Día 20: las personas trabajadoras

Una pensaba que el estado de alarma nos haría olvidar por un momento la neolengua feminista con sus desdoblamientos absurdos y palabros. Pues no. En lugar de hablar de trabajadores prefieren hablar de “personas trabajadoras”, lo que nos llevaría hablar de personas ministras, personas camioneras, personas profesoras, etcétera. En fin, la locura que no cesa y así ha quedado reflejado en el BOE:

Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.

La cosa va de mal en peor. Tengo más miedo del caos social que se va a generar que del propio virus. Ese caos social puede causar muertos de hambre, por suicidios, va a empeorar la salud de la población y, para los que le preocupan tanto estos temas de los “recortes”, va a haber menos dinero para contratar médicos y material sanitario. Creo que no se ha estudiado bien el impacto social y sanitario de este cierre patronal impuesto por el estado ni se han estudiado alternativas. Además, como muchas empresas no tienen claro si deben cerrar o abrir, se puede romper la cadena de suministros hacia sectores de vital importancia, lo que podría conllevar desabastecimiento de productos de primera necesidad. Si se rompe una pieza en una fábrica y el pequeño taller que lo fabricaba no encuentra dónde comprar el material porque su proveedor habitual ha cerrado, ¿de dónde lo sacará? En Italia ya están pensando en “bonos alimentarios” que recuerdan mucho a las cartillas de racionamiento, para prevenir saqueos en supermercados. ¿En serio esto es lo que queremos que ocurra también aquí?

Me parece que estas medidas no van a tener ningún impacto en el número de muertes, simplemente se toman porque creen que deben dar la imagen de que toman medidas (sirvan o no da igual). Pero tengo la sensación de que una vez que no se tomaron las medidas de protección de la población de riesgo en su momento, cuando había que haberlas tomado, ahora ya poco pueden hacer para solucionar sus propios errores. El número de muertes irá descendiendo poco a poco y dirán que ha sido por esto, incluso aunque sea una cuestión climatológica por la llegada del calor o porque ya las personas de más riesgo o han superado la enfermedad o han fallecido. Por ahora llevamos tres días rondando los 800 muertos diarios.

En cuanto a la edad de los fallecidos estos son los datos de los que disponemos (datos del Ministerio a través de El País):

El 68% de los ingresados en la UCI tiene más de 60 años, con lo cual sería a esos trabajadores a los que habría que proteger más. Y, por supuesto, al personal sanitario que ahora mismo es población de riesgo con muchísimos contagiados y de baja o cuarentena.

Yo quiero que vuelvan a abrir los colegios y poder volver a trabajar de forma presencial, con las medidas de seguridad y de prevención de riesgos laborales que se considere necesarias. ¿Soy una inconsciente por creer que el estado de alarma y los confinamientos pueden tener más riesgos que beneficios en la salud de la población? ¿Ir a trabajar si eres menor de 50 años es un peligro para ti mismo o para el colapso de la sanidad? Creo que las personas que tienen familiares de riesgo en casa no deberían reincorporarse al trabajo y seguir en confinamiento pero, ¿y los demás? En fin, que no comparto las medidas tomadas y considero que son más populistas y efectistas que científicas. Simplemente se están copiando unos a otros. Como China lo hizo, nosotros debemos hacer lo mismo. Como Italia lo hizo, nosotros debemos hacer lo mismo. Por cierto, viendo lo que está pasando aquí, me cuesta mucho creer que en China solo fallecieran 3.000 personas. Por lo pronto voy a ver si saco tiempo para escuchar con atención al Comité de Ciencia y Tecnología del parlamento de Reino Unido a ver si saco algo en claro.

Pero el mal ya está hecho con nuestros mayores y desgraciadamente no tiene solución gracias a la ineptitud de los políticos.  Todavía no he encontrado un solo estudio científico que mida el impacto de la salud de la población una vez que se levante el confinamiento, ya que vamos a salir bastante tarados y con menos defensas, peor aún los enfermos crónicos. Y de la sanidad pública ni hablamos… Creo que China tenía ahorros para aguantar dos meses con una zona del país cerrada, pero, España y otros países europeos están muy endeudados. El dinero se lo pueden inventar imprimiendo papelitos o ceros en una cuenta electrónica pero de alguna forma u otra lo pagaremos, ya sea con inflación, subidas de impuestos o pérdida de poder adquisitivo.

He dicho antes que creo que no se ha estudiado bien el impacto. Pues a lo mejor me equivoco y se ha estudiado demasiado bien el asunto y lo que se pretende es una demolición controlada del mundo tal y como lo conocíamos con la excusa de un virus.

Relacionado:

– El asunto de la geolocalización y las contradicciones de Vox frente a la app de Corea del Sur: https://www.lavanguardia.com/politica/20200330/48168769983/coronavirus-vox-desvela-maneras-eludir-geolocalizacion-movil.html

https://twitter.com/protestona1/status/1244719228852285440

Día 16, 17 y 18: ansiedad y desconexión

Jueves, 26 de marzo

Viernes, 27 de marzo

Sábado, 28 de marzo

No he escrito estos días porque de leer demasiadas noticias, cuidar de mis hijos y acostarme de madrugada y levantarme muy temprano estaba entrando en un bucle que realmente me iba a llevar a enfermar. Hubo un día en el que sentí una opresión en el pecho brutal por la ansiedad e incluso llamé a mi centro de salud para ver si me podían recetar algo puntual. Supongo que ya lo sabréis pero los centros de salud en Madrid (al menos el mío) atienden de forma telefónica, no presencial, lo que está siendo también criticado ya que también eran un filtro para evitar colapsar las urgencias. ¿Cosas de la profecía autocumplida? Tardaron en cogerme el teléfono pero al final me devolvió la llamada mi doctora, me dio algunos consejos para manejar la ansiedad y me hizo una receta de un medicamento que por ahora no he recogido. He optado por intentar hacer una cura de sueño, algo de desconexión informativa y películas malas españolas, de esas comedias locas subvencionadas con alguna que otra vieja gloria que al final ni se estrenan en los cines de lo malas que son.

Una vez tratada la ansiedad en su momento agudo, para prevenir sí he intentado leer contenido de alta calidad, como los libros del Cardenal Sarah de los que hablé anteriormente. A mí me transmiten muchísima tranquilidad, serenidad y templanza, a pesar de no edulcorar en nada el momento histórico en el que se encuentra la sociedad occidental. Obviamente, están escritos antes de que apareciera esta epidemia, pero los problemas espirituales que señala creo que están muy relacionados con la forma de abordar esta cuestión: la mentira, el egoismo, confundir buenismo con virtud, el deseo de algunos de ser como dioses transhumanistas, la muerte de Dios, la pérdida del Padre, el maquiavelismo y la lucha de todos contra todos. En definitiva, la falta de amor. Y todo esto lo señala, no solo hacia el mundo ateo sino que su descripción más crítica se centra en los miembros de la propia Iglesia. En fin, un libro que hay que leer.

Yo ya me he acostumbrado, desde hace unos años, a leer y a escuchar todo lo que me decían los grandes medios que no había que leer ni escuchar. Es más, cuanto más grande es la campaña de boicot o censura hacia ciertas posturas, más curiosidad siento para leer sus libros y formarme mi propio criterio. Siempre me pregunto, qué estará diciendo tal o cual persona para que todos los medios de comunicación (controlados por los monopolios empresariales a nviel mundial) me digan que no debo leer o comprar un determinado libro. Esto, desde hace unos cuantos años, me ha hecho leer cosas que antes no se me hubiese ocurrido leer ni por asomo. Me dan igual las etiquetas, me dan igual los prejuicios, me dan igual los insultos, me dan igual las ideologías y los líos politiqueros entre la izquierda y la derecha.

Día 14: templanza

Martes, 24 de marzo de 2020

Hoy se han llevado a una vecina anciana de mi barrio en una ambulancia con oxígeno. No sé si era por COVID-19 o por otra causa. Se ha ido sola, nadie la acompañaba, y me ha dado muchísima pena. He aprovechado la hora a la que la gente sale a aplaudir para intentar hablar con su familia pero ha sido imposible la comunicación de una acera a la otra, no la escuchaba bien. Solamente he entendido: “es mi hermana”. También me van llegando más casos de contagiados por COVID-19 a través de amigos de amigos. Todavía no conozco a nadie afectado de forma directa y toco madera.

Boris Johnson ya ha decretado cuarentena y los medios se le han echado encima: “Boris Johnson cambia de dirección”, “Boris Johnson rectifica”. Según entendí de su asesor científico, no es que se opusieran a las cuarentenas generalizadas sino que creían que esas medidas se tenían que hacer en determinado momento, ni antes ni después, y que en cualquier caso, la gente se va a tener que inmunizar con este virus sí o sí más allá del tema administrativo del colapso sanitario.

La realidad es que parece que no hay mucha evidencia sobre lo que funciona y lo que no. Suecia todavía no hace confinamientos masivos ni cierra escuelas, y usa los mismos argumentos de Boris Johnson, pero es posible que cambie en el futuro:

El argumento para no cerrar escuelas es que no hay suficiente literatura científica que evidencie que sean un foco de propagación del virus, a la vez que sería contraproducente obligar a los padres a quedarse en casa para cuidar a sus hijos, especialmente aquellos con trabajos esenciales.

En Rusia han creado esta propuesta:

La última medida contra la pandemia es confinar a los mayores de 65 años en sus casas 20 días, hasta el 14 de abril. Estarán asistidos por un equipo de voluntarios. El Ayuntamiento de Moscú ha creado un servicio llamado “Nosotros juntos” para que estos ofrezcan su ayuda y para que los mayores pidan alimentos o medicinas. El alcalde, Serguéi Sobianin, también anunció una ayuda de 4.000 rublos (50 euros) a los afectados. Del confinamiento quedan excluidos directivos y empleados cuya presencia es vital en sus trabajos. En esa categoría entra el presidente Putin, que tiene 67 años.

Yo sigo sin encontrar la evidencia científica de que una cuarentena total de un país sea mejor para evitar el colapso sanitario que una cuarentena restringida a las personas de riesgo e infectadas. Ahora que también me preocupa y mucho la situación en la que quedan muchos personas mayores viudas o solas, que puede que se queden aisladas en casa durante uno o dos meses, sin hablar con nadie, sin socializar más allá de hablar por Skype. Eso es un riesgo para su salud mental y física y no sé por qué razón no se busca la manera de que puedan irse a vivir con sus familiares, una vez que ya hemos pasado 14 días de cuarentena sin síntomas de ningún tipo ni contactos con otras personas.

En otro orden de cosas, para prorrogar el estado de alarma hace falta que se apruebe en el Congreso de los Diputados. Yo considero que no ha quedado demostrado que el estado de alarma haya detenido el colapso sanitario. El colapso sanitario no se evita quedándonos en casa los sanos sino recomendando el aislamiento a las personas de riesgo por un tiempo limitado (puede tener efectos secundarios contraproducentes en su salud física y mental), ampliando el número de camas, el número de Equipos de Protección Individual, respiradores, plazas de UCIs, etcétera. Si estoy equivocada me gustaría que algún experto me aportara alguna prueba de las bondades del confinamiento de toda la población de un país en casa, incluida la población sana. Estoy segura de que en los hipotéticos juicios que se celebren sobre este tema, esa prueba se exigirá y alguien tendrá que aportarla.

Además, creo que tampoco se ha previsto los efectos colaterales del “yo me quedo en casa”, ya que muchas personas pueden apurar y no ir al médico cuando verdaderamente necesitarían ir a urgencias. Tampoco se está evaluando el efecto pánico, ya que hay personas que pueden tener hasta un ictus al ser diagnosticadas por coronavirus, por la ansiedad, por los nervios, porque tengan esa predisposición…

Si se me dice que en China funcionó yo diré muy bien, sí, es cierto. Pero, ¿y si se hubiese conseguido lo mismo con medidas específicas y no generalizadas a toda la población sana? ¿Cómo sabemos que no es matar moscas a cañonazos? Estamos ante una enfermedad que por estadística y por sus efectos no es la simple “gripe” de la que se hablaba en un principio pero no veo informes en España que evalúen estos aspectos en términos de coste/beneficio. ¿Cuáles están siendo los criterios de actuacion del gobierno? ¿Nadie lo va a preguntar en el Congreso antes de votar la prórroga? Entiendo que es una decisión complicada porque la gente es la que está pidiendo medidas más restrictivas pero, ¿se puede paralizar un país? ¿Qué garantías tenemos de poder abordar esta crisis con un país parado? ¿No aumentará el colapso sanitario? Si hasta los 50 años apenas hay mortalidad, ¿no deberíamos los más jóvenes sacar el país adelante? Yo, aunque creo que soy la única persona que piensa así en todo el país y a lo mejor alguien me demuestra que estoy equivocada, votaría no a la prórroga del estado de alarma. No porque le quite importancia al virus sino porque pienso que se puede luchar mejor contra él sin los confinamientos generalizados y el miedo.

Espero que todas las familias que tienen a alguien ingresado puedan ver su pronta recuperación y estar a su lado lo antes posible.

Buenas noches. Os dejo con un video sobre el experimento psicológico de conformidad con el grupo de Asch:

Relacionado:

– https://elpais.com/sociedad/2020-03-24/los-politicos-estan-locos-no-saben-lo-que-es-ser-nino-y-estar-encerrado.html?rel=lom

https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/oriol-mitja-coronavirus_329046_102.html

https://www.consalud.es/pacientes/especial-coronavirus/confinamiento-total-indispensable-evitar-colapso-sistema-sanitario_76267_102.html

https://www.huffingtonpost.es/amp/entry/uno-de-los-mayores-expertos-espanoles-desvela-lo-que-le-dijo-al-gobierno-hace-semanas-sobre-el-coronavirus_es_5e78d535c5b6f5b7c5486775/

– Entrevista Juan Gervás: https://ia801500.us.archive.org/19/items/rcentrevistajuangervas/RC_Entrevista%20Juan%20G%C3%A9rvas.ogg

-Las personas con autismo pueden salir a la calle durante el estado de alarma:

https://www.lavanguardia.com/vida/20200320/474267554936/personas-autistas-salir-calle-confinamiento.html

https://www.diariodeleon.es/articulo/afondo/gobierno-permite-salir-calle-personas-autismo-conductas-disruptivas/202003201023461997869.html

 

Día 12: el buenismo confundido con virtud

Domingo, 22 de marzo de 2020

Ayer tuve todo el día una opresión en el pecho terrible, sentía un miedo paralizante a que le pasara algo a alguna persona querida y no hubiera camas de hospital si las necesitábamos, ni en la sanidad pública ni en la privada debido al potencial colapso sanitario. Digo potencial porque no sé en qué momento estamos. Las últimas cifras creo que son estas de La Vanguardia:

De hecho, algunas informaciones apuntan que la saturación de las UCI madrileñas es ya insostenible y que en algunos hospitales ya están al doble de su capacidad por paciente de coronavirus. Según los datos difundidos, en el hospital Ramón y Cajal, con 14 puestos de UCI médica en situación normal, el jueves había ya 31 pacientes críticos ingresados entre la UCI. En el Gregorio Marañón, con 20 camas de UCI habitualmente, había el jueves 44 camas de este tipo ocupadas. En La Paz, también con 20 en un contexto normal, había 42.

Me causa una tremenda ansiedad que se esté dejando morir a los ancianos por falta de respiradores. ¿Esto está pasando de verdad? Esto es lo que dice Óscar Haro:

“Seguramente hoy mi padre no se hubiera muerto”, agrega. “El lunes mi madre y mi padre dieron positivo en coronavirus. A mi padre no le he vuelto a ver”, confiesa. “Les lleve a urgencias. Mi madre se dio el alta voluntaria porque quería cuidar de mi padre y a mi padre le aislaron hasta hoy, que ha muerto”, informa con tristeza. “No entiendo por qué ha muerto. No entiendo que una persona como mi padre que lleva desde los 15 años trabajando, cotizando, se ha muerto porque no hay respiradores, porque no le han podido tratar más, porque hay una ley que dice que con más de 75 años ya no interesa cuidarlos y les dejan morir”, asegura. “Están muriendo todo el rato personas”.

“Estamos diciendo que tenemos una Seguridad Social increíble cuando el personal sanitario no tiene ni guantes que ponerse. No tenían batas ni máscaras esta mañana”, anuncia indignado, “No entiendo que mi padre, que ha estado desde los 15 años con su mujer, no haya podido despedirse de ella”.

Aquí ha habido una falta de previsión total por parte de la Comunidad de Madrid y del gobierno. El hospital temporal del IFEMA (que yo, una simple ciudadana, ya veía necesario desde el 11 de marzo dado que se nos amenazaba con el colapso sanitario) no se ha comenzado a planificar hasta el 20 de marzo, nueve días después del cierre de los colegios, cuando Isabel Díaz Ayuso y Margarita Robles acordaron su instalación.

Las residencias de ancianos no se han cerrado y lo único que se ha hecho es prohibir las visitas de fuera. ¿Dejaría alguien a su madre en una residencia en la que ha habido un brote de COVID-19? Tampoco sé si se ha dado a las familias la posibilidad de dar cuidado domiciliario a los ancianos en casa o han recibido ayudas en este sentido mientras dure el confinamiento. ¿Se ha hecho? No sabemos nada. Creo que no basta desde luego con desinfectar las instalaciones. Si fuera así, también podían haber desinfectado los colegios y mantener las clases. ¿Por qué los niños han tenido ese trato de favor en comparación con los ancianos?

Creo que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid debería explicar todo esto. ¿Por qué la inacción? ¿Por qué un colapso? ¿Por qué tener que elegir entre salvar a los jóvenes antes que a los viejos? ¿Por qué no cerrar las residencias y ayudar a las familias a cuidar a sus ancianos en casa al menos mientras dure el estado de alarma y las cuarentenas generalizadas?

Ellos son los importantes, la población de riesgo. Sin embargo, nos tienen a todos encerrados en casa y lo importante no se ha hecho. La población sana en casa y los de riesgo en residencias con casos de coronavirus COVID-19. No lo entiendo. La población sana en casa y los hospitales colapsados porque no se advirtió en su momento a los mayores del peligro de contagio para ellos.

Siguen las diferentes administraciones sin explicar qué pruebas tienen o en qué se basan para mantenernos encerrados en lugar de haber tomado medidas específicas para los grupos de riesgo. Creo que lo hacen para intentar tapar sus errores y usarnos de chivos espiatorios. Muchas de estas cosas tendrán que dirimirse en los juzgados cuando todo esto acabe. Presiento que podría haber dos tipos de demandas, sobre todo de familiares con fallecidos por coronavirus, las que critican por falta de medidas y las que critican la falta de medidas necesarias y que las que se han tomado han sido abusivas para los derechos y libertades:

A. Las de las personas que piensan que las medidas tendrían que haberse tomado antes y haber sido más restrictivas. Por ejemplo, para haber prohibido las manifestaciones masivas del 8-m o eventos como los de Vox en Vistalegre.

B. Las de las personas que piensan (que pensamos) que al no haber evidencia de que mantener paralizado un país y encerrada a toda la población sana en sus casas tenga más impacto que tomar medidas específicas, lo normal hubiese sido optar por las medidas que menos daño hagan y por la previsión en la preparación de hospitales de campaña y compra de los respiradores necesarios. No es decir que no se haga nada sino que la acción se centre en evitar el colapso sanitario y en la precaución en la población de riesgo. Ellos sí que deberían quedarse en casa con un consentimiento libre e informado sobre los riesgos que existen para ellos. Yo no creo que se deba encerrar a la gente por obligación, como se ha hecho. Pero para tomar decisiones libres e informadas hace falta información clara, algo que no ha habido. Si hemos ido de cenas con amigos o a manifestaciones sin ningún tipo de restricción o recomendación es porque nadie nos advirtió del peligro de manera oficial. No digo que locutores de radio lo dijeran o twitteros o youtubers. Me refiero a la postura oficial.

Italia

En Italia, acabo de escuchar a Lorenzo Milá decir que ha bajado el número de víctimas mortales. Y, sin embargo, van a adoptar un confinamiento más restrictivo. ¿Es esto lógico? Si ya están bajando los fallecidos es que el pico ya ha terminado, ¿no? ¿En qué cálculo se basa la adopción de medidas más duras?

Sin embargo, mirad lo que dice esta española desde Italia:

Y es que, dice Rosa Blanca, “no vemos que la cosa se pare; un día hay 200 muertos, al siguiente, 300…”.”La cosa es que no veo el fin, de momento. Dijeron que los niños volverían a clase el 25 de marzo, pero si la gente no se lo toma en serio no veo la luz hasta el verano”, teme la zaragozana, que anima encarecidamente a no cometer en España los errores de Italia.

Es decir, la responsabilidad de que suban los contagios es de la gente que no se lo toma en serio. ¿Pruebas científicas de todo ello en un país confinado por ley? A la población se la está dando un chivo expiatorio para evitar las responsabilidades políticas y justificar medidas no basadas en la evidencia.

Colapso sanitario

Leo esta noticia en Público:

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha advertido de que el “colapso” del sistema sanitario “se puede producir en algunos puntos” pero ha expresado sus dudas de que sea generalizado en toda España. “La epidemia empezará a descender antes del colapso sanitario, si es que este se produjera”, ha dicho.

“Si estamos pensando que el día con mayor transmisión, a partir del cual empezamos a descender, se va a producir esta semana, el punto crítico para las Unidades de Cuidado Intensivo se producirá una o dos semanas después“, ha manifestado este domingo Simón en la rueda de prensa de los responsables técnicos del comité de seguimiento del coronavirus en España.

Sobre el tema del colapso sanitario me ha parecido interesante lo que comenta el eurodiputado Jorge Buixadé de Vox sobre la posibilidad de derivar pacientes que necesiten UCIS a otras comunidades autónomas antes de hacer eso que dicen que van a hacer y que se supone que todavía no ocurre: elegir a quien se le va a dar un respirado y a quien no en función de la edad.

Ayuso dice que eso es un bulo, que se atiende a todo el mundo como se puede: https://www.20minutos.es/noticia/4194449/0/madrid-niega-prioridad-pacientes-coronavirus/

“Madrid atiende a todos los pacientes por igual, la vida es la vida. No se está seleccionando a nadie y se está atendiendo a todo el mundo como se puede“. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, respondía así de tajante durante una entrevista en Antena 3 a la pregunta de si en los hospitales se estaba priorizando la atención a enfermos de Covid-19 por edad y se había dejado de intubar a los mayores de 80 años y a los pacientes con patologías graves previas.”

(…)

 “Admitir un ingreso puede implicar denegar otro a otra persona que puede beneficiarse más, de forma que hay que evitar el criterio primero en llegar, primero en ingresar”, apunta el texto atribuido al Grupo de Trabajo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), un trabajo que cuenta con el visto bueno de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Pero esto también es curioso porque lo de que en Italia se está haciendo triajes por edad tampoco tengo claro si es un bulo o no. Las noticias siguen volando por internet pero las fuentes son más confusas. He seguido la pista a este tema y he llegado a un artículo de The Telegraph que parece que es de dónde partía todo en donde hablan de un documento en italiano que yo no he podido encontrar. En el texto señalan que “es probable” que vaya a existir (en futuro) un punto en el que no haya suficientes UCIs:

The growth of the current epidemic makes it likely that a point of imbalance between the clinical needs of patients with COVID-19 and the effective availability of intensive resources will be reached.

¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo? Se supone que ese documento lo firma el departamento de protección civil de la región de Piamonte, una unidad de dirección de crisis en Turín. Luego después añaden que “fuentes oficiales”:

The document is already complete and only approval from a technical-scientific committee is needed before it is sent to hospitals. The criteria are expected to apply throughout Italy, government sources said.

Lo que viene a decir The Telegraph es que el documento está casi completo y falta la única aprobación de un comité científico-técnico para que se mande a los hospitales. El criterio se supone que se aplicará a toda Italia.

Pero luego nos tranquilizan un poco: Roberto Testi, miembro del comité científico-técnico de Piamonte le dice al periódico que ahí en Piamonte, quieren retrasar al máximo el uso de esos criterios. Por el momento todavía hay plazas en las unidades de cuidados intensivos y estamos trabajando para crear más.

Roberto Testi, president of the coranavirus technical-scientific committee for Piedmont, told The Telegraph: “Here in Piedmont we aim to delay as long as possible the use of these criteria. At the moment there are still intensive care places available and we are working to create more.

Dice que quieren llegar lo más tarde posible al punto en el que habrá que decidir quién vive y quién muere.

Aquí en España hay medios que van aún más allá, afirman sin ninguna base en su titular sensacionalista “Coronavirus: Italia aprueba un protocolo para decidir quién vive y quién muere”, aunque luego en el copia-pega que hacen después se explica que “El documento, que según fuentes gubernamentales sería aplicable a toda Italia, estaría ya completo a falta de cerrar los últimos detalles y de obtener la aprobación de un comité técnico-científico antes de enviarlo a los hospitales”.

“Sin embargo, hay 80% de las personas infectadas que pasarán la infección sin problemas, 12-15% que necesitarán terapia subintensiva o intensiva (para quienes es importante que la hospitalización no se realice al mismo tiempo durante todo; es esencial que el pico epidémico se diluya con el tiempo) y un porcentaje residual que, desafortunadamente, no superará al virus”.

En esta línea he visto otro artículo de Carme Chaparro en Yahoo: “¿Cuándo empezarán los hospitales españoles a negar asistencia a los ancianos con coronavirus y dejarlos morir?”

Reino Unido:

Ya es noticia también que, finalmente, en Reino Unido van a cerrar los colegios:

El ‘premier’ cedió así a la presión de los sindicatos de profesores para decretar el cierre, alertando del riesgo del personal docente y advirtiendo que los colegios se estaban quedando vacíos por el pánico ante el coronavirus. Varios expertos en epidemiología han criticado la tardanza del Gobierno en aplicar esta medida.

Las últimas medidas de Boris Johnson han sido precisamente en la línea de tomar medidas específicas pero, ojo al titular de “La Razón”, como si aquí en España no estuviésemos encerrados todos: Boris Johnson quiere “encerrar” en sus casas a 1,5 millones de enfermos

Y en otro artículo de El País:

En busca de un equilibrio que ha resultado imposible, el Gobierno británico se agarró a hipótesis científicas dotadas de lógica pero difíciles de defender políticamente. “Una estrategia adicional consistiría en aplicar medidas más intensas en aquellos grupos de edad o riesgo que presentan más posibilidades de desarrollar una enfermedad grave (aislamiento en casa de los mayores de 65 años o protecciones extra en las residencias para mayores). La mayoría de la población desarrollaría inmunidad y se podría prevenir una segunda ola de contagios, a la vez que reduciríamos la presión sobre el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus cifras en inglés)”, aseguraba un informe del 26 de febrero. https://elpais.com/sociedad/2020-03-22/cuando-el-coronavirus-obligo-a-boris-johnson-a-dejar-de-ser-boris-johnson.html

Confinamiento total

Leo esto en El País:

Un grupo de 70 científicos, liderados por el especialista en enfermedades infecciosas Oriol Mitjà, han hecho pública este sábado una “opinión científica” en la que aseguran que es necesario un confinamiento total de la población para detener la epidemia de coronavirus en España. “Con una restricción de movilidad parcial, como la actual, estimamos que se alcanzaría el punto de saturación del sistema sanitario alrededor del 25 de marzo”, aseguran los firmantes. Y añaden que esto “se podría evitar si la restricción de la movilidad fuera total y se decretara sin demora”. Sin embargo, la propuesta también ha suscitado críticas: primero, por no derivarla exclusivamente por los cauces profesionales; y segundo, por la poca viabilidad y el elevado impacto económico y social que tiene la medida de confinamiento total, según otros expertos consultados.

Sin embargo, Oriol Mitjá el 12 de febrero decía esto en la Vanguardia:

Según Mitjà, “la infección por el nuevo coronavirus es muy leve. La tasa de letalidad fuera de China es del 0,2 %. Es muy parecida a la gripe epidémica que sufrimos todos los inviernos”.

“Creo que no hay riesgo para toda la población. Los modelos matemáticos explican que el hecho de que el virus llegue o no aquí depende del número de casos de China y del número total de viajes que se hagan”, ha opinado.

También ha afirmado que “es poco probable que un caso aparezca aquí. Se pueden minimizar mucho los riesgos. Es posible que si aparece un caso en el MWC deban hacerse cuarentenas. Nuestro sistema de salud está preparado para asumirlo”.

La canción de moda va en la misma línea: “Quédate en tu puta casa, las calles se cierran, nadie hace caso, piensa en tu abuela. Hospitales, colapso, mucho egoismo…”. Es decir, la culpa es tuya porque no te quedas en casa (el país confinado en estado de alarma y con multas) y eres un egoísta por no pensar en tu abuela. En lugar de decir que la recomendación debería ir dirigida hacia que tu abuela sea la que se quede en casa y que tú, precisamente para no ser un egoísta, joven y fuerte, a lo mejor eres el que tienes que salir a levantar el país para proteger mejor a tu abuela encerrada en casa y que se sigan fabricando medicinas, le pueda llegar la comida a su casa, etcétera. Si todo se cierra se puede poner en más peligro a los mayores. Pero, bueno, creo que aquí hay una operación psicológica de invertir lo que está bien y lo que está mal para limpiar conciencias , evitar señalar responsabilidades políticas y tomar medidas que minimicen el daño. El buenismo confundido con virtud. Mientras yo estoy en casa, hay ancianos desprotegidos en las residencias. Por lo menos, dejad que haya debate y libertad para pensar diferente MIENTRAS NOS QUEDAMOS EN CASA.

Relacionado:

– Entrevista a Oriol Mitjà: https://elpais.com/espana/catalunya/2020-03-16/la-epidemia-de-coronavirus-era-evitable.html

– Doctora Natalia Prego: https://www.youtube.com/watch?v=tJ4U-dlO3Es

– John P.A. Ioannidis: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/03/17/la-advertencia-de-un-academico-y-epidemiologo-de-stanford-sobre-el-coronavirus-un-fiasco-en-ciernes/

– John P.A. Ioannidis: https://www.statnews.com/2020/03/17/a-fiasco-in-the-making-as-the-coronavirus-pandemic-takes-hold-we-are-making-decisions-without-reliable-data/

– Un responsable médico de Italia: “Si la gente no comprende que debe quedarse en casa, la situación será catastrófica”: https://www.20minutos.es/noticia/4180084/0/responsable-medico-italia-gente-no-comprende-quedarse-casa-situacion-catastrofica/

– ANDALUCÍA – El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, aseguró que “el Servicio Andaluz de Salud (SAS) tiene margen todavía y los hospitales no están colapsados, pero Andalucía quiere adelantarse y estar preparada”. Por ello, anunció, entre otras medidas, la medicalización de hoteles para “aliviar el sistema sanitario”. https://andaluciainformacion.es/malaga/886578/la-provincia-de-cadiz-se-prepara-para-evitar-el-colapso-sanitario/

– CASTILLA Y LEÓN – Los hospitales de Castilla y León se encuentran al 53% de su capacidad y las Unidades de Cuidados Intensivos al 60% mientras aumentan los casos por coronavirus a 668, con 29 fallecidos. https://www.larazon.es/castilla-y-leon/20200319/3wvcukrjs5bb7ceg4xakpqcc2q.html

– GALICIA – No obstante, el sistema sanitario gallego aún tiene capacidad para estos casos extremos, pues las 160 camas habilitadas antes de la crisis sanitaria en las unidades de cuidados intensivos se elevarán a 274 en los próximos días. https://www.farodevigo.es/sociedad/2020/03/22/madrid-roza-colapso-galicia-resiste/2266118.html

– EXTREMADURA – 22 marzo – No existe ningún colapso en el sistema público sanitario de Extremadura. https://digitalextremadura.com/no-existe-ningun-colapso-en-el-sistema-publico-sanitario-de-extremadura/

– ARAGÓN – 16 marzo «Nuestros hospitales no están en situación de saturación», afirmó este lunes la consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez. Aseguró que hasta el momento no hay problemas asistenciales en ningún hospital de la región -ni en plantas ni en unidades de cuidados intensivos (UCI)-, e hizo un llamamiento a la «tranquilidad» y a la «confianza» de los ciudadanos. Además, indicó que se está planificando con los hospitales privados la utilización de sus camas y recursos asistenciales por si fuera necesario. https://www.abc.es/espana/aragon/abci-tres-detenidos-zaragoza-fiesta-privada-tras-decretarse-estado-alarma-coronavirus-202003160918_noticia.html#vca=mod-sugeridos-p1&vmc=relacionados&vso=coronavirus-aragon-en-directo-las-infecciones-se-disparan-un-50-en-24-horas-y-lo-peor-esta-por-llegar&vli=noticia.foto.local#DD

Aragón dispuso hace días un plan de contingencia en previsión de una avalancha de casos muy graves que pudiera comprometer la capacidad operativa de las UCI: se ha previsto reconvertir quirófanos en unidades de cuidados intensivos, medida con la que Aragón podría ganar otras 133 camas de UCI, como mínimo. También han quedado en reserva otras 22 camas de unidades de cuidados intensivos en hospitales privados. https://www.abc.es/espana/aragon/abci-aragon-acumula-24-muertos-coronavirus-y-241-hospitalizados-45-ellos-graves-o-criticos-202003221307_noticia.html

– JIMENEZ DÍAZ 13 DE MARZO: https://www.redaccionmedica.com/autonomias/madrid/coronavirus-la-jimenez-diaz-desmiente-la-saturacion-de-sus-uci-6015

– Traslado de pacientes: https://www.vozpopuli.com/sanidad/sentido-pacientes-UCI-Madrid-comunidades_0_1338467090.html

– Psicosis contra la gente, divide et impera: https://www.niusdiario.es/sociedad/enfermo-cancer-avanzado-increpado-prescripcion_18_2920320165.html

Día 11: el miedo

Sábado, 21 de marzo de 2020

Miedo, por perder a nuestros seres queridos. Miedo, al ver todos esos videos que circulan por internet. Miedo, al ver el colapso de los hospitales y las UCIs. Miedo, al ver que no se tomaron medidas dirigidas hacia los grupos de riesgo que más lo necesitaban. Miedo, porque cuando todavía esto no había explotado, se podía haber sacado a los ancianos de las residencias. Miedo, porque no se compraron respiradores en prevision de lo que iba a pasar. Miedo, porque no se hicieron hospitales de campaña. Miedo, por si en algún momento tendremos problemas de abastecimiento. Miedo, porque salen casos de personas que se supone que son jóvenes y sanas. Miedo, porque no se nos ha explicado qué estaba pasando. Miedo, porque veo cómo se intenta desviar la responsabilidad política y la falta de previsión hacia comportamientos individuales para que nos linchemos entre nosotros.

Agradecimiento, a todas esas personas trabajando en los hospitales en condiciones tan extremas. Sois como Hércules derrotando al León de Nemea o a la Hidra de Lerna.

Ánimo, para todas las personas encerradas en casa. No nos podemos dejar llevar por el abatimiento y la ansiedad. Nosotros tenemos que ser fuertes como Teseo para derrotar al Minotauro del miedo y encontrar la salida del laberinto.

De los políticos no espero nada bueno y mucho menos de Pedro Sánchez. En su intervención de hoy me ha sorprendido la frialdad con la que hablaba sobre el uso de internet y los datos estos días. Hay una pieza del puzzle, las últimas tecnologías, en todo este asunto que poco a poco creo que irá encajando. Siento que esta desgracia se va a usar para implantar una determinada agenda y se van a derribar los últimos escollos legales y limitaciones éticas que no permitían hacer determinadas cosas con la información personal de la gente y su identidad digital en temas como los de las “ciudades inteligentes”, internet de las cosas, la geolocalización y vigilancia telemática de la gente, el reconocimiento facial, fin del efectivo, etcétera. Me gustaría equivocarme.

Muchas muertes de ancianos y las personas con patologías previas, el mayor grupo de riesgo, se podían haber evitado con previsión y organización, recomendándoles quedarse en casa. Ahora, sin embargo, se nos dice que tienen que elegir salvar a los más jóvenes. No entiendo nada, a veces pienso que esto es un mal sueño y me voy a despertar.

Algún día Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y compañía tendrán que explicarnos qué ha pasado para que de una semana para otra estemos así y por qué no previeron que iban a hacer falta camas hospitalarias, ucis y respiradores con al menos un mes de antelación.

Que los fallecidos puedan descansar en paz y las familias encuentren consuelo y apoyo en su duelo.

 

Relacionado:

– “Por lo que se refiere a España, el ministro ha explicado que los investigadores españoles empezaron a trabajar de forma intensa en cuanto se supo de esta enfermedad, durante el mes de enero, y ya a principios de febrero se liberaron medios para asegurar las máximas facilidades y todos los medios a la investigación”. https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/ciencia-e-innovacion/Paginas/2020/200320-covid-investigacio.aspx

¿Y si ya se liberaron medios para investigar por qué no se liberaron medios para atender a los ancianos de las residencias y para comprar respiradores y dar formación a los sanitarios?

– RECOMENDACIONES ÉTICAS PARALA TOMADE DECISIONES EN LA SITUACIÓN EXCEPCIONAL DE CRISIS POR PANDEMIACOVID-19EN LAS UNIDADES DECUIDADOS INTENSIVOS.(SEMICYUC) https://semicyuc.org/wp-content/uploads/2020/03/%C3%89tica_SEMICYUC-COVID-19.pdf

– Otros documentos importantes: https://semicyuc.org/covid-19/

https://diario16.com/las-auxiliares-de-ayuda-a-domicilio-sin-mascarillas-en-la-atencion-de-mayores-y-dependientes/

https://twitter.com/MjosePintor

Día 6: ¿Es peor el remedio que la enfermedad?

(IMPORTANTE: ESTE POST NO ESTÁ ACTUALIZADO RESPECTO A LA SITUACIÓN ACTUAL)

Lunes, 16 de marzo de 2020

Este virus es un virus, ya no sé si biopolítico, pero desde luego psicopolítico. Nadie lo ve, nadie conoce apenas a contagiados, aunque algunos tenemos a conocidos de conocidos con un resfriado diagnosticado como “coronavirus”. Sin embargo se pronostican contagios masivos y colapso de la sanidad pública. Pero a la vez no parece que nadie esté preparando un hospital de campaña para esos hipotéticos futuros enfermos. O ampliando UCIS, comprando respiradores y material médico. O fabricándolos, si es que se supone que van a ser necesarios, claro. ¿Por qué no hay datos diarios del nivel de saturación de los hospitales? Es todo un gran acto de fe en el estado el que se nos pide. Fe en la OMS, imitación de lo que han hecho otros países más autoritarios que el nuestro, etcétera… Y a quien se sale del guion, por lo menos de forma inicial, se le invita a que vuelva al redil a través de la presión de las redes sociales, los medios internacionales. Es decir, es la propia población la que pide y exije las medidas más radicales, como su propio confinamiento.

Los políticos en España parecen como perdidos, igual de confusos que la gente común y, además, muchos están con fiebre o tos por el dichoso “resfriado” del coronavirus. Dando bandazos y mirando qué hacen los demás países. Los supermercados sin papel higiénico. La gente confusa y triste por la calle con sus carritos de la compra. Por la tarde los vecinos se ponen a aplaudir en los balcones y me recuerda demasiado a los gestos extraños de masas que hacíamos en el 15-m como agitar las llaves al aire (con todo el respeto a los sanitarios y demás trabajadores que se están dejando la piel en esta crisis política y social).

Realmente es como para volverse tarumba. Una ya no sabe si todo es una gran paranoia o un mal sueño. Si es fruto de la ineptitud o de la decadencia de Occidente. Lo que sí parece perfilarse claramente es que todas las recomendaciones y directrices que se nos inculca a la población van en la línea del triunfo de lo telemático, de lo virtual frente a lo real. Lo real es demasiado humano, sucio, peligroso, imposible de controlar. Lo digital es previsible, numérico, controlable. Por eso, las compras hay que hacerlas mejor con tarjeta, no con efectivo (llevan años intentando cargárselo), las conversaciones mejor por videoconferencia, la enseñanza a través de internet, lo que no puedes comprar en las tiendas físicas cerradas lo puedes comprar a lo mejor online… Lo digital es aséptico, limpio. Sin embargo, el oro sube y sube porque es dinero mucho más difícil de manipular que el dinero fiduciario.

Hoy ya no tengo nada más que decir. Tan solo un recuerdo por todas esas víctimas olvidadas de la gripe común de las que nunca nos acordamos de forma global. Seguramente sus familiares directos sí pero como grupo eran invisibles y no se hacían contadores para ellos.¿Por qué no tuvieron nunca esa deferencia? El tabaco causa 52.000 muertes anuales en España. Sin embargo, en este estado de alarma los estancos permanecen abiertos porque en ellos se venden productos de primera necesidad. Son las paradojas de toda esta mala película de serie B que estamos viviendo. Los accidentes de coche también son altísimos. Sin embargo, nadie proponer prohibir el automovil. Se decreta el derecho al suicidio asistido o eutanasia pero, a la vez, se les dice a los viejos de la plaza del pueblo que se encierren en sus casas. ¿Y si prefieren vivir sus últimos días en libertad y no enclaustrados? ¿Y si prefieren asumir el riesgo? Eso hoy no se puede ni decir, demasiado incorrecto para los tiempos que corren. Hoy España es una gran cárcel. Y necesitamos libertad con urgencia, necesitamos reconectar con la realidad material y actuar desde valores espirituales profundos.

Buenas noches.

 

 

 

 

Día 5: encerrados en el laberinto

(IMPORTANTE: ESTE POST NO ESTÁ ACTUALIZADO RESPECTO A LA SITUACIÓN ACTUAL)

Domingo, 15 de marzo de 2020

Hay gente que piensa que la estrategia de China, Japón y Corea del Sur funciona por características culturales y políticas propias, ya que en esas sociedades tienen más un espíritu de “todos juntos trabajando en la misma dirección” y en el sur de Europa no tenemos esa capacidad de sacrificio por una persona que no conocemos. Esto lo ha dicho más o menos así alguien concreto que no voy a citar porque en realidad lo podría haber dicho cualquiera. Eso, que en ese tipo de argumentos se critica y se pinta como algo malo, se llama libertad, el espíritu indomable de algunos pueblos. La libertad individual y colectiva es algo muy importante para entender lo que somos como sociedad, de dónde venimos y a dónde vamos. Cuando se pierde ese amor por la libertad y se sustituye por un deseo de seguridad total a costa de todo entonces uno empieza a tener como modelo regímenes capitalistas-comunistas como el chino en el que la privacidad y los derechos del individuo no cuentan para el poder. El sacrificio por las demás personas es algo muy loable siempre que se haga en base a la verdad. A lo mejor cierta medida es muy sacrificada pero no termina de ayudar de verdad o no hace nada, ni bueno ni malo.

La cuestión principal es, apenas trazada en el telediario de esta noche más preocupado por la anécdota graciosa que por lo importante, ¿por qué no se construye un “hospital COVID-19” temporal en Madrid en IFEMA u en cualquier otro lugar si se considera que va a haber un colapso de la Sanidad? ¿O un hospital de campaña frente a los hospitales y existentes para derivar los casos graves que necesiten hospitalización y UCIs con respiradores? Me gustaría saber, por ejemplo, si en el caso de que un familiar mío enfermara gravemente por el coronavirus tendría una cama libre en el hospital más cercano o. ¿Eso está asegurado a día de hoy? ¿Cuál es el plan B si llega un momento en el que no lo está?

Por otro lado, el coronavirus tiene un punto extraño que lleva a los políticos a dar giros y bandazos cada semana: un día no pasa nada, hacemos vida normal, la gente va a la mani del 8-m y a la semana siguiente estamos en estado de alarma.  Yo sigo sin entender nada. Tengo la sensación de que a este gobierno todo esto les ha superado.

Hoy he salido a comprar y aunque el barrio estaba mucho más vacío había bastante movimiento. He visto a gente con caras preocupadas, como todos estos días, y tristes. Miradas que me costaba reconocer por causa de las mascarillas. No conozco a nadie infectado por coronavirus de forma directa, por ahora.

Cuando me meto en internet o cotilleo a ver cómo están los mentideros de Twitter veo que hay una tendencia constante a acusar a toda persona de no estar en casa, de ser un frívolo por hacer tal o cual cosa, un inconsciente, un irresponsable. En realidad, antes de lanzar esas acusaciones esas personas tendrían que demostrar que encerrar a todo un país en casa tiene alguna ventaja respecto a tomar medidas dirigidas exclusivamente a los grupos de riesgo, a infectados o a las personas que trataron a un infectado. China nunca podrá probarlo, ya que es posible que aislando a determinados sectores de la población se hubiese conseguido lo mismo. En cualquier caso, da igual. Es preocupante la admiración por los regímenes dictatoriales y el autoritarismo que esta crisis está despertando entre los españoles. Además, Vox, que perfectamente podría haber jugado la baza de Boris Johnson ha optado por ser más papista que el papa, exigiendo más y más medidas en lugar de plantearse los riesgos/beneficios probados de cada una de ellas. No hace falta elegir entre la economía y salvar vidas. Esa es una falsa dicotomía que algunos medios de comunicación están planteando manipulando incluso las palabras del primer ministro británico. Ver, por ejemplo, este titular: “Coronavirus: Reino Unido se diferencia del mundo, sacrifica a los más vulnerables y privilegia la economía”. Es que continuar la actividad económica salva vidas, porque se pueden contratar médicos y comprar material necesario. En Italia los lemas cambian del “quédate en casa” a “Italia no se para”. No sé si el giro va en esa dirección.

Hoy, además, he reflexionado sobre el hecho de la relación entre el alto número de muertes en Italia con el mayor número de ancianos y su mayor esperanza de vida. Es decir, que la alarma que nos causan las cifras y el miedo que nos infunden quizás habría que contextualizarlo con la demografía de Italia y de España. Es un virus que se ceba con la gente mayor y nosotros somos un país envejecido. Yo estoy tranquila porque mis seres queridos más mayores están sanos y encerrados en sus casas, pero a la vez no sé si psicológicamente podrán soportar la soledad que suponen estas medidas. Yo me veo con 80 años y buena salud relativa y a lo mejor me rebelaba contra el estado de alarma por no poder soportar más estar en casa sola, sobre todo si fuera viuda. Es fácil caer en la depresión y la ansiedad en estas circunstancias. Sobre todo porque a esas edades lo que quieres es poder ver jugar y abrazar a tus hijos, nietos y bisnietos.

Los niños encerrados en casa están como motos, tienen muchísima energía y me preocupa que la falta de ejercicio les perjudique. Mañana nos pondremos con unas rutinas de ejercicio. En cuanto a su educación por ahora estoy priorizando el juego libre que ocupa la mayor parte del tiempo. Ahora por fin la desescolarización y el “homeschooling” son legales en España gracias al Estado de Alarma así que podemos realizar nuestro propio curriculum educativo. En nuestro caso leemos cuentos de mitología griega para niños, ya que como la tendencia es a anular todo resquicio de la cultura clásica occidental pues creo que hay que reforzar por ahí y así de paso aprendo yo también. Está muy bien porque no tienen nada que ver con esos cuentos extraños de algunas editoriales infantiles de moda que no me gustan nada (en especial uno que a uno de mis hijos le encantaba, el de “Los tres bandidos”…). Los cuentos mitológicos tienen chicha, hay heroísmo, épica, energía, valores, drama… Vamos, básicamente, todo lo que le falta a los cuentos modernos. Es verdad que son crudos, hay violencia, monstruos bastante intimidantes, pero en general a los niños estas historias les dejan alucinados porque son personajes con mucha consistencia. Leyendo el de los trabajos de Hércules no podía dejar de preguntarme si a alguien se le había ocurrido ya hacer un videojuego del argumento porque su estructura se acopla perfectamente a un formato de pasar pantallas…

Hoy hemos leído el de la historia de Ícaro y Dédalo, que se conecta con otro cuento que leímos el otro día sobre Teseo y el minotauro. No deja de ser paradójico estar leyendo estas historias de personajes atrapados en laberintos cuando nosotros estamos encerrados en casa por mandato legal (sí, soy mala malísima por hablar en esos términos y voy a ir al infierno de la corrección y el buenismo). Nuestra casa se ha convertido en nuestro propio laberinto, dentro de otro laberinto que es nuestro país. Mientras les leía la parte en la que Ícaro y Dédalo se fabrican unas alas con las plumas que encuentran y consiguen volar, vi en los ojos de mis hijos una ilusión por ser capaces de salir de alguna forma de este encierro, quizás volando con su imaginación.

Tengo pensado también leer la Biblia para niños. En la Biblioteca Nacional encontré una versión en manga que me llamó mucho la atención y la compré para ellos hace meses. Leeremos esa versión y también la de verdad. Creo que no se puede hablar de cultura sin conocer la mitología griega y el Antiguo y Nuevo Testamento. No sé en qué momento la escuela pública obligatoria lo olvidó ni me importa pero ahora que tomé conciencia de dónde venimos puedo al menos en mi familia colaborar a sentar unos cimientos fuertes como una roca.

Mi pésame para esas familias que han perdido a sus abuelos, bisabuelos y familiares. No son números, son vidas llenas de valor.

Mi agradecimiento a todas las personas que están trabajando para salvar vidas y todas aquellas fuera de los hospitales que siguen al pie del cañón, haciendo que no caigamos en el caos.

Buenas noches.

Relacionado: