Día 50: burofax a Isabel Díaz Ayuso

Miércoles, 29 de abril de 2020

Después de enviar un burofax a través de la web de Correos al presidente del Gobierno de España hace unos días, esta vez toca el turno a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Aquí va mi borrador:  (ACTUALIZACIÓN 7-5-2020: En la web de Correos me dice “Realizado intento de entrega”, o sea que no se ha conseguido entregar en la sede del despacho de la presidencia de la CAM en la Puerta del Sol, que es dónde lo envié. Seguiré informando… el burofax que envié a Pedro Sánchez a La Moncloa sí fue entregado)

A la atención de Isabel Díaz Ayuso,

presidenta de la Comunidad de Madrid

Me dirijo a usted como vecina del barrio de Tetuán y madre de tres niños. Escribo esta carta para que quede constancia de una serie de hechos sucedidos en la gestión de “la situación y evolución del coronavirus (COVID-19)” que creo que han podido tener terribles consecuencias para muchos madrileños, algunos de hecho, desgraciadamente, ya no podrán contarlo ellos mismos. Descansen en paz.

En primer lugar, me gustaría solicitar información y evidencias sobre las que se han basado tres decisiones muy drásticas. La primera es el cierre de los colegios. ¿En base a qué hecho objetivo usted decidió cerrar los colegios y renunciar a la presencialidad? ¿Hizo algún estudio de las consecuencias y daños colaterales que podría tener esa medida? ¿Cuál fue el balance de riesgos y beneficios a la hora de tomar la decisión? ¿Quién le aconsejó tomarla? En nombre de la transparencia me gustaría tener toda esta información. Supongo que ya sabrá que en otros países, como Reino Unido, sí se realizaban esas evaluaciones de beneficios/riesgos (como señaló en todo momento Patrick Vallance, el asesor científico principal del Ejecutivo británico) y se valoró que cerrar los colegios totalmente supondría perder a muchos trabajadores de sectores esenciales que tendrían que quedarse cuidando de sus hijos. Entre estos trabajadores podría haber sanitarios y también cuidadores de residencias de ancianos. Por eso, no se cerraron los colegios para los hijos de padres que trabajan en sectores esenciales. Este mismo motivo adujo el epidemiólogo jefe sueco, Anders Tegnell para no aconsejar cerrar colegios:

“No tiene sentido cerrar fronteras, la epidemia está aquí, dificultaría la circulación de materiales. Cerrar escuelas puede aumentar el contagio y reducir personal en los hospitales”, afirma Anders Tegnell, epidemiólogo jefe de este organismo y que ha tachado de “políticas” medidas de ese tipo adoptadas por países vecinos como Dinamarca, donde las decisiones las toma directamente el Gobierno sin asumir necesariamente las directrices de sus autoridades sanitarias. https://www.larazon.es/internacional/20200328/yadwdqnmi5ge7fqbeuvy7gr2xi.html

Es obvio que a partir del decreto de estado de alarma, usted ya no era responsable de este tipo de decisiones, pero desde que se cierran los colegios el miércoles 11 de marzo hasta el decreto del estado de alarma, en esos tres días y las semanas anteriores de preparación sí lo fue. Además de que esa medida pudo influir en crear un efecto de “panico” que fue copiado y amplificado por el gobierno central con su decreto de “alarma”, que también contribuyó a crear lo que su propio nombre indica.

Como sabrá, otros países como Suecia no cerraron ni guarderías ni colegios de Primaria, solamente cerraron institutos y universidades. ¿Por qué cree que lo hicieron? Suecia tiene ahora mismo menos muertos por millón de habitantes que España y los bares y comercios siguen abiertos con algunas restricciones, con recomendaciones específicas de aislamiento voluntario para mayores y grupos de riesgo y recomendaciones generales de distancia social. ¿Por qué no se valoró seguir el camino sueco de sentido común epidemiológico en Madrid, con las mejoras que se consideraran pertinentes? ¿O ni siquiera se valoró esta opción?

Si desde el primer momento se sabía que la letalidad de este coronavirus en niños y jóvenes es casi nula y el público de riesgo eran los mayores, ¿por qué cerraron colegios y no residencias de ancianos? ¿Se previó que muchas familias al cerrar los colegios iban a dejar a los niños con los abuelos? ¿No hubiese sido posible una reorganización para proteger más bien a los profesores más mayores o con patologías previas? Pero, claro, para hacer esto hay que hacer una evaluación seria de la situación y la gravedad y letalidad del SARS-COV-2, cosa que aparentemente no se hizo o no hemos visto publicado.

De hecho, llama poderosamente la atención que todas las medidas tomadas por la Comunidad de Madrid no están justificadas en datos objetivos o argumentos de peso sino en frases vagas del tipo:

– “como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19)”

ORDEN 338/2020, de 9 de marzo, de la Consejería de Sanidad, por la que seadoptan medidas preventivas y recomendaciones de salud pública en la Comunidad de Madrid como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19): http://www.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2020/03/10/BOCM-20200310-1.PDF

– “en relación con la situación de emergencia originada por el COVID-19” https://boe.es/boe/dias/2020/03/24/pdfs/BOE-A-2020-4010.pdf#BOEn

¿Por qué no especificaba cuál era la situación y qué la diferenciaba de otros posibles coronavirus inocuos o del resfriado común, gripe o de cualquier virus de gastroenteritis que nos asola de vez en cuando en los colegios. ¿Por qué este coronavirus sí merece cerrar los colegios y otros virus contagiosos no merecen esta medida? ¿Cuál es el baremo objetivo por el que piensa guiarse de ahora en adelante la Comunidad de Madrid para que algo sea una emergencia o no lo sea? ¿A partir de cierta letalidad sí pero si es menos de tal tasa de letalidad no? ¿Qué letalidad tiene el COVID-19 comparada con la gripe común o el H1N1 en 2009, por ejemplo? Los últimos estudios señalan una letalidad bastante más baja de lo estimado en un primer momento:

  • Crucero Diamond Princess – tasa de letalidad 0,5%
  • Estudio de Gangelt, Alemania – tasa de letaldiad 0,37%
  • Gripe común – tasa de letalidad 0,1%
  • H1N1 en 2009 – tasa de letalidad inicial del 0,4%. Según El País: “(…) el H1N1 en 2009: entonces hubo 300 muertos asociados a los 77.000 primeros casos (0,4%) (…)” https://elpais.com/ciencia/2020-03-02/como-se-compara-el-coronavirus-con-la-gripe-los-numeros-dicen-que-es-peor.html
  • Tenemos 40 sanitarios fallecidos en España de un total de 37.584 contagiados por COVID-19: tasa de letalidad para sanitarios sería del 0,1%.

Cerrar los colegios de un día para otro tiene muchas consecuencias que habrá que analizar con detenimiento así que le ruego que, por favor, evalúe lo sucedido hasta la fecha y tenga en cuenta los daños colaterales de sus medidas y, por favor, reabra los colegios y guarderías lo antes posible sin protocolos desproporcionados en relación a la (nula) tasa de letalidad en niños.

En segundo lugar, me gustaría saber por qué Carmen Yolanda Fuentes Rodríguez, Directora General de Salud Pública, recomendó el 8 de marzo de 2020 limitar las visitas a las residencias de ancianos en lugar de recomendar a las familias que se llevaran a sus padres y abuelos a casa durante el caos sanitario que hemos vivido. Es decir, si no se podían garantizar las medidas de seguridad en las residencias, ¿no es más honrado decir la verdad a las familias? Además, esa medida (limitar contactos con sus propios familiares) es inhumana, cualquier preso en la cárcel tiene más derecho que un pobre anciano encerrado en su habitación, sin visitas de sus seres queridos y lleno de miedo. https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/servicios-sociales/instrucciones_residencias.pdf

No es hasta el 26 de marzo que hay una nota publicada en la web de la Comunidad de Madrid en la que se habla de un “plan de choque”con diferentes medidas entre las que se incluye por fin decirle a los familiares que se lleven a sus familiares a su domicilio:

Entre ellas, destacan el traslado de pacientes sin patologías y que no estén infectados, a hoteles cercanos o, dependiendo del criterio de los familiares, a su domicilio particular: los responsables de la Consejería de Políticas Sociales contactarán con los familiares para que decidan la opción preferida en cada caso. https://www.comunidad.madrid/noticias/2020/03/26/diaz-ayuso-activa-plan-choque-residencias-mayores-sanidad-mando-unico

Respecto a las residencias, ¿se ha evaluado la influencia en la letalidad de los pacientes e internos de geriátricos de todo lo que no es el virus? Es decir, los protocolos sanitarios obligaban a cualquier trabajador con resfriado o sospecha de COVID-19 a ausentarse, lo que ha provocado una falta de personal alarmante en las residencias. ¿Se ha medido la influencia del miedo a contagiarse en el absentismo del personal? ¿Qué impacto ha tenido el cierre de los colegios y guarderías en esa misma falta de personal en las residencias? ¿Y la falta de medidas de protección?

En tercer lugar, quiero saber por qué se suspendió la atención presencial en los centros de salud de los barrios. La atención primaria es el filtro para no saturar las urgencias así que no se entiende que en una “alarma sanitaria” justificada en el miedo a saturar los hospitales y UCI se hayan tomado medidas que van justamente en esa dirección. Entiendo que se preparara el hospital del IFEMA por si acaso pero no comprendo que se llevaran médicos de centros de salud para atender allí. ¿Qué sentido tiene mover a los sanitarios de un sitio a otro? Por cierto, el hospital creado en el “IFEMA” de Estocolmo (Suecia) permanece vacío al no haber colapso sanitario.

El 22 de marzo se podía leer en la web de la Comunidad de Madrid el siguiente comunicado:

https://www.comunidad.madrid/comunicado/2020/03/22/comunidad-madrid-reorganiza-atencion-primaria-garantizar-asistencia-telefonica-domiciliaria-pacientes-coronavirus

La reordenación implicará priorizar la atención en centros de salud de referencia, en base a criterios geográficos y de demanda asistencial, con el objetivo fundamental de garantizar la atención telefónica de pacientes por coronavirus y la atención domiciliaria de estas personas y pacientes crónicos que precisan asistencia en su domicilio.

La reordenación implicará priorizar la atención en centros de salud de referencia, en base a criterios geográficos y de demanda asistencial, con el objetivo fundamental de garantizar la atención telefónica de pacientes por coronavirus y la atención domiciliaria de estas personas y pacientes crónicos que precisan asistencia en su domicilio.
Durante este fin de semana, un centenar de profesionales de Atención Primaria se han incorporado al hospital de habilitado en IFEMA con el objetivo de tratar a pacientes con infección de coronavirus. En función del número de profesionales que esta semana se vayan incorporando a este dispositivo, la Gerencia irá identificando los dispositivos de Atención Primaria que presten actividad

¿Puede darnos un informe de evaluación de la atención domiciliaria que han recibido todos los fallecidos por y con COVID-19 en Madrid?

Lo peor de todo es que a día de hoy seguimos sin un funcionamiento normal de los centros de salud que deben abrir desde ya sin un minuto que perder. De repente, de tener una de las mejores sanidades públicas del mundo hemos pasado a no tener asistencia sanitaria PRESENCIAL salvo de urgencias en los hospitales, cuando muchas veces YA ES DEMASIADO TARDE para los enfermos. Debe evaluarse en qué medida esto ha añadido caos, saturación a los hospitales y mortalidad. También debe evaluarse por qué escuchamos y leemos tantos testimonios de enfermos sospechosos de tener coronavirus aislados en casa sin que venga nadie a visitarlos y comprobar su estado de salud. ¿No pueden ir al centro de salud pero tampoco los médicos ha ido a sus casas? ¿Qué ha pasado en Madrid, Sra. Ayuso? ¿Cuál es la letalidad de todo lo que no es el virus, de todo el caos organizativo de protocolos y medidas ejecutadas sin explicar a la población por qué se han tomado? ¿Eran directrices que venían de la OMS? ¿Del Ministerio de Salud? ¿Quién decidió cerrar los centros de salud al público y atender solo por teléfono y, en teoría, en casa?

De todos los puntos mencionados, este último es el que más me inquieta. En septiembre u octubre volveremos a acatarrarnos y a tener resfriados, con o sin fiebre. Si el protocolo es el mismo, tener que aislarse en casa con sintomas de tos o fiebre, es muy probable que vuelva a producirse un colapso sanitario, social y laboral, ya que parece que los propios protocolos y medidas provocan una paralización del país en sí mismos, independientemente de la letalidad del virus. Si tenemos tos o resfriado en otoño (el catarro común sigue existiendo), ¿volverán a estar cerrados los centros de salud? Cómo hacer para que los casos leves sigan tratándose como hasta ahora (yo suelo tener uno o dos buenos resfriados cada invierno y ni siquiera aparezco por el médico así que no cuento en ninguna estadística) pero los graves y preocupantes SÍ tengan acceso a ser vistos por un médico de familia cuanto antes, para no tener que ir a los hospitales. Lo lógico es, dada la experiencia de marzo y abril con el coronavirus, que puedan ser tratados como siempre se han hecho, en los centros de salud con las precauciones que se considere. Si es necesario, los pacientes con tos y fiebre
que vayan con mascarilla al médico, pero no se les puede cerrar las puertas de los centros de salud a los enfermos, especialmente a las personas mayores que lo necesitan. Quiero recordar en este sentido el Código Internacional de Ética Médica:

El médico debe prestar atención de urgencia como deber humanitario, a menos que esté seguro que otros médicos pueden y quieren prestar dicha atención.

Y también el artículo 7 del Código de Deontología Médica:

Artículo 7.

1. Todo médico, cualquiera que sea su especialidad o la modalidad de su ejercicio, debe prestar ayuda de urgencia al enfermo o al accidentado.

2. El médico no debe abandonar a ningún paciente que necesite sus cuidados, ni siquiera en situaciones de catástrofe o epidemia, salvo que sea obligado a hacerlo por la autoridad competente o que exista un riesgo vital inminente e inevitable para su persona. Se debe presentar voluntariamente a colaborar en las tareas de auxilio sanitario.

Me despido con un cordial saludo, esperando que atienda mis demandas, responda a mis preguntas y, si estoy equivocada, aporte argumentos y evidencias.

 

Documentación adicional:

https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S2352-4642%2820%2930105-X

School closure and management practices during coronavirus outbreaks including COVID-19: a rapid systematic review: https://www.thelancet.com/journals/lanchi/article/PIIS2352-4642(20)30095-X/fulltext

Estimating the costs of school closure for mitigating an influenza pandemic: https://link.springer.com/article/10.1186/1471-2458-8-135

Modelling the impact of local reactive school closures on critical care provision during an influenza pandemic: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3145187/#RSPB20102688C4

(19 de marzo de 2020) – Guidance for schools, childcare providers, colleges and local authorities in England on maintaining educational provision: https://www.gov.uk/government/publications/coronavirus-covid-19-maintaining-educational-provision/guidance-for-schools-colleges-and-

 

Día 49: nueva normalidad = dictadura tecnosanitaria

Martes, 28 de abril de 2020

Tengo poco más que añadir. La nueva normalidad es una dictadura tecnosanitaria. El poder ha conseguido con el miedo lo que no podría conseguir ni en el campo político, ni en el bélico (la guerra convencional) ni en el ideológico. Hoy, en España, está muerta de miedo toda la población, desde el más anarquista hasta el pepero más recalcitrante, de la feminista más radical a cualquier votante de Vox. Yo creo que el objetivo es arruinar económicamente y sobre todo psicológicamente al país para que después venga alguien a comprarlo todo a precio de ganga.

Algunos ya intuíamos que estábamos en un momento de colapso de civilización a todos los niveles, similar a la caída del Imperio Romano, pero jamás imaginamos que el gran cambio vendría de la mano de un virus. Y no uno cualquiera, estamos ante el nuevo coronavirus del emperador.

Las cifras que me gustaría comentar en el día de hoy son estas (pido de nuevo perdón a las familias, sé que hay seres humanos detrás de las cifras):

El coronavirus se ha cobrado, de momento, la vida de 24 médicos, 4 enfermeros y 12 farmacéuticos en activo, a los que hay sumar el fallecimiento de 17 facultativos jubilados. https://www.diariomedico.com/medicina/profesion/40-profesionales-caidos-en-una-lucha-contrarreloj-por-ayudar-los-demas.html

Según los datos publicados este domingo por el Ministerio de Sanidad, desde el inicio de la crisis del coronavirus Covid-19 ya se han contagiado un total de 37.584 profesionales sanitarios (…). https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/coronavirus-el-contagio-de-sanitarios-cae-73-en-un-dia-37-584-en-total-3684

Pero, entonces, ¿cuál es la tasa de letalidad del coronavirus entre los sanitarios a 28 de abril de 2020?

40 x 100 / 37.584 = 0,10 %

En otras fechas como el 8 de abril (cadena Ser):

26 x 100 / 19.000 = 0,13 %

El mundo aporta otras cifras algo diferentes el 10 de abril:

19 x 100 / 19.000 = 0,1 %

Estas cifras no son representativas porque el personal sanitario está en edad de trabajar (18-65 años) y la letalidad más alta la tenemos en los mayores de 65 años precisamente. De hecho, la mayor parte de los sanitarios fallecidos tenían: 65, 28, 63, 62, 64, 59, 67, 59, 72, 63, 61, 54, 63, 57, 63, 52 o 59 años… Es decir, en torno a los 63 años.

Si miramos la cifras chinas de letalidad nos llevamos una sorpresa. La letalidad de la franja de edad 60-69 es 3,6% y la de 50-59 es 1,3% y, sin embargo, nuestros sanitarios fallecidos de edades similares (50-69 años) y con todos los riesgos de su profesión, tienen de media un 0,1% de letalidad.

 

Como inciso, recordamos el artículo de El País del 3 de marzo en el que se nos decía lo siguiente:

El coronavirus también parece más letal que la gripe. En Wuhan han fallecido el 2% de los enfermos detectados y fuera de Wuhan cerca del 0,7%, según la OMS. Son tasas entre tres y veinte veces más altas que las de la gripe común (0,13%) y la gripe H1N1 (0,2%).

Los datos de 12 de abril en España eran estos así que la media para el colectivo en edad laboral debería ser aprox. 1,32% de letalidad y sin embargo la cifra es de 0,1% en personal sanitario.

  • Menos de dos años: 2,4%
  • 2-4: 0%
  • 5-14: 0%
  • 15-29: 0,2%
  • 30-39: 0,3%
  • 40-49: 0,6%
  • 50-59: 1,2%
  • 60-69: 4,2%
  • 70-79: 13,3%
  • Mayores de 80 años: 24,3%
  • Media: 7,6%
Es decir, tienen menos letalidad que la población en general, lo que me parece contraintuitivo. ¿O en realidad es que están mucho más protegidos por los equipos de protección individual y mascarillas? Pero, a la vez, ¿no se supone que les faltan equipos de protección?

Si a esto le sumamos la letalidad de “todo lo que no es el virus” es decir, el caos administrativo, el cierre de centros de salud, traslado de profesionales de atención primaria a IFEMA, el efecto “quédate en casa” que hace que mucha gente tenga neumonía e intente aguantar más de la cuenta aislada en una habitación sin asistencia sanitaria, el efecto de los tratamientos experimentales en los hospitales o el contagio por bacterias hospitalarias… El resultado es un cocktail bastante peligroso.

Me despido con un pésame para estas familias y les deseo muchos ánimos para sobrellevar estas pérdidas tan grandes y tan injustas. Me gustaría pensar que todas estas negligencias van a terminar pero no parece el caso, seguimos en una situación de locura generalizada y no parece que vaya a cambiar en el corto plazo. También me despido con la carta de la hija de uno de los doctores fallecidos, Luis Pérez Suarez de 61 años: “En honor del Dr. Pérez Suárez, de su hija: “Te quiere tu mujer, tus hijos y tu hija de tu corazón”

Atención a estos fragmentos de la misma:

Cariño, estate atenta porque van a venir mis compañeros a hacerme el test”. UNA SEMANA estuvo esperando al test. (…) Aquí empezó la caída libre, escuchamos unos pequeños crepitantes en la base pulmonar izquierda. Con lo que hablamos con mi hermano, también al pie del cañón, traumatólogo matándose por personas con COVID (eso sí, una vez más, sin EPIS ni nada), decidimos ingresarle. (…) Mi hermano mayor quiere dejar una duda: ¿Si le hubieran hecho el test antes y no tras 8-9 días de fiebre, y le hubieran puesto tratamiento antibiótico, estaría yo escribiendo esto? (…) “https://amyts.es/en-honor-del-dr-perez-suarez-de-su-hija-te-quiere-tu-mujer-tus-hijos-y-tu-hija-de-tu-corazon/

¿Cómo medimos la letalidad de todo lo que no es el virus?

 

Relacionado:

– En febrero de 2020, nos decían que “la tasa de letalidad entre los casos graves hospitalizados por gripe en lo que va de temporada se sitúa en el 13 por ciento, de los cuales el 79 por ciento eran mayores de 65 años, el 56 por ciento hombres y el 95 por ciento tenían factores de riesgo, según el último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III, relativo a la semana del 17 al 23 de febrero”. https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-mortalidad-gripe-comienzo-temporada-13-20200227180122.html

– Me mandaron el video del Dr. Erikson en EEUU que criticaba con argumentos científicos y de sentido común el confinamiento de población sana y ahora voy y me encuentro que el video íntegro ha sido retirado de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=xfLVxx_lBLU&app=desktop

Pero alguien lo ha vuelto a subir: https://www.youtube.com/watch?v=6ryEMBHyfgo

– «O los test son muy malos o la circulación del virus es inexistente»

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2020/04/28/test-malos-circulacion-virus-inexistente/00031588087918075969314.htm

– Interesante artículo de Guadalupe Sánchez:

La alternativa hubiera sido declarar el estado de excepción, que sí que posibilita la suspensión de derechos fundamentales, pero con una duración máxima de 60 días (30 días prorrogables a otros 30) y con un control mucho más férreo por parte del Congreso: las medidas adoptadas en el decreto inicial no podrán ser modificadas sin la autorización de aquél, algo que no sucede con el estado de alarma, durante el cual el Gobierno sólo debe dar cuenta al Congreso de los decretos dictados, que no requerirán de su autorización.

Se suscitó entonces un interesante debate jurídico sobre si hubiera sido más adecuado optar por un estado de excepción que por uno de alarma, pues la aplicación práctica del decreto aprobado por el Gobierno excedió la mera limitación de derechos y suspendió de facto derechos constitucionales, como el de libre circulación, el de manifestación o el de reunión. Pero en la medida en la que se cumplía con el requisito de causalidad, una amplia mayoría respaldó la decisión del Gobierno de la nación.

Lo que sucede es que las prórrogas del estado de alarma se han ido sucediendo, hasta el punto de que en un par de semanas habremos alcanzado la duración máxima prevista para el estado de excepción. Y, en la comparecencia de ayer, Pedro Sánchez anunció su intención de extenderlo hasta finales del mes de junio. Es decir, que vamos a tener a un Gobierno con plenos poderes para legislar sin necesidad de obtener para sus decretos el respaldo del resto de partidos que integran el Congreso. Además, por mucho más tiempo que el previsto por nuestro ordenamiento para situaciones más excepcionales en las que, precisamente por razón de su duración, el Congreso sí que interviene activamente en la adopción de las medidas. https://www.vozpopuli.com/opinion/prorroga-alarmante-estado-alarma-sanchez_0_1350166449.html

Día 48: “El hombre busca la eternidad por el camino de la ciencia. Pero la eternidad solo nos la dará Dios”

Lunes, 27 de abril de 2020

Tomado del libro del cardenal Robert Sarah, pg. 263:

Ese transhumanismo que aspira a crear un hombre eterno ¿no es una utopía que cuenta con la gran ventaja de no mostrar su verdadero rostro?

El transhumanismo alimenta el proyecto descabellado de acelerar la evolución traspasando los límites del ser humano y creando nuevas formas de vida. Fomenta las investigaciones genéticas que, en un futuro próximo, permitirán el nacimiento de un híbrido hombre-máquina. Los científicos que promueven el transhumanismo intentan hacer realidad lo que es, sin duda alguna, el sueño más antiguo maliciosamente insinuado por Satanás a Adán y Eva. En la Biblia la serpiente tranquiliza así a la mujer: “No moriréis en modo alguno; es que Dios sabe que el día que comáis de él se os abrirán los ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal” (Gn 3, 4-5).

El proyecto de aumentar al ser humano no es nada nuevo. El hombre siempre ha temido a la Parca, que lo enfrenta a lo desconocido y pone fin a su existencia. El transhumanismo intenta remediar la muerte distanciando y eliminando el momento del gran viaje hacia la eternidad. Los cantos del trasnhumanismo proclaman hoy la muerte de la muerte. El hombre ya no morirá. Será eterno.

Así describe Chantal Delsol este sombrío futuro en La Haine du monde: “Como exige la libertad individual, habrá -dicen- dos categorías humanas distintas: a mediados del siglo XXI, un pueblo de ciborgs inmortales se mezclará con los humanos tradicionales, que serán algo así como Amish. En otras palabras: la responsabilidad de la renovación  constante, la vocación de seguir creando desde cero, unida a la aprobación de la muerte, le corresponderá a un grupo de voluntarios que seguirán siendo mortales. Ellos salvarán el corazón del mundo. Porque los humanos inmortales no tendrán hijos: como dice Christophe Rufin en su novela Globalia, el programa de la sociedad de los inmortales es cero nacimientos y cero muertes. El programa de inmortalidad de Silicon Valley olvida que la naturaleza es una renovación permanente, expresión de la permanente juventud del mundo, del recomenzar, de la sucesión indefinida de amaneceres: no es otra cosa. Y es también  – las dos van unidas – la diversidad siempre recomenzada a partir de seres singulares y siempre nuevos. La diversidad, la singularidad y la esperanza solo existen si se acepta la muerte”. Y concluye con lucidez: “Lo que Hannah Arendt llama el hombre superfluo, sin futilidad ni significación debido a su desarraigo – entendido como la ausencia de vínculos y relaciones -: ese es el corazón y el núcleo de las utopías revolucionarias y, al mismo tiempo, el corazón y el núcleo del periodo contemporáneo”.

Este movimiento implica una filosofía adquirida de evolución permanente, según la cual la inteligencia no es en absoluto una facultad espiritual, sino el resultado del desarrollo de la materia a lo largo de la historia. De ahí que no haya necesidad alguna de plantearse la pertinencia – y mucho menos la moralidad – de la modificación del genoma, del injerto de chips electrónicos en el cuerpo o de la adición de implantes inteligentes. El hombre, en posesión del poder de la técnica, debe convertirse en el amo de la evoución y contribuir a la venida al mundo de una poshumanidad.

Se trata de una gran paradoja, porque lo que se perfila es una especie de nostalgia renovada del paraíso perdido. Antes del pecado original no existían ni el cansancio, ni la enfermedad, ni la muerte. Nuestra esperanza, no obstante, no está en el hombre ni en la ciencia. Está en Dios. Para los cristianos el alma sobrevive a la desaparición terrenal del cuerpo. Según el plan de Dios, algún día recuperaremos nuestra envoltura corporal. La resurrección o la vida eterna son obra del Padre, no del hombre. Y, sin embargo, yo mismo he constatado que la Iglesia ya no predica sobre el alma, la eternidad y las postrimerías. A los sacerdotes les da miedo que se rían de ellos. La supresión del Dies irae durante las honras fúnebres constituye una muestra de este falso pudor.

Tenemos que estar alegres y llenos de esperanza. El hombre busca la eternidad por el camino de la ciencia. Pero la eternidad solo nos la dará Dios. Llegará un tiempo en que viviremos eternamente con Él.

En el mundo posmoderno la eternidad se ha convertido en un asunto comercial. En el mejor de los mundos la caridad desaparecerá, porque todo le mundo será fuerte y eterno. Un infierno en la tierra.

La Iglesia no tiene derecho a ser mediocre. Si se niega a denunciar los sueños prometeicos de nuestro tiempo, falta gravemente a su misión divina. Si no propone ningún remedio a las derivas transhumanistas, traiciona a Cristo. Si se adapta a los tiempos, se aleja de Dios. El peligro es grave. Lo que no hicieron las utopías del siglo XX intentará hacerlo un Occidente posmoderno sin Dios.

Así las cosas, ¿cómo se puede recobrar la cordura? Hay que escuchar a Dios. Aceptar nuestra finitud. A través de la Encarnación, Cristo nos enseña que el camino de la felicidad no consiste en negar nuestra condición de criatura. No: Él ha venido a encarnarse. Él nos enseña el camino. Él es el hombre perfecto. Y no ha querido prescindir de ninguno de los límites de nuestra condición humana. Nada de lo que forma parte de nuestra humanidad le resulta extraño. Hasta el sufrimiento lo podemos vivir, como Él, en el amor. Aliviar el sufrimiento es una obra de caridad; negarlo es una ilusión. Cristo nos enseña que la misma muerte puede dar paso a la vida eterna si la aceptamos. La ideología transhumanista está inspirada por la triste tentación de imitar la resurrección. Solo Dios hecho hombre puede vencer a la muerte. Sufriéndola por amor la venció definitivamente. Con su muerte ha vencido a la muerte. Y nos ofrece su vida, que es la única vida eterna.

Día 47: “si toleráis esto vuestros hijos serán los siguientes”

Domingo, 26 de abril de 2020

Un país en el que los funcionarios aceptan órdenes injustas e inhumanas, en el que los padres encierran a sus hijos en casa siguiendo órdenes del gobierno y sin evidencia alguna de que sea positivo para nadie. Un país en el que la gente acepta cerrar sus bares por orden del estado en lugar de abrir y aceptar el riesgo asumible que los usuarios y clientes quieran aceptar es un país muerto en el que lo único que se puede hacer es luchar por cambiar la situación, denunciar, tratar de juzgar a los responsables o huir (emigrar o pedir asilo político). Yo alterno entre estas tres posibilidades varias veces al día. A veces me pongo a redactar un burofax de cara a una denuncia, otras veces miro vuelos a Suecia para empezar de nuevo allí* o en algún país africano, quizás, en el que la locura generalizada y el “divide et impera” no sea la norma y todavía existan seres humanos como los solíamos conocer. Otras veces pienso en gritar, ayer mismo grite “libertad” mientras los presos aplaudían a sus carceleros…

Sí, has encerrado a tu hijo en casa sin evidencia, solamente porque el poder te lo dijo, poniendo en riesgo su salud física y mental (y la tuya propia). Los has sacrificado en el altar de la dictadura tecnosanitaria. Si has podido hacer esto, serás capaz de hacer las atrocidades más terribles en los años venideros.

Sí, no sacamos a los abuelos de la residencia ni nos alistamos como voluntarios en masa para cuidarlos con mimo. Sí, todo esto debería juzgarse por crímenes contra la humanidad y genocidio. Que cada palo aguante su vela, que los creyentes confiesen sus pecados y se arrepientan, que los ateos hagan examen de conciencia ética y modifiquen sus conductas abusivas, que los “ciudadanos ejemplares” sean puestos en su sitio como los totalitarios que son y se detenga su propagación de odio hacia los niños y las familias. Que la Iglesia pida perdón por su cobardía al ser más papista que el papa y haber cerrado las parroquias sin que nadie se lo pidiese. Que los comunistas hagan autocrítica. Que el gobierno sea juzgado y depuesto. Que todo el resto del arco parlamentario también dimita por no haber puesto cordura e incluso haber echado más leña al fuego del pánico para que no salgamos del confinamiento hasta dentro de 10 años.

Todo lo que hemos visto no será nada comparado con lo que está por venir. Esos niños que no han salido de casa durante más de un mes son los que en el futuro abandonarán a sus propios padres en los gulags de los geriátricos de la “eutanasia” obligatoria en unos treinta años. ¿Cuál ha sido la lección? Han aprendido cómo funciona la sumisión y la obediencia ciega a las órdenes del poder. Creerán que todo se hace, incluso el mal, por el “bien de todos”. Ya todo es posible.

Muertos de marzo de 2020 en la Comunidad de Madrid, datos del Instituto Carlos III: 9.487

Muertos de marzo de 2019 en la Comunidad de Madrid, datos del INE: 4.125

Por contextualizar, muertos de enero de 2017 en la Comunidad de Madrid, datos del INE: 5.311

¿Qué ha matado más? ¿Cuál ha sido la letalidad de todo lo que no es el propio virus? ¿Qué impacto en la mortalidad de los ancianos han tenido las medidas de aislamiento en sus habitaciones sin ver a sus seres queridos? ¿Qué impacto ha tenido la falta de material de protección personal entre los trabajadores de residencias? ¿Y las bajas por miedo a contagiarse? ¿Y las bajas por cuarentena o por cuidar a sus hijos sin cole? ¿O ha sido por el cierre de la presencialidad de los centros de salud? ¿O por no asistirlos en su casa? Es una barbaridad, es que han fallecido 5.362 personas de más, mayoritariamente personas de más de 65 años. No se ha protegido a los mayores y se ha encarcelado a los niños, jóvenes y adultos sanos. ¿No tendrían que haber ayudado y cuidado esos jóvenes sanos a los mayores en los geriátricos o donde fuera? ¿Por qué tenernos en casa en lugar de haciendo algo de provecho? Yo me he apuntado a una lista de la Comunidad de Madrid para colaborar (he solicitado ayudar en residencias, si puede ser). ¿Me llamarán?

Buenas noches.

 

*¡Ojo! Suecia es uno de los países en los que ya hay gente que se ha implantado un chip como las ovejas.¿Cómo premio tienen el confinamiento más suave?:


Relacionado:

– No en mi nombre, por Carlos González: https://blog.lactapp.es/no-en-mi-nombre-carlos-gonzalez/

– Juan Manuel de Prada: El futuro que viene (y II)

– En defensa de la salud en tiempos de coronavirus: https://lacontraola.org/

 

 

Día 46: la mortalidad del virus Sars-Cov-2

Sábado, 25 de abril de 2020

Para intentar aclararme con las cifras de letalidad del virus Sars-Cov-2 he hecho esta cronología de noticias. Esta cifra cambia mucho según el número de tests que se realicen y también, entiendo, por la propia gestión política y social de la crisis. Y a esto hay que sumarle la letalidad de todo lo que no es el propio virus, como el efecto pánico, la desatención en las residencias, el impacto en los ancianos de la falta de visitas de sus seres queridos y el aislamiento en sus habitaciones (el protocolo parece peor que el aplicado en las cárceles…). También hay quien señala que la letalidad es mayor en aquellos países con pocas UCI por 100.000 habitantes, aunque esto no cuadra con los datos de Grecia, que sufrió muchos recortes y tiene menos fallecidos que España.

Cuando se hacen muchos tests baja la letalidad simplemente porque detectas a muchos casos leves y asintomáticos que te bajan la cifra; pero, además, hacer tests te hace ser más selectivo y solamente poner en cuarentena a los positivos y sus contactos. Aún así, en mi opinión como persona no experta veo que no se sabrá la letalidad hasta que finalice la pandemia, lo que también me parece significativo. Es decir, se ha declarado una pandemia sin conocer bien la gravedad del virus y sin saber si los efectos de las medidas políticas van a ser peor que la propia enfermedad. Es un ejemplo de cómo usar de forma tendenciosa el “principio de precaución” de forma que deje de ser realmente un “principio de precaución” y pase a ser algo totalmente desproporcionado, un experimento sociológico mundial en vivo y en directo. ¿Cuál es la tasa de letalidad que debe tener un virus para activar la alarma? ¿Qué riesgo estamos dispuestos a asumir por tomar determinadas decisiones? Ayer me mandaron un video de una rueda de prensa de un doctor de EEUU (el Dr. Dan Erikson de Accelerated Urgent Care, Bakersfield) que hablaban de daños colaterales que normalmente no se tienen en cuenta en referencia al confinamiento generalizado de personas sanas. Por ejemplo, decía que estaban aumentando las tasas de maltrato a niños por el estrés familiar del propio encierro. Decía que eso iba a tener consecuencias de por vida en las vidas de mucha gente, con un impacto que va más allá de un virus estacional. También decía que el sistema inmune humano necesita estar en contacto con bacterias y virus para estimularse, que no se puede vivir en una especie de urna de cristal porque eso también tiene riesgos a nivel inmunitario.

Y luego está la cuestión de la libertad, la gran olvidada por todas las estadísticas. ¡La libertad! ¿Cómo la medimos? ¿Dónde se hacen los tests de libertad o de inmunidad a la alarma desatada para controlar a la población? ¿Y cómo medimos la crueldad de medidas y protocolos que algún día deberían ser juzgadas en unos nuevos “juicios de Nuremberg”? ¿Y cómo tasamos nuestro nivel de deshumanización? ¿Por qué si yo propongo como medida de precaución cerrar todos los geriátricos y cuidar a nuestros ancianos en casa me llamarían loca y, sin embargo, a un tipo en el gobierno se le ocurre encerrar en su casa a millones de personas y es el cuerdo de esta historia?

– 29 de enero – Fernando Simón:

“La letalidad de esta enfermedad en el caso del coronavirus es de un 2,5% y es verdad que va variando cada día. Pero en otros coronavirus que sí conocemos la letalidad era mucho mayor, llegaba hasta el 30%. Por ejemplo la gripe común tiene una letalidad de entre el 5 y 9% en los casos más graves.

“Lo que sabemos es que por ahora no es excesivamente letal. El problema es que se trasmite mas fácilmente de lo que pensábamos en un principio, lo que implica que aunque la letalidad no es mucha si tenemos muchos casos esa el numero bruto de casos si que puede ser relativamente alto. Por ahora hay 132 fallecidos con 6.000 casos diagnosticados, en el total de China, no es algo importante. Pero hay que tenerlo en cuenta y evaluarlo continuamente. https://www.niusdiario.es/sociedad/sanidad/fernando-simon-virus-no-excesivamente-letal-pero-trasmite-rapido_18_2890920141.html

– 21 de febrero – estudio publicado en el China CDC Weekly:

As shown in Table 1, a total of 1,023 deaths have occurred among 44,672 confirmed cases for an overall case fatality rate of 2.3%. Additionally, these 1,023 deaths occurred during 661,609 PD of observed time, for a mortality rate of 0.015/10 PD.

The ≥80 age group had the highest case fatality rate of all age groups at 14.8%. Case fatality rate for males was 2.8% and for females was 1.7%. By occupation, patients who reported being retirees had the highest case fatality rate at 5.1%, and patients in Hubei Province had a >7-fold higher case fatality rate at 2.9% compared to patients in other provinces (0.4%). While patients who reported no comorbid conditions had a case fatality rate of 0.9%, patients with comorbid conditions had much higher rates—10.5% for those with cardiovascular disease, 7.3% for diabetes, 6.3% for chronic respiratory disease, 6.0% for hypertension, and 5.6% for cancer. Case fatality rate was also very high for cases categorized as critical at 49.0%.

http://weekly.chinacdc.cn/en/article/id/e53946e2-c6c4-41e9-9a9b-fea8db1a8f51

– 28 de febrero: Marion Koopmans (OMS):

Three in 100 patients succumb to the virus, and with that, the mortality rate is three to six times greater than with a normal flu. https://www.erasmusmc.nl/en/research/departments/viroscience/articles/marion-koopmans-coronavirus-is-helemaal-niet-zo-besmettelijk

(Tres de cada 100 pacientes sucumben al virus, y con eso, la tasa de mortalidad es de tres a seis veces mayor que con una gripe normal).

– 3 de marzo:

El coronavirus se extiende más. La gripe común tiene un 1,3 de número reproductivo, lo que significa que cada infectado pasa la enfermedad a 1,3 personas, en promedio. Ese número es el que se usa para medir el potencial de la epidemia. Cuando es superior a uno, la enfermedad tiende a extenderse. Es lo que pasó en 2009 con la pandemia de gripe H1N1, que tenía un número reproductivo de 1,5 y no pudo ser contenida. Ahora ese virus es uno de los cuatro que causan la gripe común. Los estudios disponibles apuntan a que el número reproductivo del coronavirus está entre 2 y 3. Es decir, que si no se toman medidas especiales, la Covid-19 infectaría a más gente que la gripe.

(…)

El coronavirus también parece más letal que la gripe. En Wuhan han fallecido el 2% de los enfermos detectados y fuera de Wuhan cerca del 0,7%, según la OMS. Son tasas entre tres y veinte veces más altas que las de la gripe común (0,13%) y la gripe H1N1 (0,2%).

El gráfico representa la tasa de letalidad hasta ahora. El brote de coronavirus está siendo peor que el H1N1 en 2009: entonces hubo 300 muertos asociados a los 77.000 primeros casos (0,4%), pero con las mismas infecciones el coronavirus se asocia a 2.200 muertes (2,8%). Son siete veces más.

Es importante resaltar que es probable que estas cifras de letalidad acaben siendo menores. La razón es que puede haber muchos casos de enfermos que no se detectan; personas que tienen síntomas leves y no acuden al médico. Eso reducirá la mortalidad del virus. Es un efecto que ya se produjo con el H1N1: en el gráfico puede verse que su mortalidad al principio era de un 0,4%, aunque ahora se estima en 0,1% o 0,2%. Una posibilidad es que hubiese hasta tres veces más casos de los registrados. https://elpais.com/ciencia/2020-03-02/como-se-compara-el-coronavirus-con-la-gripe-los-numeros-dicen-que-es-peor.html

– 3 de marzo – Datos de la OMS (ojo al detalle de “reportados” frente a “infectados”)

“Globalmente, un 3,4% de los casos de COVID-19 reportados han muerto. Por comparación, la gripe estacional generalmente mata a muchos menos del 1% de infectados”

(…)

  • We don’t know how many were infected (“When you look at how many people have died, you need to look at how many people where infected, and right now we don’t know that number. So it is early to put a percentage on that.”[1][2]).
  • The only number currently known is how many people have died out of those who have been reported to the WHO.
  • It is therefore very early to make any conclusive statements about what the overall mortality rate will be for the novel coronavirus, according to the World Health Organization.

https://www.worldometers.info/coronavirus/coronavirus-death-rate/#who-03-03-20

– 13 de marzo: Estudio “Estimates of the severity of COVID-19 disease”:

Adjusting for demography and under-ascertainment of milder cases in Wuhan relative to the rest of China, we obtain a best estimate of the CFR in China of 1.38%

https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.03.09.20033357v1.full.pdf

– 13 de marzo: Gráfico de Infobae con la tasa de mortalidad en ese momento

– 30 de marzo:

Pese a lo escandaloso de las cifras que manejamos en este momento, las palabras de Simón se han cumplido. La tasa de letalidad del coronavirus Sars CoV-2 se situán entre el 3% y el 4% de las personas que se contagian en todo el mundo, según datos de la OMS.

Los datos que manejamos actualmente en España nos sitúan en una tasa de mortalidad de alrededor del 8% en todo el país, si bien es cierto que podría ser mucho menor si supiéramos realmente la cifra exacta de contagiados que hay. Algunos modelos matemáticos señalan que en España podría haber más de 500.000 infectados, lo que explicaría el porqué de la alta tasa de letalidad observada en nuestro país. https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20200330/simon-apartado-coronavirus-errores-aciertos-supermedico-frente/478703213_0.html

– 31 de marzo – Crucero Princess Diamond:

Se calculó una tasa de letalidad corregida por caso confirmado del 2,3% (IC95% 0,75% a 5,3%), y del 1,2% por caso infectado (IC95% 0,38% a 2,7%).

(…)

Uno de los estudios estimó la tasa letalidad por caso confirmado (CFR) y por caso infectado (IFR), a partir de los datos de los pasajeros del crucero corregidos considerando el tiempo entre la confirmación y el fallecimiento de los casos y la distribución de edad de la población [1]. Para realizar dicho ajuste se asumió que el retraso entre la confirmación de un caso y su fallecimiento correspondió a la distribución estimada entre la hospitalización y el fallecimiento observado en el brote de COVID-19 en la ciudad de Wuhan (13 días de promedio). De acuerdo a este análisis los investigadores estimaron que la tasa corregida de letalidad por caso confirmado fue del 2,3% (IC95% 0,75% a 5,3%), y la de letalidad por caso infectado fue del 1,2% (IC95% 0,38% a 2,7%).

https://es.cochrane.org/es/%C2%BFcu%C3%A1l-es-la-din%C3%A1mica-de-un-brote-de-la-covid-19-la-experiencia-del-crucero-diamond-princess

– 31 de marzo – Estudio británico publicado en The Lancet – 0,66% de tasa de letalidad:

Un estudio, elaborado por universidades británicas a partir de datos de la expansión de la COVID-19 en China, estima que la tasa de mortalidad de la enfermedad es del 0,66%, si se tiene en cuenta que una parte de las infecciones no llega a confirmarse.

Si se analizan únicamente los casos confirmados, la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 sería del 1,38%, según el trabajo publicado este lunes lunes en la revista ‘The Lancet Infectious Diseases’, desarrollado en base 70 117 casos clínicos diagnosticados en China.

La gravedad de la enfermedad se incrementa con la edad de los pacientes: la tasa de mortalidad en personas en entre 20 y 30 años es del 0,031%, pero aumenta hasta el 7,8% en mayores de 80 años.

– 31 de marzo – sobre el mismo estudio de The Lancet – 0,66% de tasa de letalidad:

La tasa de mortalidad de los casos confirmados de Covid-19 a nivel mundial se estima en un 1,38 por ciento, mientras que se incluyen los casos no confirmados la cifra bajaría hasta el 0,66 por ciento, según un análisis de de 70.117 casos confirmados en laboratorio y diagnosticados clínicamente en China, combinados con 689 casos positivos entre personas evacuadas de Wuhan en vuelos de repatriación, que se ha publicado en la revista ‘The Lancet Infectious Diseases’.

Estas tasas son ligeramente inferiores a algunas estimaciones hasta la fecha, que no se habían ajustado a los casos no diagnosticados o al número de personas de cada grupo de edad de una población. Las tasas de mortalidad varían sustancialmente, desde el 0,0016 por ciento en los niños de 0 a 9 años hasta el 7,8 por ciento en las personas de 80 años o más.

Pese a que las estimaciones son ligeramente inferiores a las que se han hecho para el virus, siguen siendo mucho más elevadas que las de pandemias anteriores como la de la gripe pandémica H1N1 de 2009, que se estimó mortal en alrededor del 0,02 por ciento de los casos.

– 3 de abril – Suecia:

Las estimaciones más optimistas de la tasa de letalidad (TL) de la COVID-19, que establece la proporción de fallecimientos entre individuos infectados, se sitúa actualmente en un 0,5-1 %. Si la comparamos con la gripe española de 1918-1919, esta tuvo una TL de un 3% en algunas zonas del norte de Suecia, si bien el país nórdico se encontraba recuperándose de la Primera Guerra Mundial a pesar de haberse mantenido neutral durante el conflicto. https://theconversation.com/suecia-en-el-punto-de-mira-por-su-estrategia-ante-el-coronavirus-135575

– 4 de abril – documento INFORMACIÓN CIENTÍFICA-TÉCNICA Enfermedad por coronavirus, COVID-19:

Hasta el momento, la letalidad media cruda en Europa y Reino Unido es de 7,4% de los casos notificados, aunque hay que tener en cuenta que este cálculo está sujeto a múltiples sesgos de notificación y por las diferentes políticas de realización de pruebas diagnósticas en los países(57).Del mismo modo, en España, la letalidad con 52.129 casos notificados a la Red Nacional de Vigilancia es de 5,9%, cifra que tendrá que ajustarse a lo largo de la epidemia (58). https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200404_ITCoronavirus.pdf

– 25 de abril – Según la web RTVE:

Según los últimos datos, el índice de letalidad del nuevo coronavirus entre los contagiados se sitúa en el 4,5%

– 6 de abril – sobre Alemania

Pero con 1295 muertes, el índice de letalidad de Alemania se situó en 1,4 por ciento en comparación con el 12 por ciento en Italia; alrededor del 10 por ciento en España, Francia y el Reino Unido; 4 por ciento en China, y 2,5 por ciento en Estados Unidos. Incluso Corea del Sur, el país modelo en cuanto a aplanar la curva, tiene una tasa de letalidad más alta: 1,7 por ciento.

(…) Otra explicación de la baja tasa de letalidad es que Alemania ha estado administrándoles pruebas a muchas más personas que la mayoría de los demás países. Eso implica que detecta a más personas asintomáticas o que presentan pocos síntomas, con lo cual aumenta el número de casos conocidos, pero no el número de muertes.

“Eso reduce en forma automática la tasa de letalidad en las estadísticas”, comentó Kräusslich.

(…) “Las pruebas y el seguimiento de contactos fueron la estrategia que tuvo éxito en Corea del Sur y hemos intentado aprender de eso”, señaló Streeck.

– 8 de abril – Corea del Sur:

Si utilizamos los últimos datos del 8 de abril, el total de infecciones era de 10.384, y el número de fallecidos de 200, lo que significa una tasa se mortalidad del 1,9%, la más baja del mundo. https://www.elblogsalmon.com/indicadores-y-estadisticas/exito-corea-sur-que-podemos-aprender-su-estrategia-coronavirus

– 9 de abril – según la OMS:

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado este jueves de que la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus, cuya enfermedad se conoce como Covid-19, es “10 veces superior” a la de la gripe. “La propagación global del virus ha saturado a los sistemas sanitarios, ha alterado a la economía mundial y ha provocado una paralización social de forma generalizada”, ha dicho Adhanom.

– 9 de abril – tests masivos Islandia. En ese momento 6 x 100 /1.616 = 0,37% tasa de letalidad:

Cuantas más personas analizadas, más fiables son las cifras de prevalencia del virus (porcentaje de contagios sobre la población total) y su tasa de letalidad. Hasta el momento, los resultados indican que la ratio de infección en la isla está por debajo del 1%. También muestran que, entre los positivos, alrededor del 50% no presentaba síntomas en el momento de la prueba (aunque esto no quiere decir que no los desarrollaran más adelante).

Islandia detectó el primer contagio el 28 de febrero y hasta ahora se han confirmado 1.616 casos, y seis personas han muerto. https://www.lavanguardia.com/internacional/20200409/48393787579/test-masivos-hacen-islandia-laboratorio-combatir-virus.html

– 9 de abril: estudio alemán – mortalidad 0,37%, 15% de la población en la localidad estudiada (Gangelt) tenía anticuerpos, lo había pasado:

A partir del resultado de los análisis de sangre, el equipo alemán estima la tasa de letalidad en su municipio es del 0,37 % del total, una cifra significativamente menor que la que ofrece un cálculo creado por la Universidad Johns Hopkins (EE. UU.), donde se estima que la tasa de letalidad en Alemania es del 2 % entre los casos registrados. https://www.technologyreview.es/s/12091/el-primer-cribado-masivo-de-covid-19-revela-una-letalidad-del-037

– 13 de abril:

– 14 de abril:

La COVID-19 comparte algunos síntomas con la gripe, puede generar neumonía y otros problemas respiratorios en sus cuadros más graves y es altamente contagiosa. Hasta el momento su mortalidad ha sido observada en torno al 6%, aunque aún faltan numerosos estudios y distintos países han reportado porcentajes muy inferiores o muy superiores a ese umbral. Los expertos, por su parte, creen que la tasa real es más baja dado que muchos casos leves y asintomáticos, cuando las personas infectadas no muestran síntomas, no se incluyen en los casos totales.https://www.infobae.com/america/mundo/2020/04/14/islandia-ya-testeo-al-10-de-su-poblacion-y-su-recopilacion-de-datos-sobre-el-coronavirus-puede-ser-clave/

– 14 de abril – estudio islandés publicado en The New England Journal of Medicine:

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2006100

– 15 de abril – Datos de El Mundo sobre Islandia. 8 x 100/1720= 0,46% tasa de letalidad (hay que tener en cuenta que se hizo cuarentena selectiva de positivos y sus contactos:

1.720 casos, una cifra proporcionalmente alta en comparación con otros países que sólo hacen pruebas a los pacientes hospitalizados, pero sólo ha registrado ocho muertes.

– 16 de abril – COVID-19 (coronavirus, SARS-CoV-2) from a data science perspective

In the following article, we will look at the current data basis for the official COVID-19 statistics, mainly for Germany. The reasons why representative studies are needed are explained. The findings of the cruise liner “Diamond Princess”, the aircraft carriers “Charles de Gaulle” and “USS Theodore Roosevelt”, the investigation in Santa Clara County and especially the investigation in Gangelt are discussed. Furthermore, it is shown that about half of the persons infected with COVID-19 show no or mild symptoms.Based on the representative studies, it is calculated that the probable lethality of COVID-19 is around 0.3% and how high the statistical uncertainty is regarding this value. https://towardsdatascience.com/covid-19-coronavirus-sars-cov-2-from-a-data-science-perspective-6525f239a3a3

– 21 de abril – Sobre Suecia:

Los contagios por coronavirus en Suecia se acerca a las 15.000, las muertes superan los 1.400 fallecimientos. La tasa de mortalidad se sitúa en el 5,1% con 15 muertes por 100.000 habitantes. https://www.eleconomista.es/videos/noticias/10494630/04/20/El-modelo-de-Suecia-contra-el-coronavirus-fracasa-el-numero-de-muertes-cuadriplica-la-de-sus-vecinos-escandinavos.html

– 22 de abril – Suecia. En este artículo hacen estas cuentas 1500 x 100 /600.000 = 0,25% tasa de mortalidad.

https://www.anti-empire.com/its-game-over-and-the-swedish-belarusian-herd-immunity-model-has-won/

– 22 de abril: Datos de Islandia, el país que ha hecho tests al 12% de su población. 10 muertes x 100 / 1778 = 0,56% de tasa de letalidad.

– 23 de abril:

These findings correspond with a case fatality rate of ~0.36% (or about four deaths in every 1,000 infected). This number is remarkably close to the case fatality rate of 0.37% reported recently from a seroprevalence study in Gangelt, Germany, and consistent with studies in Finland. It is much lower than the official case fatality rate of about 13% in the UK, Italy and France, which is well recognised to be a substantial overestimate owing to the very restrictive testing performed in most countries. https://theconversation.com/coronavirus-are-we-underestimating-how-many-people-have-had-it-sweden-thinks-so-136893

– 23 de marzo – sobre España:
En el informe del 23 de marzo de 2020 sobre el impacto del Covid-19 en España se encuentra por primera vez referenciada la palabra “letalidad”. En concreto, el acúmulo de datos fruto del cada vez mayor registro de pacientes con esta enfermedad derivada del coronavirus arrojaba una letalidad media en España para aquella fecha del 3,57%.
(…)

A fecha 23 de marzo, la letalidad del Covid-19 en España clasificada por edades era la siguiente:

  • Menos de dos años: 0%
  • 2-4: 0%
  • 5-14: 0%
  • 15-29: 0,17%
  • 30-39: 0,11%
  • 40-49: 0,30%
  • 50-59: 0,41%
  • 60-69: 1,78%
  • 70-79: 4,16%
  • Mayores de 80 años: 15,31%
  • Media: 3,57%
– 6 de abril – letalidad en Chile:

O, en Chile, que hasta hoy se contabilizan 4.815 contagiados por covid-19 y 37 fallecidos, tiene una tasa de letalidad del 0,76%, aún más baja que en los países escandinavos.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Internacional/2020/04/06/982242/Suecia-medidas-coronavirus-Europa.html

– 6 de abril – letalidad en Noruega y Finlandia:

En Noruega se registran al día de hoy 5.866 contagiados y 83 fallecidos, lo que los deja con una tasa de letalidad del 1,41%. Mientras que Finlandia, que reporta hasta este lunes 2.308 casos positivos, tiene 34 fallecidos, lo que representa una tasa de letalidad del 1,47%.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Internacional/2020/04/06/982242/Suecia-medidas-coronavirus-Europa.html

– 12 de abril – sobre España:

Los datos de Covid-19 hasta el 12 de abril muestran la siguiente letalidad por edades:

  • Menos de dos años: 2,4%
  • 2-4: 0%
  • 5-14: 0%
  • 15-29: 0,2%
  • 30-39: 0,3%
  • 40-49: 0,6%
  • 50-59: 1,2%
  • 60-69: 4,2%
  • 70-79: 13,3%
  • Mayores de 80 años: 24,3%
  • Media: 7,6%
– 16 de abril –  Diamond Princess: COVID-19 (coronavirus, SARS-CoV-2) from a data science perspective
To estimate the lethality of COVID-19, it is worth taking a look at the findings of the cruise ship “Diamond Princess”. The median age on the cruise ship was higher than that of the normal population. For this reason, the lethality was approximately 0.5% age-adjusted with an uncertainty of 0.25 percentage points in both directions. This value occurs although medical care on the cruise ship could not be guaranteed in the same way as on land with intensive care beds and respirators [11]. https://towardsdatascience.com/covid-19-coronavirus-sars-cov-2-from-a-data-science-perspective-6525f239a3a3
– 24 de abril: El Mundo

La de Cáceres se ha convertido en el gran foco de la crisis, con un índice de letalidad tan alto (15,13%) que se ha convertido en el primero de España desde la semana pasada, superando incluso a la Comunidad de Madrid (13,56%). La media nacional está en el 10,43% y Badajoz, la otra provincia, baja al 6,87%. https://www.elmundo.es/espana/2020/04/24/5ea2b99721efa0435e8b45e5.html

– 25 de abril – datos España: 22.902 x 100 / 223.759 = 10,23% de tasa de letalidad.

Con estos datos, el total de fallecidos asciende ya a 22.902 personas. Asimismo, el número total de casos positivos detectados asciende a 223.759 personas, 3.995 más que el viernes. 

26 de abril -De más tests realizados a menos:

Datos Islandia: 10 x 100 /1792 = 0,55% tasa letalidad. Fuente: Worldometers.info

Datos Luxemburgo: 88 x 100 / 3723 = 2,3% de tasa de letalidad. Fuente: Wordometers.info

Datos Bahrein: 8 x 100 /2647 = 0,3% tasa de letalidad. Fuente: Wordometers.info

Datos Estonia: 49 x 100 /1643 = 2,98% tasa de letalidad. Fuente: Wordometers.info

Datos Noruega: 2,67% tasa de letalidad. Fuente: Wordometers.info

Datos Israel: 1,3% tasa de letalidad. Fuente: Wordometers.info

Datos Alemania: 3,77% tasa de letalidad. Fuente: Wordometers.info

Datos España: 23.190 x 100 /226.629 = 10,23% de tasa de letalidad (no se hacen tests a los casos leves como “resfriados” aislados en casa). Fuente: Wordometers.info

(Por cierto, parece que en España hemos hecho más tests que en Corea).

Datos Corea del Sur: 2,25% de tasa de letalidad. Fuente: Worldometers.info

Datos Suecia: 11,77% de tasa de letalidad. Fuente: Worldometers.info

Datos Brasil: 6,79% de tasa de letalidad. Fuente: Worldometers.info

 

COMPARACIÓN CON VIRUS DE GRIPE COMÚN Y H1N1:

– 13 de febrero de 2018 – 10% hospitalizados:

Respecto a cómo ha afectado eso a la población, desde SEMICYUC concluyen que desde el inicio de los casos detectados, se han hospitalizado 2.600 pacientes por el virus de la gripe, con una mortalidad que ronda el 10 por ciento. Sobre este dato apuntan que es importante matizar que “en general, el virus de la gripe no es mortal”, y que lo que ocurre es que “algunas condiciones propias de los pacientes que padecen gripe, como la presencia de enfermedades pulmonares o cardiovasculares crónicas y avanzadas, pueden descompensarse por la gripe y entonces conducir a la muerte del paciente”.

Pese a ello, Rodríguez aclara que “la alarma social responde sobre todo a que a las urgencias de los hospitales acuden una gran cantidad depersonas con gripe que sobrepasan la capacidad de atención”, porque realmente “los casos graves que ingresan a UCI no son tan frecuentes como otros años”.

27 de febrero – artículo La Vanguardia:

Algunas estimaciones realizadas con modelos matemáticos indican que la mortalidad del Covid-19 podría situarse finalmente alrededor del 1%. Es una mortalidad baja (mortalidad del SARS: 10%; MERS: 40%), pero es aún 10 veces más alta que la de la gripe estacional (mortalidad: 0,1%). https://www.lavanguardia.com/vida/20200227/473803580429/coronavirus-moralidad-tasa-muertes-covid19.html

– 28 de febrero: ¡Ojo! Sobre la tasa de letalidad en casos hospitalizados de gripe normal 13%:

La tasa de letalidad entre los casos graves hospitalizados por gripe en lo que va de temporada se sitúa en el 13 por ciento, de los cuales el 79 por ciento eran mayores de 65 años, el 56 por ciento hombres y el 95 por ciento tenían factores de riesgo, según el último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto de Salud Carlos III, relativo a la semana del 17 al 23 de febrero. Asimismo, hasta ahora se han notificado casos hospitalizados con gripe en 16 comunidades autónomas, situándose la tasa acumulada de hospitalización de estos enfermos en 34,3 casos por cada 100.000 habitantes. El 40 por ciento de los casos son mayores de 64 años y el 35 por ciento de entre 15 a 64 años.http://www.medicosypacientes.com/articulo/la-mortalidad-por-la-gripe-desde-el-comienzo-de-la-temporada-es-del-13-el-79-mayores-de-64

28 de febrero – artículo ABC:

La tasa de mortalidad de la gripe estacional en España fue del 1,2% la última temporada con datos disponibles, el otoño-invierno de 2018-2019. La letalidad del coronavirus es de entre el 2% y el 4% en Wuhan; y del 0,7% fuera de la ciudad China origen del contagio. https://www.abc.es/sociedad/abci-coronavirus-mundo-menos-letal-gripe-comun-espana-202002271353_noticia.html

2 de marzo:

Por su parte, la gripe es el virus con mayor dificultad a la hora de calcular su letalidad, que se estima entre 1 y 23 fallecimientos por cada 100.000 casos. https://www.redaccionmedica.com/secciones/neumologia/el-covid-19-frente-a-la-gripe-y-otros-coronavirus-ojo-a-las-comorbilidades-8526

3 de marzo – artículo de El País:

El coronavirus también parece más letal que la gripe. En Wuhan han fallecido el 2% de los enfermos detectados y fuera de Wuhan cerca del 0,7%, según la OMS. Son tasas entre tres y veinte veces más altas que las de la gripe común (0,13%) y la gripe H1N1 (0,2%).

El gráfico representa la tasa de letalidad hasta ahora. El brote de coronavirus está siendo peor que el H1N1 en 2009: entonces hubo 300 muertos asociados a los 77.000 primeros casos (0,4%), pero con las mismas infecciones el coronavirus se asocia a 2.200 muertes (2,8%). Son siete veces más.

(…)

Es un efecto que ya se produjo con el H1N1: en el gráfico puede verse que su mortalidad al principio era de un 0,4%, aunque ahora se estima en 0,1% o 0,2%. Una posibilidad es que hubiese hasta tres veces más casos de los registrados.

https://elpais.com/ciencia/2020-03-02/como-se-compara-el-coronavirus-con-la-gripe-los-numeros-dicen-que-es-peor.html

 

Día 45: una app para gobernarlos a todos

Viernes, 24 de abril de 2020

Ya están tardando en decirnos cuál va a ser la app, similar a la de los códigos de salud de Alipay o Wechat en China, que nos permita volver a esa “nueva normalidad” de la que tanto hablan. Yo tengo un móvil sin internet así que me preocupa poco el tema, a no ser que me obliguen a tener un smartphone por ley. Como decía César Alierta allá por 2015:

“Los que chillan ahí fueran hablan de libertad. Yo no he perdido la libertad, eso sí, tengo un smartphone que es una carraca. La gente que tiene un smartphone no tiene libertad porque conocen su vida y lo más importante para mí es la libertad”, ha explicado.

Y en 2018 seguía con la misma carraca:

“Mirad qué carraca de teléfono móvil tengo”, ha asegurado este lunes en la presentación del informe “Sociedad Digital en España 2017”.

Alierta ya dijo hace unos años que prefería tener una “carraca” a tener un smartphone y “perder la libertad” permitiendo que gigantes como Google, Apple o Facebook tengan sus datos. “Se enteran de todo”, ha dicho hoy.

Me hace gracia todo esto ya que, ironías del destino, una de las tres empresas chinas que tienen una app relacionada con la vigilancia del SARS-COV-2 es una en la que estaba César Alierta como consejero hasta hace algo más de una semana. El nombre de esta empresa estatal es “China Unicom”. A su vez, Telefóncia tenía hasta 2019 a un directivo de China Unicom en su consejo, Wang Xiaochu.

Cada mañana, a la misma hora, el servicio de mensajería de la compañía telefónica China Unicom empieza con su bombardeo de notificaciones: “Por favor, descargue la aplicación y complete el control diario de salud. Su información sólo se utilizará para la prevención y control de epidemias”, reza un mensaje tras otro.

Al abrir el enlace, aparece el dibujo de una enfermera con mascarilla que te invita a registrar todos tus datos y a decir cuáles han sido tus últimos viajes. Después, te pregunta si tienes fiebre, tos o disnea. En caso afirmativo, en pocos minutos un tipo que lleva un brazalete rojo con los símbolos del Partido Comunista de China aparecerá en la puerta de tu casa para tomarte la temperatura, hacerte más preguntas, pedirte que mejor no salgas de casa en unos días y entregarte una hoja con una lista donde aparecen los hospitales más cercanos. https://www.elmundo.es/tecnologia/2020/03/13/5e68a08121efa08f5b8b475c.html

Recuerdo cuando hablaba hace tiempo con un joven de mi familia que no le da ninguna importancia a la protección de datos y yo le decía que toda esa información en malas manos podía ser perjudicial, por ejemplo, en una dictadura. Esa conversación parece que vuelve a cobrar sentido profético en tiempos de un “estado de alarma”como el que estamos viviendo en el que se habla de geolocalizar a los ciudadanos. Definitivamente lo mejor es copiar a los directivos de telecomunicaciones como Alierta y tener una “carraca” o, mejor aún, no tener móvil. Y, como se empeñen en vigilar y controlar (para después penalizar), lo mismo hay que darse de baja de internet.

Hace tiempo hablé de Class Dojo, una app “educativa” que se está imponiendo en todo el mundo como una moda entre los profesores de Primaria. Su sistema de puntos es muy similar al crédito social chino. Hay que estar alerta porque la tentación totalitaria ya está entre nosotros, una tentación derivada de la fusión del capitalismo monopolístico y el comunismo chino, a la que hay que sumar una fe ciega en la tecnología y los expertos.

https://twitter.com/SEDIAgob/status/1250828775136395264

Relacionado:

https://www.telefonica.com/es/web/sala-de-prensa/-/telefonica-y-china-unicom-se-asocian-en-iot

https://www.larazon.es/historico/5768-alierta-aspira-al-10-de-china-unicom-pero-enfria-nuevas-operaciones-de-expansion-RLLA_RAZON_274233/

Mobile networks in China have also released tracking features. China Unicom and China Telecom — both stated-owned telco operators — are asking people to put in the last few digits of their ID or passport number, which will then be used to track a person’s whereabouts. They will get messages outlining where they have been. Again, the feature could be used if a building has strict restriction on people entering who haven’t been in quarantine for 14 days, which is the suggested amount of time by the government. https://www.cnbc.com/2020/02/25/coronavirus-china-to-boost-mass-surveillance-machine-experts-say.html

On 13 February, China’s Ministry of Industry and Information Technology jointly launched a service with three state-run telecommunications firms – China Telecom, China Unicom and China Mobile – that allows users to request their location data from the previous 14 days by text message. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7131627/

Según el Gobierno, ya se están construyendo en China más de 500 de smart cities, equipadas con sensores, cámaras y otros artilugios que pueden procesar datos de todo tipo, desde tráfico y contaminación hasta salud y seguridad públicas. Ese mercado podría alcanzar los 13.000 millones de euros de ingresos para 2023, según una investigación encargada por la startup de reconocimiento facial china Megvii.

Hasta ahora, el impulso se ha centrado en la automatización de la vigilancia política, sin tener en cuenta los derechos humanos o la privacidad. Pero hay un bien público en potencia, como detectar números inusuales de personas febriles en las estaciones de tren, por ejemplo, mientras simultáneamente se cruzan historiales de salud, registros de viaje y patrones meteorológicos. Después de Wuhan, la presión para proporcionar seguridad sanitaria, y no solo política, será mayor. https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/01/24/opinion/1579867272_561231.html

https://www.theguardian.com/world/2020/apr/01/chinas-coronavirus-health-code-apps-raise-concerns-over-privacy

– Torra propone un pasaporte de inmunidad rechazado por los expertos en salud pública. El plan coordinado por el infectólogo Oriol Mitjà aboga por un certificado serológico con el que los ciudadanos podrán “recuperar interacciones sociales” si han pasado la enfermedad. https://elpais.com/espana/catalunya/2020-04-19/torra-propone-un-certificado-de-inmunidad-rechazado-por-los-expertos-en-salud-publica.html

¿Las medidas que contempla la estrategia serán de cumplimiento voluntario?

Vamos a empezar por lo voluntario. Las empresas tecnológicas son conscientes de que si su desarrollo no tiene encaje en la estructura de valores de la ciudadanía, al final esa industria no va a prosperar. Me consta que, sin presión de ningún Gobierno, las compañías tecnológicas están desarrollando algoritmos éticos por diseño. El enfoque es: creemos unas normas de conducta de mejores prácticas, veamos si el mercado por sí mismo es capaz de autorregularse, y si no ya lo regularemos después. https://elpais.com/tecnologia/2020/02/21/actualidad/1582290641_645896.html

– “no podemos dejar en manos de ‎los científicos del MIT y de la Fundación de Bill Gates la decisión de cómo debe ser nuestra ‎manera de vivir”: https://www.voltairenet.org/article209759.html#nb2

– Visto en el  Twitter de Kim Philby: El Plan de Acción también incluye el lanzamiento de un Cuerpo Comunitario de Salud para la Covid para que cada estadounidense pueda hacerse la prueba fácilmente con un seguimiento de contactos centrado en la privacidad; una plataforma común de datos de prueba y una plataforma digital para rastrear los estados, recursos y protocolos de tratamiento efectivos de la COVID-19 en todos los estados y ser un centro de intercambio de datos sobre nuevas tecnologías; y una Junta de Pruebas de Pandemia, en línea con otras recomendaciones, para salvar las divisiones entre las jurisdicciones gubernamentales y los campos profesionales. https://www.labmedica.es/covid-19/articles/294781926/la-fundacion-rockefeller-presenta-un-plan-de-accion-para-realizar-pruebas-masivas-para-la-covid-19-en-los-eua.html

Malditos maltusianos.

 

Día 44: ¿qué es una crisis sanitaria?

Jueves, 23 de abril de 2020

Debemos recordar, a modo de introducción, que el juez que ratificó la orden de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que impuso la cuarentena a un hotel de Adeja lo hizo en estos términos el 25 de febrero (la negrita es mía):

En el presente caso y a la vista de lo expuesto por la administración de sanidad, procede ratificar dicha medida. Como se indica en dicho informe, existe un caso constatado con una persona contagiada por dicho virus, y con indicios razonables de poder propagarse dicha enfermedad, lo cual a efectos de valoración médica, hace necesaria, conforme a lo expuesto y el riesgo sanitario actual, la cuarentena en las dependencias de dicho hotel para el control de enfermos, de personas que hayan tenido contacto con dichas personas, y evitar la propagación. A la vista del grave problema sanitario existente a nivel mundial a fecha actual con el denominado corona-virus o Covid-19, el riesgo de propagación, la necesidad de adoptar medidas urgentes y contundentes para evitar la propagación, es procedente ratificar dicha medida, a fin de evitar un mayor contagio y propagación y por el peligro de salud pública, de conformidad con la Declaración de Emergencia Sanitaria internacional por el brote de coronavirus. Procede comunicar dicha ratificación a la administración solicitante y al juzgado administrativo competente en fecha hábil, sin perjuicio de las nuevas peticiones a efectuar por la administración pública.

Yo después de leer esto creo que hay que reflexionar sobre estas cuestiones: ¿Qué es un grave problema sanitario a nivel mundial y qué no lo es? ¿Hay criterios objetivos y cuantificables o dependemos del criterio subjetivo del Comité de Emergencias de la OMS? ¿Se contextualiza el concepto de peligro comparado con otras enfermedades?

Como se cita la “Declaración de Emergencia Sanitaria internacional por el brote de coronavirus” vamos a analizar el documento del Ministerio de Sanidad español que analizaba este asunto. Allí se nos dice que el brote de nuevo coronavirus 2019 (n-CoV) en la República Popular de China, con casos exportados a otros países, es una “emergencia sanitaria” pero no se aporta ningún dato ni de letalidad ni de la gravedad del propio virus. Es más, se nos dice que “China también está realizando estudios sobre la gravedad y la transmisibilidad del virus, y compartiendo datos y material biológico” y que “aún existen mucho desconocimiento e incertidumbre acerca del 2019 (n-CoV)”. Sin embargo, sin dar datos de gravedad, letalidad y con mucha incertidumbre se declara la “emergencia sanitaria”.

En cuanto a la información de aportaba la propia OMS el 30 de enero vemos que:

– Nos encontramos ante un coronavirus nuevo.

– China identificó el virus rápidamente y compartió su secuencia.

– En ese momento había “7711 casos confirmados y 12167 casos sospechosos en todo el país. De los casos confirmados, 1370 son graves y ya se han registrado 170 víctimas mortales. 124 personas se han restablecido y han recibido el alta hospitalaria”.

– El Comité está convencido de que todavía es posible interrumpir la propagación del virus, si los países aplican medidas sólidas para detectar pronto la enfermedad, aislar y tratar los casos, hacer seguimiento de los contactos y promover medidas de distanciamiento físico en las relaciones sociales que estén en consonancia con el riesgo.

– El Comité convino en que ahora el brote cumple los criterios para declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional y propuso que se hagan públicos los siguientes consejos como recomendaciones temporales.

En cuanto a esta información de finales de enero veo que habría que resaltar lo siguiente:

a) El dato de 170 víctimas mortales en sí mismo no nos aporta una idea objetiva de la gravedad (más allá del drama personal por el valor intrínseco de cada vida) porque los datos deben ser contextualizados con más información complementaria sobre su edad y enfermedades asociadas y se necesita hacer comparaciones con otras patologías más comunes para que la gente normal y corriente se haga una idea de la gravedad del virus. Es decir, se necesita responder a la pregunta de por qué este virus se consideró que era una emergencia sanitaria mayor que el resto de coronavirus, los resfriados, la gripe o las diferentes neumonías ya conocidas.

b) Si no se sabe la gravedad del propio virus contextualizado con el resto de la información no se puede comprender la necesidad de contenerlo. ¿Por qué no se contiene la gripe o los múltiples virus y bacterias que a veces derivan en neumonías, y este virus sí hay que contenerlo?

Díaz Ayuso, cuando cerró los colegios el 11 de marzo, lo hizo “como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19)”. Por otro lado, el decreto del gobierno de Pedro Sánchez afirma que se declara para gestionar “la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”. También vemos que medidas como el aislamiento de ancianos en sus habitaciones de la residencias se han apoyado en frases como “ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”. Pero para no caer en la arbitrariedad total los ciudadanos necesitaríamos una definición clara de lo que es una crisis sanitaria y lo que no, ya que si no nos arriesgamos a que cada invierno entremos en “estado de alarma” por la gripe o por un resfriado o simplemente para reducir los accidentes de coche o la contaminación atmosférica. ¿Cuáles deberían ser los elementos objetivos para justificar una restricción de derechos tan bestial como la que hemos sufrido y estamos sufriendo? ¿La letalidad del virus? ¿El número de fallecidos por día confirmados por una determinada enfermedad? ¿Dónde podemos consultar esos criterios objetivos? La respuesta es que esos criterios no están publicados ni explicitados en ningún sitio.

En un artículo de 2006 firmado por Fernando Lamata (en ese momento Vicepresidente de Castilla La Mancha) y publicado en la Revista de Administración Sanitaria Siglo XXI podemos leer:

Si definimos la situación de crisis en salud pública cuando ha aparecido un problema de salud, o hay una probabilidad de riesgo para la salud, con una incidencia o letalidad mayor de lo normal para esta época y en este lugar, y donde no podemos garantizar la dimensión final del problema, y donde además se produce un enorme interés informativo, podemos entender algunas de las claves de la actuación de los políticos, bien en la gestión de la crisis desde el Gobierno, o bien en la oposición.

En otro artículo de 2009 de Juan Gervás y otros autores se afirma:

Las crisis sanitarias lo son porque conmocionan la sociedad y pueden poner al límite los servicios sanitarios. Generalmente, una crisis sanitaria comienza con la detección de algún caso, o situación, que genera alarma (alerta), y ante el que es imperativo actuar con rapidez (emergencia). Alerta y emergencia son condiciones necesarias pero no suficientes para hablar de crisis sanitaria, pues las crisis precisan la percepción del riesgo de afectación colectiva y de la incertidumbre en el manejo del riesgo individual. Esa doble percepción es la que le da fuerza pública, la que conlleva temor e incluso pánico en la población, y la que genera la movilización de los recursos del sistema sanitario. A la magnitud de una crisis contribuyen tanto la propia dimensión del problema de salud original como la crisis mediática que le acompañe y los efectos de ambos. En ocasiones, unos problemas de salud de magnitud muy inferior a otros problemas públicos comunes se convierten en crisis por la atracción que éstos causan en los medios de comunicación, como bien se describió a propósito de un brote de legionelosis en el barrio de La Barceloneta (Barcelona).

Volvamos al decreto de estado de alarma en el que se dice:

Las circunstancias extraordinarias que concurren constituyen, sin duda, una crisis sanitaria sin precedentes y de enorme magnitud tanto por el muy elevado número de ciudadanos afectados como por el extraordinario riesgo para sus derechos.

Como vemos, no se explicitan cuáles son esas circunstancias extraordinarias y, además, se nos dice que no hay ninguna duda, que no debemos cuestionar nada porque es algo autoevidente. También se hace alusión a la subjetividad en “el muy elevado número de ciudadanos afectados”. ¿Cuántos? ¿Cuál es el baremo? O se habla de “enorme magnitud” pero, ¿cuál debe ser la magnitud de la crisis para declararse como tal? ¿A qué se refiere cuando habla de “riesgo para sus derechos? ¿Al propio decreto?

Necesitamos que los juristas hablen y nos expliquen esto. Para los que no somos expertos en leyes puede parecer que el propio decreto cae en un razonamiento tautológico circular: estamos en estado de alarma porque hay una crisis sanitaria. Hay una crisis sanitaria porque estamos en estado de alarma. Y todo, “sin duda”.

No quiero que se me malinterprete, no estoy minusvalorando en absoluto la cifra de fallecidos (aunque no sabemos qué parte es debida a la propia letalidad del virus y qué parte al caos generado en la gestión de la alarma). Lo que estoy haciendo es ser hipercrítica ya que si no lo somos, se nos podrán restringir derechos sin aportar pruebas en el futuro. No debemos de dar nada por hecho y debemos poner en cuestión y en “cuarentena” cualquier información sin pruebas.

Por lo visto las luchas entre izquierdas y derechas van a hacer que el país se vaya a pique y no salgamos de casa hasta 2025. Me parece que la gestión del gobierno ha sido nefasta pero la gestión de la derecha, en especial de Vox, de quien esperaba más en base a que son el único partido que no ha apoytado la prórroga del estado de alarma, es todavía más decepcionante, ya que no se muestran críticos con el confinamiento de la población entera de un país ni a favor de posturas más liberales como la de Suecia (con todos los fallos que ha tenido en la protección de sus ancianos en residencias) o la que tenía Reino Unido antes del estudio tendencioso del Imperial College. Nadie ha querido tomar el camino del sentido común y de la prudencia. Es decir, de esta vamos a salir sin salud, sin economía y sin libertades como no exijamos el derecho a volver a trabajar, el derecho a pasear, el de volver a abrir las tiendas, el de tomarnos una cerveza en el bar de al lado y recuperar la responsabilidad personal. El que se quiera quedar encerrado en casa hasta 2025 que lo haga, pero que nos deje vivir a los demás. Si es por el colapso de la sanidad, si es necesario pagaré mi cuota de sanidad privada por no tener que escuchar las monsergas de los que nos quieren encerrados y arruinados. Siempre saldrá más barato que la crisis económica que están provocando aposta para tenernos más controlados.

Por cierto, hoy he tenido mi primer episodio (ya tocaba) de ataque de una señora balconazi que me ha dicho, mientras volvía de comprar con mis tres hijos, que no podía estar en la calle con ellos. ¡Y eso que en tres días podrán ir hasta en patinete! Le he contestado que sí que podía, que ella no conoce mis circunstancias personales y que llamara a la policía si lo consideraba necesario, que yo soy libre. Y he seguido caminando mientras cantaba la canción de Nino Bravo bien alto, supongo que dando una imagen de madre enloquecida y trastornada por tantos días de arresto domiciliario. La verdad es que nunca me he sentido más lúcida.

Relacionado:

– How should we plan for pandemics? WHO has revised its definition of pandemic flu in response to current experience with A/H1N1. Peter Doshi argues that our plans for pandemics need to take into account more than the worst case scenarios: “las respuestas de salud pública no calibradas a la amenaza pueden ser percibidas como alarmistas, erosionando la confianza pública y resaltando en que las personas ignoren alertas importantes cuando ocurran epidemias serias”: https://www.bmj.com/bmj/section-pdf/186330?path=/bmj/339/7721/Analysis.full.pdf

– Sobre la pandemia de gripe A H1N1, tomado de Wikipedia: Se realizaron múltiples denuncias sobre la influencia de la industria farmacéutica sobre el grupo de expertos estratégico de la OMS (SAGE, por sus siglas en inglés, Strategic Advisory Group of Experts), que aconsejó la elevación de la alerta de pandemia a nivel 6 a la directora general de la OMS, Margaret Chan; sobre el grupo de expertos ad hoc de vacunación de la gripe A, constituido en abril de 2009 e integrado por tres miembros del SAGE y otros diez expertos; y sobre el comité que estudió la evolución de la pandemia. Estas denuncias por conflictos de interés implicaban a los tres miembros de SAGE en el grupo ad hoc: Juhani Eskola, finlandés, recibía fondos de Novartis y el financiamiento principal del instituto que dirigía (alrededor de 6 millones de euros) dependía de GlaxoSmithKline, fabricante de vacunas contra la gripe A H1N1; Peter Figueroa, jamaiquino, recibía financiamiento de Merck, y Malik Peiris, de Hong Kong, recibía fondos de Baxter International, Sanofi Pasteur y GlaxoSmithKline. Otros dos miembros del grupo ad hoc con aparentes conflictos de interés eran el holandés Albert Osterhaus, accionista de Viroclinics, una compañía que desarrolla tratamientos contra la gripe A, y el británico Neil Ferguson, quien también recibía fondos de Baxter, GlaxoSmithKline y Roche. Finalmente, el virólogo francés Bruno Lina, quien presidía el comité para el seguimiento de la evolución de la pandemia e integraba también el comité designado por el gobierno francés, recibía fondos de Roche, Novartis, GlaxoSmithKline y Sanofi-Pasteur.

Día 43: velatorios y autopsias

ACTUALIZACIÓN A 25 DE JUNIO DE 2020: el documento del Ministerio de Sanidad fue actualizado en mayo. Del que yo hablo es este:

Miércoles, 22 de abril de 2020

¿Por qué no se puede velar a los muertos?

En primer lugar, según los medios, en Madrid fueron las empresas Interfunerarias, Parcesa y Nuestra Señora de los Remedios las que prohibieron los velatorios.

Después, hasta el jueves 12 de marzo, los “tanatorios públicos como el de la M30 sí estaban permitiendo velatorios pero “aplicando un protocolo de prevención desde el minuto 0″ porque el virus podía permanecer en alguno de los órganos del fallecido”.

En esta noticia de Telemadrid del 12 de marzo se vuelve a informar sobre el fin de los velatorios a nivel del Ayuntamiento:

El Ayuntamiento de Madrid ha dado instrucciones a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios para no celebrar velatorios de personas que hayan fallecido por coronavirus o tuvieran síntomas de enfermedades respiratorias.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha informado de esta decisión en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que además ha señalado que las bodas oficiadas por concejales del Ayuntamiento se celebrarán a puerta cerrada mientras dure la pandemia, sólo con la presencia de los contrayentes y los testigos.

Tras la consulta realizada por el Ayuntamiento a la Comunidad de Madrid sobre los velatorios, el Gobierno regional ha contestado esta misma mañana, de modo que quedan suspendidos los velatorios de fallecidos por coronavirus o por enfermedades respiratorias que pudieran asemejarse al virus aunque no se hubiera confirmada.

Y otras noticias del día 12 de marzo informan de un “comunicado” de Carmen Yolanda Fuentes que me ha sido imposible localizar:

La directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Carmen Yolanda Fuentes, ha explicado en un comunicado que es obligatorio trasladar al tanatorio el cadáver contaminado para “introducirlo directamente en una cámara frigorífica” para después incinerarlo o enterrarlo, “sin llevar a cabo velatorio”.

Fuentes también ha detallado las pautas a seguir después de este tipo de muertes. Se debe “permitir el acceso de familiares y amigos para una despedida, en el lugar de fallecimiento, sin establecer contacto físico con el cadáver ni con cualquier material que pudiera estar contaminado”. En ese momento, el cuerpo tiene que introducirse en una bolsa sanitaria estanca debidamente desinfectada y, posteriormente, en un féretro.

Estas medidas las ha llevado a cabo la Consejería de Sanidad después de que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de Madrid les pidiese recomendaciones para actuar frente a casos de fallecidos por coronavirus.

Y a nivel estatal, la recomendación oficial del Ministerio de Sanidad fue la siguiente, publicada en el BOE el 30 de marzo:

Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por el COVID-19

Pero, días antes, Europa Press ya se hacía eco del documento oficial ‘Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19’ en su versión del jueves 26 de marzo que señala lo siguiente:

Pg. 10: En el contexto de las medidas de distanciamiento social adoptadas a nivel nacional para evitar la expansión del virus, se deberán suspender los velatorios y las ceremonias fúnebres.

En algunas noticias del día 11 de marzo como la de EFE publicada por La Vanguardia señalan:

-Se debe permitir el acceso de los familiares y amigos del fallecido para despedirse, pero “sin establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies u otros enseres de su entorno o cualquier otro material que pudiera estar contaminado”.

El 19 de marzo, el Diario Vasco señalaba que el protocolo del Ministerio decía lo siguiente:

Según este protocolo «antes de proceder al traslado del cadáver, debe permitirse el acceso de los familiares y amigos, restringiéndolo a los más próximos y cercanos, para una despedida sin establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies u otros enseres de su entorno o cualquier otro material que pudiera estar contaminado»

Sin embargo, cuando se busca ese párrafo en el documento actual lo único que aparece algo similar es en la página 5:

Antes de proceder al traslado del cadáver, las personas que accedan a la habitación donde se encuentre deben tomar las precauciones de transmisión por contacto y gotas, debiendo estar protegidos con una bata desechable, unos guantes y una mascarilla quirúrgica.

Sigo sin comprender por qué no se ha permitido que se celebren velatorios, aunque sean reducidos si siempre son a través de un cristal. ¿Por qué los familiares no han podido ver el cadaver de su ser querido?

El protocolo del Ministerio de Sanidad señala:

Pg. 5: El cadáver debe introducirse en una bolsa sanitaria estanca biodegradable y de traslado, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior,estanqueidad e impermeabilidad, tal y como está establecido enla Guía de Consenso sobre Sanidad Mortuoria. Asimismo, podrá utilizarse una bolsa impermeable específica para ese fino dos sudarios impermeables no estancos.

Pero lo más sorprendente llega en la página 6:

1.AUTOPSIA DE COVID-19 +: Se recomienda no realizar por el riesgo biológico de contagio para los ejecutores de la misma y por el riesgo de propagación del virus.

2.AUTOPSIAS CLÍNICAS DE PACIENTES CON O SIN SINTOMATOLOGÍA RESPIRATORIA E INDICACIÓN CLÍNICA JUSTIFICADA:a.Se recomienda realizar Test de PCRpara descartar la infección por el COVID-19b.En caso de PCR COVID-19 negativa, se recomienda tomar la decisión de manera consensuada con la dirección del centro

3.Estas recomendaciones podrían actualizarse en función de los nuevos datos y la evidencia científica.

Así que nos encontramos con que puede haber familiares muy cercanos a las víctimas que hayan visto por última vez a estas personas por última vez en la residencia o cuando se las llevó una ambulancia hasta el hospital más cercano. No les han dejado ver el cadaver, se han encontrado con un ataud cerrado y, además, no hay autopsia…

Todo esto es una muestra más de la deshumanización de la sociedad y una pérdida de valores brutal, además puede tener repercusiones muy grave en los duelos de los familiares. Estas recomendaciones llaman mucho la atención cuando se comparan con las recomendaciones de la famosa y venerada OMS:

https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331538/WHO-COVID-19-lPC_DBMgmt-2020.1-eng.pdf

Aquí se señala claramente: Family and friends may view the body after it has been prepared for burial, in accordance with customs. They should not touch or kiss the body and should wash hands thoroughly with soap and water after the viewing.

Es decir, que la familia y amigos podrán ver el cuerpo después de que haya sido preparado para el entierro, de acuerdo a las costumbres. No deberán tocar ni besar el cuerpo y deberán lavarse las manos con jabón y agua después de verlo.

En la página 1 señala que no son necesarias las bolsas de los cuerpos, entiendo que lo que llaman en el documento del Ministerio “bolsa sanitaria”. aunque se pueden usar por otras razones:

Wrap body in cloth and transfer it as soon as possible to the mortuary area;

–There is no need to disinfect the body before transfer to the mortuary area;

–Body bags are not necessary, although they may be used for other reasons (e.g. excessive body fluid leakage);

También señala que si la familia quiere ver el cuerpo y no tocarlo, lo pueden hacer usando precauciones estándar ccomo laverse las manos y no tocar o besar al cadaver. Recomiendan que las personas de más de 60 años o inmunodeprimidas no interactúen directamente con el cuerpo:

If the family wishes only to view the body and not touch it, they may do so, using standard precautions at all times including hand hygiene. Give the family clear instructions not to touch or kiss the body;

(…)

Adults >60 years and immunosuppressed persons should not directly interact with the body.

Sobre las autopsias dice que se pueden hacer siguiendo unas determinadas directrices (he puesto una impresión de pantalla abajo porque no lo puedo traducir todo) y también citan en las referencias este documento del Royal College of Pathologists de Reino Unido: Autopsy practice relating to possible cases of COVID-19 (2019 nCov, novel coronavirus from China 2019/2020). https://www.rcpath.org/uploads/assets/d5e28baf-5789-4b0f-acecfe370eee6223/fe8fa85a-f004-4a0c-81ee4b2b9cd12cbf/Briefing-on-COVID-19-autopsy-Feb-2020.pdf (accessed March 22, 2020).

 

Recomendaciones documento Ministerio de Sanidad “Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19”

 

Hace poco un forense (Dr. Cabrera) lanzó la pregunta de por qué no se habían hecho autopsias pero parece que ahora sí se van hacer más. Según este artículo de El Confidencial, la explicación estaría en que:

Varios motivos no solo desaconsejaban llevar a cabo autopsias sino que, en la práctica, lo hacían casi imposible. Uno era la falta de EPI (equipos de protección individual), por lo que “parecía razonable que se limitaran al personal sanitario que estaba tratando a los pacientes”. Otro era la ausencia de los propios patólogos en sus respectivos servicios, ya que en muchos casos fueron reasignados a las plantas en las que trataban a los pacientes.

Sin embargo, la causa más importante era la carencia de salas de autopsias en los servicios de anatomía patológica de los hospitales con el nivel de seguridad adecuado, que debe ser el denominado BSL-3. “En el momento de iniciarse esta crisis, eran unas cinco en toda España y algunas se han utilizado para llevar allí los cadáveres, recordemos que la mortalidad ha sido muy alta”, señala Matías-Guiu.

¿Y qué pasa con todas las personas ya enterradas o incineradas sin autopsia? ¿Y si sus familiares denuncian y necesitan esa prueba? Y respecto a los velatorios,  ¿por qué el documento de la OMS hasta tiene directrices en un epígrafe titulado “Entierro por familiares o por fallecimientos en el hogar”? O sea que en determinados países o circunstancias donde por cultura sean los familiares los que entierren a sus muertos se puede hacer con seguirdad siguiendo las directrices de la OMS. Sin embargo, en un país como España, ¿los familiares no tienen derecho a ver a sus familiares y se despiden con un ataud cerrado? No entiendo nada.


Tomado de la pg. 4 de  Briefing on COVID-19 Autopsy practice relating to possible cases of COVID-19 (2019-nCov, novel coronavirus from China 2019/2020)

 

Relacionado:

Prevaricar en tiempos de Coronavirus: https://hayderecho.expansion.com/2020/04/06/prevaricar-en-tiempo-de-coronavirus/

Un grupo de abogados de toda España está preparando una querella con familiares de fallecidos por el Covid-19 para imputar a todos los miembros del Consejo de Ministros un delito de homicidio imprudente por la gestión de la pandemia. https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/Judicial/grupo-abogados-ultima-querella-mas-2000-familiares-fallecidos-consejo-ministros/20200416174456143045.html

Día 40: me despido por un tiempo para estar en silencio, contemplar y rezar

Domingo, 19 de abril de 2020

Creo que ya he escrito demasiado. Creo que tenía que hablar y he hablado, pero las palabras en un ordenador no son nada, no son más que caracteres absurdos que acaban siendo analizados por robots de buscadores infames que nos ordenan según una puntuación que sigue sus propias reglas. Sin embargo, nuestra vida interior jamás podrá ser controlada.

Cuarenta días de “cuarentena”, de encierro, de miedos y preguntas.

A lo mejor es cierto lo que dice Robert Sarah:

Algunos dicen que nada volverá a ser como antes. Lo espero. Sin embargo, temo que, si el hombre no vuelve con todo su corazón a Dios, todo volverá a ser como antes y el camino del hombre hacia el abismo será ineludible.

De esta forma la “nueva normalidad” puede que siga el mismo camino de la “vieja normalidad” pero por otros medios.

Prudencia, templanza, fortaleza, justicia, esperanza, fe y caridad.

Relacionado:

– Anarquistas italianos (interesante texto, aunque con muchos sesgos fruto de la infiltración del fordismo/rockefelliarismo/sorosianismo cultural subvencionado en los últimos años): En otras palabras, el miedo al contagio está desatando un pánico masivo y, en nombre de una supuesta seguridad, estas nuevas restricciones restringen peligrosamente la libertad, justificando el estado de emergencia independientemente del impacto que tendrá en los pequeños minoristas y en los negocios familiares. Pero el peligro real, el que realmente nos debería preocupar, no es tanto un contagio hipotético, sino el que está ligado a la ignorancia de un gobierno que ha filtrado un proyecto de decreto que, como lo subraya el virólogo Roberto Burioni, “lleva al pueblo al pánico”. Básicamente, estas drásticas medidas prohíben a la gente trabajar e imponer “trabajo inteligente” a una gran proporción de trabajadores, limitan la libertad de movimiento en algunas áreas. presionan a la gente para que se quede en casa, y prohíbe todas las “reuniones” públicas (puertas adentro o afuera). Cada derecho está cada vez más restringido o denegado. Todo esto, en medio del consecuente pánico masivo y aislamiento social de millones de personas. https://es.crimethinc.com/2020/03/13/en-contra-del-coronavirus-y-el-oportunismo-del-estado-anarquistas-en-italia-reportan-sobre-la-propagacion-del-virus-y-la-cuarentena