Día 40: me despido por un tiempo para estar en silencio, contemplar y rezar

Domingo, 19 de abril de 2020

Creo que ya he escrito demasiado. Creo que tenía que hablar y he hablado, pero las palabras en un ordenador no son nada, no son más que caracteres absurdos que acaban siendo analizados por robots de buscadores infames que nos ordenan según una puntuación que sigue sus propias reglas. Sin embargo, nuestra vida interior jamás podrá ser controlada.

Cuarenta días de “cuarentena”, de encierro, de miedos y preguntas.

A lo mejor es cierto lo que dice Robert Sarah:

Algunos dicen que nada volverá a ser como antes. Lo espero. Sin embargo, temo que, si el hombre no vuelve con todo su corazón a Dios, todo volverá a ser como antes y el camino del hombre hacia el abismo será ineludible.

De esta forma la “nueva normalidad” puede que siga el mismo camino de la “vieja normalidad” pero por otros medios.

Prudencia, templanza, fortaleza, justicia, esperanza, fe y caridad.

Relacionado:

– Anarquistas italianos (interesante texto, aunque con muchos sesgos fruto de la infiltración del fordismo/rockefelliarismo/sorosianismo cultural subvencionado en los últimos años): En otras palabras, el miedo al contagio está desatando un pánico masivo y, en nombre de una supuesta seguridad, estas nuevas restricciones restringen peligrosamente la libertad, justificando el estado de emergencia independientemente del impacto que tendrá en los pequeños minoristas y en los negocios familiares. Pero el peligro real, el que realmente nos debería preocupar, no es tanto un contagio hipotético, sino el que está ligado a la ignorancia de un gobierno que ha filtrado un proyecto de decreto que, como lo subraya el virólogo Roberto Burioni, “lleva al pueblo al pánico”. Básicamente, estas drásticas medidas prohíben a la gente trabajar e imponer “trabajo inteligente” a una gran proporción de trabajadores, limitan la libertad de movimiento en algunas áreas. presionan a la gente para que se quede en casa, y prohíbe todas las “reuniones” públicas (puertas adentro o afuera). Cada derecho está cada vez más restringido o denegado. Todo esto, en medio del consecuente pánico masivo y aislamiento social de millones de personas. https://es.crimethinc.com/2020/03/13/en-contra-del-coronavirus-y-el-oportunismo-del-estado-anarquistas-en-italia-reportan-sobre-la-propagacion-del-virus-y-la-cuarentena