Debemos defender las libertades y la salud de nuestros hijos

El tiempo se acaba. Todavía podemos hablar pero es posible que en un tiempo seamos perseguidos por criticar a las diferentes administraciones, a los políticos (sean del partido que sean) y las medidas y protocolos que nos imponen. Debemos ser conscientes que avanzamos hacia el totalitarismo y si no hablamos ahora, después será demasiado tarde. Estamos, se supone, en un Estado de derecho, aunque no sepamos si seremos confinados en nuestras casas sin libertad cualquier día de estos. Tampoco sabemos si algún día, cuando la gente comience a protestar, se pueda declarar el estado de excepción y reprimir la libertad de expresión. Ahora todo es posible y, además, hemos descubierto que gran parte de nuestros conciudadanos estarían encantados de vivir en una dictadura. Por eso, ahora que podemos hablar, debemos hacerlo; debemos unirnos en un movimiento transversal por las libertades y la prudencia, a pesar de nuestras diferencias ideológicas en todo lo demás. Sobre el tema de las mascarillas en la población general poco más se puede decir: vivimos un experimento, ya que durante la famosa gripe española de 1918, cuando ni siquiera existían tratamientos antibióticos para tratar complicaciones con infecciones bacterianas, solamente fueron obligatorias durante un total de mes y medio en ciudades como San Francisco o Seattle. ¿Cuántos meses llevamos ya por aquí? ¿4 meses y pico? ¿En pleno verano también? ¿Y solos por el monte? Y lo que te rondaré morena…

Aquí podéis leer el texto que envié el 14 de septiembre tanto a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid como al colegio de mis hijos (he añadido imágenes de los pantallazos de algunos enlaces):

Soy una madre de X hijos escolarizados en el XXXXX XXXX de Madrid. Le escribo para solicitar el funcionamiento de los colegios con normalidad y sin medidas que podrían ser desproporcionadas, discriminatorias y arbitrarias, no basadas en ninguna evidencia científica y que podrían ir en contra del bien superior del menor.

El 25 de agosto de 2020 la Consejería de Educación de la CAM hizo pública una guía en pdf. titulada “Estrategia de inicio de curso 2020-2021” en la que se señalaba lo siguiente en sus páginas 5 y 10:

“Uso de mascarilla de los alumnos mayores de 6 años en el centro escolar de forma permanente, si mejora la situación epidemiológica, la mascarilla sería obligatoria a partir de los 11 años”.

“Usos de mascarillas obligatoria en los centros escolares a partir de los 6 años salvo por motivos médicos justificados. Si mejora situación epidemiológica, será obligatoria a partir de los 11 años”.

Fuente: https://www.sasmadrid.org/attachments/article/2872/ESTRATEGIA_EDUCACION-NUEVO_CURSO_25_08_2020.pdf

En el documento del Portal de educación de la CAM también se encuentra el documento “Instrucciones y medidas a implementar en el curso 2020/2021 para el personal docente y personal funcionario y laboral de administración y servicios en los centros docentes públicos no universitarios de la Comunidad de Madrid con motivo de COVID19” publicado el 7 de septiembre de 2020 en el que también se señala en su pg. 16:
“El uso de mascarilla será obligatorio para todas las personas a partir de los seis años, independientemente de la observancia de la distancia de seguridad interpersonal salvo las excepciones previstas en la normativa vigente. La mascarilla indicada para población sana será la de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizable.”
“Debe explicarse el uso correcto de la mascarilla para obtener su máxima eficacia.“

Fuente: http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=Page&cid=1354829161283&language=es&pagename=Port
alEducacionRRHH%2FPage%2FEDRH_contenidoFinal

POSIBLE ARBITRARIEDAD

La OMS no recomienda la mascarilla en menores de 12 años, salvo en circunstancias específicas con una ponderación de diferentes factores.

Fuente: https://www.who.int/es/news-room/q-a-detail/q-a-children-and-masks-related-to-covid-19

Ningún país europeo ha optado por una medida como la de gran parte de las Comunidades Autónomas españolas. Pero es que en Cataluña los niños también tendrán más derechos que los niños madrileños y la usarán a partir de los 12 años. ¿Por qué un niño madrileño de 8 años tiene menos derecho a respirar en libertad que un niño catalán? Esto no es ciencia, esto no son evidencias científicas, esto es política. Si no, habría un consenso claro e igual para todos. En Ginebra, sede de la OMS, los niños de Primaria tampoco llevarán mascarilla en las aulas. Tampoco es obligatoria por la calle. Los niños de Suiza, Dinamarca, Noruega y Finlandia NO LLEVAN mascarilla ni en los colegios ni por la calle. ¿Es el virus diferente allí que aquí? ¿Por qué, dentro de la Unión Europea hay niños con más derechos que otros? Esto es una prueba más de que son opciones políticas, no sanitarias. En Reino Unido las recomendaciones establecen que los niños de Primaria no necesitan llevar mascarillas. También señalan que las mascarillas en clase pueden “inhibir la enseñanza y el
aprendizaje”:

Fuente: https://www.gov.uk/government/publications/face-coverings-ineducation/
face-coverings-in-education

En Suecia no se recomiendan ni para adultos ni para niños porque la evidencia de que son positivas no está clara y es débil. Además, señalan que pueden tener riesgos porque una persona
con mascarilla puede tender a tocarse la boca y la nariz más a menudo porque le produzca picores o porque se deslice la propia mascarilla, lo que aumentaría el riesgo de infección.

Fuente:https://www.folkhalsomyndigheten.se/the-public-health-agency-of-sweden/communicabledisease

https://www.folkhalsomyndigheten.se/the-public-health-agency-of-sweden/communicable-disease-control/covid-19/prevention/

Allí, los colegios han estado abiertos en todo momento, nunca cerraron y han demostrado que “los niños no son un grupo de mayor riesgo del covid-19 y parecen jugar un papel menos
importante desde el punto de vista de la transmisión”.

Fuente: https://www.folkhalsomyndigheten.se/contentassets/c1b78bffbfde4a7899eb0d8ffdb57b09/covid-19-school-aged-children.pdf

POSIBLE DESPROPORCIONALIDAD

La tasa de letalidad, en teoría, del SARS-COV-2 cuando causa covid-19 es actualmente en España del 0,4% (estaba en 8,2 hasta mayo). Fue cifrada entre el 2 y el 3,4% en Wuhan. En este contexto no está justificada la recomendación de mascarillas para nadie, ni adultos ni niños y mucho menos durante horas en los colegios.

Sin embargo, como señala el virólogo alemán Christian Drosten: “Masks are a complement to the measures and a reminder for everyone of the seriousness of the situation!”. Es decir, tienen una dimensión psicológica para recordar a la población la seriedad de la situación. Esto, ya es dañino en adultos, pero trasladado al contexto infantil se traduce claramente en miedo. ¿Queremos que nuestros niños crezcan creyendo que están en peligro o son peligrosos para los demás? ¿O que teman toser, coger un resfriado o la gripe?

El propio Fernando Simón señaló en rueda de prensa del 11 o 12 de mayo de 2020 que para los niños la mascarilla durante tiempos prolongados podía suponer un problema: “Por ejemplo, hay colectivos como las personas que sufren ataques de ansiedad, los niños o los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), a los que les puede suponer un problema si se les obliga a utilizarlas durante tiempos prolongados.”
https://www.elespanol.com/espana/20200512/simon-dice-ahora-sobreactuar-mascarillas-mejormetros/
489451494_0.html

Sobre el tema de la contagiosidad, el número de reproducción básico del SARS-COV-2 (el número promedio de nuevas infecciones causadas por un individuo infectado típico durante la etapa temprana de un brote en una población totalmente susceptible a la infección) está en torno a 2-2,5 y no es muy diferente del de la Gripe A (1,4-3,5) o la gripe estacional (1,2-2,4).

Fuente: https://theconversation.com/covid-19-estamos-muy-lejos-de-la-inmunidad-de-grupo-142146

POSIBLE INSEGURIDAD JURÍDICA

Recientemente, la Sra. Celaá ha señalado en una entrevista en El País (29-08-2020) lo siguiente:

P. Desde los seis años, los niños llevarán en los centros la mascarilla hasta siete horas al día. ¿No es
mucho tiempo?
R. Lo que dice el protocolo es que es recomendable el uso generalizado de la mascarilla, además de
mantener la distancia. Estas medidas serán aplicadas en todos los centros que hay en España, que
tienen distintos espacios. Y entra dentro de la sensatez del profesorado, que son profesionales,
posibilitar que en un momento determinado de apertura de ventanas se pueda descansar. Pero es
importante mantener las normas. Con ellas podemos decir que el ambiente en la escuela será
seguro.

Este tipo de comentarios hacen que recaiga la responsabilidad en los profesores y es una muestra más de la arbitrariedad de la norma y de la inseguridad jurídica que rodea toda la cuestión: ¿Cuánto tiempo se puede descansar de la mascarilla? ¿Cada cuánto tiempo? El uso de la palabra “descansar” señala, además, que la mascarilla “cansa”, por eso, hay que descansar de ella. ¿Por qué deben cansarse nuestros hijos en el colegio en lugar de respirar de la mejor forma posible para poder aprender y convivir?

Por otro lado, para evitar la inseguridad jurídica, los españoles debemos tener claro por qué ante determinados virus se toman determinadas medidas, ya que si no, el argumento de la salud podría usarse para recortar derechos fundamentales y se podrían dar abusos usándose para cualquier virus como los causantes de resfriados o gripes. Por eso, debemos tener claro qué tiene de especial el sars-cov-2 que no tengan los habituales brotes de resfriados, gripes y gastroenteritis que están casi constantemente produciéndose en los colegios sin que exista la más mínima alarma sobre ellos. ¿Por qué nunca hemos tomado la temperatura a la entrada a los niños antes? ¿Por qué nunca se habían tomado medidas de “distancia social” para otros virus? ¿Cuál es el baremo objetivo por el que debemos guiarnos? ¿La tasa de letalidad, mortalidad y contagiosidad? ¿O no hay criterios objetivos y simplemente con que la autoridad política lo dictamine se puede encerrar a población sana y establecer medidas que podrían atentar contra las libertades y derechos de los ciudadanos?

POSIBLES DESAGRAVIOS COMPARATIVOS Y DISCRIMINACIÓN

Vemos todos los días cómo los futbolistas no llevan mascarilla cuando juegan y se abrazan para celebrar los goles. Tampoco llevan mascarilla las personas que aparecen en televisión. ¿Tienen más derechos unos ciudadanos que otros en Madrid?

POSIBLES BENEFICIOS

Las máscaras de tela en la población general podrían ser efectivas para algo, al menos en algunas circunstancias, pero no hay apenas evidencias que apoyen esta suposición. ¿Vamos a obligar a los niños a soportar una prenda que cansa y dificulta la respiración sin ningún tipo de ponderación sobre sus beneficios contrastados? ¿Dónde están los estudios en niños? ¿Se está el haciendo el experimento con nuestros hijos sin pedirnos permiso?

POSIBLES RIESGOS

Las mascarillas “higiénicas” que tienen que llevar nuestros hijos desde los 6 años en los colegios madrileños podrían tener riesgos: riesgos de los que no se nos ha informado y de los que no está
claro quién se hace responsable durante el horario escolar:

POR TODO LO EXPUESTO EXIJIMOS:

Que nuestro hijo XXXXXXX, de X años de edad, esté exento de llevar mascarilla durante el horario escolar. NOSOTROS NO HEMOS DADO NUESTRA AUTORIZACIÓN para su uso dado que no se nos ha informado ni de sus potenciales beneficios ni tampoco de sus evidentes riesgos (tanto físicos como psico-sociales), tanto para él como para su familia. No se nos ha facilitado UNA HOJA DE CONSENTIMIENTO INFORMADO para ser firmada por nosotros en la que se detalle toda esta información. Por tanto, de puertas del colegio para adentro los únicos responsables sobre el uso de la mascarilla serán la Consejería de Educación de la CAM, el Ministerio de Educación y el Colegio XXXXXXXXX.

Además, no se nos han facilitado las mascarillas que se supone que debería llevar ni se nos han dado instrucciones ni sabemos el número exacto de horas de uso en la escuela ni de descanso de la misma. ¿Se lleva durante el recreo y la hora de gimnasia? ¿Hay pausas establecidas?

Las mascarillas higiénicas desechables indican en su prospecto que no son un “producto sanitario” y que ayudan a “proteger contra ciertas partículas del aire”, no indican que protegan contra virus o el SARS-COV-2 y que esto sea necesario o positivo en los colegios (pone periodo máximo de 4 horas, no reutilizable). Adjuntamos fotocopia como ejemplo de las mascarillas compradas en un centro comercial de Madrid (XXXXX). Muchas familias están usando mascarillas de tela y tampoco se nos ha informado de estudios sobre su uso y efectos positivos y negativos en los niños.

Las mascarillas higiénicas desechables que ha usado nuestro hijo durante los primeros días de clase han terminado sucias y con restos de mucosidad y sudor. ¿Es esto higiénico? ¿No puede provocar esta suciedad, día tras día, algún otro perjuicio para la salud del que no se nos ha advertido?

Como nos hemos tenido que informar por nuestra cuenta de los posibles beneficios/riesgos para nuestro hijo hemos comprobado que no existe actualmente ningún estudio o experiencia previa sobre su uso en niños y mucho menos de su uso en el ámbito escolar durante 35 horas a la semana aproximadamente, a las que hay que sumar el tiempo de uso por la calle y en extraescolares. Por tanto, LO QUE PARECE QUE SE PRETENDE REALIZAR CON NUESTROS HIJOS ES UN EXPERIMENTO en vivo y en tiempo real, algo que estaría prohibido por los tratados de Bioética y el código de Nuremberg que siempre requieren que se informe y se solicite consentimiento:

Art. 1 del Código de Nuremberg: “Es absolutamente esencial el consentimiento voluntario de sujeto humano”.

Artículo 6.1.”Toda intervención médica preventiva, diagnóstica y terapéutica sólo habrá de llevarse a cabo previo consentimiento libre e informado de la persona interesada, basado en la información adecuada. Cuando proceda, el consentimiento debería ser expreso y la persona interesada podrá revocarlo en todo momento y por cualquier motivo, sin que esto entrañe para ella desventaja o perjuicio alguno”. Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la UNESCO.

Nosotros NO AUTORIZAMOS la realización de experimentos o estudios sobre el uso de mascarillas en nuestro hijo que asiste a clase de 9h a 16h todos los días. Como medida cautelar, exigimos que hasta que se demuestren sus beneficios, idoneidad mediante una debida proporcionalidad y sin arbitrariedades jurídicas, se derogue la obligatoriedad de llevar mascarillas en los colegios madrileños y españoles. Hasta ese momento será el colegio y la Consejería de Educación los únicos responsables de los efectos indeseados de estas medidas.

En cuanto al resto de medidas (aplicadas también en nuestros dos otros hijos matriculados en Infantil) sobre “distancia social” y “clases burbuja” o lavados excesivos de manos o con gel hidroalcohólico tampoco hemos dado nuestro consentimiento para que nuestros hijos participen en ningún experimento sociológico ni psicológico y exigimos que se nos informe de los beneficios y riesgos de estas medidas, tanto a nivel físico (qué efectos puede tener en la piel o a nivel de disruptores hormonales tanto gel hidroalcohólico en niños) como a nivel psicológico y pedagógico: qué supone que no puedan hablar con sus mejores amigos de otras clases o jugar con normalidad, qué están aprendiendo de este experimento social y cómo va a afectar a su desarrollo futuro.

Tampoco hemos dado nuestro consentimiento para que se le tome la temperatura a nuestro hijo en el colegio, ya que es una medida humillante y rompe la confianza básica de los padres, profesores y la institución dando un mensaje de que no nos podemos fiar del prójimo. Es innecesario e inútil, ya que es tan sencillo como decir que no vengan los niños enfermos. Además, acostumbra a los niños a ser tratados como ganado humano. No está recomendado por la Organización Médica Colegial de España: “No se recomienda la medición sistemática de la temperatura ni a estudiantes ni a profesores ya que no es una medida eficiente de detección
precoz”:
https://www.cgcom.es/sites/default/files//informe_9_apertura_centros_escolares_v1.pdf

También nos preocupan los efectos de no ver el rostro de la profesora, especialmente nuestro hijo de 2 años que comienza el colegio en estas condiciones y tiene que aprender a vocalizar y entender las expresiones de su profesora sin saber si está contenta o enfadada porque no puede ver su expresividad. Esto puede tener consecuencias y queremos que se nos expliquen y se busque una solución para favorecer una educación y una relaciones de convivencia normales.

Si no se les puede dar una educación normal a los niños y el experimento puede salir mal, preferimos que se nos dé la opción de educarlos en casa, con apoyo del colegio o por nuestros propios medios, hasta que vuelva la total normalidad a las aulas.

En ningún momento escribimos este texto porque tengamos miedo de que nuestros hijos contraigan ningún coronavirus, ni ningún rinovirus ni ninguna gripe ni resfriado común. Asumimos que la vida tiene riesgos y que si el precio a pagar por no contagiarse es el fin de la sociedad tal y como la conocemos o el fin de toda relación y vínculo humano, preferimos asumir el riesgo de vivir con normalidad desde la responsabilidad individual y familiar.

 

ACTUALIZACIÓN a 9 de octubre de 2020:

Me he enterado por twitter de que el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 21 de septiembre señalaba lo siguiente en su página 50 (Anexo de la Orden 2162/2020, de 14 de septiembre):

“Educación Primaria: Mascarilla no obligatoria siempre que se esté con el grupo estable de convivencia. Uso fuera del grupo estable de convivencia, sino se puede mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros”.

He solicitado de nuevo que mi hijo no lleve mascarilla cuando está en su clase pero de nuevo se me ha dicho que como en el BOCM dice una cosa y la contraria en otra página que, mientras no se clarifique, tiene que seguir siendo un “sí”.

Relacionado:

 

ACTUALIZACIÓN DE ENLACES: