Gimnasia hipopresiva para nuestros vientres.

Después del parto he tenido barriga de embarazada durante meses, hasta el punto de que me llegaron a dejar el asiento reservado alguna vez (¡glups!)… Aunque ahora, después de nueve meses de lactancia y algunos kilos menos, la cosa parece que vuelve a su cauce, pensé que quizás era debido a una posible separación de los músculos de la tripa. Como sé que los ejercicios habituales de abdominales no son nada recomendables para el suelo pélvico, seguí con las clases de danza oriental en mi escuela de siempre y busqué un buen curso gimnasia hipopresiva para fortalecer el cuerpo después de la maternidad y prevenir posibles problemas en el futuro de incontinencia, prolapsos y demás. Porque más allá del problema estético me parece un tema básico de salud.

Me ha parecido muy curioso encontrar, en esta segunda clase de hoy, un ejercicio que me resulta un poco familiar de las clases de danza del vientre. En concreto, me ha recordado mucho a esa vibración que en inglés llaman “belly flutter”:

Tampoco sabía que en el yoga existía este asana, el Nauli:

Es apasionante ver cómo disciplinas diferentes tienen puntos en los que convergen, con culturas, siglos y kilómetros de separación.

ENLACES INTERESANTES de María Dolores Teruel (Yoga para mamá):

http://fisioterapiamujer.wordpress.com/2012/09/16/control-instantaneo/

http://fisioterapiamujer.wordpress.com/2012/11/12/abdominales-convencionales-abdominales-hipopresivos/

http://fisioterapiamujer.wordpress.com/2013/02/03/respiracion-diafragma-toracico-y-suelo-pelvico/

Y de mi profesora de danza oriental, africana y estiramientos: http://soniasampayo.com/