Día 35: contra la limitación de la libertad de circulación

Martes, 14 de abril de 2020

Hoy he tomado la determinación, seguramente inútil y absurda, de enviar un burofax a las diferentes administraciones competentes exponiendo una serie de cuestiones y solicitando el fin del confinamiento obligatorio para toda la población. Aunque no sirva de nada creo que debo hacerlo.

Ideas sueltas para un borrador en base a mi situación personal:

Las medidas como la restricción de la “Limitación de la libertad de circulación de las personas” que establece el artículo 7 del Real Decreto 463/2020 de estado de alarma tienen efectos psicológicos y físicos en nuestra familia y en la población en general:

– No podemos salir a la calle con libertad ni ir a parques abiertos ni al campo, lo que va en detrimento de las necesidades básicas de ejercicio físico y luz solar de niños, adultos y ancianos.

– Si salimos a comprar con ellos lo hacemos con ansiedad, preguntándonos si estaremos haciendo algo ilegal, si nos parará la policía o alguien desde algún balcón nos criticará.

– No podemos desplazarnos a otra vivienda vacía propiedad de un familiar en otro punto de la Comunidad de Madrid que tiene jardín, lo que permitiría a los niños jugar y correr. No entendemos por qué, ya que se limita el derecho a disfrutar de la propiedad privada, el desplazamiento se haría en coche y no pondríamos en riesgo a nadie.

– No podemos llevar a los niños al colegio a pesar de que, en otros tiempos antes del COVID-19, si decidíamos optar por la educación en casa o nuestros hijos faltaban a clase se podía catalogar como “absentismo” y, dependiendo del caso, se podía hasta tener problemas legales porque la educación es y era “obligatoria”. Sin embargo, cuando es la administración pública la que elimina este “derecho”, las reglas del juego cambian, lo que genera arbitrariedad e inseguridad jurídica.

– No podemos ir a visitar a amigos con niños porque no entra dentro de los supuestos permitidos por el Real Decreto, a pesar de que llevamos en casa por un periodo muy superior al establecido de 14 días de incubación de la enfermedad COVID-19. Las consecuencias psicológicas de que los niños no puedan jugar con otros niños, más grave en el caso de los hijos únicos, todavía están por determinar.

– Se ha suprimido la libertad religiosa ya que no se puede ir a misa ni celebrar actos religiosos ni siquiera con las posibles precauciones que se podrían implementar si se considerara necesario.

En relación con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, publicado en el BOE de 14 de Marzo de 2020 nos gustaría saber en qué conocimiento científico probado se basa este Real Decreto. ¿Por qué estamos en una crisis sanitaria que supone una alteración grave de la normalidad? ¿Cuáles son los datos concretos que avalan este presupuesto? Se dice que “las medidas previstas en la presente norma se encuadran en la acción decidida del Gobierno para proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública”. Encerrar a personas sanas en su casa no protege la salud, la empeora. No se explica por qué hacen falta medidas tan agresivas para “contener”, si se podrían tomar medidas selectivas voluntarias hacia los grupos de riesgo, y sobre “reforzar el sistema de salud” ya vemos el efecto que ha tenido en nuestros ancianos fallecidos. Las medidas tomadas no se corresponden con la información que sigue colgada en la web del Ministerio desde el 5 de marzo en el documento ¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?: “El 80% de los casos presenta síntomas leves”. Entonces, ¿por qué no proteger a ese 20% siempre que ellos quieran ser protegidos? Lo digo porque es legítimo ser población de riesgo y no querer vivir confinado, la de quedarse en casa o no debe ser una decisión libre e informada.

La cifra de muertos a día de hoy, 17.489 (355 muertos por millón de habitantes) no es una prueba de la necesidad de estas medidas sino quizás su efecto. De hecho, países que no han impuesto una cuarentena tan agresiva a su población tienen menos fallecidos, como Portugal (40 muertos por millón de habitantes) o Suecia (88 muertos por millón de habitantes). También se puede hablar de Grecia que ha sufrido una de las mayores crisis económicas en su historia reciente (lo digo por de achacar todo a “los recortes”) y tiene 8 fallecidos por millón de habitantes, simplemente por haber actuado pronto, una medida barata.

Considero que la restricción de derechos fundamentales no puede basarse en suposiciones o en la mera declaración de la pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, ya que supondría una falta de independencia de las políticas sanitarias españolas respecto a las mundiales. ¿Es que acaso la OMS manda sobre el Ministerio de Salud y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid? No, solamente puede hacer recomendaciones y, además, en lo que atañe a su financiación privada, nos hace dudar de su imparcialidad. En este sentido, los ciudadanos españoles debemos estar protegidos ante la arbitrariedad y la inseguridad jurídica. ¿Cómo sabemos que estas medidas no justificadas se podrían aplicar de nuevo ante la próxima epidemia de gripe o de cualquier tipo de resfriado? ¿Por qué frente a unos virus sí y otros no? Necesitamos objetividad y criterios claros basados en la evidencia científica y en la bioética si además lo que se pretende es restringir derechos fundamentales.

En este sentido, me gustaría señalar que la guía del 7 de marzo de la OMS “Responding to community spread of COVID-19″( https://www.who.int/publications-detail/responding-to-community-spread-of-covid-19 ) no habla en ningún momento de cuarentenas generalizadas para toda la población de un país, sanos y enfermos por igual. Se habla de confinar, si acaso, a contactos asintomáticos y enfermos.

Veamos otro documento de la OMS del día 19 de marzo “Considerations for quarantine of individuals in the context of containment for coronavirus disease (COVID-19) (“https://www.who.int/publications-detail/considerations-for-quarantine-of-individuals-in-the-context-of-containment-for-coronavirus-disease-(covid-19) :

Traducción: La cuarentena debería implementarse solo como parte de un paquete integral de respuesta de salud pública y medidas de contención y, de acuerdo con el Artículo 3 de las Regulaciones de Salud Internacional (2005), ser completamente respetuoso con la dignidad, los derechos humanos y la libertad fundamental de las personas.

En la “Alocución de apertura del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 20 de marzo de 2020” Tedros Adhanom Ghebreyesus recomienda salir a caminar, correr o pasear manteniendo distancia de seguridad “si lo permiten las “consignas vigentes”. ¿En qué se basan las “consignas vigentes” del estado de alarma? ¿Se puede fumar e ir a comprar tabaco (los estancos son esenciales) pero no se puede salir a pasear? ¿Por qué?

https://www.who.int/es/dg/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-media-briefing-on-covid-19—20-march-2020

Tercero, no fumen. Fumar puede aumentar su riesgo de desarrollar una enfermedad grave si contraen la infección de la COVID-19.

Cuarto, hagan ejercicio. La OMS recomienda 30 minutos de actividad física diaria para los adultos y una hora para los niños.

Si las consignas vigentes en su territorio o país se lo permiten, salgan a caminar, correr o pasear y manténganse a una distancia segura de otras personas. Si no pueden salir de casa, busquen un video de ejercicios en línea, bailen, hagan un poco de yoga, o suban y bajen las escaleras.

En la web de la OMS a fecha de 14 de abril de 2020 podemos leer en uno de los puntos de preguntas y respuestas sobre el COVID-19: ¿Qué puedo hacer para protegerme del COVID-19?:

Quédate en casa si te encuentras mal. Si tienes fiebre, catarro o dificultad de respirar, busca atención médica y llama con antelación. Sigue las instrucciones de su autoridad de salud local. ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales tendrán la información más actualizada sobre la situación en tu área. (…)

Como vemos, en ningún momento recomienda la OMS (o yo no lo he encontrado) que la población completa de un país se quede en casa encerrada con supresión de derechos fundamentales como medida de protección. ¿Y qué dicen las autoridades nacionales locales, es decir, españolas? En su documento del 2 de abril de Preguntas y respuestas sobre el nuevo coronavirus (COVID-19). Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias se afirma que estamos en una situación “grave y excepcional” sin demostrar en qué se basan para decir tal cosa (habría que estudiar qué impacto en la mortalidad han tenido las propias directrices gubernamentales y el efecto pánico en la protección de la población vulnerable) y se contradice con las medidas de protección:

¿Qué puedo hacer para protegerme?

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias incluyen: -Higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno.

-Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.-Usar pañuelos desechables, y tirarlos tras su uso.

-Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión.

-Si se presentan síntomas, la persona debe aislarse en una habitación y seguir las recomendaciones del apartado de este documento sobre ¿Qué tengo que hacer si tengo síntomas?

No hay que tomar precauciones especiales con los animales en España, ni con los alimentos, para evitar esta infección.

¿Qué medidas de control se están tomando?

Desde el 14 de marzo se ha declarado el estado de alarma en todo el territorio español, por lo que se están tomando medidas para hacer frente a esta situación grave y excepcional, con el objetivo de proteger la salud de la ciudadanía, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública. Consulta fuentes oficiales para mantenerte al día de la situación.

Es decir, las autoridades sanitarias en ningún momento explican por qué una persona sana sin síntomas como yo, mi pareja y mis hijos deberíamos tener restringidos nuestros derechos fundamentales. Es más, si hacemos una cronología de la postura gubernamental y la posición experta estatal comprobamos lo siguiente:

Documento de 24 de febrero: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200224.Preguntas_respuestas_COVID-19.pdf

Pg. 5: ¿Qué es la cuarentena y qué papel juega en la prevención del COVID-19?Es la separación y restricción de movimientos impuesta a una persona que puede haber estado en contacto con una fuente de infección pero que está completamente asintomática.El objetivo de la cuarentena eslograr que, en el caso de que la persona se hubiera infectado, no transmita a su vez la infección a otros. La realización de cuarentena sólo tiene sentido para aquellas enfermedades que se pueden transmitir durante el periodo asintomático, es decir, antes de que en la persona se muestresíntomas de enfermedad. Otros virus similares como el coronavirus, causante del SARS, sólo era transmisible tras el inicio de la sintomatología. Pero en el caso del COVID-19 no existe por el momento una evidencia suficiente al respecto aunque hay alguna información disponible que apunta hacia ello.

  • 2 de marzo. Según Simón las personas asintomáticas no es que no puedan transmitir el coronavirus, pero si lo hacen, sucede en situaciones muy esporádicas y con poca probabilidad.
  • 5 de marzo. Documento “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (Sars-Cov-2)”: Hasta al momento, no hay evidencias de que se pueda transmitir desde personas infectadas asintomáticas.
  • 6 de marzo: “Tomar muestras de coronavirus a personas asintomáticas no tiene sentido”. Fernando Simón señala que llevar a cabo esta tarea puede generar una falsa sensación de seguridad entre la población.
  • 11 de marzo: Fernando Simón. ¿PUEDEN DARSE CONTAGIOS EN FASE DE INCUBACIÓN? “Es una situación muy improbable pero posible. Son casos asintomáticos muy particulares y son eventos que tendrán impacto en un grupo pequeño de personas, pero no será extrapolable a la evolución general de la epidemia”.
  • 5 de abril: El gobierno anuncia que prepara zonas de cuarentena para contagiados asintomáticos.

Algunos de los estudios que avalan, en teoría, que los asintomáticos contagiados efectivamente contagian son:

Imperial College – marzo: https://science.sciencemag.org/content/early/2020/03/24/science.abb3221

Lombardía – marzo (pendiente de revisión): https://arxiv.org/ftp/arxiv/papers/2003/2003.09320.pdf

Lombardía – marzo: https://catalyst.nejm.org/doi/pdf/10.1056/CAT.20.0080

Singapur- abril: https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/69/wr/mm6914e1.htm

No hay evidencia para mantenernos a todos enclaustrados y confinados por imperativo legal, de forma involuntaria, como es mi caso. Incluso ahora que están barajando la idea de las denominadas “arcas de noé” para recluir, en teoría de forma voluntaria, a los contagiados asintomáticos que no pueden hacer la cuarentena en su propia casa, no hay evidencia que apoye la aplicación de esta medida a toda la población que no es positiva en COVID-19. Yo no tengo el virus a día de hoy. Se está tratando de invertir la carga de la prueba dentro del campo de la salud: “todo el mundo está contagiado hasta que se demuestre lo contrario” con frases como esta de Antoni Trilla, jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clinic de Barcelona(Maldita.es): “La mejor manera para que no nos contagiemos unos a otros es pensar que cada uno de nosotros está ya contagiado. Y hacer todos los esfuerzos para no contagiar a los demás”.

Toda la estrategia de confinamiento generalizado se basa en la premisa de que los contagiados asintomáticos podrían contagiar sin darse cuenta a los demás. Pero si la población de riesgo se protege y aisla de forma voluntaria, ¿cómo podemos los jóvenes y sanos menores de 50 años contagiarles si ni siquiera les vemos porque están encerrados en sus casas? ¿No tendríamos que ser la población de bajo riesgo la que levantara el país y saliera con valentía para proteger a los que tienen que quedarse en casa o prefieren hacerlo? Cultivar para ellos, recoger comida y llevársela a su casa, que el país funcione bien para que la sanidad funcione también, cuidarles en definitiva. Y si hay personas conviviendo con personas sin riesgo y tienen miedo de contagiarles, efectivamente se podría valorar vivir separados y usar como medida las “arcas de noé” pero debe ser una decisión individual, libre e informada, y los centros de protección de riesgos laborales deben asumir que habrá gente que no pueda ir a trabajar para no contagiar a sus familiares.

Si por un principio de precaución se prefiere asumir que los contagiados asintomáticos pueden contagiar a los demás se podrían estudiar otras medidas de precaución como respetar la distancia de 2 metros entre personas. De este modo al menos podríamos salir y trabajar presencialmente.

En toda situación de crisis debe hacerse una ponderación de riesgos y beneficios. ¿Se ha hecho? ¿Por qué no tenemos acceso a ella en nombre de la transparencia? Puede que sin ese balance entre beneficios/riesgos se hayan tomado medidas que han podido ser contraproducentes y sobre las que exijo información.

  • ¿Cuántas personas que trabajan en las residencias de ancianos o discapacitados han tenido que dejar de trabajar para atender a sus hijos desde que se interrumpieron las clases de forma presencial? ¿Cuál ha sido el impacto en la mortalidad y desatención de los mayores?
  • ¿Cuántos médicos, personal sanitario, administracivo y de limpieza de los hospitales ha tenido que dejar de trabajar para atender a sus hijos desde que se interrumpieron las clases de forma presencial?
  • ¿Por qué en lugar de confinar a todo un país no se han tomado medidas de protección hacia los grupos de riesgo y recomendaciones voluntarias de autoaislamiento CON LA ANTELACIÓN SUFICIENTE  para esas personas y que ellas decidan en libertad y con información de riesgos qué quieren hacer con su vida? Ese es el grupo que potencialmente podría saturar la capacidad sanitaria ya que los jóvenes normalmente lo pasan de forma leve.
  • ¿Por qué no se recomendó a los familiares el llevarse a sus ancianos a casa y sacarlos de las residencias a tiempo?
  • ¿Cuántos niños se han tenido que quedar con los abuelos (población en teoría de riesgo) para que sus padres pudieran trabajar en los sectores denominados esenciales?
  • ¿El gobierno ha hecho una evaluación de riesgos y beneficios en torno a las medidas de confinamiento generalizado que ha tomado? ¿En qué estudio se ha basado para poder comprobar que una recomendación de confinamiento selectivo habría tenido peores o, en su caso, iguales resultados?
  • ¿Se ha tenido en cuenta los efectos en la salud mental y las secuelas que este confinamiento tan agresivo que no permite ni siquiera sacar a los niños o realizar deporte en exteriores respetando la distancia de seguridad?
  • Si en otros países con confiamientos menos restringidos se ha conseguido tener menor número de muertos, por qué España no ha podido hacer lo mismo y no ha protegido a la población de riesgo (en teoría, “los principales grupos vulnerables son los mayores de 60 años, y aquellas personas diagnosticadas de hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias, y el embarazo por el principio de precaución”).
  • ¿Cuáles son los datos objetivos de este virus de letalidad y contagio que avalan la implantación de un estado de alarma? ¿Cuáles deberían ser esas cifras objetivas de cara a saber si otros virus en el futuro cumplirían esos requisitos y no? ¿Quién nos dice que el año que viene no se impongan este tipo de medidas para evitar fallecidos de otras enfermedades?
  • ¿Por qué no se están haciendo autopsias a los fallecidos?
  • ¿Por qué la gente está muriendo sin familiares a su lado en los hospitales? ¿Quién ha creado semejante protocolo inhumano? ¿Los muertos de religión católica han podido recibir la extrema unción?
  • ¿Cuál ha sido el cómputo exacto de fallecidos en Madrid por todas las causas y por sars-cov-2 en marzo de 2020? Necesitamos el dato de “muertos con coronavirus” y “muertos por coronavirus”.

En base a lo expuesto, SOLICITO:

  • El fin del confinamiento obligatorio, es decir, el fin de la “limitación de la libetad de circulación de las personas” del Real Decreto 463/2020 por inclumplir presuntamente el Artículo 3 de las Regulaciones de Salud Internacional (2005) y no ser completamente respetuosos con la dignidad, los derechos humanos y la libertad fundamental de las personas. También solicito la suspensión de estas medidas en base a que el estado de alarma solo permite la “restricción del ejercicio de derechos fundamentales” no su suspensión (STC 83/2016).
  • El derecho a desplazarme con mi familia con libertad y en mi coche particular a la residencia que es propiedad privada de otro familiar en una localidad rural de la Comunidad de Madrid.
  • Que se haga un estudio y una evaluación objetiva de las medidas tomadas por las administraciones autonómicas y el gobierno central para comprobar en qué grado el número de muertos en España por COVID-19, mucho mayores que en otros países, pueden ser achacado a las propias medidas tomadas, al momento tardío en el que se tomaron, a la falta de medidas selectivas para proteger a la población de riesgo, al pánico creado al decir que no habría camas hospitalarias ni plazas de UCI para todas las personas que lo podrían necesitar, al empleo de tratamientos no basados en la evidencia científica. En definitiva, necesitamos un estudio que valore si el propio protocolo establecido en la gestión ha colaborado en la letalidad de este virus a modo de profecía autocumplida.
  • Una indemnización por los daños físicos y psicológicos por estar recluidos 34 días en casa (y los que nos quedan) de forma involuntaria. Esto es un experimento social en el que nosotros somos las cobayas sin haber dado ningún tipo de consentimiento.

Relacionado:

https://www.elmundo.es/madrid/2020/04/14/5e96144dfc6c834a508b467d.html

Problemas éticos en la experimentación psicológica. Asch, Milgram y Zimbardo en cuestión

Declaración universal sobre Bioética y Derechos Humanos

El Supremo exige a Sánchez los informes de los expertos con los que justificó el estado de alarma

Un pensamiento en “Día 35: contra la limitación de la libertad de circulación

  1. Pingback: DICTADURA DEL BIEN COMÚN – THE REVERSE THINKING MAN

Los comentarios están cerrados.