Días 89 y 90: problema-solución

Lunes, 8 de junio de 2020

Martes, 9 de junio de 2020

Este es un virus que paraliza países y ciudades con confinamientos, cierres patronales involuntarios y bajas laborales de personas sanas “contagiadas” a las que en lenguaje covidiano se denomina “asintomáticos”. Ya nadie recuerda aquellas épocas en las que una mísera huelga de un día provocaba pérdidas millonarias en cualquier sector y así se nos decía en la televisión. ¿Cuál será el efecto, entonces, de una especie de huelga de más de dos meses para todas esas empresas que han tenido que cerrar por orden del gobierno? No se ha dejado espacio a la libertad personal ni a la responsabilidad individual para asumir riesgos. Es más, se dice que los sujetos libres son “irresponsables”, malos ciudadanos, porque ponen en peligro a los demás y les fuerzan a permanecer encerrados presos del miedo o porque no se pasará a la siguiente “fase” en el camino a la “nueva normalidad”.

Debido al pánico desatado y la ausencia de un estudio previo y sosegado de beneficios y riesgos en relación a las medidas tomadas, muchos trabajadores o sindicatos en nombre de la seguridad y la prevención de riesgos laborales han promovido la huelga del miedo: ¡No trabajaremos si no nos dan mascarillas! ¡No es seguro! ¡Queremos más protecciones! ¡Más test! Sin darse cuenta de que han caído en la trampa, se han puesto del lado de la patronal de los grandes monopolios mundiales, ya sea por miedo o por pura ingeniería social. Las huelgas sirven para que los trabajadores impongan sus condiciones a la patronal. En este caso, al ser un cierre patronal forzoso y por decreto, estamos ante lo mismo pero a la inversa. Se trata de una especie de chantaje hacia la población.

Os diré que creo que estamos ante el clásico esquema del bombero pirómano que no tiene en cuenta que las propias medidas de protección tienen riesgos y su propia tasa de letalidad:

Problema: se descubre un virus, en teoría, nuevo, muy contagioso y con una tasa de mortalidad cruda inicial en China de 3,4% (artículo de John P.A. Ioannidis) y de 0,9% en el modelo del Imperial College.

Solución: confinamiento, cierre de centros de salud, tratamientos experimentales, protocolos nuevos, mascarillas obligatorias y rastreo de contagios y contactos a través de pruebas PCR y geolocalización. Teletrabajo, telemedicina y teleducación.

Yo creo que a nivel conceptual hay dos tipos de COVID-19. Por un lado están los síntomas clínicos que son los de un catarro o gripe común o, cuando se complica, neumonía; pero por otro lado están los tests que diagnostican y dividen a las personas entre contagiadas (asintomáticas y sintomáticas) y no contagiadas (asintomáticas y sintomáticas). Es decir, en teoría, yo puedo tener catarro o neumonía y no dar positivo a la PCR de SARS-COV-2, y también existe la posibilidad de tener SARS-COV-2 y ser totalmente asintomática o presintomática. Es decir, puedo tener un Síndrome Agudo Respiratorio Severo pero estar completamente sana y sin síntomas. Maravilloso.

La realidad es que las medidas y estrategias legales y sanitarias son imposibles de cumplir de forma coherente, son una chaladura, llevan al colapso de cualquier sistema sanitario y de cualquier sociedad moderna, ya que suponen la paralización de empresas e instituciones enteras en cuanto alguien da positivo en un test, aunque esté totalmente asintomático. De hecho, esto mismo es lo que pasó en muchas residencias donde se quedaron sin personal activo. Pero lo que se pretende es ofrecer “la solución”. Es un chantaje. Si no queréis vivir sumidos en este caos, tenéis que aceptar la eficiencia de las apps que harán rastreos y confinamientos selectivos. Ante vuestra inutilidad, pobres humanos, dejad que la Inteligencia Artificial, el Big Data y los algoritmos os organicen la vida. Y la vacuna ¿obligatoria? No nos olvidemos de la vacuna.

Estas son las dificultades de los “rastreadores” de contactos:

Duda que ahora puedan dedicarse a localizar los contactos de cada nuevo caso de infección: “Nos encantaría, pero no tengo claro que podamos dar respuesta con los recursos que tenemos”. Un médico en Bolonia contaba hace días a la agencia Reuters que se había pasado 12 horas localizando los contactos de un único positivo: “Puedes hacerlo si el número de casos se queda en dos o tres, pero si crecen, el sistema implosiona”.https://www.niusdiario.es/sociedad/sanidad/eszta-espana-preparada-mundo-recluta-ejercito-rastreadores-frenar-coronavirus-levantar-confinamiento_18_2935545137.html

Es todo tan burdo que es un insulto a la inteligencia y al sentido común. En lugar de curar enfermos y dejar trabajar a los sanos, como siempre se hizo en otras épocas antes de los tests diagnósticos, se buscan “asintomáticos” para aislarlos o ponerles los grilletes electrónicos o pulseras que ya se usan en Corea del Sur o Hong Kong. Da igual que en Suecia nadie lleve mascarillas por la calle porque consideran que el contagio asintomático es totalmente residual y poco representativo. Da igual que en Ginebra, sede de la OMS, tampoco nadie las lleve. Aquí, en España, el gran laboratorio de la sumisión, sí son obligatorias y nos lo pide el gobierno y la oposición. Bueno, Pablo Casado ya ha pedido la app, al mejor estilo del Partido Comunista Chino y Rocío Monasterio más rastreadores.

Tomado de las recomendaciones oficiales de Suecia (tema “asintomáticos”): https://www.folkhalsomyndigheten.se/the-public-health-agency-of-sweden/communicable-disease-control/covid-19/

Seguimos con el artículo de Niusdiario.es:

No es la única razón para apostar por la solución tecnológica. El epidemiólogo de la Universidad de Oxford, Christophe Fraser, argumenta que el seguimiento clásico -pateando la calle y llamando por teléfono- no es suficiente en el caso del SARS-CoV-2 por la velocidad de contagio del coronavirus.

Propone que, en cuanto una persona dé positivo, esa información salté a todos los servicios de salud pública y a los móviles de sus contactos recientes. Uno podría recibir un mensaje de este tipo: “Información sanitaria urgente: ha estado usted en contacto cercano con una persona contagiada de COVID-19. Manténgase en aislamiento y llame al teléfono 900…”. Apple y Google se han puesto a ello. https://www.niusdiario.es/sociedad/sanidad/eszta-espana-preparada-mundo-recluta-ejercito-rastreadores-frenar-coronavirus-levantar-confinamiento_18_2935545137.html

Este epidemiólogo dice que el SARS-Cov-2 es muy contagioso. Sin embargo, los tests PCR y de seroprevalencia están demostrando que es muy común ver que en una familia un miembro lo ha pasado y el resto no, conviviendo de forma intensa todos bajo el mismo techo. ¿Cómo resuelven los expertos y sabios esta contradicción?

Veamos un ejemplo de un pueblo andaluz en el que se están haciendo tests masivos:

El lunes 13 de mayo, Carmen empezó a trabajar como peón del Ayuntamiento barriendo las calles de su pueblo. Tres días después, personal de una clínica privada de Córdoba se desplazó a El Rubio para practicarle una prueba serológica a los 80 empleados del Consistorio. Carmen dio positivo. Desde entonces está en cuarentena.

Tras conocer su caso, el alcalde de El Rubio activó el mecanismo para rastrear otros posibles contagios entre la gente con la que Carmen ha estado en mayor contacto en estas dos últimas semanas. Este miércoles se le practicó un test rápido al marido de Carmen, a sus tres hijos, a su hermana y a su madre, de 82 años. Todos dieron negativo.

“Fue un alivio muy grande. Estuve en vilo toda una semana porque temía haber contagiado a mi madre, que ya es muy mayor”, explica Carmen. “Muchas noches duermo con ella en su casa para que no esté sola. Mi mayor preocupación era esa. Por suerte está libre del virus”. https://www.elespanol.com/espana/20200522/masivos-rubio-pueblo-sevillano-combate-corea-sur/491701954_0.html

Sin embargo, estos tests masivos molestan al gobierno. ¿Tienen miedo de que se destape el pastel de las contradicciones del COVID-19?

Sanidad recomienda realizar estos test únicamente a personas con sintomatología compatible con Covid-19 o que hayan estado en contacto con personas positivas. Tiene «mucho más sentido» que hacerlo a personas asintomáticas, sentencia Simón. https://okdiario.com/espana/temor-moncloa-que-tests-masivos-torrejon-desmientan-bajas-cifras-contagio-espana-5685254

¡Ojo a lo que ha pasado en Torrejón! En este sentido, el 3% de ellos mantendría la enfermedad activa, según los resultados del anticuerpo IgM y ha debido someterse a una PCR, que también se ha llevado a cabo de forma gratuita en la plaza de toros de Torrejón de Ardoz. https://www.abc.es/espana/madrid/abci-mas-100000-vecinos-participan-test-masivos-torrejon-202006040131_noticia.html

“Son muy importantes los datos que tenemos porque al 3% de IgM al día siguiente se les llama para hacer la PCR. Si sale PCR positiva, el paciente es positivo en coronavirus activo, es decir, hay que dejarlo en aislamiento”, añadió Carballo.

Es decir, habría “más asintomáticos de los que pensamos. Un 3% de 130.000 personas a las que se va a hacer el estudio son 4.000 personas. Si los datos siguen como están, y 4.000 son positivos para IgM, con que un 10% sean positivos con PCR, estamos hablando de 400 nuevos positivos solo en Torrejón de Ardoz”, manifestó el doctor. https://as.com/diarioas/2020/06/01/actualidad/1591044654_081501.html

Es decir, si extrapoláramos esos datos a la Comunidad de Madrid, que tiene 6,6 millones de habitantes, un 3% serían 198.000 habitantes. Y, si seguimos el mismo razonamiento de César Carballo en el artículo anterior citado (declaraciones en LaSexta noche), con que un 10% fueran positivos con PCR, estamos hablando de (un 10% de 198.000) 19.800 personas positivas que habría que poner en aislamiento ahora mismo… ¡Casi 20.000 personas de nuevo en arresto domiciliario! Y, sin embargo, están las terrazas llenas de gente tomándose cervezas sin ningún problema. No sé a vosotros pero a mí todo esto no me cuadra en absoluto. Me parece todo una farsa y siento que se están riendo de mí en la cara. Por cierto, ¿cuántos fallecidos ha tenido Torrejón contagiados por COVID-19 si ahora resulta que tiene un 17% de personas con anticuerpos?

Veamos otro ejemplo ocurrido en Israel:

El Gobierno israelí ha anunciado este domingo que ya ha cerrado un total de 106 colegios y guarderías, después de que 330 alumnos y profesores hayan dado positivo por coronavirus desde el reinicio del año escolar hace tres semanas. Este nuevo cierre afecta a más de 16.000 alumnos y personal de las escuelas afectadas, y que actualmente se encuentran bajo cuarentena domiciliaria, informa ‘The Times of Israel’. Además, otros cuatro diputados israelíes tuvieron que pasar a cuarentena en sus hogares, porque habían tenido contacto con su compañero de la Lista Conjunta Árabe Sami Abu Shehadeh, quien confirmó su contagio este pasado miércoles. https://cadenaser.com/ser/2020/06/07/internacional/1591528814_324082.html?ssm=tw

Es decir, si tengo la mala suerte de que alguno de mis contactos da positivo en un test que le hagan en el trabajo o similares o doy positivo yo misma me voy a mi casa encerrada 15 días, en el mejor de los casos. En el peor de los casos me voy a un polideportivo o algo similar separada de mi familia y de mis hijos. Sin embargo, si nadie me hace el test puedo ser libre como el viento viviendo en la ignorancia más absoluta y tomando cervezas por las terrazas madrileñas. La ciencia no puede servir para paralizar la vida y la sociedad. Cuando algo es tan raro y tan complejo es quizás porque estamos ante razonamientos falaces, llenos de medias verdades y lógicas absurdas.

Por favor, volvamos a la vieja normalidad y juzguemos a los culpables de este desastre y este desaguisado. No caigamos en la trampa de aceptar los chantajes y los grilletes tecnológicos sin ninguna evidencia científica y que solamente buscan encerrarnos y controlarnos. Esto es lo que pasa cuando la ciencia está dominada por monopolios tecnológicos y económicos, que nos llevan a trampas epistemológicas y cognitivas cuyo resultado inmediato es crear más muertes que el problema sanitario que se pretendía solucionar.

¡Que alguien pare esta locura! Occidente está muerto. Europa es un cadáver agonizante, ya lo era desde un punto de vista demográfico. España es una oveja que va al matadero. Un país enmascarillado es un país enfermo. Madrid, directamente, es una especie de ciudad-psiquiátrico donde emergen todo tipo de actitudes surrealistas: un día hay una manifestación masiva contra el asesinato policial en otro país en el que la gente no guarda el mandamiento de la religión covidiana de la distancia social; otro día vemos a gente que recrimina a otra en el metro que no lleva bozal o a familias regañando a unos ciclistas por no llevarlo (he sido testigo presencial). Y todas estas cosas suceden al lado de una terraza gigantesca donde la gente bebe y ríe sin mascarillas. Hoy he empezado de nuevo mis clases de barra en la escuela de danza de mi barrio, sin embargo mis hijos no tienen colegio ni pueden tirarse por un tobogán…  Contradicciones y más contradicciones. Por cierto, mi clase ha sido con mascarilla y el centro desinfecta todo con mucho empeño, pero he salido con un dolor de cabeza tremendo y no pienso volver a ir mientras haya que usar bozal. Hacer deporte en esas condiciones es asfixiante.

En fin, ya se sabe que los sistemas de economías de fichas (token economies) en las que se inspiran apps como Class Dojo o el crédito social chino se crearon en los años sesenta en un psiquiátrico con pacientes que sufrían de institucionalismo/hospitalismo. Es la enésima prueba de que la época que nos ha tocado vivir es decadente, y que ahora entrará quizás en su fase más psicótica.

Si nos sirve de consuelo, podemos pensar que realmente las elites de poder en occidente ya no saben qué inventar para mantener su poder opresivo y su odio a la vida. Piensan quizás que los algoritmos y los drones les servirán para hacer del mundo una especie de cárcel higienista y eugenista con sus normativas absurdas y sus apps para retrasados. Seguramente, a los campos de concentración les pondrán un nombre rimbombante como “Smart Cities”. La realidad es que todo eso solamente demuestra su debilidad y su talón de Aquiles. Ya no tienen grandes ejércitos, tienen mercenarios y pretenden sustituirlos por robots. Tampoco tienen demasiados policías, la demografía renqueante afecta a todos los sectores, también los represivos. No hay policías en España para controlar a cada ciudadano que no lleva la mascarilla, por ejemplo. Lo hemos visto en el gran confinamiento. La gente ha obedecido por puro chantaje psicológico, miedo y manipulación, pero si se llegan a saltar las normas en masa eso no se podría haber controlado de ninguna de las maneras. Los recortes afectan a todos los sectores. Así que solo les queda el divide et impera, los balconazis (que nos controlemos unos a otros) y la opción tecnológica para seguir el control por vía telemática, reconocimiento biométrico y grillete digital. ¡Qué poder tan patético! En realidad da pena… Es un bluff, solo se sostiene gracias a grandes performances en los medios de comunicación, subvenciones, dinero virtual, ingeniería social para pagar ONGs y fundaciones… Es un poder-fake que se sirve de la estratagema, la operación psicológica (más barata que la real) y los caballos de Troya.

La mejor inversión hoy en día no es aprender a programar apps o robótica, es volver al campo, crear comunidad allí y hacer un curso de supervivencia para aprender a vivir en el Paleolítico o la Edad Media, que es adonde nos llevan con su relativismo y moralidad del “mal buenista”.

Termino como empecé y lo diré más claramente: lo que está sucediendo es un cierre patronal por decreto (un “lockout”, la “huelga” de los monopolios más poderosos) a modo de chantaje económico y psicológico para aceptar un cambio total de nuestra sociedad.

Relacionado:

Más de 6.000 personas han fallecido en las residencias de la Comunidad de Madrid por coronavirus -sólo 1.268 diagnosticadas con un test PCR- desde que comenzó la pandemia hace ya tres meses: https://www.elindependiente.com/politica/2020/06/05/la-guerra-por-la-gestion-de-las-residencias-en-madrid-recrudece-la-crisis-de-gobierno/

Días 85, 86, 87 y 88: las fases

La protección de datos impide la vigilancia de los individuos y, como la sociedad liberal no cuenta con la posibilidad de tomar al individuo particular como objeto de la vigilancia, lo único que le queda es un shutdown o cierre total con enormes consecuencias económicas. Occidente pronto se dará cuenta de una verdad fatídica: que lo único que puede impedir ese shutdown es una biopolítica, una vigilancia digital del cuerpo que permita acceso irrestricto al individuo. 

Byung-Chul Han entrevistado por Rebeca Yanke

Jueves, 4 de junio de 2020

Viernes, 5 de junio de 2020

Sábado, 6 de junio de 2020

Domingo, 7 de junio de 2020

Desde el primer momento me di cuenta de qué iba la película de todos este chantaje biopolítico que estamos viviendo, que no es otro que aceptar la vigilancia y el control digital total por parte del poder. Me parece tan obvio que casi parece estúpido explicarlo, pero quizás sea debido a que llevo años leyendo sobre estos temas y ya estaba algo curtida en otras batallas. Todo gira en torno a la aceptación y la sumisión a las estúpidas apps, a la obsesión el Big Data y el abandono de los derechos de protección de datos y circulación; todo con la excusa de un virus, en teoría nuevo y muy contagioso. Sabían que de otro modo jamás entregaríamos nuestras libertades.  Por cierto, Byung-Chul Han me ha decepcionado totalmente durante esta crisis con la cuestión de las mascarillas. Se ha mostrado como lo que es, un integrado en la realidad distópica que estamos viviendo.

Estas son las fases que intuyo que vamos a vivir si no paramos esta locura, las primeras dos ya las hemos vivido o estamos en ello:

Primera: aceptar el arresto domiciliario de todo un país salvo para comprar comida. Aceptar perder el trabajo, perder la salud y la sanidad, perder los colegios. Aceptar la deshumanización de lo sucedido en residencias y la desatención a los enfermos. Aceptar la medicina de guerra, el hospitalocentrismo, los tratamientos experimentales y la yatrogenia. Corralito sanitario y cierre de centros de salud y especialidades.

Segunda: aceptar la mascarilla obligatoria. Esta es la medida psicológica de sumisión que sirve para ver el nivel de obediencia de una sociedad y aceptar todo lo que viene después.

Tercera: aceptar la geolocalización constante y la app del COVID-19 para rastrear y aislar “contactos”, contagios, enfermos y personas “asintomáticas”. Nos dicen como a niños: “Si no queréis ser confinados como en las plagas de otros tiempos tenéis que aceptar esto otro”. Eso se llama chantaje y grilletes digitales.

Cuarta: aceptar la vacuna obligatoria.

Quinta: aceptar los carnets de inmunidad que dan o quitan derechos según lo diga un test cuya fiabilidad es muy cuestionable.

Sexta: aceptar el crédito social de estilo chino en el que los ciudadanos ganan y pierden puntos según su relación con el poder estatal y la dictadura total. Es algo que vulneraría nuestra Constitución pero, ¿a quién le importa eso en tiempos de la nueva normalidad?

Séptima: aceptar la eliminación del dinero en efectivo, aceptar el corralito digital que supone que el dinero dejará de ser tuyo y siempre estará en manos de los bancos.

Octava: ¿aceptar el chip RFID insertado en la piel o un tatuaje “inteligente”?

Intuyo que las principales fuerzas políticas se irán turnando en la implementación de cada una de estas fases. Cuando un partido en el poder se queme, el siguiente continuará el trabajo. ¿Lo vamos a permitir? ¿O en algún momento vamos a plantarnos y decir “basta”?

 

https://news.rice.edu/2019/12/18/quantum-dot-tattoos-hold-vaccination-record/

– Los médicos podrían acceder al historial de vacunas del paciente rápida y cómodamente, lo que podría salvar muchas vidas en países en desarrollo. https://www.elespanol.com/omicrono/tecnologia/20191221/tatuajes-inteligentes-registran-historial-medico/453204907_0.html

ID2020 es una coalición de organizaciones públicas y privadas que nació en 2016 para avanzar en uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas: “proporcionar acceso a una identidad legal para todos”, según el sitio.

Ethan Veneklasen, director de comunicación de ID2020, dijo a AFP Factual que “una de cada siete personas en todo el mundo carece de una forma reconocida de demostrar su identidad. Esto significa que no pueden acceder a servicios sociales vitales, ejercer sus derechos como ciudadanos y votantes y participar en la economía moderna”. https://www.eluniverso.com/entretenimiento/2020/06/03/nota/7860519/anonymous-bill-gates-teoria-conspirativa-covid-id2020

Día 83: contradicciones

Martes, 2 de junio de 2020

Va pasando el tiempo y las contradicciones se van haciendo más flagrantes. Aún así, las fuentes oficiales y los medios de comunicación añaden explicaciones más disparatadas para no reconocer el error o la mentira, intentando que cuadre el círculo o la “tautología del covid-19”, como voy a empezar a llamarlo. Yo reconozco me creí la versión oficial del COVID-19 y he pasado mucho miedo al virus en algunos días del confinamiento. Si no leía nada estaba bien, pero en cuanto leía las noticias me preocupaba muchísimo. Además, creo que ante una amenaza real o inventada siempre hay que tener algo de precaución porque puede ser verdad. Lo que ocurre es que una vez que ya va llegando la información hay que volver a replantear la situación, algo que no veo que estemos haciendo. Esto no se hace solamente con datos científicos o periodísticos, la intuición también tiene un papel, sobre todo a la hora de interpretar la información directa de personas cercanas que han perdido a un familiar y nos cuentan las circunstancias en las que han ocurrido estas desgracias.

Ahora hay que revisar lo que se nos dijo en un principio para encerrarnos a todos y, de paso, hundir la economía de este país. Y lo más grave, puede que el remedio haya sido peor que la enfermedad para miles de fallecidos. Creo que hemos sufrido un ataque de guerra psicológica que ha tenido consecuencias letales para muchas personas y derivas sanitarias para otros tantos enfermos que no han sido tratados durante estos dos meses o han sufrido los efectos físicos y psicológicos del confinamiento y el sedentarismo obligatorio: trombos, ansiedad, depresión, trastornos obsesivos compulsivos de higiene, agorafobia…

Los axiomas son los siguientes:

1) Es un virus nuevo.

2) Es muy contagioso.

1) Es un virus nuevo.

Para rebatir esto es interesante analizar lo que dijo en Milenio Live este médico, César Carballo, Adjunto Urgencias Hospital Universitarios Ramón y Cajal afirmaba lo siguiente el 18 abril de 2020:

Ya lo he puesto el otro día pero lo vuelvo a poner porque me parece importantísimo lo que dice sobre el minuto 1.12.28 de este video o en este audio de Ivoox, minuto 1:39:45:

Iker Jiménez: ¿Entonces este virus se diferencia mucho de otros coronavirus o de lo que habéis visto en otras… esa capacidad de resistencia al frío y al calor?

César Carballo: Probablemente sea parecido a otros coronavirus humanos, es más, fíjate, el otro día hablaba con un amigo mío, Julio, que es el jefe de Servicio de Microbiología de La Paz. Un gran abrazo a Julio porque es un crack y me decía un poco… Además, yo tenía mucha preguntas sobre los tests, y esto cómo puede ser y esto cuánto dura, y esta es la sensibilidad, la especificidad.

Me decía una cosa muy curiosa y es que los tests de las PCR estaban dando positivos a muestras congeladas de 2017. Claro, tiene su explicación. ¿Eh? Tiene su explicación. Hay coronavirus humanos que no son el SARS-COV-2 del que hablamos aquí. Y, efectivamente, hay PCR que salen positivas a otro tipo de coronavirus porque imáginate nosotros lo que buscamos con la PCR es un trozo de ARN pero es que ese trozo de ARN puede ser igual al de otro coronavirus porque son de la misma familia. Entonces hay PCR que salen positivas, que la gente me entienda, ¿no? es una cosa muy rara pero fíjate que les estaban dando positivas pruebas con muestras de hace años, ¿no? Efectivametne, ahí puede haber sensibilidad cruzada. Bueno, pues, igual que por ejemplo con las Igm habría que ver qué especificidad tienen las Igm frente al COVID-2, bueno a este, frente a otros coronavirus. Yo creo que sí distingue, ¿no? En tema de pruebas estamos un poco faltos de evidencias. Parece que la sensibilidad, la especifidad son cosas muy importantes. (…)

Pensamos que es un virus nuevo porque nos lo ha dicho China a través de la OMS. Pero, ¿no tendríamos que estar investigándolo por nosotros mismos antes de creer a China y la OMS? ¿Y si no es un coronavirus nuevo? Si a los enfermos se les hacían pruebas que podían dar positivo a otros coronavirus y no se han hecho autopsias a los enfermos, ¿a qué estamos jugando?

¿Por qué debo yo creerme que estamos ante un virus nuevo y no ante uno de los múltiples virus que causan síntomas similares al resfriado o la gripe de toda la vida? Un virus que podría no ser nuevo pero sin dar tratamiento presencial a los enfermos, ni auscultar, ni ver si necesitan antibióticos para la neumonía, etcétera… Es decir, mi hipótesis parte de que podría ser algo que ya estaba con nosotros pero a lo que hemos reaccionado de forma diferente con medidas nuevas: telemedicina, encierros, desatención, negligencias, hospitalocentrismo, cierre de centros de atención primaria y especialidades, tests que provocan absentismo aunque se esté completamente sano (asintomáticos)…

Por no hablar de los tests que dan positivos a las papayas en Tanzania:

2) Es un virus muy contagioso.

Para justificar el confinamiento de toda la población, se nos dijo que era un virus muy contagioso, mucho más que la gripe y que por eso podía saturar los hospitales y las UCI. Curiosamente, mientras se nos decía esto, se cerraba la atención presencial y el funcionamiento de la red de atención primaria de los centros de salud, que normalmente hacen de filtro para no saturar los hospitales. En teoría, los médicos del centro de salud eran los que tenían que hacer seguimiento telefónico de los casos, sin embargo, en muchos casos nadie fue a ver a los pacientes a casa por la razón que sea.

Ahora, con el estudio de seroprevalencia que se ha hecho, se ha descubierto que solamente un 5% de la población española ha pasado y podría ser inmune al virus del SARS-COV-2. Si fuera tan contagioso, ¿no tendría que estar infectada muchísima más gente? Curiosamente, entre los futbolistas, el 16% de los jugadores de la Liga tienen anticuerpos. En Torrejón de Ardoz se están haciendo tests a toda la población y se está detectando un 20% de personas que tienen anticuerpos (han pasado la enfermedad, en teoría).

Pero es que la confusión y el estupor empieza a crecer entre las familias que se han hecho el test y les ha salido que uno de ellos lo ha pasado y, sin embargo, su pareja con la que conviven, no (lean comentarios de este tuit porque no tienen desperdicio en cuanto a disonancia cognitiva y tratar de cuadrar el círculo):

Si el virus estaba desde diciembre por Europa o incluso desde los Juegos Olímpicos Militares de Wuhan, ¿por qué empieza a saturar hospitales y a aumentar la mortalidad en marzo?

La única explicación es que son las propias medidas tomadas y los extraños protocolos las que han provocado desatención a los enfermos o posibles negligencias que habrá que dilucidar en los juicios que vendrán. Por lo pronto, si alguien tiene algún familiar fallecido por “covid-19” puede pedir la historia clínica y en un tiempo te la entregan. Es un derecho.

Conclusión: Pero, entonces, ¿qué ha matado a tanta gente?

Hipótesis: en parte un virus que es como una gripe severa y en otro tanto o incluso más es efecto pánico, absentismo de trabajadores esenciales sanos por positivo en tests con fallos, colapso sanitario provocado por protocolos contraintuitivos en una pandemia (si hay riesgo de que crezca la demanda no es lógico restringir la oferta de atención sanitaria presencial para valorar y filtrar casos y evitar que saturen 112 y hospitales)…

Segunda hipótesis más incómoda todavía: las diferentes administraciones y partidos políticos responsables de la gestión de esta crisis no pueden reconocer que el virus es menos letal de lo que nos han contado porque eso significa reconocer su propia inutilidad. Es decir, si los muertos no se los podemos achacar al virus, los culpables legales serían ellos en caso de realizarse juicios e investigaciones. Mal asunto, mejor le echamos el marrón a un coronavirus ¿nuevo?, que no tiene abogado ni puede ser juzgado.

Tercera hipótesis: una cosa son los síntomas de COVID-19 que son los mismos que los de los resfriados o la gripe, y en los casos graves, neumonía y otro mundo completamente diferente es de los tests, que realmente no sabemos cuál es su conexión con el virus SARS-COV-2. Hay gente que se la diagnostica por la clínica y a otra sana asintomática se la diagnostica por un test de un virus cuyas siglas tienen la S de “severa” y la A de “aguda”. Creo que aquí hay un lío conceptual y epistemiológico bastante gordo.

Cuarta hipótesis: la tautología del covid-19. Como es un virus muy peligroso no hago autopsias, lo que me impide comprobar si efectivamente es tan peligroso como pienso que es. Como es un virus muy peligroso pido protecciones y trajes de astronauta y, como no me siento seguro, dejo de atender de manera presencial a los pacientes, lo que aumenta la peligrosidad del virus.

Quinta hipótesis: los médicos de UCI veían llegar a la gente muy mal pero no entendían la posible razón. Puede que no fuera el virus en sí sino la cantidad de días que los pacientes esperaban aislados en casa con paracetamos y sin asistencia sanitaria presencial. Todo por no saturar…

También hay que exigir de manera urgente que Pedro Sánchez nos explique qué tratos tiene con Bill y Melinda Gates y lo haga en el Congreso. Se debe crear una comisión de investigación sobre este asunto y la transcripción de todas sus conversaciones y una explicación de por qué ha donado a esta gente 125 millones de euros de nuestro dinero. ¿Qué ha negociado en nuestro nombre?

Por otro lado, las mascarillas ya son obligatorias. Esto a nivel simbólico ya señalaba a los disidentes. Ahora nos amenazarán con multas. ¿Dónde quedó el “mi cuerpo, mi decisión”? Para el Psoe y las feministas de Podemos tengo libertad para abortar pero no tengo libertad para no ir sin mascarilla. ¡Soy una persona sana hasta que se demuestre lo contrario! Están invirtiendo la carga de la prueba para hacer después lo mismo en el ámbito penal: todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario. De esta forma, al aceptar la mascarilla, aceptaremos estar geolocalizados de por vida y aceptaremos la vacuna que nos pondrán de forma obligatoria. Se trata de sumisión. Es el burka de la normalidad totalitaria que quieren imponer. Nos imponen el velo de la teocracia tecnosanitaria. El chantaje emocional vendrá cuando nos digan: si no queréis vivir así tenéis que aceptar no solo la mascarilla, sino la pulsera electrónica que antes solamente le poníamos a los criminales. Ahora se la ponemos a gente inocente y sana. Y la gente lo aceptará todo, como ahora acepta la mascarilla.

No tiene sentido pedir “libertad” cuando uno se somete con un bozal. Los medios de derechas que han abrazado (para eso les subvenciona la banca y los políticos que van al Club Bilderberg ha recibir órdenes) el totalitarismo de la mascarilla muestran lo que son: enemigos de la libertad. Además, creando un pánico injustificado al virus exculpan a los responsables políticos, de izquierdas y derechas.

¿Podremos pedir refugio y asilo político cuando la dictadura se haga más agresiva en algún lugar del mundo? ¿Habrá algún lugar del mundo en el que ser libre, en el que poder tener hijos en libertad? ¿Crecerán nuestros hijos en este infierno que están creando y que la gente acepta con sumisión?

Y la pregunta del millón: ¿Qué hubiese pasado si no hubiésemos hecho nada y se hubiese atendido a la población como en diciembre y enero? ¿Habría habido menos mortalidad? Nunca lo sabremos.

Relacionado:

– coronaescépticos: la sensación de que las causas son otras y que los políticos, también en España, adoptaron estas duras medidas por miedo y ahora ya no encuentran la salida.” https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2020/05/25/movimiento-coronaesceptico-aleman-suena-volver/1511379.html

– “Eso probablemente sucedió con algunos casos, pero en un número relativamente pequeño, porque si no, nuestras epidemias pudieran haber empezado antes”, ha justificado. https://www.elespanol.com/espana/madrid/20200507/oms-no-covid-19-cumbre-clima-madrid-ifema/488202008_0.html

«Tenemos que volver a ser un país normal. Existen todas las evidencias para que, a partir de hoy, este país pueda volver a tener una vida normal». https://www.abc.es/sociedad/abci-coronavirus-no-existe-clinicamente-segun-estudio-hospital-milan-202006011637_noticia.html

– Nos pusieron en peligro pero no fue por esto sino quizás por las medidas y protocolos del pánico, cierre de centros de salud, telemedicina a distancia y medicina de guerra presencial en hospitales. Es al revés. La derecha no lo pilla todavía y cree en la altísima letalidad del virus, lo que exculpa de paso al gobierno en realidad:

Día 48: “El hombre busca la eternidad por el camino de la ciencia. Pero la eternidad solo nos la dará Dios”

Lunes, 27 de abril de 2020

Tomado del libro del cardenal Robert Sarah, pg. 263:

Ese transhumanismo que aspira a crear un hombre eterno ¿no es una utopía que cuenta con la gran ventaja de no mostrar su verdadero rostro?

El transhumanismo alimenta el proyecto descabellado de acelerar la evolución traspasando los límites del ser humano y creando nuevas formas de vida. Fomenta las investigaciones genéticas que, en un futuro próximo, permitirán el nacimiento de un híbrido hombre-máquina. Los científicos que promueven el transhumanismo intentan hacer realidad lo que es, sin duda alguna, el sueño más antiguo maliciosamente insinuado por Satanás a Adán y Eva. En la Biblia la serpiente tranquiliza así a la mujer: “No moriréis en modo alguno; es que Dios sabe que el día que comáis de él se os abrirán los ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal” (Gn 3, 4-5).

El proyecto de aumentar al ser humano no es nada nuevo. El hombre siempre ha temido a la Parca, que lo enfrenta a lo desconocido y pone fin a su existencia. El transhumanismo intenta remediar la muerte distanciando y eliminando el momento del gran viaje hacia la eternidad. Los cantos del trasnhumanismo proclaman hoy la muerte de la muerte. El hombre ya no morirá. Será eterno.

Así describe Chantal Delsol este sombrío futuro en La Haine du monde: “Como exige la libertad individual, habrá -dicen- dos categorías humanas distintas: a mediados del siglo XXI, un pueblo de ciborgs inmortales se mezclará con los humanos tradicionales, que serán algo así como Amish. En otras palabras: la responsabilidad de la renovación  constante, la vocación de seguir creando desde cero, unida a la aprobación de la muerte, le corresponderá a un grupo de voluntarios que seguirán siendo mortales. Ellos salvarán el corazón del mundo. Porque los humanos inmortales no tendrán hijos: como dice Christophe Rufin en su novela Globalia, el programa de la sociedad de los inmortales es cero nacimientos y cero muertes. El programa de inmortalidad de Silicon Valley olvida que la naturaleza es una renovación permanente, expresión de la permanente juventud del mundo, del recomenzar, de la sucesión indefinida de amaneceres: no es otra cosa. Y es también  – las dos van unidas – la diversidad siempre recomenzada a partir de seres singulares y siempre nuevos. La diversidad, la singularidad y la esperanza solo existen si se acepta la muerte”. Y concluye con lucidez: “Lo que Hannah Arendt llama el hombre superfluo, sin futilidad ni significación debido a su desarraigo – entendido como la ausencia de vínculos y relaciones -: ese es el corazón y el núcleo de las utopías revolucionarias y, al mismo tiempo, el corazón y el núcleo del periodo contemporáneo”.

Este movimiento implica una filosofía adquirida de evolución permanente, según la cual la inteligencia no es en absoluto una facultad espiritual, sino el resultado del desarrollo de la materia a lo largo de la historia. De ahí que no haya necesidad alguna de plantearse la pertinencia – y mucho menos la moralidad – de la modificación del genoma, del injerto de chips electrónicos en el cuerpo o de la adición de implantes inteligentes. El hombre, en posesión del poder de la técnica, debe convertirse en el amo de la evoución y contribuir a la venida al mundo de una poshumanidad.

Se trata de una gran paradoja, porque lo que se perfila es una especie de nostalgia renovada del paraíso perdido. Antes del pecado original no existían ni el cansancio, ni la enfermedad, ni la muerte. Nuestra esperanza, no obstante, no está en el hombre ni en la ciencia. Está en Dios. Para los cristianos el alma sobrevive a la desaparición terrenal del cuerpo. Según el plan de Dios, algún día recuperaremos nuestra envoltura corporal. La resurrección o la vida eterna son obra del Padre, no del hombre. Y, sin embargo, yo mismo he constatado que la Iglesia ya no predica sobre el alma, la eternidad y las postrimerías. A los sacerdotes les da miedo que se rían de ellos. La supresión del Dies irae durante las honras fúnebres constituye una muestra de este falso pudor.

Tenemos que estar alegres y llenos de esperanza. El hombre busca la eternidad por el camino de la ciencia. Pero la eternidad solo nos la dará Dios. Llegará un tiempo en que viviremos eternamente con Él.

En el mundo posmoderno la eternidad se ha convertido en un asunto comercial. En el mejor de los mundos la caridad desaparecerá, porque todo le mundo será fuerte y eterno. Un infierno en la tierra.

La Iglesia no tiene derecho a ser mediocre. Si se niega a denunciar los sueños prometeicos de nuestro tiempo, falta gravemente a su misión divina. Si no propone ningún remedio a las derivas transhumanistas, traiciona a Cristo. Si se adapta a los tiempos, se aleja de Dios. El peligro es grave. Lo que no hicieron las utopías del siglo XX intentará hacerlo un Occidente posmoderno sin Dios.

Así las cosas, ¿cómo se puede recobrar la cordura? Hay que escuchar a Dios. Aceptar nuestra finitud. A través de la Encarnación, Cristo nos enseña que el camino de la felicidad no consiste en negar nuestra condición de criatura. No: Él ha venido a encarnarse. Él nos enseña el camino. Él es el hombre perfecto. Y no ha querido prescindir de ninguno de los límites de nuestra condición humana. Nada de lo que forma parte de nuestra humanidad le resulta extraño. Hasta el sufrimiento lo podemos vivir, como Él, en el amor. Aliviar el sufrimiento es una obra de caridad; negarlo es una ilusión. Cristo nos enseña que la misma muerte puede dar paso a la vida eterna si la aceptamos. La ideología transhumanista está inspirada por la triste tentación de imitar la resurrección. Solo Dios hecho hombre puede vencer a la muerte. Sufriéndola por amor la venció definitivamente. Con su muerte ha vencido a la muerte. Y nos ofrece su vida, que es la única vida eterna.

Día 44: ¿qué es una crisis sanitaria?

Jueves, 23 de abril de 2020

Debemos recordar, a modo de introducción, que el juez que ratificó la orden de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que impuso la cuarentena a un hotel de Adeja lo hizo en estos términos el 25 de febrero (la negrita es mía):

En el presente caso y a la vista de lo expuesto por la administración de sanidad, procede ratificar dicha medida. Como se indica en dicho informe, existe un caso constatado con una persona contagiada por dicho virus, y con indicios razonables de poder propagarse dicha enfermedad, lo cual a efectos de valoración médica, hace necesaria, conforme a lo expuesto y el riesgo sanitario actual, la cuarentena en las dependencias de dicho hotel para el control de enfermos, de personas que hayan tenido contacto con dichas personas, y evitar la propagación. A la vista del grave problema sanitario existente a nivel mundial a fecha actual con el denominado corona-virus o Covid-19, el riesgo de propagación, la necesidad de adoptar medidas urgentes y contundentes para evitar la propagación, es procedente ratificar dicha medida, a fin de evitar un mayor contagio y propagación y por el peligro de salud pública, de conformidad con la Declaración de Emergencia Sanitaria internacional por el brote de coronavirus. Procede comunicar dicha ratificación a la administración solicitante y al juzgado administrativo competente en fecha hábil, sin perjuicio de las nuevas peticiones a efectuar por la administración pública.

Yo después de leer esto creo que hay que reflexionar sobre estas cuestiones: ¿Qué es un grave problema sanitario a nivel mundial y qué no lo es? ¿Hay criterios objetivos y cuantificables o dependemos del criterio subjetivo del Comité de Emergencias de la OMS? ¿Se contextualiza el concepto de peligro comparado con otras enfermedades?

Como se cita la “Declaración de Emergencia Sanitaria internacional por el brote de coronavirus” vamos a analizar el documento del Ministerio de Sanidad español que analizaba este asunto. Allí se nos dice que el brote de nuevo coronavirus 2019 (n-CoV) en la República Popular de China, con casos exportados a otros países, es una “emergencia sanitaria” pero no se aporta ningún dato ni de letalidad ni de la gravedad del propio virus. Es más, se nos dice que “China también está realizando estudios sobre la gravedad y la transmisibilidad del virus, y compartiendo datos y material biológico” y que “aún existen mucho desconocimiento e incertidumbre acerca del 2019 (n-CoV)”. Sin embargo, sin dar datos de gravedad, letalidad y con mucha incertidumbre se declara la “emergencia sanitaria”.

En cuanto a la información de aportaba la propia OMS el 30 de enero vemos que:

– Nos encontramos ante un coronavirus nuevo.

– China identificó el virus rápidamente y compartió su secuencia.

– En ese momento había “7711 casos confirmados y 12167 casos sospechosos en todo el país. De los casos confirmados, 1370 son graves y ya se han registrado 170 víctimas mortales. 124 personas se han restablecido y han recibido el alta hospitalaria”.

– El Comité está convencido de que todavía es posible interrumpir la propagación del virus, si los países aplican medidas sólidas para detectar pronto la enfermedad, aislar y tratar los casos, hacer seguimiento de los contactos y promover medidas de distanciamiento físico en las relaciones sociales que estén en consonancia con el riesgo.

– El Comité convino en que ahora el brote cumple los criterios para declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional y propuso que se hagan públicos los siguientes consejos como recomendaciones temporales.

En cuanto a esta información de finales de enero veo que habría que resaltar lo siguiente:

a) El dato de 170 víctimas mortales en sí mismo no nos aporta una idea objetiva de la gravedad (más allá del drama personal por el valor intrínseco de cada vida) porque los datos deben ser contextualizados con más información complementaria sobre su edad y enfermedades asociadas y se necesita hacer comparaciones con otras patologías más comunes para que la gente normal y corriente se haga una idea de la gravedad del virus. Es decir, se necesita responder a la pregunta de por qué este virus se consideró que era una emergencia sanitaria mayor que el resto de coronavirus, los resfriados, la gripe o las diferentes neumonías ya conocidas.

b) Si no se sabe la gravedad del propio virus contextualizado con el resto de la información no se puede comprender la necesidad de contenerlo. ¿Por qué no se contiene la gripe o los múltiples virus y bacterias que a veces derivan en neumonías, y este virus sí hay que contenerlo?

Díaz Ayuso, cuando cerró los colegios el 11 de marzo, lo hizo “como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19)”. Por otro lado, el decreto del gobierno de Pedro Sánchez afirma que se declara para gestionar “la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”. También vemos que medidas como el aislamiento de ancianos en sus habitaciones de la residencias se han apoyado en frases como “ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”. Pero para no caer en la arbitrariedad total los ciudadanos necesitaríamos una definición clara de lo que es una crisis sanitaria y lo que no, ya que si no nos arriesgamos a que cada invierno entremos en “estado de alarma” por la gripe o por un resfriado o simplemente para reducir los accidentes de coche o la contaminación atmosférica. ¿Cuáles deberían ser los elementos objetivos para justificar una restricción de derechos tan bestial como la que hemos sufrido y estamos sufriendo? ¿La letalidad del virus? ¿El número de fallecidos por día confirmados por una determinada enfermedad? ¿Dónde podemos consultar esos criterios objetivos? La respuesta es que esos criterios no están publicados ni explicitados en ningún sitio.

En un artículo de 2006 firmado por Fernando Lamata (en ese momento Vicepresidente de Castilla La Mancha) y publicado en la Revista de Administración Sanitaria Siglo XXI podemos leer:

Si definimos la situación de crisis en salud pública cuando ha aparecido un problema de salud, o hay una probabilidad de riesgo para la salud, con una incidencia o letalidad mayor de lo normal para esta época y en este lugar, y donde no podemos garantizar la dimensión final del problema, y donde además se produce un enorme interés informativo, podemos entender algunas de las claves de la actuación de los políticos, bien en la gestión de la crisis desde el Gobierno, o bien en la oposición.

En otro artículo de 2009 de Juan Gervás y otros autores se afirma:

Las crisis sanitarias lo son porque conmocionan la sociedad y pueden poner al límite los servicios sanitarios. Generalmente, una crisis sanitaria comienza con la detección de algún caso, o situación, que genera alarma (alerta), y ante el que es imperativo actuar con rapidez (emergencia). Alerta y emergencia son condiciones necesarias pero no suficientes para hablar de crisis sanitaria, pues las crisis precisan la percepción del riesgo de afectación colectiva y de la incertidumbre en el manejo del riesgo individual. Esa doble percepción es la que le da fuerza pública, la que conlleva temor e incluso pánico en la población, y la que genera la movilización de los recursos del sistema sanitario. A la magnitud de una crisis contribuyen tanto la propia dimensión del problema de salud original como la crisis mediática que le acompañe y los efectos de ambos. En ocasiones, unos problemas de salud de magnitud muy inferior a otros problemas públicos comunes se convierten en crisis por la atracción que éstos causan en los medios de comunicación, como bien se describió a propósito de un brote de legionelosis en el barrio de La Barceloneta (Barcelona).

Volvamos al decreto de estado de alarma en el que se dice:

Las circunstancias extraordinarias que concurren constituyen, sin duda, una crisis sanitaria sin precedentes y de enorme magnitud tanto por el muy elevado número de ciudadanos afectados como por el extraordinario riesgo para sus derechos.

Como vemos, no se explicitan cuáles son esas circunstancias extraordinarias y, además, se nos dice que no hay ninguna duda, que no debemos cuestionar nada porque es algo autoevidente. También se hace alusión a la subjetividad en “el muy elevado número de ciudadanos afectados”. ¿Cuántos? ¿Cuál es el baremo? O se habla de “enorme magnitud” pero, ¿cuál debe ser la magnitud de la crisis para declararse como tal? ¿A qué se refiere cuando habla de “riesgo para sus derechos? ¿Al propio decreto?

Necesitamos que los juristas hablen y nos expliquen esto. Para los que no somos expertos en leyes puede parecer que el propio decreto cae en un razonamiento tautológico circular: estamos en estado de alarma porque hay una crisis sanitaria. Hay una crisis sanitaria porque estamos en estado de alarma. Y todo, “sin duda”.

No quiero que se me malinterprete, no estoy minusvalorando en absoluto la cifra de fallecidos (aunque no sabemos qué parte es debida a la propia letalidad del virus y qué parte al caos generado en la gestión de la alarma). Lo que estoy haciendo es ser hipercrítica ya que si no lo somos, se nos podrán restringir derechos sin aportar pruebas en el futuro. No debemos de dar nada por hecho y debemos poner en cuestión y en “cuarentena” cualquier información sin pruebas.

Por lo visto las luchas entre izquierdas y derechas van a hacer que el país se vaya a pique y no salgamos de casa hasta 2025. Me parece que la gestión del gobierno ha sido nefasta pero la gestión de la derecha, en especial de Vox, de quien esperaba más en base a que son el único partido que no ha apoytado la prórroga del estado de alarma, es todavía más decepcionante, ya que no se muestran críticos con el confinamiento de la población entera de un país ni a favor de posturas más liberales como la de Suecia (con todos los fallos que ha tenido en la protección de sus ancianos en residencias) o la que tenía Reino Unido antes del estudio tendencioso del Imperial College. Nadie ha querido tomar el camino del sentido común y de la prudencia. Es decir, de esta vamos a salir sin salud, sin economía y sin libertades como no exijamos el derecho a volver a trabajar, el derecho a pasear, el de volver a abrir las tiendas, el de tomarnos una cerveza en el bar de al lado y recuperar la responsabilidad personal. El que se quiera quedar encerrado en casa hasta 2025 que lo haga, pero que nos deje vivir a los demás. Si es por el colapso de la sanidad, si es necesario pagaré mi cuota de sanidad privada por no tener que escuchar las monsergas de los que nos quieren encerrados y arruinados. Siempre saldrá más barato que la crisis económica que están provocando aposta para tenernos más controlados.

Por cierto, hoy he tenido mi primer episodio (ya tocaba) de ataque de una señora balconazi que me ha dicho, mientras volvía de comprar con mis tres hijos, que no podía estar en la calle con ellos. ¡Y eso que en tres días podrán ir hasta en patinete! Le he contestado que sí que podía, que ella no conoce mis circunstancias personales y que llamara a la policía si lo consideraba necesario, que yo soy libre. Y he seguido caminando mientras cantaba la canción de Nino Bravo bien alto, supongo que dando una imagen de madre enloquecida y trastornada por tantos días de arresto domiciliario. La verdad es que nunca me he sentido más lúcida.

Relacionado:

– How should we plan for pandemics? WHO has revised its definition of pandemic flu in response to current experience with A/H1N1. Peter Doshi argues that our plans for pandemics need to take into account more than the worst case scenarios: “las respuestas de salud pública no calibradas a la amenaza pueden ser percibidas como alarmistas, erosionando la confianza pública y resaltando en que las personas ignoren alertas importantes cuando ocurran epidemias serias”: https://www.bmj.com/bmj/section-pdf/186330?path=/bmj/339/7721/Analysis.full.pdf

– Sobre la pandemia de gripe A H1N1, tomado de Wikipedia: Se realizaron múltiples denuncias sobre la influencia de la industria farmacéutica sobre el grupo de expertos estratégico de la OMS (SAGE, por sus siglas en inglés, Strategic Advisory Group of Experts), que aconsejó la elevación de la alerta de pandemia a nivel 6 a la directora general de la OMS, Margaret Chan; sobre el grupo de expertos ad hoc de vacunación de la gripe A, constituido en abril de 2009 e integrado por tres miembros del SAGE y otros diez expertos; y sobre el comité que estudió la evolución de la pandemia. Estas denuncias por conflictos de interés implicaban a los tres miembros de SAGE en el grupo ad hoc: Juhani Eskola, finlandés, recibía fondos de Novartis y el financiamiento principal del instituto que dirigía (alrededor de 6 millones de euros) dependía de GlaxoSmithKline, fabricante de vacunas contra la gripe A H1N1; Peter Figueroa, jamaiquino, recibía financiamiento de Merck, y Malik Peiris, de Hong Kong, recibía fondos de Baxter International, Sanofi Pasteur y GlaxoSmithKline. Otros dos miembros del grupo ad hoc con aparentes conflictos de interés eran el holandés Albert Osterhaus, accionista de Viroclinics, una compañía que desarrolla tratamientos contra la gripe A, y el británico Neil Ferguson, quien también recibía fondos de Baxter, GlaxoSmithKline y Roche. Finalmente, el virólogo francés Bruno Lina, quien presidía el comité para el seguimiento de la evolución de la pandemia e integraba también el comité designado por el gobierno francés, recibía fondos de Roche, Novartis, GlaxoSmithKline y Sanofi-Pasteur.

Día 39: el estado de alarma no debe prorrogarse

Sábado, 18 de abril de 2020

El estado de alarma debe terminar, mejor hoy que mañana. Los niños deben poder salir. Los jóvenes, adultos y ancianos también si así lo consideran desde su libertad informada, aunque las recomendaciones sean que los mayores y los colectivos de riesgo se queden en casa por precaución.

Los colegios y guarderías deben volver a abrirse. El pánico debe terminar. Precauciones, las que se considere necesarias, pero hay que evitar la situación de corralito sanitario y pánico que ha matado a mucha gente, no sé si me atrevería a decir que más que el propio virus. Los protocolos inhumanos deben terminar. Nadie debe dar y obedecer órdenes injustas y que atenten contra los derechos y libertades. Hay que luchar por nuestros ancianos. Los centros de salud de los barrios deben abrir inmediatamente porque son el filtro para no acabar en urgencias en un hospital sumido en el caos.

Mi vecina del barrio, cuya hermana ha fallecido, me ha dicho entre lágrimas que a su hermana no la vio ningún médico de cabecera, que fueron al centro de salud cuando se empezó a encontrar mal pero estaban cerrados y nadie la atendió. Y así pasaron los días (no sé cuántos) hasta que se la llevó una ambulancia al hospital y de ahí no salió. Nunca sabremos qué hubiese pasado si la hubiese visto un médico antes de llegar a ese punto de no retorno, pero la situación de pánico que se ha vivido aquí puede que haya propiciado este tipo de situaciones. No hay derecho. Estamos y estaremos en duelo mucho tiempo por toda esa generación que se nos ha ido y nos ha dejado huérfanos.

No tiene lógica que el virus tenga una letalidad distinta en cada país europeo. Si las cifras son distintas son por la propia gestión de la crisis, por el número de test realizados, por la forma de contabilizar a los fallecidos (morir “por” o “con” coronavirus) y por el nivel de abandono a su suerte a los ancianos en las residencias.

Yo prefiero vivir de pie que morir arrodillada. Quiero mis libertades de vuelta y quien tenga miedo que se quede en casa, lo respeto enormemente. El espíritu del perfecto ciudadano no puede servir para robarnos la libertad a los demás. Se está llevando al país a la ruina y se están creando redes clientelares a golpe de “paguitas” para que nadie proteste por lo que ha pasado.

Hasta estoy pensando en contratar un seguro médico privado, ya que he perdido toda esperanza en la gestión pública (estatal) de lo sucedido y no quiero aparecer por un hospital público en los próximos meses hasta que el efecto pánico y sus protocolos hayan cambiado. ¿Era esto al final lo que se quería conseguir?

Por favor, que no se prorrogue este suicidio colectivo el próximo miércoles en el Congreso. El gobierno debe ver que la sociedad española se compone de personas lo suficientemente maduras como para tomar las riendas de su vida, que no necesitan que ningún político realice cierres patronales a la fuerza de sectores enteros como el de la hostelería y restauración.

No a la dictadura sanitaria y tecnocrática, ya sea de izquierdas o de derechas, que llamarán “nueva normalidad”.

Relacionado:

Rosa Parks, la mujer negra que desafió a la América blanca

https://www.vozpopuli.com/espana/coronavirus-confinamiento-manifiesto-calaza_0_1343266109.html

– Frente al “pensamiento único” globalista e imperialista que se quiere imponer: And even though Dr Häggström admits he is “worried” about the statistical trend in Sweden, he insists the country’s unique approach is offering others an opportunity to learn. “Regardless of whether it’s good for Sweden or not, it can be good for the world that different countries are employing different strategies which gives us the opportunity to compare,” Dr Häggström added. “If everybody does the same thing, then there’s less to learn, but, yes, I am worried​.” https://www.independent.co.uk/news/world/europe/sweden-coronavirus-deaths-lockdown-social-distancing-denmark-finland-norway-a9470771.html

– Suecia: https://www.thelocal.se/20200228/coronavirus-the-everyday-precautions-to-take-if-youre-in-sweden

– Dinamarca vuelve a abrir guarderías y colegios pero, ojo, a las recomendaciones desde el punto de vista psicológico para los niños: https://www.thelocal.com/20200418/life-after-lockdown-in-denmark-causes-concern

– The arrival of the coronavirus pandemic in Denmark has not affected the number of monthly deaths in the county in any statistically significant way, according to the country’s national statistics bureau. https://www.thelocal.dk/20200417/death-rate-in-denmark-unchanged-by-coronavirus-danish-statistics

Three toys per child and a teddy bear ban: New rules for Denmark’s kindergartens

– ”Coronavirus: Lethality in Italy, between appearance and reality” (italiano): https://www.ispionline.it/it/pubblicazione/coronavirus-la-letalita-italia-tra-apparenza-e-realta-25563

Coronavirus OPINION: Are Swedes naive or the only adults in the room?

Día 35: contra la limitación de la libertad de circulación

Martes, 14 de abril de 2020

Hoy he tomado la determinación, seguramente inútil y absurda, de enviar un burofax a las diferentes administraciones competentes exponiendo una serie de cuestiones y solicitando el fin del confinamiento obligatorio para toda la población. Aunque no sirva de nada creo que debo hacerlo.

Ideas sueltas para un borrador en base a mi situación personal:

Las medidas como la restricción de la “Limitación de la libertad de circulación de las personas” que establece el artículo 7 del Real Decreto 463/2020 de estado de alarma tienen efectos psicológicos y físicos en nuestra familia y en la población en general:

– No podemos salir a la calle con libertad ni ir a parques abiertos ni al campo, lo que va en detrimento de las necesidades básicas de ejercicio físico y luz solar de niños, adultos y ancianos.

– Si salimos a comprar con ellos lo hacemos con ansiedad, preguntándonos si estaremos haciendo algo ilegal, si nos parará la policía o alguien desde algún balcón nos criticará.

– No podemos desplazarnos a otra vivienda vacía propiedad de un familiar en otro punto de la Comunidad de Madrid que tiene jardín, lo que permitiría a los niños jugar y correr. No entendemos por qué, ya que se limita el derecho a disfrutar de la propiedad privada, el desplazamiento se haría en coche y no pondríamos en riesgo a nadie.

– No podemos llevar a los niños al colegio a pesar de que, en otros tiempos antes del COVID-19, si decidíamos optar por la educación en casa o nuestros hijos faltaban a clase se podía catalogar como “absentismo” y, dependiendo del caso, se podía hasta tener problemas legales porque la educación es y era “obligatoria”. Sin embargo, cuando es la administración pública la que elimina este “derecho”, las reglas del juego cambian, lo que genera arbitrariedad e inseguridad jurídica.

– No podemos ir a visitar a amigos con niños porque no entra dentro de los supuestos permitidos por el Real Decreto, a pesar de que llevamos en casa por un periodo muy superior al establecido de 14 días de incubación de la enfermedad COVID-19. Las consecuencias psicológicas de que los niños no puedan jugar con otros niños, más grave en el caso de los hijos únicos, todavía están por determinar.

– Se ha suprimido la libertad religiosa ya que no se puede ir a misa ni celebrar actos religiosos ni siquiera con las posibles precauciones que se podrían implementar si se considerara necesario.

En relación con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, publicado en el BOE de 14 de Marzo de 2020 nos gustaría saber en qué conocimiento científico probado se basa este Real Decreto. ¿Por qué estamos en una crisis sanitaria que supone una alteración grave de la normalidad? ¿Cuáles son los datos concretos que avalan este presupuesto? Se dice que “las medidas previstas en la presente norma se encuadran en la acción decidida del Gobierno para proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública”. Encerrar a personas sanas en su casa no protege la salud, la empeora. No se explica por qué hacen falta medidas tan agresivas para “contener”, si se podrían tomar medidas selectivas voluntarias hacia los grupos de riesgo, y sobre “reforzar el sistema de salud” ya vemos el efecto que ha tenido en nuestros ancianos fallecidos. Las medidas tomadas no se corresponden con la información que sigue colgada en la web del Ministerio desde el 5 de marzo en el documento ¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?: “El 80% de los casos presenta síntomas leves”. Entonces, ¿por qué no proteger a ese 20% siempre que ellos quieran ser protegidos? Lo digo porque es legítimo ser población de riesgo y no querer vivir confinado, la de quedarse en casa o no debe ser una decisión libre e informada.

La cifra de muertos a día de hoy, 17.489 (355 muertos por millón de habitantes) no es una prueba de la necesidad de estas medidas sino quizás su efecto. De hecho, países que no han impuesto una cuarentena tan agresiva a su población tienen menos fallecidos, como Portugal (40 muertos por millón de habitantes) o Suecia (88 muertos por millón de habitantes). También se puede hablar de Grecia que ha sufrido una de las mayores crisis económicas en su historia reciente (lo digo por de achacar todo a “los recortes”) y tiene 8 fallecidos por millón de habitantes, simplemente por haber actuado pronto, una medida barata.

Considero que la restricción de derechos fundamentales no puede basarse en suposiciones o en la mera declaración de la pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, ya que supondría una falta de independencia de las políticas sanitarias españolas respecto a las mundiales. ¿Es que acaso la OMS manda sobre el Ministerio de Salud y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid? No, solamente puede hacer recomendaciones y, además, en lo que atañe a su financiación privada, nos hace dudar de su imparcialidad. En este sentido, los ciudadanos españoles debemos estar protegidos ante la arbitrariedad y la inseguridad jurídica. ¿Cómo sabemos que estas medidas no justificadas se podrían aplicar de nuevo ante la próxima epidemia de gripe o de cualquier tipo de resfriado? ¿Por qué frente a unos virus sí y otros no? Necesitamos objetividad y criterios claros basados en la evidencia científica y en la bioética si además lo que se pretende es restringir derechos fundamentales.

En este sentido, me gustaría señalar que la guía del 7 de marzo de la OMS “Responding to community spread of COVID-19″( https://www.who.int/publications-detail/responding-to-community-spread-of-covid-19 ) no habla en ningún momento de cuarentenas generalizadas para toda la población de un país, sanos y enfermos por igual. Se habla de confinar, si acaso, a contactos asintomáticos y enfermos.

Veamos otro documento de la OMS del día 19 de marzo “Considerations for quarantine of individuals in the context of containment for coronavirus disease (COVID-19) (“https://www.who.int/publications-detail/considerations-for-quarantine-of-individuals-in-the-context-of-containment-for-coronavirus-disease-(covid-19) :

Traducción: La cuarentena debería implementarse solo como parte de un paquete integral de respuesta de salud pública y medidas de contención y, de acuerdo con el Artículo 3 de las Regulaciones de Salud Internacional (2005), ser completamente respetuoso con la dignidad, los derechos humanos y la libertad fundamental de las personas.

En la “Alocución de apertura del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 20 de marzo de 2020” Tedros Adhanom Ghebreyesus recomienda salir a caminar, correr o pasear manteniendo distancia de seguridad “si lo permiten las “consignas vigentes”. ¿En qué se basan las “consignas vigentes” del estado de alarma? ¿Se puede fumar e ir a comprar tabaco (los estancos son esenciales) pero no se puede salir a pasear? ¿Por qué?

https://www.who.int/es/dg/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-media-briefing-on-covid-19—20-march-2020

Tercero, no fumen. Fumar puede aumentar su riesgo de desarrollar una enfermedad grave si contraen la infección de la COVID-19.

Cuarto, hagan ejercicio. La OMS recomienda 30 minutos de actividad física diaria para los adultos y una hora para los niños.

Si las consignas vigentes en su territorio o país se lo permiten, salgan a caminar, correr o pasear y manténganse a una distancia segura de otras personas. Si no pueden salir de casa, busquen un video de ejercicios en línea, bailen, hagan un poco de yoga, o suban y bajen las escaleras.

En la web de la OMS a fecha de 14 de abril de 2020 podemos leer en uno de los puntos de preguntas y respuestas sobre el COVID-19: ¿Qué puedo hacer para protegerme del COVID-19?:

Quédate en casa si te encuentras mal. Si tienes fiebre, catarro o dificultad de respirar, busca atención médica y llama con antelación. Sigue las instrucciones de su autoridad de salud local. ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales tendrán la información más actualizada sobre la situación en tu área. (…)

Como vemos, en ningún momento recomienda la OMS (o yo no lo he encontrado) que la población completa de un país se quede en casa encerrada con supresión de derechos fundamentales como medida de protección. ¿Y qué dicen las autoridades nacionales locales, es decir, españolas? En su documento del 2 de abril de Preguntas y respuestas sobre el nuevo coronavirus (COVID-19). Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias se afirma que estamos en una situación “grave y excepcional” sin demostrar en qué se basan para decir tal cosa (habría que estudiar qué impacto en la mortalidad han tenido las propias directrices gubernamentales y el efecto pánico en la protección de la población vulnerable) y se contradice con las medidas de protección:

¿Qué puedo hacer para protegerme?

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias incluyen: -Higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno.

-Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.-Usar pañuelos desechables, y tirarlos tras su uso.

-Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión.

-Si se presentan síntomas, la persona debe aislarse en una habitación y seguir las recomendaciones del apartado de este documento sobre ¿Qué tengo que hacer si tengo síntomas?

No hay que tomar precauciones especiales con los animales en España, ni con los alimentos, para evitar esta infección.

¿Qué medidas de control se están tomando?

Desde el 14 de marzo se ha declarado el estado de alarma en todo el territorio español, por lo que se están tomando medidas para hacer frente a esta situación grave y excepcional, con el objetivo de proteger la salud de la ciudadanía, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública. Consulta fuentes oficiales para mantenerte al día de la situación.

Es decir, las autoridades sanitarias en ningún momento explican por qué una persona sana sin síntomas como yo, mi pareja y mis hijos deberíamos tener restringidos nuestros derechos fundamentales. Es más, si hacemos una cronología de la postura gubernamental y la posición experta estatal comprobamos lo siguiente:

Documento de 24 de febrero: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200224.Preguntas_respuestas_COVID-19.pdf

Pg. 5: ¿Qué es la cuarentena y qué papel juega en la prevención del COVID-19?Es la separación y restricción de movimientos impuesta a una persona que puede haber estado en contacto con una fuente de infección pero que está completamente asintomática.El objetivo de la cuarentena eslograr que, en el caso de que la persona se hubiera infectado, no transmita a su vez la infección a otros. La realización de cuarentena sólo tiene sentido para aquellas enfermedades que se pueden transmitir durante el periodo asintomático, es decir, antes de que en la persona se muestresíntomas de enfermedad. Otros virus similares como el coronavirus, causante del SARS, sólo era transmisible tras el inicio de la sintomatología. Pero en el caso del COVID-19 no existe por el momento una evidencia suficiente al respecto aunque hay alguna información disponible que apunta hacia ello.

  • 2 de marzo. Según Simón las personas asintomáticas no es que no puedan transmitir el coronavirus, pero si lo hacen, sucede en situaciones muy esporádicas y con poca probabilidad.
  • 5 de marzo. Documento “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (Sars-Cov-2)”: Hasta al momento, no hay evidencias de que se pueda transmitir desde personas infectadas asintomáticas.
  • 6 de marzo: “Tomar muestras de coronavirus a personas asintomáticas no tiene sentido”. Fernando Simón señala que llevar a cabo esta tarea puede generar una falsa sensación de seguridad entre la población.
  • 11 de marzo: Fernando Simón. ¿PUEDEN DARSE CONTAGIOS EN FASE DE INCUBACIÓN? “Es una situación muy improbable pero posible. Son casos asintomáticos muy particulares y son eventos que tendrán impacto en un grupo pequeño de personas, pero no será extrapolable a la evolución general de la epidemia”.
  • 5 de abril: El gobierno anuncia que prepara zonas de cuarentena para contagiados asintomáticos.

Algunos de los estudios que avalan, en teoría, que los asintomáticos contagiados efectivamente contagian son:

Imperial College – marzo: https://science.sciencemag.org/content/early/2020/03/24/science.abb3221

Lombardía – marzo (pendiente de revisión): https://arxiv.org/ftp/arxiv/papers/2003/2003.09320.pdf

Lombardía – marzo: https://catalyst.nejm.org/doi/pdf/10.1056/CAT.20.0080

Singapur- abril: https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/69/wr/mm6914e1.htm

No hay evidencia para mantenernos a todos enclaustrados y confinados por imperativo legal, de forma involuntaria, como es mi caso. Incluso ahora que están barajando la idea de las denominadas “arcas de noé” para recluir, en teoría de forma voluntaria, a los contagiados asintomáticos que no pueden hacer la cuarentena en su propia casa, no hay evidencia que apoye la aplicación de esta medida a toda la población que no es positiva en COVID-19. Yo no tengo el virus a día de hoy. Se está tratando de invertir la carga de la prueba dentro del campo de la salud: “todo el mundo está contagiado hasta que se demuestre lo contrario” con frases como esta de Antoni Trilla, jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clinic de Barcelona(Maldita.es): “La mejor manera para que no nos contagiemos unos a otros es pensar que cada uno de nosotros está ya contagiado. Y hacer todos los esfuerzos para no contagiar a los demás”.

Toda la estrategia de confinamiento generalizado se basa en la premisa de que los contagiados asintomáticos podrían contagiar sin darse cuenta a los demás. Pero si la población de riesgo se protege y aisla de forma voluntaria, ¿cómo podemos los jóvenes y sanos menores de 50 años contagiarles si ni siquiera les vemos porque están encerrados en sus casas? ¿No tendríamos que ser la población de bajo riesgo la que levantara el país y saliera con valentía para proteger a los que tienen que quedarse en casa o prefieren hacerlo? Cultivar para ellos, recoger comida y llevársela a su casa, que el país funcione bien para que la sanidad funcione también, cuidarles en definitiva. Y si hay personas conviviendo con personas sin riesgo y tienen miedo de contagiarles, efectivamente se podría valorar vivir separados y usar como medida las “arcas de noé” pero debe ser una decisión individual, libre e informada, y los centros de protección de riesgos laborales deben asumir que habrá gente que no pueda ir a trabajar para no contagiar a sus familiares.

Si por un principio de precaución se prefiere asumir que los contagiados asintomáticos pueden contagiar a los demás se podrían estudiar otras medidas de precaución como respetar la distancia de 2 metros entre personas. De este modo al menos podríamos salir y trabajar presencialmente.

En toda situación de crisis debe hacerse una ponderación de riesgos y beneficios. ¿Se ha hecho? ¿Por qué no tenemos acceso a ella en nombre de la transparencia? Puede que sin ese balance entre beneficios/riesgos se hayan tomado medidas que han podido ser contraproducentes y sobre las que exijo información.

  • ¿Cuántas personas que trabajan en las residencias de ancianos o discapacitados han tenido que dejar de trabajar para atender a sus hijos desde que se interrumpieron las clases de forma presencial? ¿Cuál ha sido el impacto en la mortalidad y desatención de los mayores?
  • ¿Cuántos médicos, personal sanitario, administracivo y de limpieza de los hospitales ha tenido que dejar de trabajar para atender a sus hijos desde que se interrumpieron las clases de forma presencial?
  • ¿Por qué en lugar de confinar a todo un país no se han tomado medidas de protección hacia los grupos de riesgo y recomendaciones voluntarias de autoaislamiento CON LA ANTELACIÓN SUFICIENTE  para esas personas y que ellas decidan en libertad y con información de riesgos qué quieren hacer con su vida? Ese es el grupo que potencialmente podría saturar la capacidad sanitaria ya que los jóvenes normalmente lo pasan de forma leve.
  • ¿Por qué no se recomendó a los familiares el llevarse a sus ancianos a casa y sacarlos de las residencias a tiempo?
  • ¿Cuántos niños se han tenido que quedar con los abuelos (población en teoría de riesgo) para que sus padres pudieran trabajar en los sectores denominados esenciales?
  • ¿El gobierno ha hecho una evaluación de riesgos y beneficios en torno a las medidas de confinamiento generalizado que ha tomado? ¿En qué estudio se ha basado para poder comprobar que una recomendación de confinamiento selectivo habría tenido peores o, en su caso, iguales resultados?
  • ¿Se ha tenido en cuenta los efectos en la salud mental y las secuelas que este confinamiento tan agresivo que no permite ni siquiera sacar a los niños o realizar deporte en exteriores respetando la distancia de seguridad?
  • Si en otros países con confiamientos menos restringidos se ha conseguido tener menor número de muertos, por qué España no ha podido hacer lo mismo y no ha protegido a la población de riesgo (en teoría, “los principales grupos vulnerables son los mayores de 60 años, y aquellas personas diagnosticadas de hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias, y el embarazo por el principio de precaución”).
  • ¿Cuáles son los datos objetivos de este virus de letalidad y contagio que avalan la implantación de un estado de alarma? ¿Cuáles deberían ser esas cifras objetivas de cara a saber si otros virus en el futuro cumplirían esos requisitos y no? ¿Quién nos dice que el año que viene no se impongan este tipo de medidas para evitar fallecidos de otras enfermedades?
  • ¿Por qué no se están haciendo autopsias a los fallecidos?
  • ¿Por qué la gente está muriendo sin familiares a su lado en los hospitales? ¿Quién ha creado semejante protocolo inhumano? ¿Los muertos de religión católica han podido recibir la extrema unción?
  • ¿Cuál ha sido el cómputo exacto de fallecidos en Madrid por todas las causas y por sars-cov-2 en marzo de 2020? Necesitamos el dato de “muertos con coronavirus” y “muertos por coronavirus”.

En base a lo expuesto, SOLICITO:

  • El fin del confinamiento obligatorio, es decir, el fin de la “limitación de la libetad de circulación de las personas” del Real Decreto 463/2020 por inclumplir presuntamente el Artículo 3 de las Regulaciones de Salud Internacional (2005) y no ser completamente respetuosos con la dignidad, los derechos humanos y la libertad fundamental de las personas. También solicito la suspensión de estas medidas en base a que el estado de alarma solo permite la “restricción del ejercicio de derechos fundamentales” no su suspensión (STC 83/2016).
  • El derecho a desplazarme con mi familia con libertad y en mi coche particular a la residencia que es propiedad privada de otro familiar en una localidad rural de la Comunidad de Madrid.
  • Que se haga un estudio y una evaluación objetiva de las medidas tomadas por las administraciones autonómicas y el gobierno central para comprobar en qué grado el número de muertos en España por COVID-19, mucho mayores que en otros países, pueden ser achacado a las propias medidas tomadas, al momento tardío en el que se tomaron, a la falta de medidas selectivas para proteger a la población de riesgo, al pánico creado al decir que no habría camas hospitalarias ni plazas de UCI para todas las personas que lo podrían necesitar, al empleo de tratamientos no basados en la evidencia científica. En definitiva, necesitamos un estudio que valore si el propio protocolo establecido en la gestión ha colaborado en la letalidad de este virus a modo de profecía autocumplida.
  • Una indemnización por los daños físicos y psicológicos por estar recluidos 34 días en casa (y los que nos quedan) de forma involuntaria. Esto es un experimento social en el que nosotros somos las cobayas sin haber dado ningún tipo de consentimiento.

Relacionado:

https://www.elmundo.es/madrid/2020/04/14/5e96144dfc6c834a508b467d.html

Problemas éticos en la experimentación psicológica. Asch, Milgram y Zimbardo en cuestión

Declaración universal sobre Bioética y Derechos Humanos

El Supremo exige a Sánchez los informes de los expertos con los que justificó el estado de alarma

Día 34: la ética

Lunes, 13 de abril de 2020

En noviembre de 2015 se emitió esta noticia en la Rai en el programa TG3 Leonardo:

Seguramente esto no tenga nada que ver con la epidemia actual  (no hace falta que vengan los “verificadores” a decírnoslo) pero lo importante y lo que tendríamos que debatir es si es lícito que se hagan este tipo de experimentos cuando tienen tantos riesgos. ¿Quién lo decide? ¿Los expertos y tecnócratas?

En este blog, hice alguna pequeña reseña sobre experimentos relacionados con la investigación en guerra biológica y la conexión con las técnicas de reproducción artificial o el aborto:

Fragmento de “Operación Paperclip. El programa secreto de inteligencia que trajo científicos nazis a América” de Annie Jacobsen

La OTAN y las nuevas tecnologías reproductivas.

El libro “Le Fruit de vos Entrailles” (Paris: Editions Suger, 1985) lo compré en su momento por internet y su subtítulo es bien claro: “Del bebé probeta a la guerra bacteriológica y el tráfico de fetos”. Lo voy a buscar por mis estanterías para hacer una breve reseña en cuanto pueda.

¿Cómo la ciencia pudo corromperse tanto? ¿Dónde queda la bioética? De nuevo, desde el buenismo y el “portubien” se vende a la población algo que podría calificarse desde un punto de vista político como maquiávelico y, en terminología cristiana, como satánico.

Rescato también este escrito de hace unos años:

La guerra del discurso (segunda parte): la noble mentira y la estratagema.

 

Relacionado:

– A SARS-like cluster of circulating bat coronaviruses shows potential for human emergence. https://www.nature.com/articles/nm.3985

-The proximal origin of SARS-CoV-2: https://www.nature.com/articles/s41591-020-0820-9

– Máximo Sandín: Covid 19. Sobre virus, asesinos y estrategias: http://www.somosbacteriasyvirus.com/covid19.pdf

-La venta de tejido fetal activa el debate sobre el aborto en EE.UU: https://www.eldiario.es/sociedad/tejido-activa-debate-aborto-EEUU_0_416459344.html

https://www.hispantv.com/noticias/china/452168/eeuu-coronavirus-laboratorio-armas-biologica

https://www.diariosur.es/marbella-estepona/abogado-marbella-denuncia-20200405193852-nt.html

https://www.newtral.es/las-teorias-no-verificadas-sobre-el-supuesto-papel-del-laboratorio-biotecnologico-de-wuhan-en-la-irrupcion-del-virus/20200223/

https://elpais.com/elpais/2020/02/10/ciencia/1581359329_317929.html?rel=str_articulo#1586821240569

https://www.hispanidad.com/confidencial/la-soberbia-invade-la-ciencia-juan-carlos-izpisua-produce-quimeras-de-hombre-y-mono_12011866_102.html

Pompeo sobre el origen del coronavirus: “Habrá un momento en que los responsables rindan cuentas por ello”

https://journals.plos.org/plospathogens/article?id=10.1371/journal.ppat.1006698

https://www.dailymail.co.uk/news/article-8211291/U-S-government-gave-3-7million-grant-Wuhan-lab-experimented-coronavirus-source-bats.html

https://elpais.com/ciencia/2020-04-03/doscientos-enfermos-probaran-un-farmaco-que-ha-bloqueado-el-coronavirus-en-minirrinones-humanos.html

Día 33: mejor un día como león que ciento como oveja

12 de abril de 2020

Preguntando por la salud de mi vecina X, a la que se llevaron en una ambulancia al principio de todo este confinamiento, he podido saber que finalmente ha fallecido. No hay derecho… Descanse en paz y que Dios dé consuelo a su familia.

No tengo twitter pero con esto del confinamiento estoy siguiendo a varias personas que me parecen interesantes por salirse del pensamiento único oficial respecto al Covid-19 o las medidas impuestas por el gobierno. En algunas cosas estaré de acuerdo con ellas y en otras no (lógico y normal) pero aprecio que existan otras formas de ver el mundo. La disidencia es importante, se esté de acuerdo o no con sus puntos de vista, para replantearse las cosas. En los tiempos actuales todo el mundo debe pensar igual, no se permite ni siquiera el debate o la refutación con argumentos. Vamos a aprovechar que al menos todavía no estamos en estado de excepción y, en principio, no pueden atacar la libertad de expresión; aunque, ojo, el ataque de los “bulos” va a ser la estrategia para silenciar a cualquier discurso que se salga lo más mínimo de lo permitido, tengámoslo claro.

Hoy he descubierto este video en el twitter de @gonzoblogger y creo que es impresionante. En este caso no hay nada que refutar o analizar o argumentar. Es simplemente el impulso de la libertad de un hombre al que no le da la gana quedarse en casa confinado. ¡Y además es “grupo de riesgo”! Así que todas estas medidas se supone que son para protegerle sobre todo a él. ¡Y él no quiere protección! ¡Quiere libertad! Desde luego, algunos viejos son los más atrevidos y valientes. Me parece heroico y coherente con sus ideales. Mientras existan personas así, la implantación de un régimen dictatorial globalista o capitalista-comunista de estilo chino estará un poquito más lejos.

Copio y pego la traducción es del Youtuber “informate informa”:

ATENCIÓN A ESTE ABU ITALIANO Traducción: – LA LIBERTAD VALE + que la MUERTE” ¿Cuántas personas murieron por nosotros [luchando] contra los alemanes. Gennaro Capuozzo* de once años MEDALLA DE ORO ¿Que narices hacéis cerrados en casa? ¿Qué os pasa? La LIBERTAD NO TIENE PRECIO MEJOR UN DÍA COMO LEÓN que ciento como oveja. Lo ven? allá está el negocio….LA FARMACIA ¿QUIÉN HA PROVOCADO ESTA SITUACIÓN? ¿QUIÉN LA HA CREADO? Vamos al monte!!! ¿Quiénes han creado esto, los chinos, los franceses, los alemanes?

* Gennaro Capuozzo, conocido también con el diminutivo Gennarino (Nápoles, 2 de junio de 1932, Nápoles, 29 de septiembre de 1943) fue un niño héroe de guerra que murió a los 11 años durante la Segunda Guerra Mundial en los combates durante el alzamiento popular conocido como Le quattro giornate di Napoli, que consiguió la liberación de la ciudad italiana de la ocupación de la Alemania nazi y el fascismo italiano.1​

————————————-

En contraste, cada vez llegan más videos de enfermeras y médicos bailando en hospitales, haciendo coreografías esperpénticas con la canción de Resistiré o similares en pleno “estado de alerta”. No me parece serio. En primer lugar por los muertos y sus familias. En segundo lugar porque la profesión médica y sanitaria debe respetarse a sí misma. Creo que debería ser motivo de apercibimiento o apertura de expediente disciplinario, así de claro, porque la libertad no existe en términos absolutos también tiene limitaciones, sobre todo cuando uno lleva un uniforme o está trabajando. En tu vida privada puedes hacer lo que te dé la gana pero si estás representando a una institución que, además, paga todo el mundo con los impuestos, pues esta clase de payasadas en el momento actual sobran. Y en tercer lugar porque los enfermos presentes no se merecen tener que aguantar semejante espectáculo de ruido y estímulos.

Respecto a las estadísticas a día de hoy:

Elaboración propia con los datos del INE. La cifra de 3.603 fallecidos fue publicada aquí.

No sé si cuando nos den los datos definitivos nos vamos a llevar una sorpresa o no. En un mal enero, como el de 2015 hubo 5.311 fallecidos en Madrid. Si hacemos caso a los crematorios sí ha habido más muertes de lo normal. El penúltimo informe MoMo dice que en Madrid han muerto del 10-31 de marzo: 5.518 por todas las causas.

https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Documents/informesMoMo2020/MoMo_Situacion%20a%206%20de%20abril_CNE.pdf

A esta cifra habría que sumar los muertos del 1-9 de marzo, pero no hay ningún informe de MoMo que nos lo cuente porque empezaron a hacerlos el día 19 de marzo. ¿Por qué no está ese dato. Lo desconozco. Si hacemos la media diaria de marzo del año pasado salen 133 fallecidos al día por todas las causas. 133 x 9 = 1.197. Si sumamos 1.197 + 5.518 = 6.715.

6.715 serían aproximadamente (con todas las matizaciones y sesgos que queramos) las personas que habrían fallecido en marzo de 2020 en Madrid. Para contextualizar, en marzo del año pasado murieron 4.125 y el año anterior 4.311. Habrían muerto unas 2.590 personas de más en Madrid con todo este lío del coronavirus, cifra que no cuadra con las defunciones oficiales por covid-19 de marzo (3.603). ¿Estoy equivocada con las cuentas? Aún así es una barbaridad, es una catastrofe.

Relacionado:

– Un blog muy interesante que he descubierto: https://thereversethinkingman.wordpress.com/

– Un libro muy interesante también, gracias al twitter de gonzoblogger y al entrevistador Juan Soto Ivars: https://www.elconfidencial.com/cultura/2020-02-01/antoni-sitges-serra-medicina-hospitales-tratamientos-505_2421511/

– El Cardenal Sarah dice que a los enfermos no se les puede denegar la asistencia sacrametal de un cura: https://www.catholicnewsagency.com/news/coronavirus-victims-have-inalienable-right-to-priests-help-says-cardinal-sarah-74704

– Del estado de alarma al estado de solidaridad: https://covid19siap.wordpress.com

– Manifiesto contra el confinamiento (no sé si lo había puesto ya pero, si es así, repito) de Juan José R. Calaza, Andrés Fernandez Díaz, Joaquín Leguina y Guillermo de la Dehesa: https://contraelconfinamientodelapoblacion.wordpress.com/

– Artículo de Máximo Sandín: COVID 19. SOBRE VIRUS, ASESINOS Y ESTRATEGIAS

– Twitter de Juan Gervás: https://twitter.com/JuanGrvas

– Cambios en el estado de alarma: se puede ir a la compra con los niños o ir al veterinario – “Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades, que deberán realizarse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada”: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/18/economia/1584517303_362468.html

– Debate sobre el estado de alarma: https://almacendederecho.org/estado-de-alarma-estado-de-excepcion-y-libertad-de-circulacion/

– Tuits varios:

Día 32: Corea del Sur

11 de abril de 2020

A propósito del ejemplo de Corea del Sur me gustaría señalar que se hace mucho énfasis en la parte tecnológica en su manera de afrontar el COVID-19 pero creo que más importante fue el factor temporal: actuaron pronto, por lo menos un mes antes que en España. Se hicieron muchos test y cuarentenas selectivas. El 21 de febrero el alcalde de Daegu recomendó a la población quedarse en casa.

He tomado algunos hitos de la cronología publicada en esta web: https://www.csis.org/analysis/timeline-south-koreas-response-covid-19

COREA: El 3 de enero recomiendan cuarentenas y aislamiento a las personas que entraban desde Wuhan.

ESPAÑA:

Documento español de 25 de febrero de 2020

https://twitter.com/sanidadgob/status/1232701043278012428

COREA: El 2 de febrero recomiendan cuarentena a las personas que habían tenido contacto con contagiados.

MADRID, ESPAÑA: 5 de marzo: Carmen Yolanda Fuentes Rodriguez, Directora General de Salud Pública, afirma que:

Debido a la capacidad de transmisión del coronavirus COVID-19, queremos informar de que la Dirección General del Salud Pública realiza la identificación y vigilancia de los contactos de los casos detectados, que son valorados individualmente, con el objetivo de identificar precozmente la posible aparición de casos de infección.

Los contactos podrán llevar su vida habitual en familia, con amigos y, en general, en el ámbito laboral, aunque se recomienda que se extremen las medidas de higiene respiratoria y lavado de manos mencionadas anteriormente, se eviten los lugares con aglomeración de personas, como eventos multitudinarios o medios de transporte públicos en horas punta. Asimismo, se evitarán desplazamientos largos fuera del domicilio habitual, viajes al extranjero o actividades diferentes a las cotidianas, y se notificará al responsable de su seguimiento cualquier desplazamiento fuera de la Comunidad de Madrid, informando del lugar de residencia durante esos días y fecha de regreso.

COREA: El 3 de febrero recomiendan cerrar centros de día y residencias si había habido contactos con positivos al COVID-19.

MADRID, ESPAÑA:  6 de marzo: La Comunidad de Madrid ha ordenado este viernes el cierre de los 213 centros de mayores, privados y públicos, para evitar la propagación del coronavirus. La medida ha sido adoptada después de la muerte de dos ancianos en centros de la región, uno en una residencia y otro en un centro de mayores. El Gobierno regional la justifica en la protección de esta población especialmente vulnerable.

Otras de las medidas de Corea:

El 4 de febrero el gobierno anuncia la aprobación de un presupuesto para tests.
El 7 de febrero ya están haciendo tests a personas con síntomas, aunque no hayan estado en Hubei.
El 12 de febrero amplían el screening a personas que vienen de Hong Kong y Macao.
El 23 de febrero se separa a los pacientes con infecciones respiratorias de los que no las tienen.
Se recomienda a un foco de contagiados que se aisle y a los que tienen síntomas que se hagan el test.
El 26 se ponen a hacer test a todos los miembros de la iglesia shingeonji (esto al parecer ha sido polémico por temas de libertad religiosa y privacidad…)
Siguen con los test masivos.
El 29 de febrero alcanzan el pico de contagios. Se aconseja distanciamiento social e higiene.
El 7 de marzo sacan la app que geolocaliza (también medida polémica).
El 10 de marzo se pospone el comienzo de las clases hasta el 23 de marzo.
Mediados de marzo: siguen ampliando los procedimientos especiales de inmigración a más países.
El 17 de marzo posponen la reapertura de guarderías y colegios hasta el 5-6 de abril.
Del 22 de marzo al 5 de abril: se recomienda a la población no salir de casa salvo trabajar, comprar comida o ir al médico.

Relacionado: