Porque dormir a un bebé también puede ser un placer…

Os dejo un regalito:

Casi siempre duermo a mi bebé bailando una canción. Así, no me agobio si no se duerme y disfruto yo también, bailando con él y canturreando. ¡Viviendo el momento! Después, quizá se despierte varias veces por la noche, o no. Quizás no sea tan idílico como este video… No importa. ¡Que nos quiten lo bailaó! Un abrazo.

He usado esta canción de Emel Mathlouthi (Kelmti Horra – Mi palabra es libre) con permiso expreso de la autora. Si no la conocéis todavía, es una cantante tunecina maravillosa y combativa.