Día 20: las personas trabajadoras

Una pensaba que el estado de alarma nos haría olvidar por un momento la neolengua feminista con sus desdoblamientos absurdos y palabros. Pues no. En lugar de hablar de trabajadores prefieren hablar de “personas trabajadoras”, lo que nos llevaría hablar de personas ministras, personas camioneras, personas profesoras, etcétera. En fin, la locura que no cesa y así ha quedado reflejado en el BOE:

Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.

La cosa va de mal en peor. Tengo más miedo del caos social que se va a generar que del propio virus. Ese caos social puede causar muertos de hambre, por suicidios, va a empeorar la salud de la población y, para los que le preocupan tanto estos temas de los “recortes”, va a haber menos dinero para contratar médicos y material sanitario. Creo que no se ha estudiado bien el impacto social y sanitario de este cierre patronal impuesto por el estado ni se han estudiado alternativas. Además, como muchas empresas no tienen claro si deben cerrar o abrir, se puede romper la cadena de suministros hacia sectores de vital importancia, lo que podría conllevar desabastecimiento de productos de primera necesidad. Si se rompe una pieza en una fábrica y el pequeño taller que lo fabricaba no encuentra dónde comprar el material porque su proveedor habitual ha cerrado, ¿de dónde lo sacará? En Italia ya están pensando en “bonos alimentarios” que recuerdan mucho a las cartillas de racionamiento, para prevenir saqueos en supermercados. ¿En serio esto es lo que queremos que ocurra también aquí?

Me parece que estas medidas no van a tener ningún impacto en el número de muertes, simplemente se toman porque creen que deben dar la imagen de que toman medidas (sirvan o no da igual). Pero tengo la sensación de que una vez que no se tomaron las medidas de protección de la población de riesgo en su momento, cuando había que haberlas tomado, ahora ya poco pueden hacer para solucionar sus propios errores. El número de muertes irá descendiendo poco a poco y dirán que ha sido por esto, incluso aunque sea una cuestión climatológica por la llegada del calor o porque ya las personas de más riesgo o han superado la enfermedad o han fallecido. Por ahora llevamos tres días rondando los 800 muertos diarios.

En cuanto a la edad de los fallecidos estos son los datos de los que disponemos (datos del Ministerio a través de El País):

El 68% de los ingresados en la UCI tiene más de 60 años, con lo cual sería a esos trabajadores a los que habría que proteger más. Y, por supuesto, al personal sanitario que ahora mismo es población de riesgo con muchísimos contagiados y de baja o cuarentena.

Yo quiero que vuelvan a abrir los colegios y poder volver a trabajar de forma presencial, con las medidas de seguridad y de prevención de riesgos laborales que se considere necesarias. ¿Soy una inconsciente por creer que el estado de alarma y los confinamientos pueden tener más riesgos que beneficios en la salud de la población? ¿Ir a trabajar si eres menor de 50 años es un peligro para ti mismo o para el colapso de la sanidad? Creo que las personas que tienen familiares de riesgo en casa no deberían reincorporarse al trabajo y seguir en confinamiento pero, ¿y los demás? En fin, que no comparto las medidas tomadas y considero que son más populistas y efectistas que científicas. Simplemente se están copiando unos a otros. Como China lo hizo, nosotros debemos hacer lo mismo. Como Italia lo hizo, nosotros debemos hacer lo mismo. Por cierto, viendo lo que está pasando aquí, me cuesta mucho creer que en China solo fallecieran 3.000 personas. Por lo pronto voy a ver si saco tiempo para escuchar con atención al Comité de Ciencia y Tecnología del parlamento de Reino Unido a ver si saco algo en claro.

Pero el mal ya está hecho con nuestros mayores y desgraciadamente no tiene solución gracias a la ineptitud de los políticos.  Todavía no he encontrado un solo estudio científico que mida el impacto de la salud de la población una vez que se levante el confinamiento, ya que vamos a salir bastante tarados y con menos defensas, peor aún los enfermos crónicos. Y de la sanidad pública ni hablamos… Creo que China tenía ahorros para aguantar dos meses con una zona del país cerrada, pero, España y otros países europeos están muy endeudados. El dinero se lo pueden inventar imprimiendo papelitos o ceros en una cuenta electrónica pero de alguna forma u otra lo pagaremos, ya sea con inflación, subidas de impuestos o pérdida de poder adquisitivo.

He dicho antes que creo que no se ha estudiado bien el impacto. Pues a lo mejor me equivoco y se ha estudiado demasiado bien el asunto y lo que se pretende es una demolición controlada del mundo tal y como lo conocíamos con la excusa de un virus.

Relacionado:

– El asunto de la geolocalización y las contradicciones de Vox frente a la app de Corea del Sur: https://www.lavanguardia.com/politica/20200330/48168769983/coronavirus-vox-desvela-maneras-eludir-geolocalizacion-movil.html

https://twitter.com/protestona1/status/1244719228852285440