Cuando las madres se juntan.

Me estoy formando para ser asesora de portabebés y, como tenemos que hacer prácticas, la semana pasada estuve en un grupo de lactancia enseñando un tipo de nudo para el fular. ¡Qué experiencia más buena! Algunas trajeron sus fulares y otras utilizaron los que traía yo para practicar. Me gustó hablarles de la postura correcta del bebé en un portabebé, de espaldas en C y piernas en “ranita”, de por qué no llevar al niño “cara al mundo”… La verdad es que aprendí un montón al recordar las cosas que aprendí en el curso y reconocer los errores típicos que todos solemos cometer en nuestras primeras experiencias de porteo. Espero que a ellas también les haya aportado algo y puedan practicarlo con sus hijos.

Además, me encantó ver a todas esas mujeres reunidas con sus bebés, charlando de todo, contándose la vida y compartiendo experiencias mientras los niños jugaban y gateaban por toda la habitación. Más que un grupo de lactancia ya era un grupo de crianza o de juego, pero gratis y sin expertos (en ese momento). También me dio un poquito de envidia insana, la verdad (:P),  por no haber encontrado un lugar así por mi barrio, un lugar donde se junten las madres y los padres. Quizás sea el momento de inventarlo, ¿verdad?