Bebés “sin” pañales, una práctica flexible.

Si quieres comenzar a comunicarte con tu bebé en este sentido, has de saber que se puede hacer de maneras muy diversas: sólo de forma ocasional, a tiempo parcial y durante todo el día. También puedes intentar ponerle sólo cuando sabes que va a hacer caca y olvidarte de captar sus señales y horarios para los pises. Si llevas a tu bebé a la guardería puedes sólo hacerlo cuando esté en casa contigo. En definitiva, hay muchas posibilidades y cada familia puede adaptarlas a su forma de vida.

Para saber cómo empezar, puedes leer nuestra experiencia aquí y aquí.