Más allá del parque – #8 – El Cementerio de los Ingleses

En pleno barrio de Carabanchel, cerca de la estación de Marqués de Vadillo, hay un pequeño cementerio muy curioso, el cementerio de los ingleses, conocido por ser el lugar donde se daba sepultura a las personas de confesiones no católicas. Aquí están enterrados, entre otros, el creador del Circo Price, Thomas Price, el fundador del Restaurante Lhardy y la familia Loewe. Como en el “Más allá del parque – #1” visitamos mi peque y yo el palacio de los Bauer en la calle San Bernardo, me faltaba conocer el misterioso mausoleo en el que están enterrados.

IMG_0534

IMG_0535 IMG_0536  IMG_0538

El mausoleo, construido en 1907, es de estilo neoegipcio y es obra de Fernando Arbós y Tremanti, arquitecto de la iglesia de San Manuel y San Benito (la que está al lado del metro de Retiro) y, por ejemplo, del edificio que hoy ocupa La Casa Encendida.

Según la web de Atacama Servicios Culturales:

“La fracasada campaña de Napoleón en Egipto entre 1798 y 1801, puso al alcance de la mano de los europeos las maravillas ocultas del país del Nilo, dio un gran impulso a la Egiptología, pero también inició una moda que se reflejó en la arquitectura del viejo continente. A partir de entonces se realizaron en todo el mundo imitaciones casi arqueológicas junto a otras verdaderamente delirantes, resultados armónicos y otros que cayeron en el kitsch más estridente.”

(…)

“Es de forma cúbica y está coronado por una pirámide y sus pilastras, columnas, capiteles (palmiformes y campaniformes), su cornisa en forma de gola, sus formas arquitrabadas, sus relieves y detalles decorativos remiten indiscutiblemente a la arquitectura egipcia, dentro de un armónico eclecticismo, propio de Arbós. El juego de volúmenes, la riqueza de pilastras, cornisas, molduras y remates, la planitud del relieve y la asimetría de los detalles ornamentales nos sitúan ante una muy interesante y personal versión de la egiptomanía de principios del siglo XX.”

Y este mausoleo carabanchelero nos impulsa a conocer la finca de El Capricho, que fue propiedad de esta familia desde que la compraran a finales del siglo XIX a familia de los duques de Osuna hasta que la vendieron en 1945-1948.

IMG_0540