Día 43: velatorios y autopsias

Miércoles, 22 de abril de 2020

¿Por qué no se puede velar a los muertos?

En primer lugar, según los medios, en Madrid fueron las empresas Interfunerarias, Parcesa y Nuestra Señora de los Remedios las que prohibieron los velatorios.

Después, hasta el jueves 12 de marzo, los “tanatorios públicos como el de la M30 sí estaban permitiendo velatorios pero “aplicando un protocolo de prevención desde el minuto 0″ porque el virus podía permanecer en alguno de los órganos del fallecido”.

En esta noticia de Telemadrid del 12 de marzo se vuelve a informar sobre el fin de los velatorios a nivel del Ayuntamiento:

El Ayuntamiento de Madrid ha dado instrucciones a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios para no celebrar velatorios de personas que hayan fallecido por coronavirus o tuvieran síntomas de enfermedades respiratorias.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha informado de esta decisión en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que además ha señalado que las bodas oficiadas por concejales del Ayuntamiento se celebrarán a puerta cerrada mientras dure la pandemia, sólo con la presencia de los contrayentes y los testigos.

Tras la consulta realizada por el Ayuntamiento a la Comunidad de Madrid sobre los velatorios, el Gobierno regional ha contestado esta misma mañana, de modo que quedan suspendidos los velatorios de fallecidos por coronavirus o por enfermedades respiratorias que pudieran asemejarse al virus aunque no se hubiera confirmada.

Y otras noticias del día 12 de marzo informan de un “comunicado” de Carmen Yolanda Fuentes que me ha sido imposible localizar:

La directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Carmen Yolanda Fuentes, ha explicado en un comunicado que es obligatorio trasladar al tanatorio el cadáver contaminado para “introducirlo directamente en una cámara frigorífica” para después incinerarlo o enterrarlo, “sin llevar a cabo velatorio”.

Fuentes también ha detallado las pautas a seguir después de este tipo de muertes. Se debe “permitir el acceso de familiares y amigos para una despedida, en el lugar de fallecimiento, sin establecer contacto físico con el cadáver ni con cualquier material que pudiera estar contaminado”. En ese momento, el cuerpo tiene que introducirse en una bolsa sanitaria estanca debidamente desinfectada y, posteriormente, en un féretro.

Estas medidas las ha llevado a cabo la Consejería de Sanidad después de que la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de Madrid les pidiese recomendaciones para actuar frente a casos de fallecidos por coronavirus.

Y a nivel estatal, la recomendación oficial del Ministerio de Sanidad fue la siguiente, publicada en el BOE el 30 de marzo:

Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por el COVID-19

Pero, días antes, Europa Press ya se hacía eco del documento oficial ‘Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19’ en su versión del jueves 26 de marzo que señala lo siguiente:

Pg. 10: En el contexto de las medidas de distanciamiento social adoptadas a nivel nacional para evitar la expansión del virus, se deberán suspender los velatorios y las ceremonias fúnebres.

En algunas noticias del día 11 de marzo como la de EFE publicada por La Vanguardia señalan:

-Se debe permitir el acceso de los familiares y amigos del fallecido para despedirse, pero “sin establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies u otros enseres de su entorno o cualquier otro material que pudiera estar contaminado”.

El 19 de marzo, el Diario Vasco señalaba que el protocolo del Ministerio decía lo siguiente:

Según este protocolo «antes de proceder al traslado del cadáver, debe permitirse el acceso de los familiares y amigos, restringiéndolo a los más próximos y cercanos, para una despedida sin establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies u otros enseres de su entorno o cualquier otro material que pudiera estar contaminado»

Sin embargo, cuando se busca ese párrafo en el documento actual lo único que aparece algo similar es en la página 5:

Antes de proceder al traslado del cadáver, las personas que accedan a la habitación donde se encuentre deben tomar las precauciones de transmisión por contacto y gotas, debiendo estar protegidos con una bata desechable, unos guantes y una mascarilla quirúrgica.

Sigo sin comprender por qué no se ha permitido que se celebren velatorios, aunque sean reducidos si siempre son a través de un cristal. ¿Por qué los familiares no han podido ver el cadaver de su ser querido?

El protocolo del Ministerio de Sanidad señala:

Pg. 5: El cadáver debe introducirse en una bolsa sanitaria estanca biodegradable y de traslado, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior,estanqueidad e impermeabilidad, tal y como está establecido enla Guía de Consenso sobre Sanidad Mortuoria. Asimismo, podrá utilizarse una bolsa impermeable específica para ese fino dos sudarios impermeables no estancos.

Pero lo más sorprendente llega en la página 6:

1.AUTOPSIA DE COVID-19 +: Se recomienda no realizar por el riesgo biológico de contagio para los ejecutores de la misma y por el riesgo de propagación del virus.

2.AUTOPSIAS CLÍNICAS DE PACIENTES CON O SIN SINTOMATOLOGÍA RESPIRATORIA E INDICACIÓN CLÍNICA JUSTIFICADA:a.Se recomienda realizar Test de PCRpara descartar la infección por el COVID-19b.En caso de PCR COVID-19 negativa, se recomienda tomar la decisión de manera consensuada con la dirección del centro

3.Estas recomendaciones podrían actualizarse en función de los nuevos datos y la evidencia científica.

Así que nos encontramos con que puede haber familiares muy cercanos a las víctimas que hayan visto por última vez a estas personas por última vez en la residencia o cuando se las llevó una ambulancia hasta el hospital más cercano. No les han dejado ver el cadaver, se han encontrado con un ataud cerrado y, además, no hay autopsia…

Todo esto es una muestra más de la deshumanización de la sociedad y una pérdida de valores brutal, además puede tener repercusiones muy grave en los duelos de los familiares. Estas recomendaciones llaman mucho la atención cuando se comparan con las recomendaciones de la famosa y venerada OMS:

https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331538/WHO-COVID-19-lPC_DBMgmt-2020.1-eng.pdf

Aquí se señala claramente: Family and friends may view the body after it has been prepared for burial, in accordance with customs. They should not touch or kiss the body and should wash hands thoroughly with soap and water after the viewing.

Es decir, que la familia y amigos podrán ver el cuerpo después de que haya sido preparado para el entierro, de acuerdo a las costumbres. No deberán tocar ni besar el cuerpo y deberán lavarse las manos con jabón y agua después de verlo.

En la página 1 señala que no son necesarias las bolsas de los cuerpos, entiendo que lo que llaman en el documento del Ministerio “bolsa sanitaria”. aunque se pueden usar por otras razones:

Wrap body in cloth and transfer it as soon as possible to the mortuary area;

–There is no need to disinfect the body before transfer to the mortuary area;

–Body bags are not necessary, although they may be used for other reasons (e.g. excessive body fluid leakage);

También señala que si la familia quiere ver el cuerpo y no tocarlo, lo pueden hacer usando precauciones estándar ccomo laverse las manos y no tocar o besar al cadaver. Recomiendan que las personas de más de 60 años o inmunodeprimidas no interactúen directamente con el cuerpo:

If the family wishes only to view the body and not touch it, they may do so, using standard precautions at all times including hand hygiene. Give the family clear instructions not to touch or kiss the body;

(…)

Adults >60 years and immunosuppressed persons should not directly interact with the body.

Sobre las autopsias dice que se pueden hacer siguiendo unas determinadas directrices (he puesto una impresión de pantalla abajo porque no lo puedo traducir todo) y también citan en las referencias este documento del Royal College of Pathologists de Reino Unido: Autopsy practice relating to possible cases of COVID-19 (2019 nCov, novel coronavirus from China 2019/2020). https://www.rcpath.org/uploads/assets/d5e28baf-5789-4b0f-acecfe370eee6223/fe8fa85a-f004-4a0c-81ee4b2b9cd12cbf/Briefing-on-COVID-19-autopsy-Feb-2020.pdf (accessed March 22, 2020).

 

Recomendaciones documento Ministerio de Sanidad “Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19”

 

Hace poco un forense (Dr. Cabrera) lanzó la pregunta de por qué no se habían hecho autopsias pero parece que ahora sí se van hacer más. Según este artículo de El Confidencial, la explicación estaría en que:

Varios motivos no solo desaconsejaban llevar a cabo autopsias sino que, en la práctica, lo hacían casi imposible. Uno era la falta de EPI (equipos de protección individual), por lo que “parecía razonable que se limitaran al personal sanitario que estaba tratando a los pacientes”. Otro era la ausencia de los propios patólogos en sus respectivos servicios, ya que en muchos casos fueron reasignados a las plantas en las que trataban a los pacientes.

Sin embargo, la causa más importante era la carencia de salas de autopsias en los servicios de anatomía patológica de los hospitales con el nivel de seguridad adecuado, que debe ser el denominado BSL-3. “En el momento de iniciarse esta crisis, eran unas cinco en toda España y algunas se han utilizado para llevar allí los cadáveres, recordemos que la mortalidad ha sido muy alta”, señala Matías-Guiu.

¿Y qué pasa con todas las personas ya enterradas o incineradas sin autopsia? ¿Y si sus familiares denuncian y necesitan esa prueba? Y respecto a los velatorios,  ¿por qué el documento de la OMS hasta tiene directrices en un epígrafe titulado “Entierro por familiares o por fallecimientos en el hogar”? O sea que en determinados países o circunstancias donde por cultura sean los familiares los que entierren a sus muertos se puede hacer con seguirdad siguiendo las directrices de la OMS. Sin embargo, en un país como España, ¿los familiares no tienen derecho a ver a sus familiares y se despiden con un ataud cerrado? No entiendo nada.


Tomado de la pg. 4 de  Briefing on COVID-19 Autopsy practice relating to possible cases of COVID-19 (2019-nCov, novel coronavirus from China 2019/2020)

 

Relacionado:

Prevaricar en tiempos de Coronavirus: https://hayderecho.expansion.com/2020/04/06/prevaricar-en-tiempo-de-coronavirus/

Un grupo de abogados de toda España está preparando una querella con familiares de fallecidos por el Covid-19 para imputar a todos los miembros del Consejo de Ministros un delito de homicidio imprudente por la gestión de la pandemia. https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/Judicial/grupo-abogados-ultima-querella-mas-2000-familiares-fallecidos-consejo-ministros/20200416174456143045.html