Isabel Serra y la reprogramación mental de los niños

Dos noticias, dos momentos. Isabel Serra (Podemos) propone una asignatura de feminismo en los colegios para “educar en valores de igualdad” y combatir la violencia machista:

Isabel Serra (Podemos) le dice a Rocío Monaterio sobre el minuto 30.37 en el pleno de investidura de Díaz Ayuso (14 de agosto de 2019): “Señora Monasterio, la educación pública y sus contenidos decididos bajo criterios académicos y públicos por parte de la comunidad educativa tiene entre otras funciones evitar que unos padres integristas le enseñen a sus hijos lo mismo que por cierto le quieren enseñar ustedes a sus hijos y que eso sea lo único que escuchen sus niños. Tiene como objetivo proteger a los niños de padres como usted, Señora Monasterio.

La Constitución dice a este respecto en su artículo 27.3: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Lo de “educar” ya sabemos que es un eufemismo. Lo que Podemos quiere es reprogramar* a nuestros hijos en una ideología que, a día de hoy, se nutre de contenidos totalmente irracionales, pseudocientíficos y sesgados, como por ejemplo las ideas de Judith Butler de su libro “El género en disputa” que algún día me gustaría comentar por aquí. Porque, ¿cuál sería el curriculum de esa asignatura, señoras de Podemos? ¿Las afirmaciones y los prejuicios de Simone de Beauvoir contra la maternidad? ¿Las autoras que a ustedes les gustan y que otras personas cuestionamos o cuyas ideas no compartimos para nada? No, señoras podemitas, el colegio puede secuestrar a nuestros niños por mandato legal “obligatorio” pero no pueden hacer lo que les dé la gana con ellos.

Es escalofriante que una mujer sin hijos* (VER ACTUALIZACIÓN) le diga a otra que sí los tiene que la educación del Estado quiere proteger a sus hijos de su propia madre. Esto, además de inconstitucional, es de una bajeza moral terrible. Luego nos vendrán a hablar de machismo y patriarcado, cuando pretenden que los dogmas del Estado estén por encima de las propias madres, esas mujeres que dicen defender. También después nos llenaremos la boca hablando de “los cuidados”. ¿Y no hay nadie que repruebe a una persona que está diciendo algo que va en contra de lo que dice la Constitución? Nada. Silencio absoluto.

Yo me pregunto realmente qué se le pasa por la cabeza a estas personas tan progresistas sin hijos que tienen una especie de obsesión por los hijos de los demás, hijos que ellas mismas no quieren tener pero que en cambio les gustaría poder controlar en sus delirios más totalitarios para “salvarles” de sus malísimos padres. No sé qué opinaría el psicoanálisis (que tanto gusta a muchas autoras feministas, por cierto, como Butler) de todo esto pero me parece realmente llamativo. De lo que sí puedo dar fé es que ya hay mucha gente exiliada de la izquierda o de esos movimientos antisistema extraparlamentarios (entre las que me incluyo) que matricula a sus hijos en la asignatura de religión para huir, muchas veces sin éxito a nuestro pesar, de todas esas ideas felices de la postmodernidad. ¿Es que esto no hace reflexionar a nadie? Además, se sea ateo o creyente, la religión católica es parte de nuestra historia y es necesario conocerla para entender nuestra cultura, nuestros valores e incluso la historia del arte occidental, como pueden ser los cuadros colgados en el Museo del Prado, los motivos de las pinturas de una catedral, los de un monasterio, los bajorrelieves de una iglesia románica, etcétera.

Bueno, en cualquier caso, cada vez que abren la boca saben que lo que están haciendo es que surjan miles de votantes más para Vox porque ante semejante barbaridad hasta muchos izquierdistas se asustan. Lo sorprendente es que la izquierda sea incapaz de realizar cualquier autocrítica sobre su aceptación de chaladuras posmodernas y subvenciones. Por supuesto, el error o estrategia de Vox, es igualmente erróneo (aunque funcional a nivel electoralista). Estos disparates hoy no nos llegan desde el estalinismo ni del marxismo, como quieren ellos señalar. Son delirios totalitarios que vienen desde una deriva de la Guerra Fría cultural, la de financiar desde el Estado y la gran empresa monopolística a la izquierda no estalinista (socialdemócratas, trotskistas…)

Es cierto que la bolchevique Lilina Zinoviev dijo aquello tan espantoso en 1918 de “debemos convertir a los niños en una generación de comunistas. Los niños, como blanda cera, son muy maleables y es necesario modelarlos como buenos comunistas. Debemos rescatar a los niños de la dañina influencia de la familia. Debemos nacionalizarlos. Desde los primeros días de su corta vida, deben encontrarse bajo la benéfica influencia de la escuela comunista. Obligar a las madres a entregar su niño al Estado Soviético: esa es nuestra tarea”.

Pero el feminismo de Isabel Serra viene más bien de todos esos estudios de género financiados en los setenta por la Fundación Ford, dirigida en esos momentos por Mc George Bundy, miembro del Partido Republicano (sí, has leído bien) de los Estados Unidos que había sido también Consejero de Seguridad Nacional para Kennedy (Partido Demócrata). Bundy fue también pionero en defender desde el estado la discriminación positiva por motivos raciales, las cuotas y todas las políticas de identidad. De aquellos polvos estos lodos. En aquellas subvenciones están los planteamientos teóricos de las actuales leyes de violencia de género españolas. Si el estalinismo quiso apropiarse de la familia ahora es el gran capital fusionado con el estado el que quiere destruirla. Nada de esto dice Vox, todavía, aunque espero que algún día comiencen a investigar y decir la verdad de este espinoso asunto. Aunque lo dudo… Es mucho más cómodo atribuir todos estos disparates al “marxismo cultural” que bucear en la ciénaga de la ingeniería social de las grandes fundaciones capitalistas y lo que puede haber detrás. ¿O es que acaso Gloria Steinem, modelo de mujer feminista y colaboradora de la CIA, era “marxista”? ¿Es que acaso el “todos y todas” y los dobletes de género los inventaron unos lingüistas marxistas? Pues no. Son disparates que tienen su semilla en revistas como New York o Ms. y que después evolucionan desde organismos internacionales como la UNESCO o las recomendaciones del Consejo de Europa.

El papelón del PP también es tremendo, no sólo ha financiado todo tipo de chiringuitos feministas y LGTB, apoyó de facto la Ley de Violencia de Género y demás, sino que también dio su visto bueno a todo tipo de “talleres queer” para jóvenes de Secundaria en el Centro de Arte Dos de Mayo, CA2M, por ejemplo. Vamos a ver todo estos talleres para propagar un poquito más la confusión entre la juventud con unos enlaces:

  • El director general de Promoción Cultural, Jaime de los Santos, y el director de Fundación Banco Santander, Borja Baselga, se han reunido con motivo de la renovación del convenio de colaboración para el desarrollo de los programas de educación y actividades para jóvenes del CA2M Centro de Arte Dos de Mayo, de la Comunidad de Madrid. (…) Bye bye normal. Taller queer https://www.noticiasparamunicipios.com/noticias-ocio-cultura/mostoles-la-fundacion-banco-santander-y-el-ca2m-renuevan-su-proyecto-educativo-para-jovenes/
  • VOLVERNOS LOCAS. TALLER QUEER:    Cuando sentimos mucho interés o entusiasmo por algo decimos que estamos locas por hacerlo. Este «volvernos locas» es también un lugar raro donde dejamos de ser las de siempre y hacer lo que nunca hacemos.Para volvernos locas necesitamos muy poco: un cuerpo, unas ganas, imaginar cómo, qué, cuándo, un poco de escucharnos también. Salir a la calle juntas y correr, correr como locas. Volvernos locas en el insti, en la clase, en el museo. Locas de alegría, de gusto, de ganas de pasarlo bien. Volvernos locas para no acabar viviendo en la chifladura.Taller de dos sesiones en el que, mediante la acción y la performance, pensaremos desde lo queer formas de ser/estar más allá de categorías binarias y de una definición estanca de identidad.2º ciclo de secundaria y bachillerato. http://ca2m.org/es/secundaria-y-bachillerato/hablar-con-otra-voz-taller-queer

  • CAMBIARSE EL NOMBRE. TALLER QUEER (2017-2018)º ciclo de Secundaria y Bachillerato
    Horario: la primera sesión, de dos horas de duración, a concretar con el centro educativo. La segunda sesión de 11:00 a 13:30 en el CA2MNúmero de alumnxs: máximo 30¿Si me cambio el nombre, cambio yo?, ¿si me pongo tacones cambia mi cuerpo?, ¿si poso como un chico para una foto soy otra?, ¿puede un conjunto de gestos ser el signo de identidad de un grupo?, ¿cuándo fue la última vez que alguien te hizo sentir rara?En este taller de dos sesiones cuestionaremos, desde una perspectiva feminista y queer, la noción de normalidad, estableciendo un recorrido por conceptos como el de belleza, identidad, deseo, corporalidad, capacitismo, raza, clase, etc. Para ello, experimentaremos con la acción y el trabajo con el cuerpo y revisitaremos los planteamientos surgidos desde el arte en torno a estos temas, centrándonos especialmente en obras de artistas presentes en las exposiciones actuales del museo. De esta manera y desde un posicionamiento crítico y creativo, iniciaremos un proceso de creación de la imagen que nos permita escapar de los imperativos del género y la sexualidad que pueblan nuestro imaginario. http://ca2m.org/es/educacion-historico/item/2646-cambiarse-el-nombre-taller-queer

  • LA ÚLTIMA LETRA ES Q. TALLER QUEER PARA PROFESORADO
    DURANTE EL CURSO ESCOLARr, s, t, u, v, w, x, y, z, a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, ñ, o, p, q.Vamos a ponernos en una posición inesperada. Es posible que acabemos enseñando algo que no sabemos hacer y alguien silbe muy fuerte por primera vez. Puede que esto desencadene una extrañeza y pensemos por un momento en formas de enseñanza ajenas a la academia y al arte, o que nos volvamos locas al tratar de separar todo esto de las normas. O tal vez no. Vamos a ponernos en una posición inesperada y a ver si alteramos algo, ¿sí?La última letra es Q es un taller para profesorxs en el que acercarnos a las pedagogías queer y sus derivas.Profesorado de infantil, primaria, secundaria, ciclos formativos, universidad y educación no reglada. http://ca2m.org/es/formacion-del-profesorado/ultima-letra-es-q
  • PROYECTO Q
    lugar-archivo-listado para rebuscar, meterte… salirse de lo… muchas dudas también…El deseo de seguir profundizando en el ámbito de lo queer después de nuestras experiencias en el taller queer con adolescentes y con profesorxs y la necesidad de compartirlo nos ha llevado a crear un espacio cambiante donde seguir investigando, pensando y perdiéndonos juntas.
    Proyecto Q no quiere ser un mapeo de lo queer sino un recorrido que propone no llegar a ningún lado, La huida de la trampa de las categorías cerradas, una acción del seguir, de ese no avanzar sino perderse, de girar un poco para volver y seguir de nuevo.
    Des-organizado por áreas de probabilidades Proyecto q acoge enlaces y materiales diversos, mestizos, no estables en el tiempo, cambiables, raros, compartibles, elegidos, bastardos…
    Proyecto Q: https://proyectoq.tumblr.com

http://ca2m.org/es/formacion-del-profesorado/proyecto-q

Ojo a este último enlace en el que ponen el logo de “Pacto de Estado contra la violencia de Género”. Es decir, la difusión de la pseudoteoría queer forma parte de ese pacto. Y luego sorprenderá que Vox gane votos al decir algunas verdades como puños… Efectivamente, en lugar de ayudar a las mujeres maltratadas el dinero va a parar a tallercitos absurdos para profesores de nuestros hijos. Por cierto, ¿qué pinta todo esto en un museo de arte? Buenísima pregunta.

Pero volvamos de nuevo a Isabel Serra con esta entrevista en la que dice: “Es cierto que la alianza de neconservadores y ultras ha identificado a las mujeres y sus derechos como su principal enemigo. No es solo la extrema derecha, sino también la derecha, y eso tiene que ver con que el feminismo está marcando el camino de los avances y el progreso y combatiendo con fuerza el neoliberalismo.”

No, Sra. Serra. El feminismo no combate el neoliberalismo. El feminismo pide y acepta el dinero del neoliberalismo y no hay más que teclear el nombre de muchas “empresas de género” para ver sus subvenciones de la Obra Social de La Caixa, la Fundación Banco Santander, la Fundación Ford, la Open Society de George Soros o incluso la European Cultural Foundation (creada por el fundador del Club Bilderberg).

– Programa educativo desarrollado con el mecenazgo de Fundación Banco Santander: https://www.museoreinasofia.es/actividades/somateca-2013-vivir-resistir-condicion-neoliberal

– Caring IN the city, proyecto premiado por la fundación holandesa European Cultural Foundation: https://www.pandoramirabilia.net/project/caring-in-the-city/

-Annie Sprinkle y Beth Stephens. Asumiendo la postura ecosexual. Patrocina: Fundación Banco Santander: https://www.museoreinasofia.es/actividades/annie-sprinkle-beth-stephens

– Hablamos por nuestra diferencia. LGTBIQ. Programa educativo desarrollado con el patrocinio de la Fundación Santander: “Con motivo de la semana LGTBIQ+, el Área de Educación del Museo convoca una jornada de encuentro para agentes de la comunidad escolar implicados en iniciativas relacionadas con la diversi-dad afectivo-sexual y de género en los centros escola-res (primaria y secundaria)”: https://www.museoreinasofia.es/sites/default/files/actividades/programas/programa-lgtbiq.pdf

– Women’s Link Worlwide (donantes): https://www.womenslinkworldwide.org/womens-link/donantes

Bueno, parece que el marxismo está por todas partes si vemos estas subvenciones, ¿no? El marxismo luchando contra el neoliberalismo. Todo muy épico.

En fin. Que nada es lo que parece en la época que nos ha tocado vivir y nadie es quien dice ser. En cualquier caso, dejad a nuestros hijos en paz y no les metáis ideas raras en la cabeza. No os inventéis la historia ni la realidad a vuestro gusto y dejad que la gente pueda investigar y llegar a sus propias conclusiones sobre las cosas. Lo que yo le pediría a la escuela es que enseñara a pensar y a no admitir dogmas feministas como los de una nueva religión. Por ahora, al menos, no logran engañar a todo el mundo a pesar de toda la maquinaria brutal de propaganda de la que disponen por ley.

Bibliografía:

– Artículo histórico y pionero en defensa de la discriminación positiva por motivos raciales escrito por McGeorge Bundy y publicado en The Atlantic en 1977: “The Issue Before the Court:Who Gets Ahead in America?”

Su impacto fue enorme, sobre todo en el Juez de la Corte Suprema Harry Blackmum que se basó en él para ser el quinto voto en favor del uso de criterios raciales, casi le citó de forma literal sobre lo que Bundy argumentaba: “Precisamente porque no es racialmente neutral ser negro en América, un estandar racialmente neutro no llevará a la igualdad de oportunidades. Para superar el racismo, necesitamos tener en cuenta la raza”. ¿Nos suena de algo en relación a los argumentos esgrimidos para justificar la Ley de Violencia de Género?

-Una entrevista con McGeorge Bundy, publicada en Black Enterprise (1975).

– Artículo de Karen Ferguson sobre la estrategia de la filantropía liberal: https://jacobinmag.com/2018/11/black-lives-matter-ford-foundation-black-power-mcgeorge-bundy

 

*ACTUALIZACIÓN 7-12-2019: Me acabo de enterar que precisamente ahora ya no es el caso de Isabel Serra y desde aquí le doy toda mi enhorabuena. Espero que esta experiencia vital tan importante le sirva para ampliar su nivel de empatía y cumplir en materia de libertades educativas y morales en lo referente a las familias que no piensan como ella. Sin embargo siguen siendo muchos los casos de “ingenieros sociales” sin hijos que pretenden hacer su revolución cultural con los hijos de los demás a través de asignaturas escolares obligatorias o talleres sobre los que no se informa convenientemente a los padres. Lo triste es que también hay muchos progrenitores que también están dispuestos a experimentar estas pseudoteorías sin base en sus propios hijos. Y no hay que irse muy lejos, el mismo uso de los dobletes de género del tipo “todos y todas” que hacen los miembros de Podemos es un experimento en tiempo real con nuestros hijos. Los efectos de crear el caos en el lenguaje pueden tener efectos a la hora de razonar porque lenguaje y cerebro están unidos.

 

Horrores cotidianos

Hace unos años, cuando mi hijo estaba en la guardería, presencié uno de esos momentos reveladores, que dicen más que cien libros de psicología o ingeniería social. Era durante una etapa del curso en la que se nos invitaba a los padres a asistir a un día de clase a contar un cuento o proponer cualquier otra actividad (un ejemplo del cambio de paradigma actual, de la “pasividad” hacia la “participación” controlada que vemos en todas las facetas de lo político). El día que fui pude vivir, de alguna forma, lo que era un día de guardería, salvando todas las distancias.

Nos sentamos en círculo (o más bien nos sentaron) y lo llamaron “asamblea” (cualquier parecido es pura coincidencia…) pero lo peor estaba por llegar. Un detalle inadvertido. Un niño llegó tarde, más tarde de la hora oficial de llegada. Por cierto, la que llegó tarde fue su madre, obviamente, no el niño. La profesora de apoyo le dijo que se sentara en el círculo. El niño dijo que quería beber agua (los niños tenían su propio vaso y se supone que bebían cuando querían). La profesora le dijo que no, que no podía porque “no era el momento”, era el momento de la “asamblea”. El niño se sentó.

Yo no entendía nada y sin embargo no pude articular palabra. Hoy ha vuelto ese momento a mi cabeza. ¿Cómo es posible que no se pueda beber cuando uno tiene sed simplemente porque “no es el momento”? ¿Acaso molestaba a alguien? No, pero debía aprender a obedecer y reprimir todo impulso humano natural, sano y que ni siquiera afectaba a los demás, como la sed. Eso es el curriculum oculto. Tan oculto como mi silencio y pasividad.

Curiosamente, en la facultad podíamos beber agua en clase y mucha gente se llevaba su propia botella. Allí ya no había normas absurdas, ya llevábamos años de curriculums ocultos y ya no hacía falta prohibir beber a determinadas horas o en determinadas tareas. Esa parte de la domesticación ya la habíamos aprobado y ahora tocaba aprender otra lección, en este caso de degradación personal y de aceptación de la mediocridad como algo normal.

Otro momento, un año después.

Voy a buscar a mi hijo a las 12.30 al colegio. Esta vez no se queda en el comedor porque vamos al médico. Veo pasar a una fila de niños con miradas tristes agarrados unos detrás de otros por las camisetas en una especie de trenecito sin ninguna energía vital. Van a comer. Es humillante, aunque nadie parece verlo. Me dan ganas de gritarlo a los cuatro vientos. Callo. Las camisetas se van estirando y acortando según los pasos entre los niños son cortos o rápidos. ¿Es necesario toda esta escenificación? Seguramente es eficiente y se ahorra tiempo, pero parecen ganado industrial…

Cuanto más protestas, peor. Más se refina el sistema. Cuanto más protestas, más te proponen para cargos políticos internos. ¿Quieres una escuela diferente? Ten cuidado de lo que sueñas, puede que se convierta en realidad. De la escuela fordista pasaremos a la escuela toyotista, flexible, creativa, ecologista, sostenible… Porque como con el parto y la lactancia, ya no se puede destruir más y se intentan recuperar parcelas como reservas naturales en medio del colapso.

Si el Kindergarten era un jardín en el que el profesor experto era el jardinero y los niños las flores (el ganado), en la escuela ecologista estatal se obligará a plantar en el huerto, seguramente en preparación de la época pospetrolera y neofeudal y neoesclavista. Supongo que quieren que las nuevas generaciones vayan haciéndose a cultivar huertos estatales, a cultivar para los dirigentes, para los expertos, para los déspotas que siempre saben más que los demás. Pobrecitos de nosotros, siempre sin rumbo, siempre con tanta necesidad de estimulación e intervención a la hora de aprender a ser y existir. Y yo, colaboro con todo ello.

Sueño con la desescolarización, pero no es posible vivir con un sueldo. Y no, no mencionemos el típico discurso del empoderamiento, del emprendimiento, de que toda madre que lo desee puede montar su propio negocio y trabajar y criar en casa a sus hijos. Eso es falso, eso es el sueño americano, tan falso y podrido como todo lo demás. Lo consigue una persona, vendiendo su alma al mejor postor, y cien se quedan por el camino.

¿Hay salida? Si la hay, no será televisada, ni facebookeada, ni retuiteada. Mucho menos estará escrita con letras digitales en un blog. La única salida posible, por ahora, es la libertad de la conciencia.

Buenas noches y buen silencio.

Relacionado: