La vida con un bebé de 8 meses sin pañal a tiempo parcial.

Hoy sólo quiero dejar en el blog una breve reflexión. Mi hijo ha cumplido hace poco los ocho meses, pero desde los seis, más o menos, le he ido dejando sin pañales mientras estamos en casa, sólo utilizamos pañales cuando salimos fuera y para dormir. Por supuesto, de vez en cuando moja toallas, sábanas impermeables o mi pantalón, pero eso no me causa mayor problema que echarlo a lavar como si de un pañal de tela se tratara.

¿Qué hemos ganado? Mi bebé comodidad, libertad de movimientos y sentir que le entiendo. Y yo he ganado comunicación con él, darme cuenta de lo mucho que he llegado a conocerle y ver, como a pesar de que los dos primeros meses fueron una locura, hemos aprendido a comunicarnos, a jugar, a reir, a llorar, a desesperar, a dormir, a comer, a pasear… Por no hablar de los pañales desechables que no hemos usado y los pañales de tela que no hemos tenido que lavar, a un nivel energético y medioambiental.

Ahora, con 8 meses todo se ha vuelto más sencillo y “pillar” los pises también. Como ya he explicado en otras ocasiones en el blog, las cacas son muy fáciles de anticipar y desde casi el principio es habitual tener poquísimos pañales manchados. Esto no quiere decir que dentro de poco todo cambie, pero los días de compenetración y sintonía son muy chulos.

No pretendo de ningún modo acelerar ningún proceso, ni que con X meses esté todo el día sin pañal. Me dá exactamente lo mismo cuanto tiempo estemos así, porque a los dos nos va bien. No se trata del Futuro, sino del Ahora. No se trata de llegar a la meta cuanto antes, no tenemos prisa y caminar así ya es gratificante.

Mucha gente dice que ponerle a hacer pis es “adiestrarle” (con todas las connotaciones negativas que esa palabra tiene) o condicionarle a que lo haga en el w.c. o en el orinal, pero, ¿alguien se ha parado a pensar que dejarle que siempre se lo haga encima también es condicionarle y acostumbrarle a algo totalmente innecesario que después tendrá que “desaprender”? Los bebés son seres libres y saben decir “no” cuando no les gusta algo. Si no hubiera una base fisiológica e instintiva en la Higiene Natural del Bebé sería imposible que un bebé de pocas semanas hiciera pis cuando le pones en determinada postura. Pero los seres humanos no son sólo instinto, también tenemos cultura, familia y experiencias vitales que nos influencian y acostumbran a hacer las cosas como las hacemos. Y eso lo aprendemos de muy diversas maneras. Lo importante, según mi punto de vista, es que esos aprendizajes se lleven siempre a cabo desde el amor y el respeto.

Nunca pensé que un bebé pudiera estar sin pañal. ¿Acaso no pensamos todos que los bebés pueden hacer pis en cualquier momento o son totalmente imprevisibles? Desde luego, ningún anuncio de televisión te contará que no hacen falta pañales cada vez más absorventes o que sabrás muy pronto cuándo tu bebé va a hacer caca y no tendrás por qué enseñarle a hacerlo en el pañal. ¡Cuántas cosas he aprendido en estos últimos tiempos! Y esto no ha hecho más que comenzar… Esta es sólo mi experiencia, una experiencia posible pero no la única.

Sigue nuestra aventura durante el siguiente mes (9 meses): http://www.lacasitadealgodonales.com/blog/?p=208