muy contradictorio. Si hay que liberar a la Madre… ¿Por qué no habría también que perdonar y liberar al Padre? ¿Acaso él no es también vícima a su vez de una “madre función del Padre” y de otro Padre? ¿Por qué esa doble vara de medir? O perdonamos a todos o no perdonamos a ninguno. Por otro lado, si responsabilizamos al Padre también tendríamos que hacer lo propio con la Madre y dejar de considerarla una víctima sin más. Lo mismo sería aplicable para todas las violencias ejercidas por mujeres hacia otras mujeres y hombres.

La hija feminista no puede liberar a su madre, más que nada porque la emancipación es tarea individual y requiere un trabajo propio. La hija feminista no solo no liberó a la abuela sino que para “liberarse” ella “encarceló” a las hijas y los hijos al intentar copiar el patrón de éxito social destinado a los hombres del Patriarcado moderno. Sería algo parecido al sueño americano en versión de género, tan falso uno como el otro: el sueño patriarcal al alcance de toda mujer. Los niños y niñas siguieron sin Madre. La Madre siguió teniendo que elegir entre falsas dicotomías, fragmentándose y aislada entre las cuatro paredes de la oficina y del hogar, cada vez más solitaria. En realidad, el error de Sau es considerar a la madre del patriarcado moderno como el modelo de madre aplicable a toda la historia de la humanidad cuando en realidad es un tipo de mujer muy limitado en el tiempo y acotado a determinadas clases sociales.

Creo que esta clase de análisis corporativistas deberían ser superados y, para ello, es requisito primordial que huyamos de las subvenciones del Instituto de la Mujer que, como su propio nombre indica, tiene sus propias expectativas sobre lo que se debe o no se debe subvencionar. Yo misma solicité una vez una subvención para un proyecto artístico a otra entidad administrativa y sabía perfectamente lo que querían oír y lo escribí para conseguir la subvención. Esta prostitución mental creo que me ha enseñado bastantes cosas de forma indirecta sobre el mundo de los premios y castigos institucionales. En cualquier caso, no creo que Victoria Sau escribiera su libro en función de la línea editorial subvencionable por el Instituto de la Mujer, seguramente su perspectiva fuera coincidente de partida, a priori, con la de esta institución incluso sin que mediara el tema de su financiación.  

El estudio de las violencias ejercidas por las mujeres es tarea pendiente si queremos entender los ciclos de abusos. Quizás incluso nos dé respuestas para luchar contra la violencia que algunos hombres ejercen contra algunas mujeres. Hasta ahora todas las políticas institucionales han sido un fracaso porque han sido parciales y han respondido a su propia agenda oculta de intereses.

Relacionado:

– Fragmento de “Violencia deliberada: las raíces de la violencia patriarcal” de María Dolors Molas Font: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/03/fragmento-de-violencia-deliberada-las.html

– Fragmento de “Madre, virgen, puta” de Estella V. Welldon: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/03/fragmento-de-madre-virgen-puta-de.html

ACTUALIZACIÓN 05/10/2015

De este libro de Victoria Sau, financiado con “ayuda del Instituto de la Mujer”, siempre me sorprendió e indignó esta clasificación tan “rigurosa” (¿basada en…?), especialmente la de “el hijo que venera a su madre” en la que podemos encontrar, según ella, “algunos sacerdotes, algunos homosexuales, algunos solterones, y un buen número de hombres sin especial calificación”…
En el mundo hay tres tipos de hombres: los que aborrecen a la madre, los que la veneran y los ambiguos… Y en este último grupo mete Sau a Freud y su complejo de Edipo, que es una invención de este último y que no tiene en cuenta que fue amamantado dos años por su nodriza, Resi Wittek. No lo tuvo en cuenta Freud y tampoco le interesó a Sau. En realidad da igual, una puede ponerse a escribir libros y teorías basándose en mitología y topicazos culturales sobre los hombres sacerdotes y los hombres homosexuales sin ninguna correspondencia con el mundo real y encima ser subvencionada por el Instituto de la Mujer, un organismo del mismo Estado que vende armas a los peores patriarcados del mundo y que se nutre económicamente (ahí sí no hay discriminación) de los impuestos de todos y todas, “sacerdotes”, “homosexuales” y “solterones” por igual…

Fragmento de “Violencia deliberada: las raíces de la violencia patriarcal” de Maria Dolors Molas Font

En este libro, editado por el Centre Dona i literatura de la Universitat de Barcelona, podemos leer un  interesante análisis de la cuestión de Maria Dolors Molas Font, aunque con interpretaciones erróneas sobre la división sexual del trabajo y las tareas de cuidado, en mi humilde opinión, que en cuanto pueda comentaré.

Pg 231 (la negrita es mía):

“Cuando se habla de violencia de género, solo se toma en consideración el ejercicio de la violencia por parte de los hombres. Creyendo que de este modo favorecemos a las mujeres, lo que hacemos es perpetuar su papel como cuidadoras de la sociedad y de sus miembros. De lo que se trata es de evidenciar los problemas que genera la división sexual del trabajo sobre las actividades no solo de provisión y protección ejercidas por los hombres, sino también del cuidado que ejercen las mujeres. Todo indica que el maltrato entre todos los miembros de la familia no solo es posible, sino que también es probable. Sin embargo, en una sociedad sexista en que las prácticas sociales conducen a la muerte civil de las mujeres dado que no cuentan, nos guardamos mucho de decir que las mujeres pueden ser dañinas en sus relaciones. Evidentemente, podemos interpretar esa resistencia a considerar que las mujeres pueden maltratar como expresión de gratitud por los cuidados recibidos, o como miedo retrospectivo al poder de las mujeres en su calidad de cuidadoras. Pero nuevamente hay un elemento latente. 

¿Qué pasaría con la división sexual del trabajo si admitiéramos que gran parte del maltrato en las relaciones interpersonales va de la mujer a las personas objeto de sus cuidados: las criaturas, los viejos y los enfermos? Resistirnos a contemplar la posibilidad de que las mujeres, además de cuidar, pueden causar sufrimiento es un modo de no poner en cuestión la división sexual del trabajo, ni la pretensión de que la mejor solución para la atención de las personas dependientes sea desplazando a la mujer, como ama de casa, este tipo de responsabilidades. Si denunciáramos los maltratos, mostrando que las mujeres no solo somos el objeto de la violencia de género, sino que también somos el sujeto de la misma, si advirtiéramos que no se puede esperar amor y dedicación incondicional de ningún ser humano, tampoco de las mujeres, sería una exigencia social sacar de la esfera privada las tareas de cuidado. 

Si las cosas no cambian, podemos anticipar que la forma de maltrato más frecuente y silenciada sea el maltrato a los viejos, fundamentalmente viejas, a su cargo, frecuentemente ejercido por las mujeres. ¿Cómo podemos esperar que se comporte quien es rechazada social y económicamente por dedicar su vida al cuidado de los demás, girando su frustración contra los más débiles? Las relaciones de género propician el maltrato de los viejos y de los niños, ya que se encuentran en una relación de dependencia a vida o muerte, dado que están en una situación de fragilidad emocional y física, y que por las circunstancias en que tiene lugar se produce en condiciones de impunidad. Esa es la otra cara de la violencia de género, la de las mujeres. 

El sexismo origina la muerte social de las mujeres, pero también genera sufrimientos colaterales a la población en su conjunto. Por tanto, no se trata de un problema sectorial, que afecte a las mujeres, sino que afecta a las bases mismas de la sociedad. Pero todas estas cuestiones no soportan soluciones únicas. Tampoco se puede abordar la discusión con un planteamiento individualista de la democracia, donde las decisiones se toman supuestamente sumando los votos individuales, de un modo similar a como se toman también supuestamente las decisiones sobre la asignación de los recursos, en función de la demanda. En primer lugar, donde hay relaciones de poder, control de los medios de comunicación, acceso restringido a los recursos que permiten hacer públicas las distintas opciones políticas, gobierno autoritario de la economía por parte de los grandes poderes transnacionales, es ingenuo pensar que las decisiones sean el resultado de la suma de opiniones equivalentes las unas a las otras. En segundo lugar, el pluralismo en las opciones ha de tener necesariamente un límite, no es verdad que cualquier opción sea igualmente válida, ni que sea posible construir un sentimiento de comunidad social suficientemente consistente como para afrontar con generosidad los problemas del cuidado si carecemos de una identidad compartida que nos proporcione ese sentimiento de pertenencia social”.  

Relacionado:

– Fragmento de “Madre, virgen, puta” de Estella V. Welldon: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/03/fragmento-de-madre-virgen-puta-de.html

– La agresividad intragrupo en “El Vacío de la Maternidad” de Victoria Sau: http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2015/03/la-agresividad-intragrupo-en-el-vacio.html

“50 sombras de Grey” como película sobre el abuso (alo)materno* y los círculos viciosos de la violencia

Traducción: “Las mujeres con relaciones del tipo “50 sombras de Grey” en la vida real acaban muertas, en refugios para mujeres o huyendo durante años“. 
Podríamos añadir: Muchos niños y niñas que sufren abusos y negligencia en su etapa primal y juvenil, como Christian Grey, acaban muertos, en orfanatos, autodestruyéndose y destruyendo a otras personas por el camino si no realizan un trabajo personal de sanación y buscan ayuda en cuanto puedan. 

“50 sombras de Grey” como película sobre el abuso (alo)materno* y los círculos viciosos de la violencia

Son las cinco y cuarto de la mañana. Estoy en medio de uno de los despertares nocturnos que ya comienzan a ser habituales en este embarazo. Noto las patadas y bailes de mi hijo en el útero, tengo algo de hambre, como algo, intento volver a dormir… Es inútil, hay algo que tengo que escribir. Quizás por él, por los niños y niñas del futuro. Sé con tristeza que mis ojos no verán ninguna revolución verdadera en el mundo que no sea una mera sustitución de personajes en el poder, pero al menos sé que haré todo lo posible para que cada mentira y manipulación sea contestada, que intentaré descifrar las estrategias del poder, las externas y las ya interiorizadas, para sentar las bases de una mejor comprensión de la terrible situación actual. Allá vamos.

Después de leer multitud de comentarios de indignación en las redes sociales y algunos artículos en diferentes medios de comunicación sobre la película “50 sombras de Grey” decidí verla y analizarla por mí misma. Quería entender, por pura curiosidad, qué había en lo que parecía una película comercial del montón más que había levantado tantas ampollas entre las mujeres feministas. Luego entendí que esa indignación venía de lejos, algunas publicaciones eran de hace unos años, cuando se publicaron los diferentes libros de la saga de E. L. James que vendieron la friolera de 70 millones de copias. A este respecto tengo que aclarar que no he leído los libros así que no sé de qué forma evolucionará el argumento o el resto de la saga cinematográfica, lo que puede suponer un sesgo importante en el análisis.

La película la he visto a cachos, en tres días (el primer día me dormí a los 15 minutos), y me ha parecido que tenía baja calidad, como de telefilm de después de comer, y que los personajes eran muy planos y estereotipados. Sobre la parte sexual entre ambos personajes poco se puede decir, trata sobre una relación consensuada entre adultos en la que los dos son libres de entrar y de salir. Nada que objetar. Además, la novela erótica o novela rosa es un cuento y las fantasías no entienden de rollitos políticamente correctos, lo que a alguien le parece excitante para otro es aburrido, ñoño o cutre y así… Todo el sexo y agresión física entre los protagonistas es acordado por ambas partes, lo que aleja al criticado Grey del maltratador al uso. Es cierto que el protagonista masculino invade la intimidad personal de Anastasia pero esta lo permite o sus enfados duran un microsegundo, admitiendo y consensuando de facto desde su libertad estas intromisiones. La libertad es eso, tomar decisiones propias libres e informadas, incluso aunque estas sean malas.

Después de verla entera, del contenido dos detalles captaron poderosamente mi atención (aviso, voy a destripar el argumento):

El multimillonario capitalista fue criado durante sus primeros 4 años por una madre adicta al crack, después fue adoptado y a los 15 fue “seducido” (según se mire, abusado sexualmente) por una mujer también de las elites, que podemos imaginar de unos 40-50 años (amiga de su madre) que le “inició” o manipuló para adoptar el rol de sumiso durante, creo recordar, 6 o 9 años, quizás en una sala de “torturas” similar a la reflejada en la película y con proposiciones de prácticas como las mencionadas en el contrato que Christian Grey propone a Anastasia (introducción de puños en el ano, por ejemplo). Entre la capacidad de decidir de una mujer apocada del pueblo de unos 20 años y la capacidad de enfrentarse a una situación así de un chico de 15 años con la infancia de Grey, permitidme que diga que dista un gran abismo.

Por supuesto, estos pequeños “detalles” han sido casi siempre obviados en los comentarios feministas a la película que había leído, porque parece ser que es duro admitir que el abuso materno y femenino existe, que también hay mujeres maduras ricas capaces de aprovecharse de la inexperiencia de chavales vírgenes de 15 años que durante sus primeros 4 años de vida fueron criados sin sus necesidades básicas cubiertas, sin el amor y las atenciones de una familia, una red de apoyo amplia y, sobre todo, de una madre y un padre protectores, unos cuidadores cariñosos y que a la vez impulsen hacia la libertad. Pero lo que me parece más grave es que cuando no han sido obviados han sido ridiculizados o menospreciados, normalizándose desde el feminismo el abuso infantil.

Es una película en la que se pueden observar multitud de violencias de todo tipo, si tienes la capacidad para verlas: sistémicas, políticas, económicas a nivel mundial (como no, Grey es un “filántropo” hacia los más “necesitados”); laborales (se puede ver en la plantilla que trabaja para Grey, mujeres-muñecas-robot entregadas en cuerpo y alma a la empresa); sociales y demás. Pero llama muchísimo la atención, a quien sea capaz de quitarse las anteojeras “de género”, la normalización de la violencia hacia la infancia, desde la etapa primal hacia la adolescencia y el tabú del maltrato materno y femenino dentro del patriarcado.

Sobre las anteojeras en caballos: “Cuando se desea acostumbrar a un animal a dejarse aparejar y a que tire de un carruaje, se observa que un número moderado de éstos (muchos no las toleran de antemano) se «resiste» menos si su campo de visión se vuelve más estrecho”. http://elguardiandeloscristales.com/wordpress/maltrato-hacia-los-caballos-anteojeras-i/

Todo el mundo considera normal, desde la gente que ha escrito artículos sobre la película hasta el propio personaje femenino principal, que Grey fuera adoptado con 4 años y no viviera con una familia de acogida o adoptada desde muchísimo antes. Que haya niños en el mundo de uno, dos y tres años en orfanatos o en situaciones de agresión y alta vulnerabilidad es violencia. Después, cuando le cuenta que fue seducido/abusado por una amiga sádica de su madre con 15 años (por cierto, con “amigas” así quien necesita enemigas…) la protagonista no hace comentario alguno, ensimismada en su amor romántico sumiso-ñoño: esto es una normalización del abuso de poder. Todas estas violencias sistémicas y círculos de violencia están tan interiorizados y a la vez tan silenciados que a nadie escandalizan. Por supuesto, haber sido maltratado en la infancia o en la adolescencia no provoca de forma inmediata que vayas a ser un maltratador y un abusador, pero sienta las bases. Luego está la capacidad de resiliencia de cada uno y el trabajo personal que se esté dispuesto a realizar para sobrevivir sin autodestruirse ni destruir a otros.

Cuando después de tres días conseguí terminarla, me di cuenta también de que lo más inexplicable del absurdo escándalo es que la película (al menos la primera de la serie) tiene “final feliz”, incluso desde un punto de vista feminista: Una mujer adulta ¡y universitaria! (ironía mode “on”) mantiene una relación consensuada con un hombre (yo le habría mandado a la mierda mucho antes, pero, bueno, cada una vive su vida como quiere…) hasta que dice “por aquí no paso” y pisando fuerte se va y decide terminar la relación. Anastasia, a pesar de ser un personaje plano y que evoluciona poco, ya no es la panoli infantilizada del principio, es decir, ha madurado algo y ha tomado conciencia de la compleja realidad del mundo. Al final, comprendemos el título de la película: Grey “está jodido”, en sus propias palabras en la versión original, en 50 tonos de gris, que deben ser tantos como los respectivos abusos que es incapaz de superar.

Desde un punto de vista de análisis psicológico del personaje podríamos decir que la TORTURA de sus primeros 4 años de vida como hijo de una adicta al crack (a su vez víctima de la violencia sistémica y estatal que podemos inferir si comprendemos cómo se introdujo esa droga en la juventud de EEUU a través de sus vinculaciones con la CIA y la Contra nicaraguense) es lo que hace que busque el control y la dominación en su vida adulta.

La primera abusadora fue su madre biológica, la segunda la señora mayor sádica “amiga” de la madre adoptiva, que hizo que relacionara esa tortura primal con la sexualidad. Después cambia las tornas y se convierte en dominador sexual (que no te terminas de creer como espectadora porque sigues viendo a un niño herido, bastante patético, y en el fondo enamoradizo…) pero de forma consensuada y por contrato. La protagonista al darse cuenta finalmente, en la única escena de violencia física pura que aparece al final de la peli y en la que no hay ningún placer erótico para ella, de todas las piezas del puzzle decide dejarle, porque sabe que él tiene que hacer su propio recorrido de autoconstrucción para romper con esos ciclos de la violencia y ella no quiere jugar más a ser el cuerpo que utiliza Grey para devolver su ira y maltrato hacia su madre. Es decir, al menos se puede interpretar que cuando pega a la protagonista en la escena final está pegando a su madre biológica de forma simbólica, ya que un minuto antes nos acabamos de enterar por primera vez de que su madre era una yonqui (antes solamente sabíamos lo de la adopción y, por el discurso en la Universidad, que había pasado hambre literal durante sus primeros años de vida, y suponemos que mucha más hambre de contacto físico y amor). Ojo, esa escena de violencia no solo es consensuada sino que es solicitada por Anastasia a modo de explicación práctica de lo que hay en el interior de Grey: el infierno.

Abuso materno y abuso femenino

Me he acordado mucho mientras veía esta película del libro de la psiquiatra y psicoanalista Estela V. Welldon “Madre, virgen, puta: idealización y denigración de la maternidad” que conocí a través de Prado Esteban Diezma, sobre todo de uno de los ejemplos más escalofriantes de ese texto, el de una mujer abusada en la infancia que a su vez abusó sexualmente de su propio hijo de 14 años durante 10 años. Y es que este libro, o así lo entendí yo, parte del hecho de que en el patriarcado hombres y mujeres ejercen la violencia de formas diferentes y dentro de los ámbitos en los que tienen poder. En el caso de la mujer, uno de los momentos de más poder frente a otro ser humano es el de la maternidad, mucho más teniendo en cuenta que hoy en día la maternidad se vive sin redes y en la soledad de las cuatro paredes, como cualquier hembra de primate criada en cautividad que es enjaulada en un zoológico junto a su cría.

En la película hay abuso materno vía la madre drogadicta de Grey que aunque no aparece y es mencionada de pasada es clave en la película. Hay abuso femenino vía la “amiga” de la madre (una mujer que debería ser una “alomadre”, un personaje maternal protector y referente en su vida, que colabora con la madre en la crianza cooperativa) ya que aunque un chico de 15 años puede tener vida sexual con sus iguales o incluso una iniciación al sexo con una persona mayor, aquí estamos hablando de una relación de dominación ama-esclavo que va más allá de un tema inocente y casual. Una mujer de cuarenta o cincuenta años que seduce y convierte en esclavo sexual a un chaval de quince años a espaldas de su familia está violando muchos códigos éticos que afectarán de por vida a ese ser humano vulnerable. Y, por supuesto, si investigáramos, seguro que nos daríamos cuenta de que esa mujer tiene un pasado de abusos detrás: los famosos círculos viciosos de la violencia de nuevo.

Por otro lado es importante reseñar, como en tantos casos de abusos sexuales, que la madre y el padre (adoptivos) no son capaces de ver que su propia amiga se está aprovechando de su hijo o, en algunas ocasiones y es muy duro reconocerlo, están a otra cosa mientras está ocurriendo el abuso. Aquí tenemos que tener en cuenta que los padres de Grey pertenecen a las elites económicas mundiales donde el valor supremo es la acumulación de dinero y poder. Otras veces es simplemente imposible haberlo detectado aunque se quisiera con toda el alma proteger a un hijo de este tipo de experiencias.

El personaje de Grey infantiliza en sus juegos sexuales a Anastasia, ya de por sí muy inmadura a pesar de sus 20 años gracias al adoctrinamiento institucional que nos anula desde el nacimiento. ¿Una reminiscencia del niño que él era cuando su ama y alomadre le poseía? ¿Una fantasía de pederastia, aunque sea realizada con una mujer adulta? En cualquier caso, a pesar de que la tentación de juzgar la sexualidad de los demás es fuerte hay que resistirse: la sexualidad consensuada entre adultos debe ser libre. Nada más que añadir.

Emancipación femenina y amor

Hay quien también me ha comentado que no habría que dar más publicidad a estos libros ni a la película porque al final tiene una moraleja puritana: el “amor” cura a un enfermo sexual”. No estoy de acuerdo. El amor tiene un poder curativo y sanador tremendo, sobre todo el amor hacia uno mismo que implica respeto y autoexigencia, cariño y confianza en las propias capacidades. Pero el amor como vínculo entre seres humanos es VITAL, simplemente no podemos existir sin él, morimos. Los niños criados en orfanatos con sus necesidades alimenticias cubiertas pero sin contacto físico y ternura mueren de marasmo y hospitalismo, como ya demostró el psicólogo Spitz

El amor no es el “amor romántico” ni el amor creado por Disney. El amor es CONEXIÓN. Uno de los pensamientos más destructivos para el ser humano actual es pensar que no se necesita el amor de los demás para vivir. ¡Cuántas veces habremos llorado abrazados a alguien que amamos! ¡Cómo cura el consuelo de alguien que sabe que estás herido y necesitas sanar y te acoge en su seno sin juzgarte! El primer consuelo viene de nuestra madre, de nuestro padre, de abuelos, tías, vecinas y de esas personas que sienten eso de “quiéreme cuando menos lo merezca, será cuando más lo necesite”. Después viene de parejas eróticas, amantes y compañeros. ¿Qué hay de malo en ello? ¡Son los círculos virtuosos del amor!

Otra cosa diferente es ofrecer la otra mejilla a alguien que no quiere cambiar ni modificar su espíritu autodestructivo y maltratador. Esto es válido para novios pero también para madres/padres abusadores. De hecho, hay multitud de libros de autoayuda para hijos e hijas de cuidadores con eso que llaman “trastorno de personalidad límite” que tratan sobre este tipo de estrategias como “Sobrevivir a un padre/madre borderline, cómo sanar tus heridas, crear confianza, límites y autoestima” o el título “Entender a la Madre Borderline: Ayudar a sus hijos a trascende la relación intensa, impredecible y volátil”. Estoy segura de que existen terapias con profesionales y herramientas de autocontrucción también para adultos que hayan sufrido abandono o negligencia por parte de padres drogadictos o con otro tipo de problemáticas y abusos. También para los padres y madres que están sufriendo abuso y maltrato por parte de sus hijos e hijas.

Son temas muy complejos. En cualquier caso, en la primera entrega de esta película la protagonista toma la decisión de terminar la relación. La decisión de seguir con él, si él mismo toma las riendas de su curación y se responsabiliza de la misma, me parece totalmente legítima. Si no fuera así, las personas abusadas y maltratadas que SÍ quieren cambiar y no maltratar a otras personas estarían condenadas. 

Anastasia es una mujer adulta y sin embargo bastante apocada, como tantas otras dentro de un sistema social violento y adoctrinador que se instala en nosotras desde que estamos en el vientre materno. Aún así toma sus propias decisiones, aunque no sean las que otras personas tomarían. Eso significa emanciparse, liberarse de la tutela paterna y materna, crecer y madurar, autoconstruirse, responsabilizarse de la propia vida, tomar decisiones.Yo, por ejemplo, no habría permitido que ningún hombre vendiera mi coche e invadiera y controlara mi intimidad de esa y otras formas, pero si ella aún así quería continuar la relación era porque quizás sentía o veía algo más que yo no veía. En cualquier caso, estaba ejerciendo su libre albedrío y una relación es cosa de dos, son los propios implicados los que establecen sus propias normas y negociaciones.

Algunos comentarios sobre los libros y películas (esta lista puede que se vaya ampliando)

Protestas en el estreno de la película en Londres.

 – Empiezo por el texto feminista que me ha parecido más fuerte y poco respetuoso, por decirlo de alguna manera, hacia las víctimas de maltrato infantil. En este no se obvian los “detalles” mencionados pero se opta por la negación, normalización, minimización y silenciación del abuso materno y femenino dentro del patriarcado con la excusa de que explicitarlos es “misógino”. ¿Cuál es el mensaje que dan este tipo de textos a las mujeres y hombres adultos que han vivido el maltrato materno o el abuso ejercido por una mujer? Si tu madre te maltrató deja de decirlo y no seas misógina. ¡Lo soñaste! Este texto merecería una disculpa de forma inmediata si viviéramos en un mundo normal: 

 “Tener una madre adicta al crack que no se ha ocupado de ti y haber sido iniciado en el BDSM con una amiga de tu madre unos años mayor que tú, tienen un tufillo a misoginia bastante claro, y relacionan estas prácticas con traumas personales que obviamente tienen que ver con la mala madre y con el estereotipo de mujer mayor que pervierte a jovencitos, en definitiva con la mantis religiosa”.
http://www.eldiario.es/pikara/pasa-gusta-sombras-Grey_6_361573852.html

Como siempre, en lugar de promover el pensamiento consciente se opta por el paternalismo de prohibir a otros lo que tú consideras que no deben ver/leer. Por favor, recordemos la definición de nuevo de emancipación antes de leer esto:  
 “Natalie Collins, representante de la asociación que planea boicotear el estreno en Londres, asegura que el problema no es el sexo, sino los comportamientos que lo acompañan, más cercanos al abuso y al acoso”. http://vozpopuli.com/ocio-y-cultura/57310-sombras-de-grey-una-historia-machista-escrita-y-llevada-al-cine-por-mujeres

Directamente ni habla de biografía personal de Grey ni de las mujeres abusadoras de la historia: http://www.proyecto-kahlo.com/2014/10/50-sombras-de-grey/

Beatriz Gimeno en 2012 sobre los libros:  

 “porno conservador y moralista que se ofrece “con excusa” incorporada: el protagonista de la novela, el hombre dominador, es así no porque sea un perverso, no porque se lo pase bien sin más, sino porque tiene una infancia desgraciada”. http://www.pikaramagazine.com/2012/12/porno-para-mamas-y-porno-sin-masbeatriz-gimeno-habla-de-que-fantasias-y-roles-representa-la-pornografia-hegemonica-al-hilo-del-exito-de-cincuenta-sombras-de-grey/

– Irene García Perulero en 2015:  

El amor todo lo puede, ya sabéis, incluso curar a “El Traumado Chungo”, un especimen incluso peor que “El Malote”, que al menos tiene moto y chupa de cuero. Hay que aguantar, chicas, que al próximo beso que le deis después de su último desprecio, amenaza u hostia ya estará curado. La culpa de todo la tiene su madre. Que no le dio teta. O que le dio mucha”. http://irenegarciaperulero.com/50-sombras-de-grey/

– La web católica ACIPRENSA también se hace eco de las críticas a la película. Dios los cría y ellos se juntan, curioso cuando el feminismo y la Iglesia llegan a las mismas conclusiones sobre el libre albedrío de la mujer adulta:

 “Diversas organizaciones, especialmente en Estados Unidos, están protestando contra esta cinta, porque intenta presentar la violencia contra las mujeres como una relación romántica. La doctora Gaile Dines, fundadora y presidenta de la organización internacional feminista Stop Porn Culture, explicó a ACI Prensa que la cinta “muestra la violencia como romance y enseña a las mujeres que el abuso sexual y ser una víctima es algo sexy, cuando en realidad es la historia de un depredador”.
 (…)
Dines lamenta que existan “ahora medios que celebran esta violencia contra las mujeres. Ningún grupo habría celebrado ser golpeado y torturado así. Sería un escándalo. Para cualquier grupo minoritario, si se hubiese erotizado y luego violado a alguien, la gente estaría arrasando con los cines en las calles. ¿Y qué tenemos? A los medios promoviendo esto masivamente”.  

¿Y cuando el foco se centra en la violencia CONSENSUADA entre adultos y se obvia y normaliza la violencia y dominación NO CONSENSUADA hacia la infancia y la adolescencia, los círculos viciosos de la violencia entre generaciones y la violencia del Estado y el capitalismo? ¿No es escándalo?

– Esta vez es una traducción de un cartel en inglés en el perfil de facebook de Malena Pichot:  
 “Me cago en una historia sobre una mujer sin experiencia en el sexo que es estalkeada, atormentada y poseída por un tipo millonario y sádico. Me cago en la idea de que ser dominada, engañada y aterrorizada es en realidad “liberador”. Me cago en la noción de que el objetivo de una mujer debe ser “salvar a un hombre de él mismo” bancandose todo el abuso. Me cago en esta historia de mierda. Basta de hacer algo romantico de la esclavitud de la mujer. hay que luchar por la verdadera liberación.”

“Cultura y maltrato”, un artículo de Laura Freixas en el que se menciona a “50 sombras” en el contexto de la violencia de género ejercida por hombres hacia las mujeres:
“Al mismo tiempo, surgen también obras literarias o cinematográficas, curiosamente de mujeres, que parecen ensalzar el maltrato, como Crepúsculo o Cincuenta sombras de Grey. Si las analizamos de cerca, sin embargo (siguiendo a Eva Illouz en su Erotismo de autoayuda), veremos que no se trata de una apología de la violencia por sí misma, sino de un intento de negociarla; de conseguir, sometiéndose al poder masculino que se ve como inevitable, recompensas materiales, afectivas, simbólicas. Algo así, para entendernos, como Simplemente María o las fotonovelas de Corín Tellado, cuyo mensaje a las mujeres es diáfano: no compitas, no cuestiones, no te rebeles; sométete, y Él se casará contigo…”

 Feminismo

Cuando digo que no soy feminista (aunque tampoco pienso etiquetarme como “anti feminista”) es por esta clase de visiones parciales de la realidad totalmente obsoletas. Hay que tener una visión mucho más amplia de los fenómenos, muchísimo más global de lo que yo misma acabo de reseñar aquí. Ese es el reto.

El feminismo como COSMOVISIÓN está obsoleto (quizás siempre lo estuvo…) porque es parcial por definición. Los cambios de paradigma van en dirección opuesta: tener en cuenta cómo la parte se relaciona con el todo y las otras partes, lo holístico, lo biocultural, lo ecosistémico, lo integrador, como se dan las influencias mutuas entre los fenómenos, las conexiones entre las disciplinas que antes eran compartimentos estancos, relaciones que antes no se habían tenido en cuenta, la búsqueda de la verdad con el mínimo de autoengaños y teorías previas… Eso como cosmovisión. El feminismo como IDEOLOGÍA solamente se mantiene a base de subvención y apoyo institucional (desde el ámbito local a la ONU). Apenas existe feminismo autónomo y el que existe repite los mensajes del otro. Y sí, ha habido multitud de mujeres en la historia que no eran feministas, ni se definían como tales, y luchaban por la emancipación del género humano (otras también por el equilibrio con la Naturaleza y otras especies), mujeres del pueblo que denunciaban y luchaban contra las injusticias sociales ejercidas por determinadas minorías despóticas e ilustradas y por superarse a sí mismas. Eso no quita que haya pensadoras feministas que estén diciendo o hayan escrito o hayan luchado por temas muy interesantes, necesarios y rescatables para el momento actual. Desgraciadamente las feministas con una visión más amplia del mundo son una ínfima minoría, en mi opinión. Ojalá cambie la situación. 

El feminismo tiene que ser valiente y dejar de moverse en la indefinición de los conceptos. Por ejemplo, la propia idea de feminismo o la de “violencia de género” es definida de formas muy diferentes según la fuente que se consulte. Pero si además comparamos lo que se supone que es el feminismo con lo que defienden en la práctica y acción concreta muchas personas que se autodefinen como feministas daría para escribir un libro completo (por ejemplo, no hay nada más desigual que la Ley Integral de Violencia de Género y sin embargo son una minoría aislada y marginada de feministas las únicas que se oponen a ella por este motivo).

Para cambiar el mundo primero hay que intentar comprenderlo. Para comprenderlo, hay que observarlo. ¿Puedes conocer el mundo a través de un catalejo anclado en un punto fijo que enfoca solamente a otro punto fijo y te impide ver el conjunto y otros puntos de vista? 

Si lo que pretende el feminismo es terminar con el patriarcado, jamás lo conseguirá con la parcialidad, porque el patriarcado, el capitalismo, el Estado, la dominación, el poder, se ejercen de forma total y con una visión global. ¿Cómo vamos a luchar contra un sistema que SÍ TIENE esa visión global de la que nosotros carecemos desde lo fragmentado?  

El feminismo no puede pretender acabar con la violencia que sufren las mujeres sin afrontar y comprender el origen de las violencias de todo tipo, y sobre todo las que ejercen las propias mujeres en el patriarcado, tanto en el patriarcado tradicional como en el actual.  

Por eso, si yo fuera feminista, lucharía contra los mayores talones de Aquiles de este movimiento: su parcialidad corporativista, su silenciación de las violencias ejercidas por mujeres hacia todo tipo de personas dentro del patriarcado y su falta de autonomía frente a las instituciones de poder. 

Reconozco que es un tema complejo y polémico pero he querido aportar mi grano de arena, quizás equivocado, quizás acertado, a un debate que considero imprescindible y que tiene derivas biopolíticas al más alto nivel. Pero eso es harina de otro costal, o de otro post…

* Conocí el concepto de alomaternidad a través del concepto de “crianza cooperativa” del que habla la antropóloga y primatóloga Sara B. Hrdy. Se refiere a cualquier persona que cuida e interviene en la crianza que no es la propia madre: puede ser una tía, una abuela (la alomadre por excelencia), por ejemplo, pero también un hermano, el padre, un tío o cualquier otra persona involucrada en la crianza de un bebé/niño.

Las aplicaciones de teléfonos “Inteligentes” promovidas por el Ministerio de “Igualdad” y Telefónica nos harán “Libres”

Aparte de sexista, absurda e idiotizante, esta aplicación nos acerca un poquito más a aquellas distopías imaginadas por Orwell y Huxley…

Telefónica y el Ministerio de Igualdad del PP nos harán “libres” gracias a los smartphones fabricados por trabajadores “libres” como Xu Lizhi (joven poeta y ensamblador de una fábrica de Foxconn en Shenzen que se suicidó el pasado 30 de septiembre), a los niños y hombres que extraen coltán en el Congo o a las mujeres, niños y niñas de ese país violados por auténticos terroristas que obtienen sus recursos y armamento de la explotación de este preciado mineral, según relata la periodista congoleña Caddy Adzuba, material que acaba en los aparatos tecnológicos que todos utilizamos.
Telefónica, por supuesto, sigue sin certificar la procedencia del coltán de los móviles que “regala” a sus clientes como si fueran caramelos o las condiciones laborales en las que se producen. Xu Lizhi murió pero su poesía sigue en pie, dinamitando toda la montaña de hipocresía y barbarie entre la que vivimos, conectando las pequeñas piezas del puzzle que los supuestos “libertadores” se empeñan en separar y aislar en compartimentos estancos para que no veamos el cuadro completo:

“Taller, línea de ensamblaje, máquina, tarjeta de fichar, horas extra, salario./
Me han entrenado para ser dócil./
No sé gritar o rebelarme,/
cómo quejarme o denunciar,/
sólo cómo sufrir silenciosamente el agotamiento”

Enlaces de interés:

– La noticia de su suicidio con poemas de Xu Lizhi en chino y en inglés: https://libcom.org/blog/xulizhi-foxconn-suicide-poetry
– La noticia en castellano: http://www.grupotortuga.com/La-denuncia-del-poeta-suicida-Xu
– Caddy Adzuba: http://elpais.com/elpais/2014/11/28/planeta_futuro/1417196048_384669.html
– Violaciones de niños en el Congo: http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/inimaginable-barbarie-de-violaciones-ninos-el-congo-articulo-498070
– “La gente se sentiría molesta si viera de dónde viene su iPhone”: http://www.publico.es/418911/la-gente-se-sentiria-molesta-si-viera-de-donde-viene-su-iphone
– Un periodista de The Guardian intenta averiguar si hay un teléfono que no esté manchado de sangre: http://www.theguardian.com/commentisfree/2013/mar/11/search-smartphone-soaked-blood
Y para ilustrar un poco el concepto de libertad de expresión de Telefónica podemos recordar mi expediente laboral, insignificante al lado de todas estas atrocidades: Posible despido en la UNED por “ofender” a Telefónica: https://www.diagonalperiodico.net/global/posible-despido-la-uned-por-ofender-telefonica.html

Sobre los vendedores de humo e “igualdad”

Esta es la pirámide del sistema. Ahora nos quieren vender que la igualdad que hay que lograr es que haya un 50% de mujeres y hombres en cada escalón, incluso que sea una mujer la que se ponga en su cumbre. Y esa pirámide ha cambiado bastante. Ya hay mujeres en los escalones del ejército, en la política y en el mundo empresarial. No las hay en la Iglesia pero sí en el mundo del adoctrinamiento ideológico, publicitario y consumista, las nuevas religiones. No. No nos distraigamos del camino: ¡No más pirámides!

 
Desde la promulgación de la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, se puede dar por moribunda la palabra “igualdad”. De hecho, junto a la Ley de Violencia de Género, son de las leyes más desiguales que han existido. El objetivo de esta ley es, supuestamente, garantizar la igualdad real y efectiva de oportunidades entre mujeres y hombres dentro de la empresa y evitar cualquier tipo de discriminación. Objetivo muy loable si no fuera porque no es real y dista mucho de la verdadera igualdad. Entramos en el terreno del idioma inventado por el poder.

Y para no irnos al plano teórico vamos a empezar con un ejemplo de Plan de Igualdad, el del Corte Inglés. 
En la página número 15 podemos leer:

“Establer medidas de acción positiva”, “tendrán preferencia las mujeres en el ascenso”… ¿Dónde está la no discriminación y la igualdad de acceso? Vemos como se ha tergiversado el sentido de las palabras y lo único que se busca es mantener las jerarquías (son intocables) pero que en cada escalón de la pirámide de poder haya el mismo número de hombres y mujeres. Las mujeres de esta forma ascienden simplemente por órdenes del poder, por tener un sexo determinado, y no por méritos propios. Lo que subyace es un machismo tremendo, ya que supone que la mujer no ascendería nunca si no fuera porque se la “ayuda”. Tampoco se plantean, por supuesto, que quizás haya mujeres que no valoremos el medro, el dinero, el poder y el ascenso en la escala social de forma elegida, por ser contrarios a  nuestros valores. Por ejemplo, hay mujeres (y hombres) que preferimos tener menos dinero y a la vez poder pasar más tiempo con nuestros seres queridos, cuidar a nuestros hijos, investigar, bailar, escribir un blog o cultivar nuestras facetas intelectuales o reflexivas. ¡Esto es algo inconcebible!

Por eso hago desde aquí un llamamiento a las mujeres y los hombres para que no se dejen comprar por las zanahorias del sistema. En el caso femenino es especialmente importante renunciar a los cáminos “fáciles” y a sus “ayuditas”. Si esas ayudas tienen algo de positivo, deberían serlo también para nuestros compañeros los hombres. Y si son nocivas no deberían serlo para nadie. Ya sé que es fácil decirlo y mucho menos dejarse comprar, pero al menos hay que intentarlo…

Este punto también es penoso. ¿Pero quién se considera el Corte Inglés y sus sindicatos para decirle al personal masculino cómo  tienen que organizar su vida fuera del centro de trabajo? Y lo peor es que los trabajadores y trabajadoras no se han rebelado todavía contra esta panda de iluminados… Cada familia tiene que auto-organizarse como mejor les venga a todos sus miembros, si acaso deben escuchar las opiniones de sus iguales, sus amigos, sus familiares y compañeros en relaciones recíprocas, pero nunca seguir las consignas irreflexivas que les imponen desde arriba quienes les explotan.

Por ejemplo, yo misma me he pedido una excedencia por cuidado de hijos y durante ese tiempo he hecho más trabajo doméstico que antes. ¿Quiénes son estos para organizarme la vida? Pero es que mi compañero también colabora en todo lo que puede cuando vuelve del trabajo: baña, da de cenar a nuestro hijo y le duerme muchas noches. Nosotros nos regimos por el principio libertario de que cada cuál dé lo que pueda dar y reciba lo que necesite, lo que no necesariamente es igualitario al 50%. A veces, siguiendo este detestable uso de los números cuando se habla de los cuidados, es un 60%-40% o un 70%-30%, y a veces un 100%-0% (como cuando cuidamos a un recién nacido) y no pasa absolutamente nada porque es acordado libremente y tiene un sentido, y sobre todo, es nuestra vida y así queremos vivirla.

No se puede ser más caradura. Además de embrutecer y explotar a través del trabajo asalariado en una organización como El Corte Inglés, se permiten el lujo y la desvergüenza de meterse en la vida extralaboral de los trabajadores. ¿Por qué no dentro de la empresa hablamos de los asuntos de la empresa? ¿Por qué si hablamos de compartir, no se habla de compartir el trabajo y los dividendos con los accionistas y directivos de El Corte Inglés? ¿Por qué no vienen a trabajar de cajeros algún día, a reponer productos del supermercado o a lavar los wáteres? ¿Por qué no hablamos de equiparar el precio de la hora de trabajo y eliminemos las diferencias salariales que existen entre trabajadores universitarios y los que solamente tienen el graduado escolar? ¿Acaso no tenemos todos las mismas necesidades vitales? Ah, eso nunca, claro… No sé a dónde vamos a llegar, dentro de poco también nos dirán en el trabajo cuantas veces debemos de besar a nuestros hijos, practicar el sexo con nuestros amantes o salir a pasear con nuestros abuelos. Patético.

Habrá alguien que me diga que esos mensajes hay que darlos porque si no la gente tendrá comportamientos machistas o sumisos en casa. Siento decir que ha sido siempre la intervención del poder la que al meter baza ha producido esos comportamientos. Cuando nos movemos en ambientes igualitarios y solidarios ese tipo de comportamientos desaparecen y si se dan, es la colectividad la que señala el problema en la asamblea y se buscan soluciones, lo que no quiere decir en modo alguno que la convivencia y la vida sean tareas fáciles sin conflicto alguno. Lo importante es cómo afrontamos el conflicto. En este tema y muchos otros no puedo dejar de recomentar el libro de Prado Esteban y Félix Rodrigo Mora “Feminicidio o autoconstrucción de la mujer”.

Con todas estas leyes discriminatorias en nombre de la igualdad ha surgido todo un nuevo sector laboral como el de los másteres universitarios de género y las empresas de Igualdad. Como muestra dejo el enlace de una de ellas que señalo simplemente por haber llegado a ella por casualidad, buscando información sobre otro tema: https://sites.google.com/site/somosinergias/servicios/-que-hacemos

Se podría decir mucho sobre los talleres, sobre el control del material didáctico para que pase sus filtros y su censura, y sus charlas (una de ellas titulada Incrementando beneficios: mujeres en los organismos empresariales”), pero me quiero centrar en el apartado de Planes de Igualdad en el que indican que un plan de igualdad “enriquece” en beneficios y en productividad, es decir, son un instrumento al servicio de la clase empresarial para ganar más dinero y explotar más y mejor a sus trabajadores. Además, “mejora la imagen”, con lo cual da lo mismo la basura que haya detrás de una institución, la fachada puede estar bien limpita si tienes un plan de igualdad. Y encima lo dice sin pudor la propia organización que los hace, lo que se agradece bastante, la verdad. Es literal.

En ningún momento se cuestiona la desigualdad del sistema político y económico, pero, no solo eso, además se ponen claramente del lado del estado y del capital, ofreciendo su ingenio para explotar mejor y ganar más dinero. ¿Dónde quedó la lucha por la justicia social? ¿Dónde quedó la lucha por la libertad de conciencia, de debate y de reflexión? ¿Dónde quedó la reivindicación de ser mujeres auténticas, libres y responsables de sus actos, sin tutela de los hombres, pero tampoco del poder capitalista y estatal y sus defensoras?

Nunca me había interesado ni por el feminismo ni por los asuntos de género hasta ahora porque siempre he visto la lucha por un mundo mejor como tarea de todos: hombres, mujeres, niños y ancianos. Ahora que comienzo a investigar un poco, lo que leo me parece más terrorífico que lo anterior, tanto en el plano ideológico como en el comercial.

Por tanto, si lees esto y trabajas dentro del sector del “género” no tienes por qué sentirte atacado. Yo trabajo en una fábrica de títulos, de generación de pensamiento único y adoctrinamiento y no pasa nada, una puede ser crítica con lo que le da de comer, no tiene por qué fusionarse con la institución para la que trabaja como asalariada. De hecho, es muy sano criticarla, tomar distancia ideológica y sobre todo no creerse una misma sus mentiras.